Skip to content

Metáforas Bíblicas

noviembre 21, 2009

Steve Henning fue el pastor de mi iglesia por muchos años. Con amor se dedicó a enseñar la palabra de Dios con temor y temblor. Ahora goza de estar en la presencia del Señor, pero nos ha dejado algunos de sus pensamientos. El día de hoy deseo enlazar a uno de sus escritos con respecto a las metáforas bíblicas. En éste el pastor Henning escribió,

Hay muchos adjetivos para describir las doctrinas de la gracia: lógicas, bíblicas, útiles, y hermosas. ¿Hermosas? Aún para muchos calvinistas el adjetivo hermosa para describir la elección, la predestinación, y la expiación particular no cabe dentro de sus pensamientos. Sin embargo, Charles Spurgeon pensaba así. El dijo que el sistema arminiano, que alega que el factor determinante en la salvación es el libre albedrío del hombre en vez de la elección soberana de Dios, destruye la hermosura de las muchas metáforas que describen la relación del creyente con su Salvador. Hay muchas metáforas que podríamos analizar, pero vamos a ver solamente cuatro: la relación conyugal del creyente con Cristo, la adopción del hijo de Dios con su Padre, la seguridad de las ovejas dentro del rebaño del Buen Pastor, y el sacerdocio de cada creyente con Dios. Al nacer de nuevo, cada creyente entra en una relación muy íntima con Jesucristo. Efesios 5:25-32 habla del misterio de la relación de Cristo con Su iglesia. Lo maravilloso de esta relación es la metáfora que se usa en este pasaje: la relación conyugal. Esta intimidad entre el marido y su esposa es la más secreta, profunda, y especial relación experimentada en la tierra. No obstante, Dios creó la relación conyugal para que la iglesia entienda algo mucho más bello. La Biblia nos declara que Cristo es el Esposo y nosotros la iglesia somos Su novia. La belleza de esta metáfora lastimosamente se pierde mucho significado al enfatizar el libre albedrío. En primer lugar, en un sistema arminiano, los papeles tradicionales se reversan. En dicho sistema, vemos a la esposa eligiendo al Marido y el pobre Marido forzado a recibir a toda mujer que lo escoge a El. Es interesante que los que niegan la elección y la predestinación de un Dios soberano, que escoge a los Suyos, están contentos a obligarle a Dios a casarse con cualquier persona que le pide la mano en matrimonio, pero no están dispuestos a reconocer a un Dios que escoge a los que quiera para ser Su conyugue. Pero la Biblia afirma que nosotros lo amamos porque El nos amó primero.”

Pueden leer el resto del documento aquí.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: