Skip to content

Mark Driscoll y el Cesacionismo

agosto 3, 2011

La semana pasada estando en mi casa me puse a ver un video de Mark Driscoll en Resurgence llamado, “Los Cuatro Puntos del Movimiento.” El video se trata de una conferencia de su ministerio paralelo tratando el tema del neo-calvinismo. En ocasiones las enseñanzas de Driscoll me parecen muy acertadas, pero después de muchos años de estarle escuchando en ocasiones me parece demasiado inmaduro y como alguien que habla sin pensar.

En este video Driscoll, hablando del cesacionismo, dice que esta doctrina es mundana y que lleva a la mundanalidad. Además afirma que nace del pensamiento racionalista y modernista, y or lo tanto “se asemeja más a Hume que a C. S. Lewis.” Cuando terminó de hablar sobre este tema inmediatamente contacté a Frank Turk para escuchar sus comentarios al respecto y me comentó que pensaba contestarle al pastor de Seattle en una carta abierta el día de hoy, y en la cual hizo un excelente trabajo de refutar la incorrecta idea del cesacionismo dada por Driscoll a sus seguidores en esa conferencia.

Driscoll afirma que el continuacionismo, es decir, la doctrina de que los dones extraordinarios (lenguas, profecía, milagros) aún están presentes en la iglesia, es la correcta, y está por sacar un libro en el cual, según él lo demuestra. Sin embargo, lo cierto es que a lo largo de la historia de la iglesia, han sido las sectas con algunos componentes heréticos en sus doctrinas, las que han afirmado estos dones. La verdad es que nadie en los primeros cuatro siglos de historia de la iglesia afirmó tener estos dones, excepto como dije, herejes como Montano.

Por ejemplo, cuando dí mi clase de Neumatología en la IBRL encontré una cita de Crisóstomo en la cual se refiere a los dones extraordinarios como algo oscuro, que ocurrió muchísimos años antes y que en su tiempo ya no estaban presentes. En su homilía de 1 Corintios 12, el líder de la iglesia escribió lo siguiente,

Todo este pasaje es muy oscuro; pero la oscuridad es producida por nuestro desconocimiento de los hechos a que se hace referencia y por su cesación, siendo como entonces solían ocurrir, pero que ya no tienen lugar hoy. Y por qué no ocurren hoy? Mirad ahora, la causa también de la oscuridad ha producido en nosotros otra pregunta, esto es, porqué sucedía entonces, y ahora ya no sucede más?”  Homilías en 1 Corintios. The Nicene and Post-Nicene Fathers. 12:168

Las palabras de Crosóstomo son muy claras, y es difícil que Driscoll pueda proveer pruebas fuertes que confirmen su doctrina. Pero Crisóstomo no es el único, pues también Agustín hablando del don de lenguas escribió lo siguiente,

En los tiempos más primeros, “el Espíritu Santo cayó sobre los que creían y hablaron con lenguas,” que ellos no habían aprendido, “según el Espíritu les daba que hablasen.” Esas eran señales adaptadas a los tiempos. Porque convenía aquel don del Espíritu Santo en todas las lenguas, para mostrar que el evangelio de Dios debía correr en todas las lenguas por toda la tierra. Esto sucedió como una señal, y se desvaneció.”  La Epístola de San Juan. The Nicene and Post-Nicene Fathers. 7:497-498

Les invito a leer la carta de Turk a Driscoll, pues él provee una excelente descripción del cesacionismo, y refuta la caricatura planteada por Driscoll en su conferencia.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email. 
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
49 comentarios leave one →
  1. agosto 3, 2011 2:54 pm

    Participé en estos días en una discusión en FB sobre cesasionismo y pues, estos hermanos que afirman ser reformados pero creen que los los dones de operación milagrosa están vigentes utilizan diversos argumentos que no logro entender del todo, como que los dones no es algo que uno tiene siempre, sino algo que el Espíritu da a veces. Pero bueno, para ponerlo en breve, me sería de mucha utilidad que algún hermano reformado que tenga la bendición de poseer (perdón, de haber sido utilizado alguna vez por el Espíritu) con algún don milagroso, me explique cuál es la forma en que tales dones deben usarse hoy, sea el de revelación, sanidades, milagros o hablar lenguas que no ha aprendido nunca. ¿Cómo está siendo edificada la iglesia de hoy con estos dones?

    • Yoli permalink
      septiembre 28, 2012 1:13 pm

      Hola Alexander, yo crei siempre en los dones, no he encontrado evidencia biblica que afirme que hayan cesado. Además yo he sido testigo de milagros impresionantes, y como testigo puedo decirte que yo sin buscarlo, comencé hablar una lengua diferente a la mia (deduzco que era hebreo porque pronunciaba las palabras: Yeshua, Eloim, Adonai) en mi habitacion, en plena oración, y trataba de evitarlo hablando mi lengua y era algo que iba mas alla de mi, además de una llenura extraordinaria que tuve. La biblia habla que este tipo de lengua edifica a uno mismo, ya que nuestro espiritu habla misterios con Dios. Asi que cuando se da (cosa que ocurre de vez en cuando) lo hablo en voz baja.

      En cuanto a milagros he sido testigo, mi mama ha visitado hospitales para predicar el evangelio y ha orado creyendo lo que la biblia dice en cuanto a milagros, y para sorpresa de muchos, ha ocurrido milagros, asi que veo como Dios actúa de manera soberana, y que podemos decir contra ello?

  2. agosto 3, 2011 3:03 pm

    Alexander,

    Y ese es precisamente el punto: “¿Cómo está siendo edificada la iglesia de hoy con estos dones?” Ya no necesitams las lenguas porque Dios ha permitido que tengamos la Biblia y el evangelio en nuestro idioma. Ya no necesitamos revelaciones y profecías porque ya Dios ha dejado de hablar y todo lo que nos dejó para saber nos lo dejó en las Escrituras. Ya no necesitamos el don de sanidades para confirmar a los mensajeros/embajadores de Cristo porque ya el evangelio ha sido confirmado por todo el mundo a lo largo de la historia de la iglesia. Entonces, para que serían utiles estos dones? En qué edificarían a la iglesia?

    Ahora, el error de Driscoll es pintar una caricatura del cesacionismo lo cual deja ver que desconoce lo que decimos y creemos. Dios continúa haciendo milagros, sólo que ya no lo hace por medio de hombres con el don para sanar milagrosamente a enfermos. Ahora lo hace por medio de la oración intercesora.

  3. agosto 3, 2011 3:37 pm

    Bueno, solo tienen que preguntarle a reformados como John Piper, Wayne Grudem, CJ Mahaney, Sam Storm, Donald Carson o al fallecido Martyn Lloyd-Jones.

    De todas formas, y gracias a la historia, hay libros que habland, (si, hablan) de los dones milagrosos en los 4 primeros siglos, y no en sectas ni grupos separatistas, al igual que en los Men Of Covenant en Escocia.

    Negar que han ocurrido en la historia es negar la misma historia.

    Sobre Driscoll, como siempre excediendose en temas que no debería hablar, su soberbia es su peor arma.

    Libros demostrando el continuacionismo:

    Horace Bushnell: Nature y Supernatural
    Scottish Worthies: John Howie
    Men of covenant: Alexander Smellie
    Charismatic Gifts in the Early Church: Ronald Kydd
    Todos los libros sobre avivamientos

    Y si se empieza a rascar un poco mas hay decenas de libros escritos en los 1700 relatando lo mismo, osea, que para cuando se pensaba que habia cesacionismo continuaban realmente los dones.

    Yo antes era un cesacionista convencido, pero la biblia y la historia me demostraron que el cesacionismo es extraño al texto biblico, además que los argumentos desde mediados de 1800 son prestados del dispensacionalismo, cual mutilacion de la obra de Dios.

    !!!

  4. agosto 3, 2011 4:07 pm

    No se si se sigue confundiendo, la creencia en la ocurrencia de milagros con el asunto de los dones particulares. Que Dios nos conceda ser claros en cuanto a lo que queremos decir y lo que queremos combatir. De ningún modo nos opondríamos a Dios actúe de forma sobrenatural, para manisfestar su poder, para Su gloria, el asunto es que en la tendencia continuacionista, hasta donde yo conozco, (porque estuve muchos años allí), esto contribuye a una actitud incorrecta en cuanto a las Escrituras y Su suficiencia. Pero, ¿no desea todo predicador ver el poder de Dios en una de sus predicaciones? ¿No deseo yo que Dios nos tumbe postrados ante Su majestad y que no sea este el efecto de emociones sino de una acción sobrenatural en las vidas? Los avivamientos los anhelamos, pero para que lo que consideramos avivaiento tenga los efectos correctos, afirmamos que tienen que estar basados en una confianza plena en que las Escrituras son suficientes y que no necesitamos revelación adicional y que no necesitamos que Dios confirme la predicación evangélica con prodigios. Voy a investigar un poco más sobre la forma en que los que afirman “Sola Scriptura” y también creen en dones especiales milagrosos tratan el asunto en sus iglesias.

    • jose permalink
      agosto 4, 2011 3:12 pm

      eso seria lo mejor hermano, quitarse la soberbia y ser como los de berea que escudriñaban cada dia y eran humildes para aprender. Te recomiendo que escuches enseñanzas del pastor chuy olivares, todos ustedes cesacionistas lo conocen o mandale un correo preguntandole directamente para que salgas de dudas. El problema es que no puedes mutilar la palabra de Dios, Jesus dijo: el cielo y la tierra pasaran pero mis palabras no pasaran; y tambien estas señales seguiran a los que creen, en mi nombre echaran fuera demonios, hablaran nuevas lenguas, pondran sus manos sobre los enfermos y sanaran, etc.
      O sea ustedes dicen que solo las escrituras que ustedes “piensan”, o afirman que estan vigentes asi es y otras no, conque autoridad lo hacen?, PUES CON LA DE SU SOBERBIA. Y basandose en TERTULIANO Y AGUSTIN Y OTROS TANTOS, O SEA QUE ESTOS TIENEN MAS AUTORIDAD QUE JESUCRISTO MISMO EL VERBO HECHO CARNE.
      Se me contradicen y lo peor ponen en duda las palabras del mismo Señor Jesus.Recuerda que tambien dijo no todo el que me dice señor señor entrara al reino de los cielos.Apartaos de mi hacedores de maldad nunca os CONOCI, la relacion con nuestro Señor parte de reconocerle como Señor. pero si lo cuestionas, porque es a Él a quien no se le creen sus palabras (sola scriptura), con quien crees que te metes en problemas conmigo?
      Mira en casa de oracion guadalajara hay un profeta adrian hdez. y su ministerio esta activo, hay dones de sanidades, de lengüas, de interpretacion de lengüas, de servicio, de enseñanza, de exhortacion,de misericordia, de reparticion, palabra de sabiduria, palabra de ciencia, discernimiento de espiritus, etc. todos los dones estan presentes en la iglesia a traves de muchas personas, y se cumple el proposito para el que se hacen presentes PARA EDIFICAR A LA IGLESIA, pero tú la quieres COMBATIR. Los miembros del cuerpo no combaten entre si, se ayudan. CASA DE ORACION ES EL EJEMPLO DE IGLESIA QUE BUSCAS, y asi como ella hay muchas mas.

      • agosto 4, 2011 4:29 pm

        José,

        Entonces, a quien le haces caso tú: al profeta que “habla por Dios” en tu iglesia o a la Biblia? Es decir, si hay profetas, entonces la Biblia no es necesaria, cierto? Porque hay un hombre en tu iglesia a quien Dios le revela Su voluntad a tu iglesia, no? Pero, sí la Biblia es suficiente, entonces los profetas no son necesarios, cierto? Porque para que habrían de haber más profetas si Dios reveló toda Su voluntad en la Escritura. Te dejo esto para que medites en ello. Por cierto, ese razonamiento es de John Owen, el puritano del siglo XVII.

      • jose permalink
        agosto 5, 2011 3:03 pm

        Eduardo,

        por supuesto que a la biblia, y se juzga la profecia tambien o sea el cristiano maduro no es manipulado, porque tiene conocimiento de la escritura.

        Ademas de que la palabra dada por el profeta siempre es acorde a la biblia y nunca esperamos que va a decir para conocer la voluntad de Dios nos es dada en cada predicacion y enseñanza y en nuestro devocional personal, pero cuando es usado por Dios la iglesia es edificada.

        pero como no conoces como se aplican los dones en la iglesia y el orden que hay por eso juzgas incorrectamente, basado en un razonamiento de un puritano del siglo XVII.

        Yo puedo meditar en ese razonamiento pero nunca estara ningun razonamiento humano sobre la palabra de Dios.

        Si los profetas no fueran necesarios entonces porque dice la biblia en 1 cor. 12.28 que Dios puso en la iglesia apostoles, profetas, los que hacen milagros, los que tienen don de lengüas, los que sanan, los que ayudan.

        Te dejo ese PENSAMIENTO de Dios mismo para que lo medites, porque parece que para ti pesan mas los razonamientos de sutano y mangano que los de Dios..

      • agosto 5, 2011 3:23 pm

        José,

        Entonces, si la profecía es acorde a la Biblia y todo lo que se necesita para conocer la voluntad de Dios es la predicación y la enseñanza de la Biblia, entonces para qué sirve la profecía si tenemos las Escrituras. De qué manera va a ser edificada la iglesia si todo lo que necesita para ser edificada es la Biblia?

        O no será que algunos en la iglesia necesitan cosas visibles y “extraordinarias” para sentirse más animados? No es suficiente el estudio y la predicación de la palabra de Dios? Ese es el problema, el ataque a la suficiencia de las Escrituras.

        Entonces, para que sirve la profecía ahora si ya tenemos la Biblia completa? Esa es mi pregunta para ti.

  5. agosto 3, 2011 4:09 pm

    Salvación eterna,

    Por supuesto que ya ellos han hablado, sin embargo Grudem por ejemplo ha dicho en su teología sistemática que las profecías modernas son falibles, y por lo tanto no podemos igualarlas con lo que ocurrió en el AT ni en el NT.

    Pero, también podemos ver que pensaron hombres como Tertuliano, Ireneo, Agustín, Crisóstomo, Juan Calvino, Lutero, todos los reformadores, etc. ninguno de ellos pensó que estos dones extraordinarios estuvieran presentes en la iglesia.

    Voy a leer el libro de Kydd para ver sus citas. Bendiciones.

    • agosto 3, 2011 4:50 pm

      Eduardo,

      Claramene hay un “segundo nivel” de profecia que no es revelacion escrituraria, porque hay que juzgarla segun Pablo en 1ª Corintios, además, no diría que se podría profetizar si era un don exclusivo de los apostoles par traer revelacion escrituraria.

      Creo que el erroe está en igualar la profecia apostolica de la profecia “de iglesia” (por llamarla así, creo que me entiendes).

      De todas formas, este tipo de profecia no ataca la autoridad de la biblia, como bien enseña Grudem.
      El primer tipo de profecia, la apostolica, es exclusiva de los apostoles (y machos), cuando el segundo tipo de profecia, falible y que debe de ser juzgada hasta las mujeres pueden practicarlo.

      Bueno! Creo que no debo dar clases de cosas que ya sabes, pero esta es mi opinion.

      !!!

      • agosto 3, 2011 5:28 pm

        Salvacióneterna,

        Lo que me gustaría saber es de donde sacan que hay dos niveles de profecía.

  6. walter vega permalink
    agosto 3, 2011 4:17 pm

    El gran error del cesacionismo es emular y hacer una continuidad entre los vehículos de la revelación y la revelación misma. Cuando a nuestros hermanos “dispen-cesacionistas” se les explica que los dones no necesariamente eran para traer la revelación especial de Dios, ellos al instante rasgan vestiduras aduciendo que nosotros hacemos peligrar la autoridad de la palabra infalible e inerrante, en función de los milagros u otros dones. Francamente me parece una exageración sin fundamento. La CFW en su capítulo I Párrafo 10 dice: “El juez Supremo por el cual deben decidirse todas las controversias religiosas, todos los decretos de los concilios, las opiniones de los hombres antiguos, las doctrinas de hombres y de espiritus privados, y en cuya sentencia debemos descansar, no es ningun otro mas que el Espiritu Santo que habla en las Escrituras”. Al tener este punto claro, no deberíamos tenmer.
    SOLI DEO GLORIA

    • agosto 3, 2011 4:29 pm

      Walter,

      Ahora, la pregunta es la siguiente: cómo sustentas esa interpretación del don de profecía/revelación en las Escrituras? Si Dios ha dado el don de profecía a hombres en nuestros días y estas profecías son falibles, como argumenta Grudem, entonces no podemos decir que Dios falla en su revelación a una persona? Podemos igualar esto con lo que vemos en la Escritura? Lo mismo con el don de lenguas y el de sanidades.

      • walter vega permalink
        agosto 3, 2011 6:56 pm

        ¿acaso tu no profetizas cuando hablas de Cristo?
        Yo soy pastor presbiteriano, asociado a la iglesia presbiteriana en america Chile, y cada vez que abro mi voca para enseñar o predicar estoy profetizando, pero jamás me atrevería a decir que mi enseñanza es infalible, pero así y todo igual es profecía. Por este motivo la PALABRA DE DIOS O BIBLIA, es la PROFETA MAYOR.

      • agosto 3, 2011 7:23 pm

        Walter,

        Acaso no sabes de que profecía estoy hablando? Estamos hablando de los dones extraordinarios, cierto? Entonces lógicamente no me estoy refiriendo a la predicación del evangelio. Y tampoco es a este tipo de profecía a la que se refiere Grudem cuando dice que la profecía de hoy en día es falible. Estamos hablando de los que dicen que “Dios les dijo…” Esa es la profecía a la que me refiero. Y es esa profecía la que rechazo como algo que haya continuado hasta nuestros días.

  7. Esteban Toloza permalink
    agosto 3, 2011 6:40 pm

    Eduardo, con todo respeto, quisiera hacerte una corrección.
    Aquí dejo citas de Ireneo, Tertuliano, y Agustín sobre el tema (Agustín cambió su postura sobre el asunto, como puede verse en sus últimos escritos; y no es de extrañarnos esto puesto que en muchos temas Agustín fue cambiando de opinión). Aquí van las citas.

    Ireneo: (¿125 – 202?) Obispo de Lyons y teólogo nacido en Asia Menor, alumno de Policarpo, quien fue un discípulo del apóstol Juan, en su libro “Contra Herejías”, dice: “De igual manera escuchamos de muchos hermanos en la iglesia que poseen dones proféticos, quienes mediante el Espíritu hablan todo tipo de lenguajes y traen a luz para el provecho general, las cosas escondidas de los hombres, y declaran los misterios de Dios.” (Pueden verse muchísimas más en http://cristianismo-primitivo.org/info_doctrinas_paleocristianas.html#Los_dones_carism%E1ticos )

    Tertuliano (¿155 – 225?) escribió en “Contra Marción, Libro V”: “Dejad que Marción muestre, como dones de su dios, profetas tales como los que han hablado, no por el sentir humano sino con el Espíritu de Dios, tales como los que han predicho las cosas que han de venir y han hecho manifiestos los secretos del corazón; dejadle producir un salmo, una visión, una oración o alabanza, solamente que sea mediante el Espíritu… donde sea que una interpretación de lenguas le haya sobrevenido. De nuestra parte, todas estas cosas ocurren sin ninguna dificultad, y están de acuerdo, también, con las reglas, dispensaciones, e instrucciones del Creador …” (Orígenes (186 – 253) y Cipriano (200 – 258), contemporáneos de Tertuliano, presentan el mismo testimonio.)

    Agustín de Hipona (¿353 – 430?) escribió (Augustine, Vol. 4): “Seguimos haciendo lo que los apóstoles hicieron cuando impusieron sus manos sobre los Samaritanos e invocaron al Espíritu Santo sobre ellos mediante la imposición de manos. Se espera que los conversos hablen con nuevas lenguas.” De igual manera, se registran en los escritos de Agustín testimonios de diversas enfermedades.

    Sólo esa corrección, para que no se preste a confusión el asunto. Muchas gracias.

    • agosto 3, 2011 7:20 pm

      Esteban,

      Sólo una pregunta: Has leído lo que realmente escribió Tertuliano, por ejemplo? O estás citando lo que otros escribieron? Porque si lees Tertuliano, te darás cuenta que lo que dice no tiene nada que ver con tu presuposición de que los dones extraordinarios estaban presentes en su tiempo, sino todo lo contrario. Marción era un hereje que negaba el Antiguo Testamento y al Dios del AT. Tertuliano le escribió refutándo sus enseñanzas y le dijo precisamente en donde habla de 1 Corintios 11-14 que él-Tertuliano-podía estar seguro pues Dios había proveído profetas en el pasado para que hablaran la verdad. Tertuliano, entonces, le dice a Marción que él no puede proveer lo mismo, profetas, salmos, visiones, etc. Pero Tertuliano NO estaba afirmando que esos dones estuvieran en operación en sus días. Esta es la cita completa (Libro V,8)

      “And as he puts
      it on record that it is written in the law that the Creator will
      speak with other tongues and other lips, since with this reference
      he confirms the gift of tongues, here again he
      cannot be supposed to have used the Creator’s prophecy to express
      approval of a different god’s spiritual gift. Once more, when he
      enjoins upon women silence in the church, that they are not to
      speak, at all events with the idea of learning—though he has
      already shown that even they have the right to prophesy, since
      he insists that a woman must be veiled, even when prophesying—
      it was from the law that he received authority for putting the
      woman in subjection,j that law which, let me say it once for all,
      he had no right to take note of except for its destruc-
      tion. So now, to leave this question of spiritual gifts, the facts
      themselves will be called upon to prove which of us is making
      rash claims for his god, and whether it can be alleged in opposition
      to my statement of claim, that even though the Creator has
      promised these for some Christ of his not yet revealed, because
      he is intended for the Jews alone, they will in their own time and
      in their own Christ and in their own people have their own
      operations. So then let Marcion put in evidence any gifts there
      are of his god, any prophets, provided they have spoken not
      by human emotion but by God’s spirit, who have foretold things
      to come, and also made manifest the secrets of the heart: let him
      produce some psalm, some vision, some prayer, so long as it is
      a spiritual one, in ecstasy, which means abeyance of mind, if
      there is added also an interpretation of the tongue: let him also
      prove to me that in his presence some woman has prophesied,
      some great speaker from among those more saintly females of
      V. 9 ADVERSUS MARCIONEM 563
      his. If all such proofs are more readily put in evidence by me,
      and are in full concord with the rules and ordinances and regula-
      tions of the Creator, without doubt both Christ and the Spirit
      and the apostle will belong to my God. Anyone who cares to
      demand it has here the statement of my case.”

      Con respecto a Agustín, si has leído lo que escribió con respecto a las sanaciones te darás cuenta que afirma que el don de sanidades ya no estaba presente, sino que las personas eran sanadas por medio de la oración. Por ejemplo en Homilies on the Epistles of St. John, 6:10 (NPNF 7: 497-498, él escribe lo siguiente,

      “En los primeros días, “el Espíritu Santo cayó sobre los que creían: y hablaron con lenguas,” que no habían aprendido, “conforme al Espíritu.” Estos eran signos adaptados al tiempo. Pues fue el comportamiento tomado del Espíritu Santo en las lenguas, para mostrar que el evangelio de Dios correría a través de todas las lenguas sobre la tierra. Tal cosa fue dada para ejemplo, y luego cesó.”

      Entonces, creo que es mejor leer todo lo que estos hombres escribieron en su contexto y te darás cuenta que ellos no apoyan tu creencia.

  8. Ignacio Vidal permalink
    agosto 3, 2011 6:41 pm

    La verdad siempre tuve esa sospecha acerca de los dones de lengua y de profecía ¿como es que se da aun el don de profecia, si ya esta todo escrito? y el de lenguas se me aclaro ahora con el dicho de Agustin; eso si el don de milagros y de sanidad tampoco pueden continuar, pero el hecho de presenciar un milagro eso sigue vigente hasta el dia de hoy, y una pregunta en particular ¿que ocurre con esto de echar fuera demonios y sanar enfermedades? estos tambien tiene que considerarse como dones que ya no ocurren actualmente? Muy aclaratorio y edificante el articulo, gracias.

  9. Esteban Toloza permalink
    agosto 3, 2011 7:45 pm

    Eduardo,

    He leído sobre Tertuliano en citas realizadas por el Dr. M.L. Jones, (no creo que Dr. me esté mintiendo, ¿o si?), también leí sobre su acercamiento al montanismo. De hecho, creo que se le da un trato bastante injusto a los montanistas, puesto que no todos eran herejes; es como aquellos que hoy dicen que todos los arminianos son herejes, creo que es una injusticia al asunto. Por otra parte, no veo que en este párrafo que me citas Tertuliano esté afirmando que esas cosas ocurrían sólo en el pasado; mi inglés no es muy bueno, pero por lo que entiendo no veo que diga que eso haya sido limitado a esos tiempos; y probablemente dado su acercamiento al montanismo, esté hablando de cosas que ocurrían entre ellos.

    De Agustín he leído poco, pero tengo entendido que efectivamente reformuló su pensamiento sobre el tema, pero no he leído lo suficiente, revisaré más el asunto.

    Y qué de Ireneo de Lyon? Creo que sin dudas tu afirmación sobre él está errada, eso puede constatarse claramente. De manera que tu afirmación sobre que “lo cierto es que a lo largo de la historia de la iglesia, han sido las sectas con algunos componentes heréticos en sus doctrinas, las que han afirmado estos dones. La verdad es que nadie en los primeros cuatro siglos de historia de la iglesia afirmó tener estos dones, excepto como dije, herejes como Montano.” se cae con el testimonio de Ireneo, ¿no? Quizás el post tenga que ser corregido. O quizás Ireneo se equivoca.
    Me retiro! Un saludo.

    • agosto 3, 2011 9:12 pm

      Esteban,

      Bueno, lee Tertuliano y Agustín en el contexto en el que hablan y te darás cuenta de que ellos afirman el cese de ests dones extraordinarios. En cuanto a Ireneo, voy a buscar las citas que pusiste y proximamente te estaré contactando. Bendiciones.

  10. walter vega permalink
    agosto 3, 2011 9:58 pm

    Sí, sé a que te refieres, sin embargo, el tema de fondo no cambia, ya que si admites que la “profecía” como “predicación del evangelio” no es infalible, ¿porque no puede existir y ser falible la otra “profecía” a la que Grudem se refiere?.
    Este es el motivo por el que los cesacionistas no tienen argumento, porque inmediatamente relacionan los dones son la revelación, y se hacen juez y parte en el debate.

    • agosto 4, 2011 4:22 pm

      Walter,

      Entonces si sabes a lo que me refiero entonces deberías saber que no estoy igualando a la profecía con la predicación, sino con la revelación de la voluntad y los propósitos de Dios por medio de un hombre a quien Dios le ha revelado audiblemente, en visiones o de otra manera sobrenatural. A este tipo de profecía es a la que se refiere Grudem cuando afirma que en estos tiempos es falible. Sin embargo, cuando analizamos la Biblia nunca vemos a este tipo de don falible, es decir, cuando un profeta de Dios hablaba todo lo que decía era cierto y venía a suceder. El problema es que al afirmar que aún hay profecía como la que ocurre en el Nuevo Testamento, entonces estás diciendo que Dios está revelando Su voluntad a una persona y por lo tanto esta revelación debería ser canonizada y entregada a toda la iglesia. Porqué? Porque así fue como ocurrió en el AT y en el NT. La Biblia es nuestra última autoridad. Todo lo que Dios le ha dicho a Su pueblo está ahí. Y más de eso no hay.

  11. Pablo Filos permalink
    agosto 4, 2011 2:27 am

    Alexander:

    Voy a contarte una experiencia que tuve y que marcó mi vida para siempre con respecto a un don, mal llamado extraordinario, ya que en las Escrituras no se hace esta diferencia. Todos los dones fueron dados por Dios para beneficiar a su iglesia con el solo fín de extender el Reino para Su Gloria.
    Soy pastor bautista reformado, educado en uno de los mejores seminarios de mi país. Yo era cesasionista 100%, siempre ganaba en mis discusiones teológicas. Estuve inmerso en el sistema, lo creía, lo enseñaba y estaba plenamente convencido que era la verdad, hasta que algo sucedió en mi vida que hizo que todo lo que había sostenido, en sólo siete dias, quedó derrumbado. Voy a tratar de resumirte todo lo que pasó.
    Mi experiencia sucedió en el año 2006. Para ese entonces me había hecho cargo de una pequeña iglesia cuyo pastor había fallecido repentinamente. La congregación no sabía por donde ir; es como que había perdido su rumbo. Estaba claro que su líder terrenal ya no estaba.
    Algo ocurría en mi que no me dejaba tranquilo. Era que en mis sermones no sentía poder. Eran homiléticamente prolijos, hermenéuticamente correctos, doctrinalmente sanos. Aunque todo esto estaba presente, no podía ver cambios en la iglesia. Fue entonces que me arrodille ante Dios una mañana y clame por mas poder en mi ministerio. En mi estructura mental y teológica Dios podría mejorar lo que yo ya tenía pero nada nuevo podría El darme; porque lo nuevo que podría experimentar, para mi había dejado de ser con la muerte del Apóstol Juan. Mi razón luchaba con mi fe por más de Dios.Más de El en la exposición de Su Palabra. Poder en el púlpito para Su Gloria.
    Hubo madrugas que me levantaba a las 4 a.m e inmediantamente me postraba delante de Dios rogándole por más. Hasta que un día me anime a exclamar la siguiente oración:
    “Amado Dios, tú que me has llamado al ministerio de la Palabra necesito más de Tí, más de tu presencia en mí, más poder. Se que Tú Señor has querido en tu soberana voluntad,
    cesar aquellos dones que un día diste a tus apóstoles, a tu iglesia, pero también se, que eres soberano, dueño de la historia y libre de otorgar nuevamente
    aquello que decidiste llevar de tu Pueblo.Si es así lo decides, mientras este con vida aquí lo quiero Señor para mi vida. Tu iglesia lo necesita para predicar con denuedo tu Palabra
    y así ver vivificados aquellos que has elegido para salvación. Amén.”
    Los días pasaron y llegó una situación que menos esperaba. Me diagnosticaron neumotórax espontáneo por stress. El médico me dijo que debía ser operado urgentemente para drenar el líquido que se junta en el pulmón porque era muy peligroso. Yo accedí y me llevaron inmediatamente al quirófano. Jamás había sido operado de nada. Pero estaba tranquilo, sabiendo que todo estaba en las manos de Dios.
    Estando en medio de la operación, bajo anestesia local, yo oraba a Dios. En eso que estaba orando y escuchaba a los médicos trabajar, colocándome un tubo plastico en mi pulmón, comencé a sentir una paz que jamás la había experimentado. Una sensación rara para mí. De repente pasó algo inusual. La clima de la sala del quirófano comenzó a cambiar repentinamente. Escuchaba a un medicos decir: vean que pasa con el aire acondicionado que no esta funcionando, pero le decian que estaba funcionando correctamente. Todo comenzó a calentarse en el ambiente. Y de repente, al finalizar la cirugía, sentí una brisa que pasaba sobre mi cuerpo, iba y venía. Lo raro es que no había ventanas en la sala de cirugía. Yo seguía orando a Dios. De un momento a otro sentí como una fuerza sobrenatural tomó mi cuerpo y de repente mi alma se llenó de gozo, un gozo indescriptible que jamás sentí, y en unos segundos comencé a oír como de mi boca salían palabras que yo no entendía. Los medicos me pedían que les hable en español pero no podía en ese momento. Inmediatamente después escuché (porque yo estaba consciente en todo momento) que la anestesista decía que podía comprender lo que yo estaba diciendo: ella dijo que era hebreo (luego pude saber que ella era judía). Lo sorprendente para los médicos fue que al comenzar a traducir, los corazones de varios quedaron al descubierto. El Espíritu Santo estaba revelando los pensamientos de algunos de los medicos. Fue sorprendente. Pude observar como caían lagrimas de algunos de ellos. Yo me enteraba lo que estaba diciendo porque esta medica judía me traducía. Sin ella no podría saber nada. Lo cierto que en un momento dado dijo el Espíritu Santo a la médica: soy Elohim el Dios de tus padres, tu creador, aceptame y rinde tu vida al Señor. Una vez que dijo estas palabras ella se quebrantó y se fue del lugar.
    En todo ese moemnto sólo había silencio. Me enteré lugo que uno de los médicos grabó unos minutos de esta experiencia con su celular. Esta grabación la tengo en mi poder como testimonio de lo que Dios hizo. Despues de esta experiencia, seguí por seis días mas en el hospital. En todos esos días mucho del personal hospitalario venía a mi cama y me decían: hablame de tu Dios.
    Pude ver la redención de mi Salvador en esos días. Dios llevó su Palabra a un lugar donde jamás uno se imaginaría: Un quirófano.
    Dios finalmente sanó mi pulmón. Mi vida cambió y hoy experimento un poder sobrenatural en mi cuando predico. Dios lo quizo asi.
    Despues de esta experiencia pedí perdón a Dios por mis críticas en contra del don de lenguas. No me transformé en un pentecostal. Mi congregación sigue siendo una iglesia conservadora en doctrina y una liturgia tradicional bautista reformada, pero las cosas ya no son igual como antes: cada miembro experimenta una vida de fe contagiosa y de santidad. En cada culto ( aún cuando muchos pentecostales nos dicen que son aburridos) hay gozo espiritual y vida.
    La iglesia ha crecido ultimamente y ahora estamos abriendo una hermosa obra en un pueblo cerca de la ciudad.
    La Palabra de Dios segurira siendo mi unica regla de fe y práctica. Mi congregación adopta la Confesión Bautista de Londres de 1689.
    Aunque Dios me dió el donde de lenguas, y luego por un clamor personal por tres semanas, el don de interpretación. Lo utilizo privadamente y en algunos casos de liberación por posesión demoníaca, casos muy frecunte en la provincia donde estoy.
    Finalmente quiero decir que ser reformado en doctrina no significa necesariamente creer en el sistema teológico cesasionista.
    Espero Alexander haber respondido algo de tus preguntas. Dios te bendiga.

    • agosto 4, 2011 4:40 pm

      Pablo,

      Muy bonita tu historia, y me alegro por lo que Dios hizo en tu cuerpo. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en que esto no fue más que una experiencia que tuviste. Porqué? Y no quiero desacreditar lo que sentiste y lo que sucedió? Comparemos lo que te ocurrió a ti con el Nuevo Testamento. Primero, cuando los apóstoles experimentaron el don de lenguas, se nota claramente que ellos estaban en total control de sus cuerpos, es decir, esto no fue un poder que tomo control de sus mentes. No! Ellos estaban en total control de sus cuerpos. Segundo, ellos sabían lo que estaban diciendo. Ellos predicaron el evangelio a muchas naciones en sus propias lenguas precisamente para que esas gentes pudieran entender. Cómo entendían estos otros médicos lo que tu estabas diciendo en hebreo? Eran ellos judíos también?

      Tercero, creo que el problema es que tu modelo no se ajusta al modelo bíblico. Porqué? Porque dices que tu iglesia está mejor ahora porque hay estos dones entre ustedes, sin embargo en la iglesia del NT había gozo porque se predicaba el evangelio en las iglesia, no porque hubieran estos dones. Es decir, el enfoque tuyo es muy diferente al de la iglesia primitiva, la cual se enfocaba en la predicación y no en el ejercicio de dones.

      Cuarto, dónde dice la BIblia que el don de lenguas deba ser usado privadamente? No da Dios los dones para edificación de la iglesia? O los da para edificación personal? Si es cierto que tienes un don de lenguas, entonces estás violentando el mandamiento de la Escritura de usarlo para la edificación del pueblo de Dios y estás siendo egoísta usándolo indebidamente para tu propio beneficio. 1 Corintios dice que los dones fueron dados para que fueran usados en amor es decir, para edificar y servir a los hermanos.

      Lástimosamente hay un error de concepción, y una inconsistencia en tu doctrina, pues si eres reformado te someterás a la autoridad de la Biblia y ella será tu última autoridad, lo cual es incompatible con la creencia de dones extraordinarios en la iglesia, pues cómo va a ser la Biblia tu última autoridad si hay un profeta en tu iglesia a quien debes hacerle caso cuando habla por Dios? Ese es el don de profecía que había en el NT.

  12. agosto 4, 2011 3:46 pm

    Mi pregunta es, desde cuando se le dice a unos dones “extraordinarios” mientras que a los otros no? No dijo el mismo Pablo que todos son dados por Dios, osea, tienen el mismo valor? Esa catalogisacion de los dones no es biblica.

    Todos los dones, los 27, son dones extra-ordinarios, pues provienen del Señor. Querer hacer la dicotomia entre extraordinarios y ordinarios, crea una division que no se puede sostener con la Escritura, pero si sirve tanto a los Pentecostales, como a los cesecionista.

    Ironica la situacion.

    • agosto 4, 2011 5:01 pm

      Luis,

      Cómo sabrás a veces deben hacerse distinciones que no son bíblicas, para enseñar. A los dones extraordinarios se les ha puesto así, precisamente porque son menos ordinarios que los demás. Es decir, es más visible e impresionante-desde el punto de vista humano- el don de poder darle vista a un ciego que el de servirle. Es una mera distinción con fines didácticos. Aquí todos sabemos-espero yo- que todos los dones provienen de Dios y por lo tanto son extraordinarios, pero siempre es bueno hacer la distinción, especialmente cuando estamos discutiendo estos temas.

      Por lo tanto no creo que la situación sea irónica.

  13. agosto 4, 2011 4:10 pm

    Hermanos, creo ver un error en cuanto al hecho que en los 1º cuatro siglos de la iglesia, la Biblia no estaba disponible para todos en todos los idiomas, eso vino 1000 años despues, hay que tener cuidado en nombrar los pensamientos y palabras de los padres de la iglesia, a la par de la escritura, eso es romanismo, en todo caso la respuesta esta en la escritura, y no en los padres de la iglesia

    • agosto 4, 2011 4:58 pm

      Fernando,

      No creo que alguie aquí esté tomando como autoridad a los padres, sino como prueba, pues en sus escritos no hay-leyendo bien lo que escribieron en su contexto-pruebas de la continuación de estos dones “extraordinarios.”

  14. walter vega permalink
    agosto 4, 2011 7:20 pm

    La profecia de Juan Huss respecto de Martin Lutero….¿era falible o infalible?

    • agosto 4, 2011 8:47 pm

      Walter,

      Dijo Huss esto como profecía? Sabías que hay dudas de lo que escribió Foxe en su libro? Porque hay dos versiones de lo que realmente dijo Huss, uno al rey y otro por Foxe en donde según él le dice esas palabras al que lo iba a ejecutar. Lo más probable es que Foxe haya incluído esa frase en su libro porque le pareció que podía ligar a Lutero con Huss, sin embargo la frase verdadera de Huss fue la siguiente:

      “Then Hus sang in verse, with an elated voice, like the psalmist in the
      thirty-first psalm, reading from a paper in his hands: From the pulpit Ministry of pastor tom browning
      Arlington Presbyterian Church

      “In thee, O Lord, I put my trust, bow down thine ear to me.”
      With such Christian prayers, Hus arrived at the stake, looking at it
      without fear. He climbed upon it, after two assistants of the hangman had
      torn his clothes from him and had clad him into a shirt drenched with
      pitch. At that moment, one of the electors, Prince Ludwig of the
      Palatinate, rode up and pleaded with Hus to recant, so that he might be
      spared a death in the flames. But Hus replied: “Today you will roast a
      lean goose, but hundred years from now you will hear a swan sing,
      whom you will leave unroasted and no trap or net will catch him for
      you.” Full of pity and filled with much admiration, the Prince turned
      away.”

      En otras palabras Foxe hizo la conexión con Lutero por diversas causas, sin embargo en la cita de Poggius no se puede concluir tal cosa.(Lee esto: http://www.monergism.com/thethreshold/articles/onsite/browning/Lesson2.pdf).

      Entonces, esto no ayuda a tu posición tampoco.

  15. agosto 4, 2011 9:02 pm

    A juzgar por los escritos de los padres de la iglesia de los siglos II y III, parece que se asumia la continuidad de todos los dones. A parte de las citas dadas estan las siguientes (lamento que algunas esten en ingles):

    Justino (100-165 d.c)

    Therefore, just as God did not inflict His anger on account of those seven thousand men, even so He has now neither yet inflicted judgment, nor does inflict it, knowing that daily some [of you] are becoming disciples in the name of Christ, and quitting the path of error; who are also receiving gifts, each as he is worthy, illumined through the name of this Christ. For one receives the spirit of understanding, another of counsel, another of strength, another of healing, another of foreknowledge, another of teaching, and another of the fear of God. (Dialogo con Trifón, cap.39)

    “For the prophetical gifts remain with us, even to the present time. And hence you ought to understand that [the gifts] formerly among your nation have been transferred to us. And just as there were false prophets contemporaneous with your holy prophets, so are there now many false teachers amongst us, of whom our Lord forewarned us to beware; so that in no respect are we deficient, since we know that He foreknew all that would happen to us after His resurrection from the dead and ascension to heaven.”(Dialogo con Trifon, cap.82)

    Novaciano (200-258d.c.)
    “…and they being strengthened, feared, for the sake of the Lord’s name, neither dungeons nor chains, nay, even trod under foot the very powers of the world and its tortures, since they were henceforth armed and strengthened by the same Spirit, having in themselves the gifts which this same Spirit distributes, and appropriates to the Church, the spouse of Christ, as her ornaments. This is He who places prophets in the Church, instructs teachers, directs tongues, gives powers and healings, does wonderful works, offers discrimination of spirits, affords powers of government, suggests counsels, and orders and arranges whatever other gifts there are of charismata; and thus make the Lord’s Church everywhere, and in all, perfected and completed.” (Trinidad, cap.29)
    http://www.ccel.org/ccel/schaff/anf05.vi.iii.xxx.html

    Otras citas de Ireneo (102-202 d.c)

    “porque saben que los seres humanos no reciben de Marco (in falso profeta) el don de la profecía, sino que Dios concede esta gracia desde lo alto a quienes él quiere; y quienes reciben de Dios este don, hablan donde y cuando Dios quiere, no cuando Marco ordena…” (Contra las Herejías, Libro 2, cap.13.4)

    “Por eso sus discípulos verdaderos en su nombre hacen tantas obras en favor de los seres humanos, según la gracia que de él han recibido. Unos real y verdaderamente expulsan a los demonios, de modo que los mismos librados de los malos espíritus aceptan la fe y entran en la Iglesia; otros conocen lo que ha de pasar, y reciben visiones y palabras proféticas; otros curan las enfermedades por la imposición de las manos y devuelven la salud; y, como arriba hemos dicho, algunos muertos han resucitado y vivido entre nosotros por varios años. ¿Qué más podemos decir? Son incontables las gracias que la Iglesia extendida por todo el mundo recibe de Dios, para ir día tras día a los gentiles y servirlos en nombre de Jesucristo crucificado bajo Poncio Pilato. [830] …Y no lo hace por invocación de los ángeles, ni por medio de encantamientos, ni por otros poderes malvados u otro tipo de acciones mágicas; sino que de modo limpio, puro y abierto, elevando su oración al Dios que creó todas las cosas e invocando el nombre de nuestro Señor Jesucristo, hace todos estas obras maravillosas no para seducir a nadie sino para el bien de los seres humanos. Pues si hasta hoy el nombre de nuestro Señor Jesucristo hace tantos beneficios y cura de modo seguro y verdadero a todos los que creen en él, y no pueden hacer lo mismo los seguidores de Simón, Menandro, Carpócrates o de cualquier otro, entonces es evidente que él se hizo hombre, convivió con la obra que él mismo había plasmado (Bar 3,38), realmente todo lo llevó a cabo por el poder de Dios según la voluntad del Padre de todas las cosas (Ef 1,9), tal como los profetas habían anunciado. Cuáles hayan sido estas profecías, lo diremos al exponer las pruebas sacadas de los profetas.”(Contra las Herejias, libro 2, cap. 32:4-5)

    “También juzgará a los pseudoprofetas, los cuales, no temiendo a Dios ni aceptando de Dios el don de la profecía, fingen profetizar, mintiendo contra Dios, o por vanagloria, o por interés de ganancias, o por influjo del mal espíritu.” (Contra las Herejías, Libro 4, cap.33:6)

    En el caso de Agustin, tal como se ha señalado, el narra la ocurrencia de muchos milagros pero parece que el no lo conecta con el tema de los dones del Espiritu Santo, sino con la oraciones y otras cosas mas. Lo que si se nota en su libro la Ciudad de Dios es la ocurrencia de sueños como mensajes divinos. Sin embargo el libro tiene una mezcla de verdades con cosas que lucen supersticiosas.

    Por eso es que el Dr. Bob Gonzalez, director del Seminario Bautista Reformado en EUA, a pesar de ser cesacionista, dice lo siguiente al respecto: Are the New Testament gifts of tongues and prophecy still for today? This question is not just a modern question. It has been raised from time to time throughout the history of the church. In the early church, there were different responses to that question. For example, the early church fathers Irenaeus (c. 130-200) and Tertullian (c. 150-212) both refer to ongoing manifestations of prophecy and tongues in their day (i.e., 2nd and 3rd century). On the other hand, both Chrysostom (c. 350-407) and Augustine (354-430) argue that the gift of tongues had ceased by their time (i.e., 4th and 5th century).”
    http://www.rbseminary.org/imported-20110618205945/2009/3/2/the-cessation-of-special-revelation-a-humble-argument-for-th.html

    Creo que es bueno recordar (como todos sabemos) que lo importante sera que nuestras convicciones esten basadas en las Escrituras y no en la Historia.

    • agosto 4, 2011 11:14 pm

      Rafael,

      Estimado hermano! Estás tomando las palabras de estos padres totalmente fuera de contexto. Voy a demostrarte (cuando termine mi trabajo) que ellos no estaban afirmando que esos dones estuvieran en operación en sus días. De paso puedes ir leyendo las citas en su contexto para que vayas comprobando lo que digo. Bendiciones.

    • agosto 5, 2011 1:10 am

      Rafael,

      La cita de Ireneo Contra Herejías Libro 2 Cap 13.4 está incorrecta. La cita de esa porción de su escrito es la siguiente:

      “He is, however, above [all] these properties, and therefore indescribable. For He may well and properly be called an Understanding which comprehends all things, but He is not [on that account] like the understanding of men; and He may most properly be termed Light, but He is nothing like that light with which we are acquainted. And so, in all other particulars, the Father of all is in no degree similar to human weakness. He is spoken of in these terms according to the love [we bear Him]; but in point of greatness, our thoughts regarding Him transcend these expressions. If then, even in the case of human beings, understanding itself does not arise from emission, nor is that intelligence which produces other things separated from the living man, while its motions and affections come into manifestation, much more will the mind of God, who is all understanding, never by any means be separated from Himself; nor can anything.”

      Las demás las voy a contestar en una entrada aparte de este post porque considero hacer algunos comentarios al respecto y creo que será de utilidad para todos los lectores.

      • Rafael Alcantara permalink
        agosto 5, 2011 1:56 am

        La desventaja para todos nosotros es que los padres de la iglesia originalmente escribieron en griego y latin. Revisare de nuevo las citas y esperare tu comentario.Si estas citas estan fuera de contexto me sorprenderia que el Dr. Gonzalez haya hecho el comentario que hizo. Gracias Eduardo por el tiempo que le dedicas a estas cosas y permitirnos participar de las mismas.

        Rafael Alcantara
        http://www.verdadyamor.com

  16. agosto 5, 2011 3:54 am

    Lo ironico Eduardo, es que tu posicion quiere hacer una categoria especial de los dones “extra-ordinarios”, al mismo modo que los Corintios lo hacian, y Pablo se vio obligado a escribirles para corregirlos.

    Lo ironico de todo esto, es que Pablo tubo que escribir para quitar dicha dualidad de percepcion, pero muchos Pentecostales, y Cesecionistas quieren, con fines ya predispuestos cada uno, incorporar el mismo error que Pablo quiso corregir en sus cartas.

    Eso es lo que encuentro ironico.

    • agosto 5, 2011 5:08 am

      Luis,

      Estoy seguro que has leído la primera epístola a los Corintios y sabrás que Pablo no estaba criticándolos por diferenciar entre dones. Pablo loes estaba corrigiendo por su mal uso de los dones. De nuevo, no hay ninguna ironía en diferenciar ciertos dones con un mero propósito didáctico.

  17. Esteban Toloza permalink
    agosto 5, 2011 5:04 am

    Eduardo, aquí te dejo otras citas de Ireneo sobre el tema. Estuve resisando su libro “Contra los herejes”, y decir que Ireneo negaba la vigencia de los dones carismáticos, es algo erróneo. Ireneo atacó fuertemente a los herejes de su tiempo (los Benny Hinn del nuestro, diría yo), pero no por eso atacó los dones reales que actuaban en esas iglesias.

    En “Contra los Herejes, Libro V, 6:1, dice:

    “También nosotros hemos oído a muchos hermanos en la Iglesia, que tienen el don de la profecía (367),
    y que hablan en todas las lenguas por el Espíritu, haciendo público lo que está escondido en los
    hombres y manifestando los misterios de Dios.”

    Hablando “Contra Simón y Carpócrates”, dos hombres que presumían obrar milagros pero que no lo hacían de parte de Dios, Ireneo dice:

    “No son capaces de dar la vista a los
    ciegos, ni el oído a los sordos, ni expulsar a todos los demonios -sino sólo a aquellos que ellos mismos les meten, si es verdad lo que dicen-, ni curar a los enfermos, cojos y paralíticos o dañados en cualquier otro miembro del cuerpo como efecto de alguna enfermedad, ni dar de nuevo la salud a todos aquellos que enferman por accidente. Muy lejos están de resucitar a los muertos [825] -como lo han hecho el Señor y los Apóstoles por medio de la oración y como en algunos casos ha sucedido en la comunidad cuando ha sido necesario, cuando toda la Iglesia lo ha suplicado con ayunos y plegarias, de
    modo que “ha regresado al muerto el espíritu” (Lc 8,55) como respuesta a las oraciones de los santos-. Ni siquiera creen que esto sea posible; porque, según ellos, incluso la resurrección de los muertos no es sino el conocimiento de lo que ellos llaman la verdad.”

    (¡Una clara continuidad entre el ministerio de Jesús y sus apóstoles y lo que pasaba en tiempos de Ireneo!)

    En otra sección dice:

    “Algunos de ellos dicen que Jesús también realizó todas estas cosas en apariencia. Por los profetas les demostraremos que ya estaban anunciadas, que él las hizo de modo que no quede duda alguna, y que él es el único Hijo de Dios. [829] Por eso sus discípulos verdaderos en su nombre hacen tantas obras en favor de los seres humanos, según la gracia que de él han recibido [Aquí claramente comienza a hablar de su tiempo]. Unos real y verdaderamente
    expulsan a los demonios, de modo que los mismos librados de los malos espíritus aceptan la fe y entran en la Iglesia; otros conocen lo que ha de pasar, y reciben visiones y palabras proféticas; otros curan las enfermedades por la imposición de las manos y devuelven la salud; y, como arriba hemos dicho,
    algunos muertos han resucitado y vivido entre nosotros [Entre nosotros! ¿Podría ser más claro] por varios años.
    ¿Qué más podemos decir? Son incontables las gracias que la Iglesia extendida por todo el mundo recibe de Dios, para ir día tras día a los gentiles y servirlos en nombre de Jesucristo crucificado bajo Poncio Pilato. [830] Y no lo hacen para seducir a nadie ni para ganar dinero, pues, así como ella lo ha recibido gratis de Dios, así también gratis lo distribuye. Y no lo hace por invocación de los ángeles, ni por medio de encantamientos, ni por otros poderes malvados u otro tipo de acciones mágicas; sino que de modo limpio, puro y abierto, elevando su oración al Dios que creó todas las cosas e invocando el nombre de nuestro Señor Jesucristo, hace todos estas obras maravillosas no para seducir a nadie sino para el bien de los seres humanos. Pues si hasta hoy el nombre de nuestro Señor Jesucristo hace tantos beneficios y cura de modo seguro y verdadero a todos los que creen en él (216), y no pueden hacer lo mismo los seguidores de Simón, Menandro, Carpócrates o de cualquier otro, entonces es evidente que él se hizo hombre, convivió con la obra que él mismo había plasmado (Bar 3,38), realmente todo lo llevó a cabo por el poder de Dios según la
    voluntad del Padre de todas las cosas (Ef 1,9), tal como los profetas habían anunciado.”

    ¿Hay alguna duda de que Ireneo claramente registra que “hasta hoy” Dios obraba milagros entre ellos y otorgaba carismas?

    EL libro puede verse completo acá: http://mercaba.files.wordpress.com/2007/10/contra-los-herejes.pdf

    Y te dejo una recopilación de Sam Storms sobre el tema,

    http://lumbrera.wordpress.com/2011/02/21/sam-storms-los-dones-del-espiritu-santo-en-la-historia-de-la-iglesia/

    sinceramente no estoy de acuerdo con todo lo que Storms hace, pero no creo que esté hablando “sin documentarse”, como que también el Dr. Grudem lo esté haciendo. Decir tal cosa es querer hacernos creer que estos hombres cuando tienen que hablar del continuacionismo son realmente tontos que dejan de lado todos sus conocimientos académicos para lanzar palabras al aire, ¿no es ir demasiado lejos? Leí las declaraciones de Driscoll, creo que fue de muy mal gusto lo que dijo, sumamente agresivo y -como diríamos en Argentina- “bocón”. Pero decir en reacción a dichos de un hombre como Driscoll que “no hay ni un registro de dones carismáticos en la historia de la Iglesia” es también ir demasiado lejos. Puede que Driscoll hable demás; pero no todos son Driscoll, hombres como el Dr. Grudem o John Piper o el Dr. Lloyd Jones, quienes defienden la vigencia de los dones carismáticos, se merecen un mejor trato, y no que se los trate como tontos que no se han documentado bien y hablan sin saber. Esta actitud que encuentro en muchos hermanos cesacionistas es lo que nos molesta tanto a quienes abrazamos las doctrinas de la gracia y no somos cesacionistas.
    Bendiciones.

    • agosto 5, 2011 5:18 am

      Esteban,

      Ya que has usado una de las citas que usó Rafael te voy a contestar la primera cita en la entrada que voy a escribir con todos estos pasajes de los padres para que veas que ellos NO están hablando de la presencia de estos dones “extraordinarios” en sus tiempos. Gracias por las citas. Bendiciones.

  18. Esteban Toloza permalink
    agosto 5, 2011 5:32 am

    Hermano, ¿consultó el libro de Ireneo? No coloqué frase descontextualizadas sino concientemente y para no promover el error leí ampliamente el libro, grandes secciones del mismo. Y no encuentro ni una sombra de que Ireneo esté negando los dones milagrosos en ese tiempo. No veo cómo la cita de Rafael no se refiera a lo que claramente se refiere; pero aún si le concediera eso; ¿qué de las otras citas?
    Por otra parte, observo que mis hermanos cesacionistas basan gran parte de su afirmación desde un supuesto lógico que no encuentro en las escrituras. La suposición de que si una persona posee algún don, por ejemplo el de sanidad, TODAS las personas tendrían que ser sanadas. No veo eso por ningún lado en la Palabra. Ayer escribía en un grupo en FB,

    “Toda su argumentación gira sobre un principio que podría resumir así “Aquellos que poseían dones carismáticos, como por ejemplo el de sanidad, sanaban indefectiblemente a todos.” Pero yo pregunto, ¿de dónde sale eso? ¿Es bíblica la afirmación de que los apóstoles y aquellos que realizaban milagros poseían el don de hacerlo cuando le viniera en gana? Hermano, ¿no es eso una imposición teológica que se le hace al texto bíblico y que nace de evaluar al texto partiendo de todo un sistema (cesacionismo)? No hay un sólo texto que afirme que los apóstoles, o Felipe, o Esteban, o las hijas de Felipe, o las mujeres que profetizaban en Corinto, puediera hacerlo cuando le viniera en gana, ¿o si? Toda la argumentación parte de un principio que no tiene fundamentos sólidos.”

    Por lo que veo, aquí también se sostiene esa idea. Quisiera saber desde dónde la sostienen. Y también, ¿qué hay de las demás citas de Ireneo? ¿Qué hay, por ejemplo, de la última cita que dejé donde Ireneo habla de resurrección de muertos, de imposición de manos y expulsión de demonios? Sinceramente, y sin ofender, creo que se le está dando un trato injusto a la historia. Concedo que es cierto que la mayoría no registró tales cosas, pero decir que no hay ningún registro es simplemente tan sin sentido como los dichos de Driscoll.
    Gracias por tu tiempo en leer estas publicaciones.

    • agosto 5, 2011 12:55 pm

      Esteban,

      En cuanto pueda voy a escribir una entrada analizando esas citas, para que noten lo que está diciendo Ireneo, Justino, Novaciano, etc. Tengo que prepararme para el domingo, así que en cuanto tenga un espacio la escribo y seguimos discutiendo. Bendiciones.

  19. agosto 5, 2011 6:38 am

    Por favor Eduardo, Pablo esta criticando porque los Corintios tenian mas en alto el don de lenguas que los demas, I Cor. 12:4-5. Y en especial, el versiculo 31. Seamos sinceros por favor. La ironia sigue en pie, pues vos estas haciendo exactamente lo que los Corintios y ahora Pentes hacen, cada quien por razones similares, de querer diferencias los dones que agradan (los pentes), o desagradan (los Ceses).

    Pablo los corrije a los dos, y seria bueno que tanto ellos como tu, le pusieran un poco de mas caso.

    Por otro lado, yo no veo que las lenguas y la profecia sigan trayendo revelacion. Pablo no se refiere a estos dones en ese sentido en I Cor. y leyendo I Cor. 14:3, no podemos llegar a elevar a la profecia dada en la congregacion como la profecia que encontramos en las escrituras.

    Te invito a considerar, y con esto, yo tambien por supuesto, no estara Pablo usando la palabra “profecia” como a veces usaba “apostol”. El intercambiaba el significado de esa palabra, no estaria Pablo haciendo algo similar?

    • agosto 5, 2011 1:03 pm

      Luis,

      Si piensas bien en tu pregunta inicial, te darás cuenta que lo que ocurrió en Corinto no tiene nada que ver con el debate continuacionista/cesacionista. En nada se parecen! Solo para explicar: En Corinto ciertamente habían unos que estaban buscando ciertos dones “más visibles” -si me permites usar ese término para describir algunos dones- a los cuales les daban más importancia porque querían gloriarse con ellos.

      Lo que Pablo les critica era el mal uso que estaban haciendo de esos dones. Por ejemplo, algunos queriendo un don más visible que el que Dios les había dado, estaban imitando el don de lenguas falsificándolo, especialmente que venían de religiones paganas las cuales estaban acostumbradas a hacer esto. Lo mismo estaba ocurriendo con los otros dones más visibles. Y eso, mi hermano, es lo que Pablo quiere corregir en su carta.

      Nunca vemos en la carta una intención de Pablo diciendo: “Por favor no diferencien entre dones!” Como tu quieres hacerlo parecer. Ni eso es tampoco lo que hacemos los que estamos en el debate continuacionista/cesacionista.

      Si deseas discutir sobre el continuacionismo y cesacionismo eres bienvenido, pero irse cosas tan pequeñas como “porque diferenciar entre dones “extraordinarios” y los demás, me parece que no tiene sentido en este momento. La discusión es si hay algunos dones del Espíritu que han continuado o no! Eres bienvenido a participar de la discusión en ese sentido.

  20. Esteban Toloza permalink
    agosto 5, 2011 2:33 pm

    Ok Eduardo. Será difícil convencerme de que Ireneo no dice lo que aparentemente dice de manera tan clara, pero esperaré tu entrada!
    Me gustaría también ver un análisis de ese supuesto desde donde parten. He leído que algunos dicen que creen que ocurrieron milagros en tiempos de Ireneo, por ejemplo, pero que no fue porque los dones siguieran vigentes, sino por la oración de la comunidad (Aunque, por supuesto, estas personas no aceptarían la imposición de manos o el ordenar a un demonio que salga de una persona), y que eso no son dones milagrosos. Todo partiendo desde ese supuesto que te mencionaba antes. Hermano, si es posible aclarar de dónde sale tal supocisión, desde que base la afirman, sería muy aclarado mi panorama sobre el cesacionismo; también si fuera posible citar declaraciones explícitas (y no inferencias endebles sobre algunos textos; lamentablemente, hasta ahora es eso lo que he visto) del Señor Jesús o sus apóstoles indicándonos que algunos de los dones cesarían durante la era de la Iglesia . Por el momento lo único que veo es un sistema afirmado sobre bases endebles y más arraigadas en nuestra tradición que en la Palabra. Espero tu próxima entrada! Bendiciones.

    Aquí otras citas tomadas del pdf que te envié en un link arriba,

    “Otros, para frustrar el don del Espíritu que en los últimos tiempos, según la voluntad del Padre, fue derramado sobre el género humano, no admiten el Evangelio en la forma que Juan escribió, [891] en el cual el Señor promete enviar al Paráclito; sino que a la vez rechazan el Espíritu profético junto con el Evangelio. Son en verdad infelices, pues al elegir ser pseudoprofetas, rechazan la gracia de la profecía en la Iglesia. Se parecen a aquellos que, para evitar mezclarse con los hipócritas que vienen a la Iglesia, se abstienen también de la comunión con los hermanos. Se da por supuesto que gente de esta calaña tampoco aceptan al apóstol Pablo; pues en la Carta a los Corintios escribió con precisión acerca de los carismas proféticos, y reconoció que hay en la Iglesia hombres y mujeres que profetizan (1 Cor 12,28ss y 14,1ss). Por este motivo, pecando contra el Espíritu de Dios, caen en un pecado sin perdón (Mt 12,31-32; Mc 3,29; Lc 12,10).”

    “[El Espíritu] Elige a los ministros y les concede los carismas [habría que ver que entendía Ireneo por carismas, ¿pero no es bastante claro?] necesarios para su ministerio. Establece la Iglesia universal, y distribuye de modo permanente entre los fieles todos los dones espirituales.”

    Si Ireneo no quiere decir lo que aparentemente quiere decir, y el señor Storms, Grudem, y muchos más, han malinterpretado sus palabras, me gustaría ver cómo es posible demostrarlo, y hacerlo de una manera creíble y sólida. Esperaré la próxima entrada!
    Un saludo.

    • agosto 5, 2011 2:53 pm

      Esteban,

      Perfecto. Gracias por darme el tiempo para escribir la entrada, especialmente que debo prepararme para el domingo. Bendiciones.

  21. Pastor Angel Díaz permalink
    agosto 20, 2012 4:51 pm

    Estoy interesado en compartir con todas las partes, pueden escribirme a ccbrsgcuba@gmail.com, pastoreo en la actualidad una congregación y estamos muy deseosos de conocer hermanos reformados y trabajar en el evangelismo.

  22. junio 4, 2013 4:34 pm

    Fui cesacionista por más de 24 años y mi principal argumento era que declarar revelaciones mediante profecía y lenguas implicaba una competencia con el canón del NT y que , por lo tanto, si es verdad que tales dones estuvieran vigentes hoy, cada profecía o lengua con nueva relevación en las iglesias debería compilarse y agregarse al canón. Pienso que es un presuposición teológicamente errónea y que remarca la tendencia a pasar por el filtro de la lógica humana la verdad revelada. Ese filtro lógico se aplica porque tristemente estamos prejuiciados por ejemplo la mala práctica de los dones en algunas iglesias continuistas hoy, descartando junto con esas malas prácticas la verdad revelada sobre el tema. El que algunos grupos carismáticos y pentecostales no sigan los lineamientos de Pablo en 1 Corintios sobre la administración correcta de los dones, no nos debería conducir a descalificar la revelación misma mal aplicada por dichos grupos.

    Por otro lado, el argumento cesacionista que descarta la validez de los dones de profecía y lenguas hoy porque su promoción y práctica estaría compitiendo con la inspiración de las Escrituras, no me parece justo y denota ignorancia involuntaria sobre la naturaleza y propósito de estos dones. Si este argumento fuera correcto, entonces la iglesia no pudiera hoy sostener que ya tiene el canón completado, pues haría falta incluirle todas las revelaciones profécticas y de lenguas que fueron dadas a las iglesias del NT (en especial las de Corinto) en las que estos dones eran ejercitados. Pero el mismo Pablo nos deja una evidencia de que la profecía como don en el NT, por ejemplo, no tenía característica de palabra inspirada, sino de palabra de “edificación, exhortación y consolación” pero iluminada por el Espíritu mediante la revelación considerada inspirada hasta el momento (AT) y la autoridad doctrinal apostolica reconocida por las iglesias antes del cierre del canón del NT.

    Esto lo veo en 1 Cor. 14:29 “29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen.” ¿Que juzguen qué? ¿Sobre qué base se daba validez a lo algunos hablaban con el sello de profecía?. Pienso que esa base era precisamente las Escrituras, la ya perfecta Ley de Jehová antes del cierre del canón del NT, esas de las cuales Pablo dice que son “útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”.

    En los versículos 31-33, Pablo, nos dice “Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados.
    Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas;
    pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.”

    Así, por mandato de Dios, el apóstol permite a los creyentes profeticen sin excepción (todos), pero siempre dentro de un orden (uno por uno), con un propósito (aprendizaje y exhortación) y validado lo que digan por la revelación profetica ya inspirada, reveleda y conocida hasta ese tiempo (sujetos a los profetas), incluyendo la doctrina de los apóstoles en la cual desde sus inicios perseveraban los cristianos de las iglesias primitivas. (Hechos 2:42).

    El continuista bíblico piensa que la profecía dada mediante hombres o mujeres que posean ese don hoy, está vigente y presente aún en las iglesias que no reconocen su vigencia, pues el ejercicio de ese don se manifiesta mucho más en el contexto de la predicación expositiva o temática de las Escrituras, sean en la iglesia, en un circulo o célula de estudio o en el evangelismo personal uno a uno y no es más que lo que ocurre cuando un pecador es ministrado con la Palabra de Dios transmitida y aplicada a una necesidad o situación particular de alguién que nunca nos ha hablado de su circunstancia y su pasado, pero que siente que lo que le estamos diciendo es producto de un conocimiento previo que tenemos de ellos, sin que realmente sea así.

    El príncipe de los predicadores, C.H. Supergeon tiene varias anécdotas de experiencias proféticas en su autobiografía, en la que narra casos en las que personas terminaban el culto diciendo “este hombre me ha dicho todo lo que estoy pasando ahora y lo que estoy viviendo”, cual expresión de la mujer samaritana cuando Cristo le reveló su vida. Pero Spurgeon no era onmisciente, sino que el Espíritu Santo, como él mismo narra, lo tomaba en medio del sermón y le llevaba a decir cosas que no habian sido por el planeadas ni preparadas. Cosas como “aquí entró un hombre que es zapatero y el domingo pasado no fue a la iglesia e hizo una venta de tanto” y siempre sucedía que sí, que eso que él decía era verdad y sólo se veía a la gente dando testimonio de esa capacidad de revelación profética del gran y admirado Spurgeon, al cual muchos sólo conocemos con un poderoso y brillante predicador, pero nunca asociando la extrordinaridad de su ministerio con portentos extraordinarios como los que acabo de mencionar.

    Si los dones no son una experiencia para algunos, no es porque Dios decretó su cesantía, sino porque, por temor a no caer presa del espectro extramista de algunos grupos pentecostales y carismáticos, y no ser juzgados ni calificados como fanáticos locos e irracionales, no hemos sido obedientes el mandato que Dios nos dejó por medio del apóstol Pablo cuando nos dijo:

    “Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas; pero hágase todo decentemente y con orden.” (1 Cor. 14:39-40)

    Me temo que posiblemente nuestro celo cesacionista no nos ha dejado ver que involuntariamente hemos estado pecando por muchos años desmotivando e impidiendo a los creyentes que nos rodean a que cumplan con este mandato. Paradójicamente, muchos si hemos hecho de un dogma, un lema y un baluarte el versículo 40, sin cuestionar su vigencia, mientras hemos mutilado la vigencia y utilidad del vers. 39 en nuestras iglesias. Que El Señor nos ayude a todos, porque yo mismo aún sigo estudiando el tema, aunque ahora no tengo conciencia para sostener una postura cesacionista, sino que más bien he tenido que vestirme de humildad para reconocer (lo que por más de 24 años no reconocía) que los continuistas serios tienen más fundamento bíblico para sostener su posición que el que realmente tienen los también serios cesacionistas.

    Dios les bendiga!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: