Skip to content

Las Disciplinas Espirituales. Y eso qué es?

abril 12, 2013

Cuando hablamos de disciplinas espirituales estamos hablando de aquello que Dios nos ha dejado para crecer en santidad. Donald Whitney, en su libro, “Spiritual Disciplines for the Christian Life” (Disciplinas Espirituales para la Vida Cristiana), las define como, “los hábitos de devoción y experiencias Cristianas que han sido practicadas por el pueblo de Dios desde los tiempos bíblicos para el crecimiento espiritual.”

Este es uno de los mejores libros acerca de este tema tan importante. Qué persona no quiere crecer en santidad? Bueno, la Biblia afirma que sólo los impíos no desean ser santos. Por lo tanto, para los creyentes conocer del tema es importante, y es por eso que deseo recomendar este libro.

Iniciando el libro, Whitney dice lo siguiente con respecto a las Disciplinas Espirituales,

Cualquiera que sea la Disciplina, su característica más importante es su propósito. Así como hay poco valor la práctica de las escalas musicales en una guitarra o piano aparte del propósito de tocar música, hay poco valor en practicar Disciplinas Espirituales aparte del único propósito que las une (Colosenses 2:20-23; 1 Timoteo 4:8). Ese propósito es la piedad. Así se nos dice en 1 Timoteo 4:7 que debemos disciplinarnos o ejercitarnos “para la piedad.”

Las Disciplinas Espirituales son medios dados por Dios que debemos usar en la búsqueda-por-el-Espíritu de la piedad.

Las personas piadosas son personas disciplinadas. Siempre ha sido así. Recuerden algunos heroes de la historia de la iglesia -Agustín, Martín Lutero, Juan Calvino, Juan Bunyan, Susana Wesley, George Whitfield, Lady Huntington, Jonathan y Sarah Edwards, Carlos Spurgeon, George Muller- ellos eran disciplinados. En mi propia experiencia personal, pastoral y cristiana, puedo decir que nunca he conocido un hombre o mujer que haya llegado a ser maduro espiritualmente excpeto por la disciplina. La Piedad viene por la disciplina.

De hecho, Dios usa tres catalizadores primarios para cambiarnos y conformarnos a la imagen de Cristo, pero sólo uno está bajo nuestro control. Un catalizador que el Señor usa para cambiarnos es la gente. Así como el “hierro con hierro se aguza, así el hombre aguza el rostro de su amigo” (Proverbios 27:17). Dios en ocasiones usa a nuestros amigos para aguzarnos a una vida más cristiana, y en ocasiones Él usa a nuestros enemigos para quitar lo áspero y lo impío. Padres, hijos, esposos, co-trabajadores, clientes, maestros, vecinos, pastores -Dios nos cambia por medio de estas personas.

Otro agente de cambio que Dios usa en nuestras vidas son nuestras circunstancias. El texto clásico para esto es Romanos 8:28: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”Presiones financieras, condiciones físicas, aún el clima son usados en las manos de la Divina Providencia para estimular a Sus elegidos hacia la santidad.

Y luego está el catalizador para las Disciplinas Espirituales. Este catalizador difiere de los dos primeros en que cuando Él usa las Disciplinas, Dios trabaja de adentro hacia afuera. Cuando Él nos cambia por medio de personas y circunstancias, el proceso trabaja de afuera hacia adentro. Las Disciplinas Espirituales también difieren de los otros dos métodos de cambio en que Dios nos da una medida de voluntad en cuanto a nuestro involucramiento con ellas. Frecuentemente tenemos pocas decisiones con respecto a las personas y circunstancias que Dios trae a nuestras vidas, pero podemos decidir, por ejemplo, si vamos a leer nuestras Biblias o ayunar el día de hoy.

Así que por un lado, reconocemos que aún la disciplina más fuerte no nos puede hacer más santos, pues el crecimiento espiritual es un regalo de Dios (Juan 17:17; 1 Tesalonisenses 5:23; Hebreos 2:11). Por otro lado, podemos hacer algo para llevar el proceso más allá. Dios noa ha dado las Disciplinas Espirituales como un medio para recibir Su gracia y crecer en Santidad. Por medio de ellas nos ponemos delante de Dios para que Él trabaje en nosotros.”

Cuáles son estas disciplinas? La lectura bíblica, la oración, adoración, evangelismo, sevicio, administración, ayuno, silencio y soledad, escribir un diario, y estar aprendiendo. Pueden encontrar este libro aquí.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. abril 19, 2013 12:00 pm

    Doy Gracias al SENOR Por permitirme recibir estos correos y esta palabra preciosA DEexhortacion a mi vida, Glorifico al SENOR porque asi ha sido mi vida, el me ha tratado en todas las areas y la mas fuerte ha sido mi salud y tambien la economia, quiero ser diciplinada , ensenada y transformada por su santo espiritu para vivir una vida de real santidad en EL. CONNY

Trackbacks

  1. Las Disciplinas Espirituales. ¿Y eso qué es? Eduardo Flores | Heraldos del Evangelio
  2. Las Disciplinas Espirituales. ¿Y eso qué es? Eduardo Flores | Soldados de Jesucristo
  3. Las Disciplinas Espirituales | Soldados de Jesucristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: