Skip to content

El Evangelio en el Libro de Ester

mayo 3, 2012

Hoy he podido sentarme a escribir después de muchas semanas de ausencia. Por cosas de trabajo y de la iglesia no he podido prestarle la atención que le había dado al blog y espero que hoy sea el inicio de un nuevo aire. Son varios los hermanos que me han escrito preguntándose que ha pasado conmigo y a ellos les digo: “Aquí estoy, por la gracia de Dios, vivito y coleando!”

Hace unas semanas concluimos el estudio del libro de Ester predicado por el pastor Ronny Fallas en la IBRL. Por once semanas fuimos bendecidos de excelentes sermones con aplicaciones prácticas para nuestras vidas y principalmente centrados en el evangelio de Dios.

El día de hoy deseo mostrar porque razón este libro ha sido considerado como parte del canon bíblico por la iglesia a lo largo de la historia. Cómo? Mostrando como apunta el libro al evangelio de Jesucristo. Será una entrada corta -no esperarán que después de tanto tiempo vaya a extenderme mucho, o sí?- pero una centrada en el evangelio de Dios.

El Contexto del libro de

Los eventos registrados en el libro de Ester ocurrieron durante el período Persa y el reinado de Asuero; entre el regreso de la primera oleada de judíos luego de los setenta años de cautiverio en Babilonia y el regreso de la segunda oleada bajo el liderazgo de Esdras.

El tema principal del libro es: el Dios soberano de Israel y Su mano invisible protegiendo a Su pueblo. Ciertamente una de las razones por las que no fue aceptado por algunas personas a lo largo de la historia de la iglesia fue la ausencia de mención de Dios a lo largo del libro. Pero, para aquel que lea Ester es evidente la mano providencial de Dios guiando y guardando a Su pueblo en medio de la esclavitud.

De qué guarda Dios a los judíos? Del exterminio! Amán, un enemigo acérrimo del pueblo de Dios, tramó un plan para acabar con Israel. Amán, descendiente de Agag, odia a Mardoqueo quien es descendiente del rey Saúl (1 Samuel 9:1) y esta enemistad va tan atrás como mil años, pues cuando los israelitas salieron de Egipto fueron atacados por los amalecitas (Exodo 17: 8-16) y en ese momento Dios maldijo a esta nación y esto resultó en el exterminio de los amalecitas como nación.

En los tiempos de Saúl, el rey recibió ordenes de parte de Samuel de acabar con el rey Agag, pariente de Amán, sin embargo el rey Saúl desobedeció y Samuel terminó matando a Agag. Entonces, Amán, descendiente de Agag, decidió acabar de una vez por todas con Mardoqueo y toda la nación de Israel, aprovechando estar en una posición de poder en el reino persa y bajo las órdenes de un rey irresponsable.

Qué hace Dios para proteger a Su pueblo? Debemos recordar que Dios había jurado bendecir a las naciones por medio de la simiente de Abraham (Génesis 12: 1-3). Israel había sido llamado para que los pueblos glorificaran a Dios y se gozaran todas las naciones en Él (Salmo 67; Deuteronomio 7). Iba Dios a permitir que fueran eliminados los judíos? Jamás! Dios había hecho una promesa y la iba a cumplir.

Dios, entonces, en Su soberanía coloca a una mujer llamada Ester como reina del reino persa y ordena una serie de eventos hechos por Mardoqueo que quedan registrados para el futuro (Ester 2: 19-23; 6:1-3). Una orden salió del palacio para que en un día se volvieran los hombres contra los judíos para exterminarlos. Sin embargo, Dios en Su providencia y soberanía ordena todas las cosas para que Ester y Mardoqueo ganen el favor del rey Asuero y puedan enviar cartas a los judíos para que se les de permiso de defender sus vidas contra aquellos que los ataquen.

Qué ocurre al final? Dice Ester 9:5, “Y asolaron los judíos a todos sus enemigos a filo de espada, y con mortandad y destrucción, e hicieron con sus enemigos como quisieron.” Al final, el mal que fue planeado contra los judíos fue vuelto por Dios en contra de los que les desearon el mal. Amán terminó guindado en la estaca que había construído para colgar a Mardoqueo, y los enemigos de los judíos que fueron a atacarlos murieron en su empresa.

Qué ocurre con Mardoqueo? Noten lo que dice el último versículo del libro,

Porque Mardoqueo el judío fue el segundo después del rey Asuero, y grande entre los judíos, y estimado por la multitud de sus hermanos, porque procuró el bienestar de su pueblo, y habló paz para todo su linaje.” Ester 10: 3

El mejor Mardoqueo: El evangelio en el libro de Ester

Sin embargo, ni Amán, ni Asuero, ni los siervos del rey eran los mayores enemigos del pueblo de Dios. El mayor enemigo era el pecado. El pecado los tenía en esclavitud, en un estado de muerte espiritual. Lo que hizo Mardoqueo fue tan sólo una sombra de lo que Jesucristo haría para salvar a Su pueblo de Su mayor enemigo. Noten como lo dice Isaías 53,

1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?  2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.  3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.  4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.  5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. 7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.  8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido. 9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. 10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. 11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. 12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.”

Mardoqueo fue grande entre los judíos; Jesús fue despreciado y desechado entre los hombres, tomó forma de siervo para servirle a Su pueblo. Mardoqueo fue estimado por los suyos; Jesús no tuvo hermosura para que no le deseáramos, fue menospreciado, y a diferencia de Mardoqueo, no fue estimado. Sin embargo, a pesar de que Mardoqueo procuró el bienestar para su pueblo y la paz, no pudo más que hacerlo de manera terrenal porque él no pudo procurar el mayor bienestar para su pueblo, ni traer la verdadera paz que los judíos necesitaban, esto es, la paz con Dios.

Pero, Jesucristo sí lo pudo hacer! Isaías 53 nos dice que el Mesías sufrió, fue abatido, experimentado en dolores, molido, fue angustiado y afligido, y se dispuso con los impíos para expiar el pecado de Su pueblo y así poder traer la paz entre Dios y ellos. Expiando el pecado de Su pueblo los justificaría y reconciliaría con Dios. El mayor problema de los suyos sería resuelto!

Jesús es, entonces, y usando terminología descriptiva de Tim Keller, el mejor Mardoqueo, pues sólo Él pudo tomar forma de siervo y cargar los pecados de Su pueblo y experimentar la ira de Dios por esos pecados con el propósito de rescatarlos de su mayor enemigo el pecado y traer así la paz para con Dios.

El libro de Ester está en el canon bíblico porque revela la evidente mano providencial de Dios en guardar a Su pueblo, pero especialmente porque apunta hacia Jesucristo por medio de quien Dios procuró verdaderamente la salvación de Su pueblo.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. elsy marcia permalink
    agosto 30, 2012 2:18 pm

    me encanto esta ensenansa sobre todo porqe avia leido todo el libro de ester y no lo avia visto de esta manera me ayudo mucho dios lo bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: