Skip to content

Libro: How Jesus Transforms the Ten Commandments de Edmund P. Clowney

agosto 20, 2008

Tengo varias semanas de no hacer una revisión de algún libro interesante que haya leído, y el día de hoy quisiera recomendarles un libro de un gran autor y teólogo, Edmund P. Clowney.

Este libro surgió de una serie de sermones preparados por Clowney para la iglesia de Christ the King Presbyterian Church en Houston, Texas, cuando tenía 82 años, y que se convirtió en un libro poco antes de la muerte del autor.

En este libro, el autor intenta enseñarnos como la gracia de Dios es visible tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Además, y quizás con más fervor, quiere que veamos como Cristo nos reveló que la ley de Dios dada en el Antiguo Testamento era un estilo de profecía, una parte de historia del pacto de Dios con Israel. Esa historia, que incluye la ley, apuntaba a lo que había de venir. Es ahí donde Clowney desea que veamos como Jesús no sólo cumplió la ley, sino como la transformó y desplegó su significado y su profundidad.

Quiero que lean algunas de los comentarios de dos grandes teólogos con respecto a este maravilloso libro,

“Aquí, Edmund Clowney escribe simple, pero a profundidad. Nadie tuvo un mayor entendimiento de como la Escritura testifica a Cristo. Yo altamente recomiendo este libro para clases de adultos en las iglesias, y para todo aquel que busca un mejor conocimiento del Señor Jesús.” John M. Frame-Reformed Theological Seminary.

“El gran expositor de teología bíblica, Clowney, nos guía entre los errores del legalismo sin ley y sin gracia a través de este magnífico estudio de los Diez Mandamientos.” Bryan Chapell-Presidente, Covenant Theological Seminary.

El libro se compone de 12 capítulos, en los cuales, va explicando con gran detalle, como Jesús cumplió la ley a la perfección; pero además nos enseña como Jesús la transformó para la aplicación a nuestras vidas. Clowney escribe,

“La historia de Israel es, de hecho, un veredicto de la inclinación del hombre hacia el mal. Sin embargo Dios ha prometido que su pacto de amor triunfaría. Él iría más allá de los signos físicos dados a su pueblo para recordarles de Su persona y caracter. Él circuncidaría sus corazones y mantendría su pacto.” Página 4.

Algo muy importante que nos enseña Clowney es que muchos de nosotros, si no es que todos, vemos en los diez mandamientos reglas que debemos obedecer, pero sin embargo Jesús vio la ley como algo que debe cumplirse total y perfectamente. Es por eso que Jesús cumplió la ley no sólo obedeciéndola, sino también revelando su promesa. La Ley de Dios fue dada en el curso de la obra salvadora de Dios, y toda esa obra nos lleva a Cristo. El cumplimiento de la ley llegó cuando Jesús vino a la tierra y continuará hasta cuando Cristo vuelva de nuevo al final de los tiempos.

Este libro es una de mis recomendaciones para todos aquellos que desean adquirir un conocimiento más profundo de la intención de Dios en Su ley. No sólo manifiesta Su caracter, sino que manifiesta nuestra pecaminosidad, pero más importante, muestra la gracia de Dios en Jesucristo, quien la cumplió y transformá en su totalidad.

Editorial: P and R Publishing Company
Autor: Clowney, Edmund P.
ISBN-10: 1596380365 | ISBN-13: 9781596380363
Encuadernado: Paperback
Precio: $12.99
Westminster Bookstore: $8.70 – 33% Descuento

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. I Daniel permalink
    agosto 20, 2008 5:27 am

    Eduardo,

    Muchas gracias por la recomendación, siempre es bueno recibir referencias de personas como tu que han hecho manifiesto a todos su aprovechamiento al ocuparse de la lectura, no sólo de la Escritura, sino de buenas obras reformadas. Es edificante y motivante saber que entre tanta basura (con “b” de blasfemia) que se escribe y se lee en la actualidad en cuanto a la fe cristiana , aún exista un remanente de autores y lectores preservados por Dios para la sobrevivencia de la sana doctrina, escudriñadores y gladiadores de la Palabra como lo fue Tertuliano.
    Sigue leyendo, sigue escribiendo, tal vez te sumes a los que se confiesan ser del número de aquellos que escriben aprovechando y aprovechan escribiendo, como lo fue Agustín, como lo fue Calvino, por lo pronto ya te contamos entre aquellos que, como los de Berea, han recibido la Palabra con toda solicitud y que escudriñan cada día las Escrituras a ver si todo lo que se dice “es así”.

    Por cierto, estoy a punto de comprar una recomendación que hiciste hace tiempo: “Supremacía de Cristo en un mundo posmoderno” a ver que tal.

    Saludos,
    I. Daniel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: