Skip to content

Spurgeon y la Necesidad de la Doctrina de la Trinidad

enero 9, 2011

El 21 de Enero de 1855 el Príncipe de los Predicadores, Charles Spurgeon, predicó un sermón del pasaje en Juan 14: 16-17, en el cual enseñó acerca de la doctrina de la personalidad del Espíritu Santo. Spurgeon llevó a la congregación del Tabernáculo Metropolitano por diversos pasajes ilustrando y defendiendo la doctrina que el Espíritu Santo es una persona y no una ‘fuerza’ o ‘emanación.’ Sin embargo, llegando al final de su sermón dijo lo siguiente con respecto a la necesidad de creer en la doctrina de la Trinidad,

Conocí a un hombre, él es ahora un buen ministro de Jesucristo, y creo que lo era antes de volver sus ojos a la herejía-él empezó a dudar la gloriosa divinidad de nuestro bendito Señor, y por años predicó la doctrina herética, hasta que un día aparentemente escuchó a un muy excéntrico y viejo ministro predicando del texto, “Porque ciertamente allí será Jehová para con nosotros fuerte, lugar de ríos, de arroyos muy anchos, por el cual no andará galera de remos, ni por él pasará gran nave.Tus cuerdas se aflojaron; no afirmaron su mástil, ni entesaron la vela; se repartirá entonces botín de muchos despojos; los cojos arrebatarán el botín.” [Isaías 33: 21,23] “Ahora,” dijo el viejo ministro, “ustedes desechan la Trinidad, y sus cuerdas se aflojarán, no podrán asegurar sus mástiles. Una vez que usted desecha la doctrina de la Trinidad, entonces sus cuerdas se van; su mástil, que debería soportar su nave, es débil, y tiembla.” Un evangelio sin la Trinidad! es una pirámide construída al revés. Un evangelio sin la Trinidad! es una cuerda de arena que no puede sostener nada. Un evangelio sin la Trinidad! entonces, claramente, Satanás puede vencerlo. Pero denme un evangelio con la Trinidad, y todo el poder del infierno no puede  prevalecer contra él; ningún hombre puede prevalecer así como una burbuja no puede partir una roca, o una pluma partir una montaña en dos. Gane un entendimiento de la Trinidad, y usted ha descubierto el corazón de toda la divinidad. Comprenda que las tres personas distintas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo son uno, entonces todas las cosas aparecerán claras. Esta es la llave dorada a los secretos de la naturaleza y aquel que lo entienda, pronto comprenderá todo lo que los mortales podrán saber jamás.”

Es por esa verdad que los Testigos de Jehová, musulmanes, y el resto de religiones que niegan la doctrina de la Trinidad no pueden ofrecerle salvación a los hombres. Y por lo que no tienen un evangelio que presentar. Y por lo que son religiones falsas. Dios se ha revelado como un Dios en tres personas distintas. El Hijo es tan Dios como el Padre, y el Espíritu Santo es tan Dios como el Hijo. Esto es lo que procuraré enseñar mañana en la clase dominical de la IBRL.

Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. marzo 17, 2012 2:07 pm

    hermanos: En un grupo de teologia reformada sufrimos una invasión de unicitarios, nos insultan y refutan 1era. de Juan 1:7 dicen que este versículo fue agregado por un autor al cual no nombran. Que saben ustedes de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: