Skip to content

Hasta dónde puedo llegar?

abril 9, 2013

Esta es una pregunta sumamente importante, especialmente para los jovenes cristianos: Hasta dónde puedo llegar con mi novio(a)? La pregunta se basa en la idea de que ambos se ‘aman’ -y no quiero decir que esto no sea cierto- y que tienen el deseo de casarse algún día -y tampoco quiero decir que esto no sea cierto.

Pero, la realidad es que muchos de los noviazgos entre jovenes se desvanecen y deshacen y el que fuera el novio y la que fuera la novia continuan sus vidas hasta conocer al hombre y la mujer que Dios realmente tenía para sus vidas y terminan casados al fin.

Kevin DeYoung en su libro, “The Hole in our Holiness” (El Hueco en nuestra Santificación) brinda una serie de parámetros y afirmaciones que nos pueden ayudar a responder a esa pregunta tan importante. Él escribe,

Yo sé que no hay un  versículo exacto en la Escritura que se dirija a la pregunta, “qué tan lejos es muy lejos?” Si ese versículo existiera, les garantizoo que ya se habría hecho un estudio bíblico sobre él. No podemos simplemente ir a Ezequiel capítulo 4 y encontrar un versículo que defina las ccosas. Pero la Biblia nos dice todo lo que tenemos que saber acerca de la vida y la piedad. Hay principios que nos ayudan en esta discusión.

Primero, la meta principal de todas las relaciones es glorificar a Dios, y no acercarme lo más que pueda al pecado. Nosotros no somos minimalistas de la salvación interesados en que se nos deje pasar con algo. Nosotros deseamos saber como agradar a Dios supremamente cuando estamos casados.

Segundo, no estimule el amor antes de tiempo (Cantar 2:7; 3:5; 8:4). Estos son deseos poderosos de los que estamos hablando, y en el contexto equivocado, son tentaciones poderosas. Muchas personas piadosas se han encontrado en todo tipo de cosas que nunca creyeron harían. Ustedes tienen toda una vida delante de ustedes para averiguar las cosas, así que tengan cuidado de no despertar pasiones que no pueden ser consumadas. Es mejor errar del lado de la precaución. Nunca he escuchado a una pareja cristiana lamentarse por todo lo que no hicieron antes de casarse.

Tercero, y aquí es donde las cosas parecen ser radicalmente contr-cultura para muchos creyentes, ustedes deben tratar a todos los Cristianos con los que nos estamos casados como sus hermanos y hermanas en Cristo (1 Timoteo 5:1-2). Así que, hombres solteros, cómo luce la pureza hacia su hermana [refiriéndose a la familia por consanguinidad]? Estaría a solas con ella? Pasaría besando apasionadamente? Estaría en la cama con ella? Por supuesto que no! Ella es tu hermana!! Pues, ahí lo tiene: un estándar para la puerza hacia las hermanas espirituales en tu vida. Cristianos solteros, la regla general es esta: No hagas con otro muchacho o muchacha lo que no harías con tu hermano o hermana.”

Y más adelante continúa diciendo, “La Biblia no tiene categorías de citas en donde las personas que no están casadas pueden actuar como si lo estuvieran.” Pero noten algo importante que dice el autor,

La inmoralidad sexual es la actividad sexual fuera del matrimonio entre un hombre y una mujer. Es el tipo de cosa que a usted le indignaría encontrar a su esposa(o) haciendo con alguien más. Y sin embargo, muchos Cristianos no tienen problemas en hacer la mitad de las mismas cosas con alguien con quien no están casados. Usted no se besaría con un extraño. Usted no se besaría con su amigo. Pero usted se besaría con alguien con quien está saliendo. Cuál es la diferencia? “Bueno, estamos comprometidos el uno con el otro,” dice usted. Pero, realmente no lo están. Las parejas que salen juntas pueden terminar en cualquier momento -aún durante un compromiso pre-matrimonial-sin ninguna atadura. El compromiso en los noviazgos puede ser uno de exclusividad pero no es ciertamente uno de permanencia. Y sin la promesa o la permanencia no es un compromiso.

La verdad es, usted no está casado hasta que está casado. Y hasta que usted esté casado, creo es una inferencia justa de los principios bíblicos que usted debe refrenarse de cualquier actividad sexual -aún aquella que se detiene antes del sexo…Largas sesiones de besarse (y más) no es el camino para que los jovenes traten “a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza” (1 Timoteo 5:2). Si usted quizá no se vaya a casar con quien está saliendo, porque hacer todo tipo de cosas con la futura esposa de otro, cosas que le costarán trabajo olvidar una vez que se ha casado? Y si usted está en camino a casarse, en lugar de actuar más casado que soltero, considere casarse pronto para que no tenga que actuar como soltero más tiempo.”

Espero que esto pueda servirle, especialmente a los jovenes solteros, a pensar en la búsqueda de su santificación en su soltería. Nuestro deseo debe ser glorificar a Dios en ella, y evitar o huir de todo tipo de inmoralidad sexual, especialmente aquella que se puede llevar a cabo cuando no estamos casados, y aquells que se puede llevar  a cabo con nuestros hhermanos y hermanas en la fe antes del matrimonio.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: