Skip to content

El Mayor Problema del Hombre

enero 21, 2010

Es claro que muchos creyentes no conocen verdaderamente el evangelio. Saben que Cristo vino al mundo a morir, pero ignoran la razón por la cual el Padre diseñó la redención de la manera en la que lo hizo. La culpa, como siempre he dicho, es compartida. Es decir, cada creyente es culpable de ignorar las verdaderas doctrinas bíblicas. Su pecado al no leer ni estudiar las Escrituras es grave. Básicamente se quedan en una inmadurez espiritual poniendo su vida en peligro.

Por otro lado están la gran abundancia de falsos maestros que se han dedicado a tergiversar el evangelio con el propósito de enriquecerse. El evangelio en muchas iglesias en el mundo es la buena noticia que Cristo vino para evitar nuestro sufrimiento acá en la tierra. Enseñan que Cristo vino para que no sufriéramos enfermedades, ni para que fuéramos pobres, sino que vino a dar Su vida para enriquecernos, prosperarnos, darnos salud, etc. El cáncer, la pobreza, y sufrimientos que pueda experimentar un creyente ocurren porque no hay suficiente fe en el corazón de esa persona.

Porqué es que los creyentes pueden aceptar un mensaje como ese si el evangelio enseñado en la Biblia es tan claramente diferente? La respuesta, creo yo, es sencilla. Los hombres, incluyendo los creyentes, pueden cegarse a la realidad. Muchos creyentes no quieren admitir su verdadero problema, sino que prefieren creer el mensaje torcido de un Cristo que vino a dar su vida para mejorar la vida de los pecadores.

Este es el mismo problema que enfrentamos en Mateo 20. Jesús está a punto de entrar en Jerusalén. Una gran multitud le sigue viendo la gran cantidad de milagros que viene haciendo en su camino a esa ciudad. Todos gritan, “Señor, Hijo de David!” (Mt 20: 31). La multitud ve en Jesús al libertador. Pero Jesús les había informado personalmente a sus discípulos cual era su misión. El Señor les dijo,

18 He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte; 19 y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará.

Esta es la primera vez que Jesús era tan claro con sus discípulos, pues es la primera vez que profetiza que será crucificado, que moriría y luego resucitaría. Sin embargo, la multitud sin saber estas palabras de Jesús, pensaba que Él iba a Jerusalén donde sería coronado como el Rey de Israel, el Mesías, que les llevaría a su libertad de la opresión romana. Para estos hombres el mayor problema que tenían era Roma.

Pero, qué pasó con los discípulos? Lo mismo. A pesar de la claridad de las afirmaciones de Cristo vemos a Juan y a Santiago, hermanos, y a su madre llegando a Jesús pidiendo por supremacía en el reino que establecería Cristo. Ellos creían que Cristo estaba a punto de ser coronado como el Rey de un reino terrenal y deseaban tener supremacía en ese reino. Cristo les dice, “No sabéis lo que pedís” (versículo 22). Ellos ignoraban la verdadera misión del Señor y el reino que establecería.

Cristo no pensaba que el mayor problema de Israel era la opresión romana. El mayor problema del hombre es ser enemigo de Dios por causa del pecado. El mayor problema de la humanidad es estar bajo la ira de Dios por su maldad. Vemos la respuesta de Jesús, “el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (versículo 28). La palabra utilizada por Mateo para describir rescate es el término griego lutron. Este término se utiliza para describir un pago para libertar a aquellos que son esclavos. Pero Cristo no creía que los judíos fueran esclavos del Imperio Romano. Esto lo sabemos por las enseñanzas del Señor en otros evangelios. Jesús había enseñado que los hombres eran esclavos del pecado (Juan 8:34). Este era el verdadero problema que Cristo vino a resolver.

Los hombres están bajo la ira de Dios a causa de su pecado. Cómo puede Dios propiciar esa ira? La repsuesta es: Castigando el pecado! Pero si cada hombre es castigado por su pecado, entonces su castigo sería pasar la vida eterna en el infierno. El pecado es una falta tan grave precisamente porque se hace en contra del Dios Santo! Es por ello que merece el máximo castigo. A los hombres no les alcanza la eternidad para pagar el precio por su pecado.

Es ahí donde entra en evangelio de Cristo. Él dijo que vino, “para dar su vida en rescate por muchos.” Sabiendo que ningún hombre podría redimir su vida, ni la vida de otro hombre (Salmo 46), Dios mismo tuvo que encarnarse, vivir perfectamente y morir como el sustituto de Su pueblo. Él viviría una vida perfectamente justa haciendo la voluntad de Dios para que esa justicia le fuera imputada a cada hombre que creyera en Él. Y además moriría la muerte y sufriría la ira de Dios en sustitución de Su pueblo (2 Corintios 5: 21). Este es el evangelio!

Las enfermedades, la opresión, la pobreza no son nuestro problema, sino que son las consecuencias del grave problema de cada hombre: el pecado. Si somos como la multitud y creemos que Cristo vino a mejorar nuestras vidas, al final haremos con Él lo que hizo la multitud, es decir, le rechazaremos para nuestra condenación. Si Cristo es nuestra solución para no sufrir en la tierra, no podemos confiar en que nuestra fe es verdadera.  Pero si vemos la realidad y reconocemos que nuestro pecado es lo que ha hecho que Dios sea nuestro enemig, entonces Cristo será nuestro mayor tesoro. No hay manera de escapar e la ira de Dios si no es a través de la fe en Jesucristo. Sólo Él pudo ser el sustituto perfecto para los hombres.

Prediquemos el verdadero evangelio para que los hombres reconozcan su verdadero problema y corran hacia Su único Salvador!

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. enero 22, 2010 10:47 pm

    Gloria a Dios por tan hermoso mensaje, gracias por ser de los pocos aca en CR que lo hacen…

    Bendiciones a su vida, su familia e iglesia…

    Siempre leo sus posts y su sitio y el Señor siempre me habla por medio de ellos…

    Saludos hermano!!!

  2. enero 23, 2010 7:11 pm

    Eduardo, ¿sabes? cuando en las iglesias veo a la gente pasar cuando se hace el tan afamado llamamiento al altar, siempre me termino preguntando ¿a qué pasan? El predicador los llama al frente pero en ningún momento ha mencionado en todo su discurso que Cristo vino a pagar por los pecados y que es necesario arrepentirse y confiar en su sacrificio para ser salvo, entonces ¿a qué responden? En definitiva, no al llamado del evangelio. Y si no es a esto, toda esa gente sigue muerta en sus pecados!!! Está de más decir que si mueren en esta condición, su destino es el mismo de aquellos que no creen, pues ellos tampoco han creído en el Hijo de Dios.
    Qué tristeza.

  3. enero 26, 2010 4:00 am

    hermano Dios te bendiga,.

    tengo una duda es biblico cuando conoces a un hermano, pedirle que te predique el evangelio que lo ha salvado? lo he preguntando y he recibido de todo tipo de respuestas, desde un testimonio, hasta que me digan satanas. y pasando por hermanos ofendidos ante esta pregunta cuando me pregunta mi soporte biblico, para hacer esto lo unico que puedo relatarle es lo que hizo pablo en galatas capitulo 2, verdaderamente no quiero disturbar a los hermanos, pero creo que el evangelio es algo tan importante, que no puede ser cualquier cosa.

    Esperando sus comentarios
    Nicaury benitez

    • enero 26, 2010 5:53 am

      Nicaury,

      Me gustaría saber cuál es tu intención al hacerle esa pregunta a alguien? Quieres saber si esa persona sabe lo que es el evangelio? O si es salva? No sé cuál es el motivo de tu pregunta. Quizás así te pueda ayudar más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: