Skip to content

La Caída y el Levantamiento del Evangelicalismo

octubre 26, 2010

John J. Barber, pastor y autor de varios libros escribió unas palabras necesarias para nosotros con respecto al estado actual del evangelicalismo. Además, incluye unas palabras de aliento para los que creen que esto es el fin del evangelicalismo como lo conocemos. En su libro, “My Almost for His Highest,” escribe lo siguiente,

El evangelicalismo está muriendo. La Gloria de Dios está cercana a partir. Como movimiento, crecemos más y más contentos en el mundo. En lugar de preferir estar ausente del cuerpo y presentes con el Señor, muchos de nosotros prefieren estar presentes con el cuerpo y con nuestros planes futuros. Asistimos a la iglesia. Pero nuestro interés es principalmente aprender a mejorar nuestra calidad de vida. Estamos cometiendo el error del ladrón impenitente en la cruz a quien Jesús era solo algo que le convenía. Pueden escucharlo en nuestras oraciones. Súplicas y petiviones que una vez reflejaron versículos de la Biblia están ahora extrañamente en oposición a la Santa Escritura. La manera en que Él nos enseñó a orar, con corazones sometidos al reinado de Su Reino, están más y más conviriténdose en imágenes del hombre moderno y su búsqueda por el éxito. Qué ha venido a ser del espíritu de quebrantamiento y humildad en nuestras Iglesias? Estamos olvidando doblar la rodilla. Qué ha ocurrido con el llanto del ladrón penitente quien, al no asumir arrepentimiento, lloró desde las profundidades de su alma enferma de pecado, “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en Tu Reino!” Estamos olvidando que somos ladrones. El arrepentimiento diario y el caminar en fe verdadera y santidad delante de Dios están siendo empujados para hacerle campo a los ídolos de la relevancia personal y la vida establecida.

Qué ha pasado con nuestro compromiso con la vida crucificada? Hemos olvidado Su promesa que seríamos perseguidos por causa de la justicia? Para miles de creyentes Protestantes la cruz es un símbolo, pero eso es todo. Lo que antes era nuestro gozo mostrar Su cruz ha cesado, y en nuestro cese, pronto llegamos a despreciar el solo pensamiento de perder nuestro rostro por Su Evangelio. Estamos perdiendo nuestra sal.

Una vez había una carretera al cielo, llena de almas nacidas de Nuevo de camino a su Zion celestial, un lugar que no era de este mundo. Pero ahora la carretera está rápidamente siendo pavimentada con el barniz del Cristianismo casual. Además del mantenimiento de la tradición ecclesiastica encontrada en muchas Iglesias, o el nombre de Jesús escuchado en muchos parlantes de los servicios extravagantes de adoración encontrados en otras, muy poca evidencia queda en el movimiento evangélico que pueda llamarse “evangélico.” Cuál es la causa de nuestra enfermedad? Los líderes evangélicos, y sus seguidores, están desechando su compromiso con los fundamentos de la Biblia con el fin de inducer el crecimiento de la iglesia, sin tomar en cuenta la pureza de la Iglesia. Como resultado, a pesar de que muchas de nuestras Iglesias parecen prósperas en su exterior, están muriendo por dentro. Lo que es verdaderamente triste es los pocos que lo saben, y si lo saben, no desean admitirlo.

Pero hay esperanza para el futuro. El avivamiento espiritual está en el horizonte. A pesar de que el evangelicalismo moderno está muriendo, Dios viene a revivir a Su pueblo. Dios está trabajando levantando un pueblo con una teología y una vida Cristo-céntrica y enfocada en Cristo. Este mover de Dios traerá reforma a muchas Iglesias, encenderá el evangelismo personal y proclamado, convertirá a miles de personas—muchos de los cuales han sido miembros de Iglesias por años—y arrancará una nueva ola de actividad misionera. El Protestante preocupado está equivocado al interpretar la abundante mundanalidad, que ahora está tomando nuestras Iglesias, como la última palabra. Ningún poder terrenal puede resistir al Dios Todopoderoso cuando flexiona Su músculo despertador. En este preciso momento Dios está preparando una generación de personas como Juan el Bautista, criados en el desierto, que verdaderamente entienden la unción del Espíritu Santo y son criados, dirigidos, y enseñados por Dios mismo a través de sus siervos que proclaman Su Verdad. Su teología sera tanto escritural como sobrenatural. Ellos se alimentarán de las obras de los Reformadores del pasado mientras luchan por los Hechos maravillosos, no por el espectáculo, sino por  la revelación de un Dios Vivo y Santo quien puede  ser visto solo por la sangre demoladora del pecado de Jesucristo, el Hijo y Salvador. Sin embargo, todo vuelve a la cruz. Cuando esto sea central en el cuerpo de Cristo de Nuevo, el gigante dormido, la Iglesia, se levantará y sera un solo ejercito, unido por una causa—la Gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Cómo traerá Dios el avivamiento? Precisamente de la manera en que Él lo ha hecho en el pasado. Él lavará la casa de Israel de su carnalidad cultural y vindicará Su nombre entre las naciones. En esta época especial, abrazaremos las “palabras en rojo”—las cuales hemos raptado como los “duros dichos de Jesús”—como el asmático abraza el oxígeno. Los lugares desechados seran restaurados. Los viejos campos resembrados. Él pondrá “un nuevo Espíritu” dentro de nosotros. No permitiremos más que la cultura establezca la agenda de la Iglesia. La Iglesia establecerá la agenda de la cultura.”

Pueden leer el resto aquí.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: