Skip to content

La Exclusividad de Cristo

enero 27, 2010

Ciertamente vivimos en tiempos peligrosos. Y el peligro nace en la terrible necedad e ignorancia del hombre. Salomón contrastó la verdadera sabiduría que debe adquirir un hombre con lo que estamos enfrentando en nuestros días. El hijo de David escribió, “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová” (Proverbios 1:7). Porqué es que Salomón ve el temor de Dios como el principio de la sabiduría?

El hombre natural considera que es capaz de lograr interpretar la realidad correctamente. En su mente la adquisición de conocimiento es la manera de aumentar en sabiduría. Y ese conocimiento se adquiere observando el universo. Es decir, muchos hombres en la actualidad dirían que el hombre es más sabio que hace 100 años tan sólo por el hecho de haber podido descifrar, supuestamente, la manera en que funciona el universo.

Sin embargo, a la luz de las palabras del monarca de Israel, la adquisición de este conocimiento no significa que se haya adquirido sabiduría. “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová.” Para Salomón, el hombre natural es un ignorante…un necio. Porqué? A pesar de haber adquirido el conocimiento genético; de como es que ocurren los intercambios en los aminoácidos del ADN; de como funciona el intercambio gaseoso a nivel pulmonar; y de como hacen las ballenas para guiarse en su viaje marino, se ha negado a ver la realidad, resistiéndose voluntariamente a aceptar la mano de Dios en todo esto. Intentando comprender la realidad se ha cegado voluntariamente a esa misma realidad.

Pablo, hablando sobre la idolatría del hombre, dice en la epístola a los Romanos que el hombre, a pesar de haber tenido claramente visible en la creación al Dios verdadero, decidió detener con injusticia la verdad, y decidió adorar a un dios falso creado por su mente. El apóstol describe varios de los dioses detrás de los cuales se fue el hombre. Sin embargo, el ídolo verdadero es el mismo hombre. Pablo escribió,

18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; 19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. 21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” Romanos 1: 18-25

Noten que Dios los entregó “a la concupiscencias de sus corazones.” Lo que esto implica es que la principal motivación del hombre natural era ser su propio dios. “Nadie tiene el derecho”, dice el hombre natural, “de decir que está bien o mal. Yo soy dios.” Y Pablo escribe que “profesando ser sabios, se hicieron necios.” En lugar de ser sabios, se hicieron voluntariamente ignorantes.

El hombre verdaderamente sabio es aquel que teme a Dios y sabe que el hombre no es nada, sino que Dios es el Rey y soberano de todo; que el hombre es polvo, pero Dios es el Creador; que el hombre es como nada comparado con la gloria de Dios.

Habiendo dicho esto, deseo mostrar como muchos creyentes han desechado ser sabios y en su lugar se han hecho necios. Y esto lo vemos cuando muchos creyentes se han negado a admitir una clara verdad revelada en la palabra de Dios: la exclusividad de Cristo en la salvación de un hombre. Hemos visto a muchos, inclusive líderes evangelicos como Billy Graham, negar a Cristo como el único camino para llegar a Dios. En nuestros tiempos postmodernos el liberalismo nos dice que no se necesita creer y confesar a Cristo para poder obtener salvación. Qué nos dice la Biblia?

En un pasaje muy conocido en Génesis 28 vemos a Jacob, luego de huír de la casa de su padre Isaac por miedo a ser asesinado por su hermano, tener una visión impresionante. Moisés escribe,

10 Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán. 11 Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar. 12 Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. 13 Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. 14 Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente. 15 He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho. 16 Y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. 17 Y tuvo miedo, y dijo: !!Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo.”

Esta narración nos muestra claramente esa verdad que está siendo negada por muchos hoy en día. Lo que escuchamos decir a muchos es que para llegar a Dios hay muchas escaleras. Hay muchos caminos para llegar a la presencia del Padre. Ciertamente hay muchos caminos, pero sólo hay uno que nos lleve al Padre justificados y perdonados. Los otros caminos o escaleras nos llevan al Juez del universo. Y esta fue la realidad que vio Jacob. El patriarca de Israel vio a Cristo como la única escalera al cielo.

Esta verdad es la misma enseñada por Cristo. En el evangelio de Juan leemos a Cristo afirmar esta realidad. Jesús dijo, “De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.” (Juan 1: 51). Claramente el Señor se identifica a sí mismo como la escalera en la visión de Jacob. Noten que en el contexto de Juan 1 Cristo se identifica como el Mesías prometido en el Antiguo Testamento, el único que podría traer salvación a los pecadores (Jeremías 33: 15-16).

Porqué, si tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, se nos afirma que Cristo es el único camino para llegar a Dios (Juan 14: 6), continúan algunos creyentes afirmando que el pecador puede llegara a Dios por otros caminos? No indica esto que no hay temor de Dios en muchos? No implica, entonces, que muchos que dicen ser creyentes han decidido resistir con injusticia la verdad revelada por Dios en Su palabra? Negar la verdad de la Biblia es un grave pecado. Es decir, “yo soy más sabio que Dios.” Pero esto es precisamente lo que muchos están afirmando. La Biblia es muy clara,

Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” 1 Pedro 3: 18

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hechos 4: 12

Prediquemos a Cristo, el único mediador entre Dios y los hombres. Si verdaderamente tememos a Dios, reconoceremos que en Su sabiduría ha proveído un único camino para reconciliar a los pecadores con Sí mismo. Este camino es Su Hijo Jesucristo. Fuera de Él no hay salvación, sólo ira y condenación.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. roberto carlos permalink
    mayo 16, 2010 2:29 pm

    cual es la exclusivilidad de la creacion del hombre

  2. Ignacio Vidal Hernandez permalink
    junio 7, 2011 8:27 pm

    Vaya!! nunca había notado esa conexion de Genesis 28:10-17 con Juan 1:51, abrumadoramente el n. testamento confirma las verdades declaradas en el antiguo, Cristo es el Camino; todos los caminos llevarán a Roma (como dice el dicho) pero el único que lleva al padre es Cristo, nombre sobre todo nombre. Soli Deo Gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: