Skip to content

Qué Dice la Biblia del Plan de Rescate Divino?

febrero 22, 2012

En la entrada anterior vimos lo que dice la Biblia del corazón del hombre en su estado natural. Claramente la Biblia enseña que el corazón del hombre, ese lugar en donde está su voluntad, donde toma decisiones, siente, anhela, está muerto, afectado por una enfermedad incurable. Por lo menos incurable desde el punto de vista que el hombre no puede hacer nada para curarlo. Tan enfermo está que su voluntad no puede ni desea obedecer a Dios (Romanos 8:7-8) y lo único que hace es detener la verdad de Dios con injusticia (Romanos 1:18).

Siendo esa la condición de nuestro centro de operaciones no es difícil entender porque la Biblia afirma y declara a todos los hombres injustos e impíos, porque “todo designio de los pensamientos del corazón de [los hombres] era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5).

Quién, entonces, puede salvarnos? Si nosotros, por nuestra mortal condición somos incapaces, entonces, si alguien va a ser salvo, cómo es que esto ocurre? Bueno, esta es la razón por la cual creemos que la salvación tiene que ser un acto monegístico de Dios, es decir, un trabajo en donde Dios actúa en solitario, sin la participación humana. De por sí, el hombre ni quiere ni puede colaborar para su propia salvación.

Cuál fue el plan de Dios para rescatar a Su pueblo? Porque había un plan, predicado primero a Adán y luego progresivamente revelado a Abraham y a sus descendientes. Ese plan es el plan de redención en el cual Dios busca manifestar Su gloria en la salvación de pecadores. Esto es lo que dijo Dios por medio de Ezequiel,

22 Por tanto, di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor: No lo hago por vosotros, oh casa de Israel, sino por causa de mi santo nombre, el cual profanasteis vosotros entre las naciones adonde habéis llegado. 23 Y santificaré mi grande nombre, profanado entre las naciones, el cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, dice Jehová el Señor, cuando sea santificado en vosotros delante de sus ojos.” Ezequiel 36: 22-23

Luego de esa afirmación Dios le habla a Su pueblo sobre el desarrollo de ese plan. Él le dice a Israel,

24 Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país. 25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. 27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.  28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios. 29 Y os guardaré de todas vuestras inmundicias; y llamaré al trigo, y lo multiplicaré, y no os daré hambre. 30 Multiplicaré asimismo el fruto de los árboles, y el fruto de los campos, para que nunca más recibáis oprobio de hambre entre las naciones. 31 Y os acordaréis de vuestros malos caminos, y de vuestras obras que no fueron buenas; y os avergonzaréis de vosotros mismos por vuestras iniquidades y por vuestras abominaciones.” vv. 24-31

Lo que Dios le había estado diciendo a Israel por medio de sus profetas es que ellos eran un pueblo rebelde, que se había descarriado, alejado voluntariamente de Dios (ver Isaías 1: 1-10; 53: 6). Pero, en este plan de redención Dios quitaría de en medio el problema principal para reunir a Su pueblo: ellos mismos. Con un corazón de piedra, si Dios reuniera a Sus ovejas, ellas volverían a descarriarse. Poseyendo la misma naturaleza Su pueblo volvería al lodo que tanto ama. Pero, esto trataremos en las próximas entradas.

Lo que quiero decir el día de hoy es que Dios había ideado un plan de rescate. Cuándo lo hizo? Fue acaso luego de la caída de Adán? O fue antes?

Lo que debemos afirmar es que la Biblia declara que este plan fue ideado por Dios en la eternidad. Como ha sido manifestad por muchos teólogos reformados, “la redención no fue un plan B de Dios.” Es decir, la caída de Adán no le tomó por sorpresa. No quiero entrar a discutir sobre como sucedió esto. Lo que sí quiero enfatizar es que la Biblia dice que Adán no hizo nada que Dios no supiera. Cómo lo sabemos? Porque el plan de redención fue ideado antes de la creación del mundo. Noten como lo muestra el Nuevo Testamento,

Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vidadel Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.” Apocalipsis 13:8

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado” Efesios 1: 3-6

8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo, 9 y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; 10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor.” Efesios 3:8-11

Veamos algunas cosas importantes que debemos notar de estos pasajes:

Primero, cuándo fue hecho el plan? Efesios 3:11 nos dice claramente que fue en la eternidad.

Segundo, con qué propósito fue diseñado este rescate? Efesios 1 nos dice que fue para que fuésemos santos y sin mancha, es decir, para tratar con nuestra muerte espiritual.

Tercero, es que Dios ve algo bueno en nosotros para escogernos? No! Efesios 1 nos dice que nos escogió siendo impíos. El resultado de Su elección es la que nos hace santos, no al revés. Dios no nos escoge porque seamos santos o porque vea algo bueno en nosotros. Él nos escoge estando muertos espiritualmente.

Cuarto, en Efesios 2 se nos dice que este plan de rescate también trata nuestra relación con Dios. Antes estábamos muertos, bajo Su ira (Ef 2:1-3), pero ahora hemos sido adoptados en la familia de Dios (Efesios 2: 12-19).

Quinto, este plan fue diseñado para cumplir con el propósito de todas las cosas, esto es, glorificar a Dios (Efesios 1:6). Cualquier entendimiento de la salvación que le otorgue algún mérito –por lo más mínimo que sea- al hombre desecha todo lo que dice la Biblia acerca de Dios y la salvación.

En la próxima entrada veremos cómo ejecutó Dios este plan de redención.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. GESENIA permalink
    julio 3, 2013 8:07 pm

    MUY BUENO LOS COMENTARIOS… GRACIAS ME AYUDARON BASTANTE…..

Trackbacks

  1. Qué Dice la Biblia de la Ejecución del Plan de Rescate Divino? « sujetosalaRoca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: