Skip to content

Calvino y la Biblia

noviembre 19, 2011

Sería de gran provecho que los lectores de este blog pudieran leer los capítulos que tratan con la Escritura en la Institución de la Religión Cristiana de Juan Calvino. Debido a las más recientes entradas que he escrito, me puse a revisarlos y quiero citar uno de los párrafos en donde el reformador habla sobre la autoridad de la Biblia. En el capítulo VII del primer libro escribió lo siguiente,

Pero antes de pasar adelante es menester que hilvanemos aquí alguna cosa sobre la autoridad de la Escritura, no solo para preparar el corazón a reverenciarla, sino también para quitar toda duda y escrúpulo. Pues cuando se tiene como fuera de duda que lo que se propone es Palabra de Dios, no hay ninguno tan atrevido, a no ser que sea del todo insensato y se haya olvidado de toda humanidad, que se atreva a desecharla como cosa a la que no se debe dar crédito alguno. Pero puesto que Dios no habla cada día desde el cielo, y que no hay mas que las solas Escrituras en las que El ha querido que su verdad fuese publicada y conocida hasta el fin, ellas no pueden lograr entera certidumbre entre los fieles por otro titulo que porque ellos tienen por cierto e inconcluso que han descendido del cielo, como si oyesen en ellas a Dios mismo hablar por su propia boca. Es ciertamente cosa muy digna de ser tratada por extenso y considerarla con mayor diligencia.” Institución i.vii.i

Ahí está la confianza del creyente en la Biblia! En que es la palabra de Dios para Su pueblo. Si escuchamos lo que la Biblia nos dice, estamos escuchando la voz de Dios.

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. noviembre 19, 2011 4:34 am

    Por eso yo creo que los dones estan vigentes, pues Jesus y la Biblia dicen,”estas señales seguiran a los que creyeren”.

    Yo creo, he visto lo que la Biblia dice que debe pasar, y veo la confirmacion de ella.

    • noviembre 19, 2011 6:18 am

      Luis,

      Y es por eso que, como dijiste, no eres calvinista.

    • Raquel González Vieda permalink
      noviembre 22, 2011 9:22 pm

      Luis A. Jovel, ¡Sabía usted que segun los verdaderos estudiosos de la Biblia, en los manuscritos mas antiguos no aparece este versículo en que usted se apoya, para creer en la vigencia de los dones? He leído un poco al respecto, tampoco sé mucho, pero le sugiero humildemente, que lea el comentario que hace Hendriksen respecto a los versículos de Marcos 16:9-20, donde aparece: “estas señales seguiran a los que creyeren”. Si prefiere, puede leer a otros grandes e iluminados estudiosos de la Palabra, que se refieren a estos versículos, y que nos han dejado impreso su pensamiento para bien de la iglesia. Es peligroso tomar versículos por separado y sacarlos del contexto.

  2. noviembre 19, 2011 5:26 am

    Disculpa. De que Libro sacaste esa cita? Me gusta mucho la cita dime por favor a ver si me compro el libro. si puedes me Mandas un Msj a mi twitter: @Marlonalbertoab Gracias por todo que Dios te bendiga

  3. noviembre 19, 2011 11:58 pm

    1.-Creo en la inspiración Divina y Total de las Sagradas Escrituras, La Biblia, única Norma de fe y Conducta de los creyentes. “Dios ha hablado al hombre, y la Biblia es su palabra, la que nos ha sido dada para abrir nuestros entendimientos a la salvación”.
    2.-Creo en un solo Dios Todopoderoso, Omnisciente, Omnipotente y Omnipresente. “Dios es trino y uno; en la Deidad hay tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo; y en la obra de salvación las tres personas actúan unidas, el Padre proveyendo la salvación, el Hijo realizándola, y el Espíritu aplicándola”.
    3.-Creo en Dios Padre, creador del Cielo y la Tierra. “Dios es Señor y Rey sobre su mundo; gobierna por sobre todas las cosas para su propia gloria, demostrando sus perfecciones en todo lo que hace, a fin de que tanto hombres como ángeles le rindan adoración y alabanza”. Toda la tierra sea llena de su Gloria. El aue no lo cree ya ha sido condenado
    4.-Creo en su Hijo, Jesucristo, Señor y Dios, único Salvador. “El hijo de Dios es el Verbo de Dios” “Nuestro señor Jesucristo, el Hijo de Dios, es Dios y Hombre…perfecto Dios, y perfecto hombre”. Dios es el Salvador, activo en su amor soberano mediante el señor Jesucristo, con el propósito de rescatar a los creyentes de la culpa y el poder del pecado, para adoptarlos como hijos y bendecirles como tales. “Y Aquel Verbo fue hecho carne”. El niño en el pesebre de Belén, es el verbo eterno de Dios, nacido de María virgen, por obra del Espíritu Santo, siendo la encarnación la revelación de que el Verbo es el Hijo de Dios. Vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre lleno de gloria y de verdad, la Biblia proclama a Jesús como el Hijo de Dios, lo cual por fe creo y me afirmo. Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él.
    5.- Creo en el Espíritu Santo, la tercera Persona de la Trinidad, Señor y Dios, Consolador, Maestro, Santificador y Capacitador, derrama su poder sobre el pueblo de Dios junto al Padre y al Hijo, inspiró las Escrituras como guía de la verdadera Iglesia, es quien redarguye al mundo de pecado, justicia y juicio” Es el Espíritu de verdad”. El verbo de Dios es su palabra todopoderosa; el Espíritu Santo es su aliento todopoderoso y actúa como representante y con la autoridad de Cristo para hacer la voluntad de Cristo. El Espíritu esta sujeto al Padre, por cuanto el Espíritu es enviado por el Padre en el nombre del Hijo y el Espíritu hace la voluntad del Padre y del Hijo. En la vida del creyente el Espíritu Santo ejerce el ministerio de consolación en lugar de Cristo.
    Creo en la declaración de la Escritura cuando afirma que la Deidad obra en coigualdad, coeternidad y coexistencia como una unidad. El Espíritu Santo tiene todas las características de una persona, tiene conocimiento, voluntad y sentimientos. Participa en la revelación, la enseñanza, la intercesión, la exhortación, la comisión y la afirmación.
    6.- Creo que el hombre fue creado por Dios a su imagen y semejanza, desobedeció y pecó, razón por la que fue destituido de la gloria de Dios. Al estar muertos en nuestros delitos y pecados, Dios restaurará a su pueblo al vínculo Padre-Hijo roto por la desobediencia de Adán, pero todos los que en Él crean son retornados a la casa de Dios y conformados a su imagen.
    7.-Creo que la justificación y la salvación del hombre es por Gracia de Dios y no por obras, por medio de la fe en Jesucristo.
    8.-Creo en una sola Iglesia indivisible, que es el Cuerpo de Cristo, columna y baluarte de verdad y de justicia, cuya finalidad es mantener la comunión de los santos y cumplir fielmente con la Gran Comisión; y finalmente creo en la pureza del Evangelio, palabra viva y eficaz cuando se hace uso en la vida practica. A Dios sea la alabanza, honra y la gloria, amén y amén. Pastor Freddy Garófalo

  4. HECTOR RODRIGUEZ permalink
    diciembre 6, 2011 11:12 pm

    UNA COSA SON LA SEÑALES Y OTRA MUY PERO MUY DIFERENTE SON LOS DONES,

    • diciembre 7, 2011 1:58 am

      Hector,

      Pero olvidas que fue por ciertos dones que algunas señales fueron hechas. Así que ambos están relacionados.

  5. HECTOR RODRIGUEZ permalink
    diciembre 8, 2011 12:37 am

    EDUARDO ESTOY COMPLETAMENTE DE ACUERDO , MI NOTA VA DIRIGIDA EN EL SIGUIENTE CONTEXTO: LAS SEÑALES FUERON DADAS A CIERTO GRUPO DE PERSONAS CON ESOS DONES ESPECIFICOS DE HACER SEÑALES, HOY EN DIA NO HAY DONES PARA SEÑALES POR APOSTOLES, NO NECESITAMOS HOY DIA BAJO LA GRACIA DE SEÑALES PARA CREER, HOY ES POR FE GAL 3 :6-18, DIOS LES BENDIGA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: