Skip to content

Una Conversación Edificante

diciembre 6, 2010

Charles Simeon (1759-1836) y John Wesley (1703-1791), un calvinista y un arminiano, tuvieron una conversación por correspondencia sumamente edificante. El propósito de transcribirla es para demostrar que generalizar al calvinismo como intolerante es un error, así mismo como es generalizar e igualar al arminianismo con el semi-pelagianismo.

Si creo que debo corroborar mi creencia que el arminiano promedio es inconsistente. Podría hasta llamarlo un ‘calvinista inconciente,’ es decir que en su inconciente es verdaderamente un calvinista, pero que cuando intenta expresar lo que cree no puede más que expresar sus inconsistencias doctrinales. Díganle a un arminiano que no debería orar, según su sistema teológico, por la conversión de una persona y saldrá a luz su ‘calvinismo inconciente,’ pues afirmará la total soberanía de Dios en la salvación de una persona.

Deseo entonces relatar esa conversación relatada por Carr Glyn Mule en la biografía de Charles Simeon en 1892, donde escribe,

[Simeon] Señor, entiendo que usted es llamado un Arminiano; y que yo he sido llamado en ocasiones un Calvinista; y por lo tanto supongo debemos desenvainar las dagas. Pero antes de que yo consienta el combate, con su permiso le haré unas pocas preguntas. Le ruego, Señor, se siente usted una criatura depravada, tan depravada que nunca hubiera pensado volverse a Dios, si Dios no lo hubiera puesto primero en su corazón?

[Wesley] Sí, así me siento.

[Simeon] Y desecha usted recomendarse a Dios por cualquier cosa que usted pudiera hacer; y mirar por salvación solamente por la sangre y la justicia de Cristo?

[Wesley] Sí, solamente por medio de Cristo.

[Simeon] Pero, Señor, suponiendo que usted fue primeramente salvado por Cristo, no debe usted de alguna manera u otros salvarse a sí mismos por sus propias obras?

[Wesley] No, debo ser salvo por Cristo de principio a fin.

[Simeon] Permitiendo, entonces, que usted fue primeramente convertido  por la gracia de Dios, no debe usted en alguna manera guardarse usted mismo por su propio poder?

[Wesley] No.

[Simeon] Entonces qué, debe usted ser sostenido por Dios en cada hora y en cada momento, tanto como un infante en los brazos de su madre?

[Wesley] Si, totalmente.

[Simeon] Y está toda su esperanza en la gracia y misericordia de Dios para preservarle hasta entrar en Su reino celestial?

[Wesley] Sí, no tengo otra esperanza aparte de Él.

[Simeon] Entonces, Señor, con su partida guardaré mi daga de Nuevo, pues esto es todo mi Calvinismo; esta es mi elección mi justificación por medio de la fe, mi perseverancia final: es en sustancia todo lo que mantengo, y mientras lo hago; y por lo tanto, si usted me permite, en lugar de buscar términos y frases que sirvan de contienda entre nosotros, nosotros cordialmente nos uniremos en aquellas cosas en las que estamos de acuerdo.”

HT [John Samson]

Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: