Skip to content

El Dios Soberano de la Biblia

marzo 3, 2010

La Biblia es muy clara al respecto: Dios es soberano! Y cuando nos referimos a la soberanía de Dios estamos diciendo que Él hace en Su creación según su voluntad, entendiendo que esa voluntad no es un capricho, sino que gobernando por Su infinita sabiduría busca dirigir todas las cosas para manifestación de Su infinita gloria. Es por ello que el apóstol Pablo puede afirmar que Dios, “hace todas las cosas según el designio de Su voluntad” (Efesios 1: 11). Arthur Pink define la soberanía de Dios de la siguiente manera,

Queremos decir la supremacía de Dios, que Dios es Rey, que Dios es Dios. Decir que Dios es soberano es declarar que es el Altísimo, el que hace todo conforme a Su voluntad en las huestes de los cielos y entre los habitantes de la tierra, de modo que nadie puede detener Su mano ni decirle: Qué haces? (Daniel 4: 35). Decir que Dios es soberano es declarar que es el Omnipotente, el Poseedor de toda potestad en los cielos y en la tierra, de modo que nadie puede frustrar Sus consejos, impedir Sus propósitos, ni resistir Su voluntad (Salmo 115: 3). Decir que Dios es soberano es declarar que “se enseñoreará de las gentes” (Salmo 22: 28), levantando reinos, derrumbando imperios y determinando el curso de las dinastías según le agrada. Decir que Dios es soberano es declarar que es el “solo Poderoso, rey de reyes, y Señor de señores” (1 Timoteo 6: 15). Tal es el Dios de la Biblia.” La Soberanía de Dios. Página 21. (pdf)

Y esto es precisamente lo que vemos en los primeros capítulos del libro de Exodo. En el segundo libro del pentateuco vemos a los descendientes de Israel en Egipto. Dios en Su providencia estaba protegiendo a Su pueblo, metiéndolo en Egipto para que pudiera hacerse grande y numeroso. Y Dios lo hizo enviando a José, el hijo amado de Jacob, primero, y le hizo el más poderoso de esa tierra, tan sólo por debajo de Faraón. Luego de casi veinte años, Jacob entra en Egipto y con él 70 personas.

Pero lo que vemos en el libro de Éxodo es lo que ocurre casi 400 años después. Dios había hecho crecer abundantemente al pueblo de Israel. De setenta pasaron a ser más de dos millones de personas entre hombres, mujeres y niños. Y ahora, había llegado la hora que Dios había determinado para sacar a Israel de Egipto. Dios le había dicho todas estas cosas a Abraham casi medio milenio antes (Génesis 15), y ahora iba a hacer lo que se había propuesto.

Sin embargo, lo que iba a hacer lo haría para manifestar Su gloria. Cómo? Sacando a Su pueblo con mano poderosa de la opresión de laque había sido víctima, y castigando al pueblo más poderoso de esos tiempos. Dios le revelaría a los egipcios que el Dios de Israel era el Dios verdadero, y que fuera de Él no habían otros dioses. Les demostraría que ante Él debían humillarse y someterse a Su reinado, pues Él era Su creador y Amo.

Dios le revela esta gloria a Moisés primero cuando le da a conocer Su nombre (Exodo 3: 14). Dios el dice, “Yo Soy el que Soy.” Dándole a entender de Su eternidad, Su poder, Su deidad, etc. Y le promete a Moisés sacar a Su pueblo y llevarlo a la tierra que le había prometido a su padre Abraham (Exodo 3: 17). Sin embargo, Dios debía mostrar Su gloria. Cómo? Endureciendo el corazón de Faraón para que no dejase salir a Su pueblo.

Para muchos creyentes Dios simplemente vio en el futuro que Faraón se rebelaría contra Él, sin embargo el Dios que, “hace al hombre mudo o sordo, con vista o ciego?” (Exodo 4: 11), es decir el Dios soberano de la Biblia afirma que Él, “endurecerá su corazón de modo que no dejará ir al pueblo” (Exodo 4: 21). No se trata de que Dios vea lo que hará este impío en el futuro, sino que Él mismo actuará de tal manera que endurecerá el corazón de Faraón para que se rebele contra Sus mandamientos. Esta rebeldía es claramente revelada en el capítulo 5 cuando leemos las palabras del rey de Egipto,

Quién es el Señor para que yo escuche su voz y deje ir a Israel? No conozco al Señor, y además, no dejaré ir a Israel.” Exodo 5: 2

Ahora, Dios va a mostrar Su poderío y soberanía de una manera muy particular en este libro. El Señor le dice a Moisés que a través de él hará prodigios y milagros para endurecer el corazón del rey y sacar al final a Su pueblo de Egipto (Exodo 7: 3). Y esto es precisamente lo que hace Moisés. Él va delante de Faraón y hace varias señales: convertir la vara en serpiente y diez plagas (agua en sangre; ranas; piojos; insectos; peste del ganado; úlceras; granizo; langostas; oscuridad y muerte de los primogénitos).

Sin embargo lo interesante es que cuando Moisés y Aarón van delante de Faraón y hacen estas señales, el rey manda a llamar a sus hechiceros y ellos duplican lo que los israelitas habían hecho. Es decir, Aarón echó su vara al suelo y se convirtió en una serpiente y los magos egipcios hicieron lo mismo (Exodo 7: 11). Lo mismo ocurrió cuando Moisés transformó el agua en sangre. Los magos hicieron exactamente lo mismo (Exodo 7: 22).

Lo interesante de todo esto es que Dios demuestra su soberanía aún a pesar de que estos hechiceros lograron duplicar lo hecho por Aarón y Moisés. No sólo la serpiente de Aarón devoró a las serpientes egipcias, pero lo que no podían hacer los magos era revertir lo que Dios estaba haciendo. Dios convertía el agua en sangre y los magos no podían hacer que el agua volviera a ser útil para beber. Dios enviaba ranas y los magos no podían quitarlas de en medio de Egipto. Dios enviaba úlceras a todos los egipcios, y los magos no podían curarlos. Dios demostraba estar en control y así ser el soberano del universo. Nada de lo que Dios quería hacer podía ser frustrado por las acciones de los hombres. Lo que Dios quería hacer lo hacía!

Y qué con endurecer el corazón de Faraón?

Aquí vemos también la soberanía de Dios. Moisés no dice que Dios simplemente adivinó lo que Faraón iba a hacer cuando sus enviados llegaran a declarar los deseos suyos; ni tampoco nos dice que Dios vio en el futuro para ver que sería lo que el rey de Egipto haría al final-por más filosóficamente incomprensible que esto pueda ser- sino que nos dice que Él endurecería el corazón de Faraón. El endurecimiento del rey sería algo que Dios había determinado hacer con el fin de multiplicar Sus señales y prodigios y mostrar así Su infinita gloria (Exodo 7: 3).

Ahora, lo que demuestra el rey de Egipto es su condición como descendiente de Adán. Pregúntense esto: qué hizo Dios para endurecer el corazón de Faraón? Leamos lo que escribe Moisés en el capítuo 5,

Después Moisés y Aarón entraron a la presencia de Faraón y le dijeron: Jehová el Dios de Israel dice así: Deja ir a mi pueblo a celebrarme fiesta en el desierto.” Ex 5: 1

Dios le dice a Faraón que Él es Dios y que como Creador de todas las cosas le ordena hacer según Su voluntad. Dios se le presenta a este hombre como Dios soberano. Qué hace Faraón? Rehusa someterse al reinado del Dios de Israel. Las palabras del rey son sumamente claras, “Quién es el Señor para que yo escuche su voz y deje ir a Israel?” (Exodo 5: 2). No se trata de que el rey no supiera quien era Dios, sino que estaba desechando que Él fuera soberano sobre su vida. Faraón no quería someterse a los mandamientos del Dios Creador. No es esto lo que afirma Pablo que hacen todos los hombres en su estado natural? En su epístola a los Romanos dice,

21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. 26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. 28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.” Romanos 1: 21-32

El hombre natural no quiere ni puede someterse a Dios (Romanos 8: 7-8). En su condición, siendo esclavo voluntario del pecado, odia a Dios y no le busca, sino que se aleja de Él, queriendo ser su propio dios (Juan 3: 19-20). Tal es la depravación de todos los hombres en su estado natural (Romanos 3: 10-18; Jeremías 17: 9). Entonces, no se trata de que Dios haya endurecido activamente el corazón de este hombre, sino que lo hizo pasivamente.

Debe quedar claro que el corazón del rey de Egipto es una piedra en su estado natural. No puede estar más endurecido que eso! Dios no necesuta endurecer algo que ya por naturaleza está endurecido. Lo único que debe hacer Dios para demostrar la maldad de los hombres es presentarse a Sí mismo como lo que Él es: el Dios soberano de todo el universo. Esta verdad es aborrecida por los hombres naturales quienes desean guiar sus vidas según su placer; quienes desean ser los gobernantes de sus propios corazones.

El Propósito de Dios

Con qué fin hizo Dios esto en el rey? Para mostrar Su gloria! No sólo le mostró que Él estaba en control de todas las cosas. Él podía hacer que cayera granizo y despedazara sólo la tierra habitada por egipcios, y podía hacer que Gosén, donde habitaban los israelitas no sufriera. Él podía aniquilar a los primogénitos de los hombres egipcios y de sus ganados, y podía proteger a los primogénitos israelitas. Ni los magos ni los dioses egipcios podían hacer esto, por la sencilla razón que sólo hay un Dios verdadero, el Dios de Israel!

Y cuando por fin sacó a Israel de la tierra que les oprimía los llevó al mar Rojo para mostrar al final Su gloria. Allí abrió el mar e hizo pasar a Israel seguro hasta el otro lado, pero allí mismo destruyó a los carros del ejército egipcio en su totalidad. No quedó nada de los egipcios. Qué hicieron los israelitas luego de presenciar estas cosas? Glorificaron al Dios soberano y verdadero. Qué hicieron los egipcios? Quizás los que quedaron vivos reconocieron que el Dios de Israel es el Dios verdadero.

Y esto es lo que ocurrirá al final del tiempo. Aquellos que son parte del pueblo de Dios le glorificarán por la gran salvación que Dios soberanamente logró por ellos. Y los que han persistido en rebelarse contra Su gobierno y Su deidad, sufrirán en un juicio que no será ni siquiera como aguas del mar cayendo encima suyo, sino que experimentarán toda Su infinita ira a causa de sus pecados. Y allí Dios será glorificado cuando quede manifiesto a toda la creación que Dios es Dios, Justo, Santo y Misericordioso.

Qué se arrepientan todos los hombres que rehusan someterse al Dios de Israel. Sólo Cristo puede reconciliarlos con el Dios contra el que han pecado. Él es el único mediador entre Dios y los hombres, fuera de Él sólo hay condenación.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. omar giles permalink
    marzo 3, 2010 8:32 pm

    muy interesante lo de moises me gusto la definicion sobre la inportancia del poder de DIOS.

  2. Ricky Valido permalink
    mayo 14, 2010 5:07 pm

    Gracias Eduardo lo felisito por este estudio no hay dudas que son muy pocos los que tenemos bien claro la soberania de dios hojala esto se ensenara mas en nuestras congregaciones les haceguro que las personas dejarian de pelear mucho menos con satanas gracias Ricky.

  3. eberto Romro Salin permalink
    julio 9, 2010 12:16 pm

    Este comentario que acabo de leer es de gran ayuda espiritual y de creciminto en mi recorrer en la vida como cristiano; hoy en dia en muchas iglesias se ha dejado a tras la verdadera predicacion doctrinal y solo se enfocan en otros asuntos que no lllenan las espectativas de una orientacion profunda sobre la palabra.

    Espero serguir gozandome con estos comentarios.Bendiciones por parte de nuestro amado Señor Jesucristo para su obra, recuerdo que culquier medio es eficaz para llevar el mensaje.

  4. septiembre 28, 2013 12:30 pm

    Gracias hermano. Te dejo con un post que acabo de escribir también de la soberanía de Dios: http://back2thecross.org/2013/09/25/cuando-dios-obra-soberanamente-por-nosotros-y-a-pesar-de-nosotros/

  5. septiembre 28, 2013 12:31 pm

    Reblogueó esto en Back 2 the Crossy comentado:
    Hermosa reflexión; recomiendo su lectura. ¡No se la pierdan! Feliz sábado y fin de semana. Con cariño, Josh

  6. lis permalink
    julio 12, 2014 3:42 pm

    muy buena reflexion DIOS los bendiga

  7. agosto 28, 2014 12:14 pm

    Las pocas veces en que la biblia en castellano usa la palabra soberano, no se refiere exclusivamente a Dios, también incluye en ese adjetivo a reyes o gobernantes.

    Cuando la Biblia dice que Dios es soberano, simplemente quiere decir que es la autoridad suprema, sólo eso.

    ;)

  8. Caro :3 permalink
    agosto 16, 2015 9:38 pm

    Muy linda la enseñanza muy edificante, Dios les continúe bendiciendo en el nombre de Jesús

Trackbacks

  1. Cuando Dios obra soberanamente por nosotros y a pesar de nosotros | Back 2 the Cross

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: