Skip to content

Ni Arminianos ni Calvinistas!

junio 6, 2012

Recientemente se desató en la Convención Bautista del Sur un gran debate por un documento firmado por teólogos y líderes de esta convención en el cual describen cual es la posición “tradicional” del entendimiento bautista sobre el plan de salvación de Dios. Este documento ha sido ampliamente criticado por calvinistas y arminianos. Porqué?

El documento intenta afirmar que la posición ahí descrita es la posición tradicional en cuanto a la soteriología dentro de la Convención Bautista del Sur, específicamente entre los “no-calvinistas,” quienes según ellos son inmensamente más en cantidad que su contraparte calvinista.

Sin embargo, para afirmar esto hacen una crítica sin fundamentos a la soteriología calvinista, por lo cual fueron criticados. Pero, lo más interesante es que arminianos como Roger Olson también han criticado el documento por las razones que voy a explicar más adelante. Hace dos años escribí una entrada en la cual afirmaba que la gran mayoría de evangélicos en nuestros países latinoamericanos no eran ni calvinistas ni arminianos, sino que mantenían una soteriología semi-pelagiana. Mi argumento fue que la gran mayoría de evangélicos tenían más en común con Roma que con la Reforma Protestante.

Lo interesante es que este documento confirma mis impresiones y uno de sus punto ha sido el detonante de las criticas dentro de los campos calvinistas y arminianos, quienes han calificado el documento de semi-pelagiano. Noten lo que escriben en el artículo II sobre la pecaminosidad del hombre,

Nosotros negamos que el pecado de Adán resultara en la inhabilitación del libre albedrío de cualquier persona o que le haya hecho culpable antes de que esa persona ha pecado personalmente. Mientras que ningún pecador puede ser remotamente capaz de lograr la salvación por medio de su propio esfuerzo, negamos que un pecador es salvo aparte de una respuesta libre al llamado del Espíritu Santo a través del Evangelio.”

Ni siquiera Arminio creyó o enseñó tal cosa. Pero, antes de citar a Arminio, deseo citar lo que el sínodo de Dordt escribió con respecto al hombre y que resume la doctrina calvinista en este aspecto,

Artículo 1

El hombre fue formado originalmente a la imagen de Dios. Su entendimiento fue adornado con un conocimiento verdadero y salvador de su Creador, y de las cosas espirituales; su corazón y se fueron en posición vertical, todos sus afectos puros, y todo el hombre era santo, pero repugnante de Dios por la instigación del diablo, y abusando de la libertad de su propia voluntad, se perderá estos excelentes regalos, y por el contrario, implica en sí mismo la ceguera de la mente, la oscuridad horrible, vanidad y perversión del juicio, se convirtió en malo, rebelde y obstinada de corazón y voluntad, y lo impuro en su afectos.

Artículo 2

El hombre después de que los niños se engendró a su semejanza. Una acción corrupta producido una descendencia corruptos. Por lo tanto todos los descendientes de Adán, Cristo sólo exceptuados, han derivado la corrupción de sus padres originales, no por imitación, como los pelagianos de edad afirmó, sino por la propagación de una naturaleza viciosa.

Artículo 3

Por lo tanto todos los hombres son concebidos en pecado, y por naturaleza hijos de ira, incapaz de salvar a buena, con tendencia al mal, muertos en el pecado, y en ella la esclavitud, y sin la gracia regeneradora del Espíritu Santo, que no son ni pueden ni quieren volver a Dios, a la reforma de la depravación de su naturaleza, ni se dispongan a la reforma.” Tercera y Cuarta Jefes de Doctrina. Cánones de Dordt

Ahora, lean lo que escribió Jacobo Arminio al respecto,

Pero en su estado pecaminoso y caído, el hombre no es capaz, por sí ni de él mismo, tanto pensar, desear, o hacer aquello que es verdaderamente bueno; sino que es necesario que sea regenerado y renovado en su intelecto, afecciones o voluntad, y en todos sus poderes, por Dios en Cristo por medio del Espíritu Santo, para que esté calificado para comprender correctamente, valorar, considerar, desear, y hacer aquello que es bueno. Cuando es hecho partícipe de esta regeneración o renovación, considero que, debido a que ha sido libertado del pecado, es capaz de pensar, desear, y hacer lo que es bueno, pero no sin la continua asistencia de la Gracia Divina.” Obras de Jacobo Arminio. Volumen 1.5.iii

Qué es lo que afirman tanto los calvinistas como los arminianos? Qué el hombre como descendiente de Adán es incapaz de hacer el bien. Cuál bien? Cualquier bien! El hombre en su estado natural, según lo afirma la Biblia no puede hacer nada, absolutamente nada, para agradar a Dios. Pero, es más, tanto los calvinistas como Arminio enseñan que por esta razón -ser descendientes de Adán- todos los hombres están condenados. Y esto es lo que niegan los firmantes de este documento. Para ellos, el pecado original es una mentira, pues niegan que ser descendientes de Adán haga a una persona culpable delante de Dios. Pero, qué dice la Biblia?

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.” Efesios 2:1-3

Noten la clara descripción que hace el apóstol Pablo de la humanidad. Él dice que antes de estar en Cristo: estábamos muertos, seguíamos la corriente del mundo, estábamos bajo el poder de Satanás, éramos hijos de desobediencia, vivíamos en los deseos de nuestra carne y no en los de Dios (Rom 8 7-8); y noten lo siguiente, “éramos por naturaleza hijos de ira.” A diferencia de lo que escriben en ese documento, Pablo no dice que “éramos por nuestros pecados hijos de ira,” sino que afirma que “por naturaleza” éramos hijos de ira.

Es decir, la ira de Dios, Su condenación, estaba sobre los hombres por su naturaleza y no por sus actos. Porqué? Porque como afirmamos los calvinistas, “nosotros pecamos porque somos por naturaleza pecadores.” Esta es la razón por la cual la ira de Dios está puesta sobre los hombres. Es el pecado original lo que hace a los hombres culpables. Sus pecados voluntarios son la manifestación de ese pecado original, no al revés.

Ahora, qué fue lo que enseñaba Pelagio, el hereje contra el que batalló Agustín?

El pecado de Adán perjudicó sólo a Adán, y no a la raza humana; y que los infantes al nacer se encuentran en el mismo estado de Adán antes de la transgresión.” Saint Agustine. Anti-Pelagian Writings

No es esto lo mismo que afirman los firmantes del documento? Como hice notar en una serie que hice con respecto a Finney, él escribió lo siguiente con respecto al Salmo 51 y la interpretación reformada del mismo,

Si el salmista realmente intentaba afirmar que la sustancia de su cuerpo era pecaminosa desde su concepción, entonces no sólo se coloca él mismo en contra de la definición de Dios sobre el pecado, sino también afirma puros disparates. ¡Pecaminosa la sustancia de una criatura sin nacer! ¡Es imposible!”

Para Finney, un pelagiano, el pecado original era una doctrina disparatada! Como Pelagio, él la negaba rotundamente, y a pesar de que todos sus escritos demuestran que era un hereje, los firmantes están de acuerdo con él en este aspecto, lo cual demuestra que la mayoría de no-calvinistas dentro del protestantismo no son arminianos, sino pelagianos y cuando mucho semi-pelagianos. Y esto, mis hermanos, es verdaderamente triste.

Negar el pecado original y negar que Adán es el representante de toda la humanidad (Romanos 5: 12-21) es destruir el evangelio de Jesucristo, el segundo Adán que vino a destruir lo hecho por el primer Adán. Y sin embargo, estos hombres están más adheridos a sus tradiciones humanistas y antropocéntricas que prefieren afirmar disparates que aceptar el evangelio como lo expone la Biblia.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. junio 6, 2012 1:04 pm

    Excelente articulo hermano;

    En ocasiones pienso si la Biblia la cambiaron o si en realidad los líderes han leído la Biblia. Toda la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis es clara con el mensaje de que somos pecadores por naturaleza y por consiguiente hijos de ira. Cada cristiano que le interese conocer más a Dios tiene que adentrarse en la palabra. Hay epístolas tan claras como las de Pablo cuando habla de la ley del pecado que habita en los miembros de su cuerpo, Romanos 7. Tengo un lema que dice, “La tradición nos traiciona” hay varios movimientos “Libres” que ahora indica que no nacemos pecadores sino que la libertad de tomar decisiones es la que nos hace pecadores. Y para colmo se llaman protestantes. ¿Protestantes de Que? En ocasiones miro a mi alrededor y veo tanta tradición y doctrinas humanistas que en ultimo análisis lo único que separa la iglesia ‘Protestante de hoy día ante la iglesia de roma es una virgen”

    Te bendigo y continúa revelando al mundo la verdad que nos libera a través del verdadero reino y del verdadero Cristo.

  2. junio 6, 2012 9:25 pm

    Vaya! Parece que no se cansan de sorprendernos…

  3. junio 7, 2012 1:23 pm

    Excelente post, creo que las intenciones de los no-calvinistas ni arminianos pueden ser mas politicas/economicas que teologicas.

    Bendiciones,

  4. junio 8, 2012 3:19 pm

    Es desilusionante, que más se puede decir..

  5. Testimonio acerca de iglesia con doctrinas de Finney permalink
    septiembre 27, 2012 11:34 pm

    Yo forme parte de una iglesia, basada plenamente en las doctrinas de Finney, de hecho el discipulado estaba basado en un libro que salió de circulación, y solo lo daban al círculo de convertidos, que ellos seleccionaban por exámenes muy minuciosos de las vida de cada convertido para ser aceptado en es exclusivo circulo.
    Antes de estar en esta iglesia, yo estuve en una iglesia Bautista, la cual tampoco se encontraba en aquel entonces muy preparada en las doctrinas de la gracia, por lo que me predicaron un evangelio que realmente no me confrontó radicalmente con mi pecado, y me invitaron muy ligeramente a “Aceptar a Cristo”, cosa que fue para mí un engaño en aquel entonces, pues me creía salvo cuando no lo era. Doy gracias a Dios que hoy en día esta iglesia está madurando.
    Regresando a mi experiencia, yo salí de la iglesia bautista después de que un hermano en Cristo me confronto con mi falsa idea de conversión, ensañándome los frutos reales de un convertido, me enseño que yo practicaba el pecado, y Dios trato fuertemente conmigo hasta que un día después de haber buscado el arrepentimiento por unos meses atrás en mis propias fuerzas sin lograrlo por ese medio, un día estando en mi trabajo y leyendo un artículo titulado “Por qué fue levantado Cristo”, basado en Isaías 53, Dios me mostró en unos instantes como en película mi vida de pecado, inmediatamente después, literalmente aborrecí mi pecado (vino el verdadero arrepentimiento), realmente había comenzado la regeneración, tuve nauseas reales de lo que veía, casi al mismo instante vi a Cristo crucificado y vino la fe, supe que el tomo mi lugar, y vino la paz, realmente vino el Espíritu Santo ese día y vino mi conversión. Al salir a la calle veía todo diferente, pero aun con eso vino un temor a veces desmedido de no fallarle a Dios, porque realmente nunca me enseñaron allí la seguridad de la salvación, pues ellos creen como Finney, aunque no dejo muy clara su postura hasta escritos de su “Teología Sistemática”, en los capítulos de la perseverancia de los Santos(en sus últimas ediciones), porque el mismo confiesa que no pudo tener una posición clara con respecto a este tema, sino a una edad ya avanzada.
    Por otro lado regresando a lo que viví, en aquel momento yo no sabía nada de doctrina, solo supe que yo era un pecador que ofendía a Dios y estaba condenado al infierno, pero que Cristo murió por mis pecados, tomo mi lugar y me salvo.
    Ahora las consecuencias de las doctrinas de Finney vinieron después, conforme yo conocía mas de la doctrina de esta iglesia y me involucraba en ella:
    * Ellos afirman que no llevamos el pecado de Adán, por lo tanto los niños se hacen pecadores, solo por medio de lo que aprenden, por el medio que los rodea, dicen que como viven en un medio mundano, se convertirán en pecadores, pero alguno que otro pastor afirmaba que podía pasar que el niño nunca tuviera ese problema, sino que había la posibilidad que desde niño creciera en estatura y sabiduría como Jesús y jamás se perdiera, dado que los niños creían no estaban perdidos, algunos otros afirmaban que nacían en estado neutro. (Por supuesto esto no era algo que se decía a cada rato y eran contados los postores que lo llegaban a afirmar).
    Consecuencia practicas: Se buscaba tener niños perfectos, niños intachables, la vara se veía a veces más necesaria que el amor, los padres terminaban frustrados por la misma presión religiosa entre hermanos en la cual se vivía. Como la influencia del mundo era tal que podía contaminar a tus hijos, se crearon escuelas en las que solo hijos de “cristianos” podían entrar, muchos niños quedaron frustrados también, por los altos estándares que les pedían, y otros fueron rechazados, creyendo los papas que se les acababan la posibilidades de la educación cristiana para sus hijos.
    * También creen que cuando Dios pide algo, es porque lo podemos hacer, así exigían el arrepentimiento de tal manera que tenías que esforzarte a sumo grado a dejar tu pecado; llegue a escuchar a un Pastor decir algo como lo siguiente: “Muchos de aquí ya están arrepentidos, ya no practicas el pecado, ya no pecas, solo te falta la fe y mirar a Cristo para tener salvación en Él”: creo que es imposible dejar el pecado en nuestras propias fuerzas, y corríjanme si estoy en lo incorrecto, pero creo que Dios sí manda que nos arrepintamos, pero creo que Él quiere que veamos que es imposible dejar el pecado en nuestras propias fuerzas y si no llegas al punto de decir, no puedo yo, te necesito Jesús, entonces nadie podría arrepentirse, porque aun el arrepentimiento viene de Dios, y se necesita una fuerza sobrenatural que es Dios para dejar el pecado.
    Consecuencias prácticas: Hubo y hay gente que quedo frustrada por no poder dejar su pecado antes de creer en Jesus, hubo casos que hasta intentos de suicidios, porque creían que Dios ya no los quería aceptar, porque por más esfuerzos que hacían no lograban dejar de pecar y esto a algunas personas hacían que se alejaran del camino, pues nunca lograron lo que se les pedía, dejar su pecado para después ahora si creer que Dios podía salvarte.
    Un Pastor conto en pleno culto, que se había tratado con una mujer que dijo que ya se había salvado pero que cuando le preguntaron si ya había perdonado a su mamá, ella respondió que eso todavía no podía, entonces le dijeron Dios dice que si no perdonas El no te va a perdonar, y el pastor hacia alarde que esa mujer quedo amargada en un hospital, deprimida, porque nunca pudo dejar su pecado. Cuando creo yo, que si se le hubiera explicado que no estaba en sus fuerzas sino en Dios, el poder perdonar, otra cosa hubiese sido. Algunos de ellos decidirán dejar de tratar con una persona cuando esta persona ya había tratado y no podía dejar su pecado, porque decían ellos se estar ya rebajando el evangelio.
    * De acuerdo a su libro de discipulado, ellos solo creen que Cristo satisfizo una paga universal, la cual deja abierta la puerta a todos los hombres para entra en el reino de Dios, y esa paga universal incluye solo el perdón de pecados pasados a aquel que logra entrar por esa puerta que dejo abierta Cristo (esta enseñanza es de Finney también). Creen que si Cristo tuvo que obedecer la ley era para vivir una vida perfecta delante de su Padre y poder ser aceptado como cordero de esa paga universal, pero su obediencia no contó para nosotros, sino solo para Él mismo nada más.
    Consecuencias prácticas:
    Una vez que uno entra en la salvación dicen ellos, ahora hay más gracia que en el antiguo pacto, la gracia para no caer es mayor, y si hay un abogado, pero en el momento que pecas, nuevamente quedas igualmente condenado, es más si mueres sin arrepentirte, te vas al infierno, sea el pecado que sea, si no confesaste y te arrepentiste, estás perdido; Por lo que te exiges a ti mismo, y a veces en tus propios esfuerzos vivir una vida sin pecado, y esto debería de ser así, exigirnos vivir así; pero la motivación a veces en muchos era por no perderse eternamente y cuidar su salvación, cuando la motivación para no pecar debería de ser agradar a nuestro Padre celestial y no fallarle a su Hijo que dio la vida por nosotros en la cruz, la motivación debería de ser el amor que Dios mostro dando a su único hijo por nosotros. (Claro en muchos había esta última motivación, pero creo que en mayor o menor grado se vivía por las obras de la ley u no por gracia)
    Esto también traía consecuencias frustrantes, pues había gente que si tristemente se alejaba del camino, porque creía que ya no había perdón para ellos, pues le habían ya fallado a tanto a Dios, que se sentían desechados.
    * La Biblia dice que sin Santidad nadie vera a Dios, y es correcto, pero nuevamente esto ellos lo llevaban a los extremos, pues esta santidad también es tomada como una perfección tal, que algunos creían que es posible, decían ellos llegar a la estatura del “varón perfecto” en esta tierra, además ellos hablaban de la perfección cristiana de la cual hablaba Wesley, y el cual decía que algunos hombres la habían logrado. Cuando el que nos va santificar es aun Dios, y no nosotros en nuestras propias fuerzas, pero el temor de ellos y la fuerte critica a iglesias del corte calvinista, es que se promueve el pecado, y critican duramente a Agustin y Calvino en su libro de discipulado, sacando de contexto bastante de la doctrina reformada.
    Consecuencias Prácticas:
    Por supuesto las consecuencias, van ligadas al punto anterior, pero aunque ellos hablaban de no enclaustrase como los monjes católicos, creo que en la práctica era otra cosa, pues te alejaban de los medios de comunicación, por supuesto predicaban en contra de la televisión fuertemente, y es cierto que casi el 90% de la programación en televisión y más si es abierta no es beneficiosa para el cristiano, a veces convertían esto como un estándar de tu conversión, aunque no lo decían abiertamente.
    Consecuencias Total
    La consecuencia que yo veo acerca de estas doctrinas, es un legalismo extremo, una sujeción a hombre y no a Dios, un fanatismo religioso, y no fanatismo si se puede usar en un buen sentido esa palabra hacia Dios, fanatismo tal que a esta iglesia le ha llevado a tener problemas legales con el gobierno mexicano, pastores que no presiden en vivo y nadie sabe dónde están sino que solo se conectan por internet, ya que están siendo buscados por las autoridades por llevar al extremo el cumplimiento de su religión , considerándose ahora la iglesia perseguida, pues creyendo que protegen a los niños de su perdición los alejan de sus padres, separan familias por malos consejos, de acuerdo a sus doctrinas de perdición.
    Ahora, después de estudiar las doctrinas de la gracia entendí, que a pesar del sistema en el cual estaba metido Dios tuvo misericordia de mí, y de muchos allí, y confió que muchos hijos de Dios que se encuentran allí, y en estos tipos de grupos, algún día entenderán lo que ahora no pueden entender, pero la raíz de todo como lo mostré brevemente aquí es la doctrina Pelagiana – Arminiana que practican, por lo que creo que los que hemos entendido las doctrinas de la gracia clarificadas en la reforma, no debemos promover a Carlos Finney u otros promotores de falsas doctrinas, sino solo para un estudio de las consecuencias de la aplicación de estas doctrinas.
    En Cristo
    Hermano de México

  6. Domingo M. Moreno González permalink
    noviembre 9, 2012 2:06 am

    Hermano, yo no soy erudito en telogía, soy salvo por la gracia de Dios y un día Jesucristo me alcanzó, hace ya varias décadas. Sin embargo, tengo una duda referida al párrafo de su artículo, que reproduzco a continuación:

    Es decir, la ira de Dios, Su condenación, estaba sobre los hombres por su naturaleza y no por sus actos. Porqué? Porque como afirmamos los calvinistas, “nosotros pecamos porque somos por naturaleza pecadores.” Esta es la razón por la cual la ira de Dios está puesta sobre los hombres. Es el pecado original lo que hace a los hombres culpables. Sus pecados voluntarios son la manifestación de ese pecado original, no al revés.

    Referido a ese párrafo, ¿Cual es la situación de un niño que muere digamos a los 3 años?
    ¿Será salvo? ¿Por qué? ¿Será condenado? ¿Por qué?
    Es culpable por naturaleza y no le ha sido revelada su condición por razones obvias. En lo personal, yo opino que cada cual dará a Dios razón de sí y que por lo tanto somos responsables por nuestros pecados y no por nuestra naturaleza, aunque esta implica que vamos a ser pecadores.

    Por supuesto, esta pregunta no está inspirada en el ánimo de polemizar. Pero desearía conocer su opinión. Con humildad reconozco que es difícil a nuestras mentes limitadas comprender del todo las profundidades de Dios. Bendiciones.

  7. Luis Carlos Olivares Lozano permalink
    julio 11, 2015 8:46 pm

    Tanto el Pelagianismo como el Semi-Pelagianismo han sido condenados por la Iglesia Católica ANTES de la Reforma. Además, la doctrina de la predestinación es originalmente de San Agustín y también afirmada por Santo Tomás de Aquino. Claro que hay algunas diferencias. Dios bendiga a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: