Skip to content

Cristo Murió para Ofrecer Salvación?

enero 1, 2010

Los que estamos siguiendo el plan de lectura Bíblica de M’Cheyne empezamos hoy leyendo, entre otros pasajes, Mateo 1. Este es el pasaje donde encontramos la genealogía de Jesucristo, pero en el versículo 21 leemos lo siguiente, “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” Y al leer estas palabras debemos demostrar las inconsistencias del arminianismo.

El arminianismo se ha degenerado aún más y se ha alejado del pensamiento de Arminio mismo. Cuando leemos las obras de este hombre casi que podríamos decir que él es casi calvinista comparándolo con los arminianos modernos. Esto es evidente en cuanto a la expiación de Cristo y Su perfecta obra en la cruz. Para los arminianos clásicos-los más fieles al pensamiento de Arminio-Cristo sufrió por todos los hombres como un ejemplo para nosotros para que los hombres dejen atrás su rebeldía y busquen el arrepentimiento y crean en Jesucristo. J. Kenneth Grider, citado por James White en su libro, “The Potter’s Freedom,” dice,

En recientes décadas ha ocurrido un desbordamiento del Calvinismo al Arminianismo. Por ello muchos arminianos cuya teología no es muy precisa dicen que Cristo pagó el castigo por nuestros pecados. Sin embargo tal visión es ajena al Arminianismo, que enseña por el contrario que Cristo sufrió por nosotros. Los Arminianos enseñan que lo que Cristo hizo lo hizo por cada persona; por lo tanto lo que hizo no pudo haber sido pagar la culpa, pues entonces nadie iría al infierno. El Arminianismo enseña que Cristo sufrió por todos para que el Padre pudiera perdonar a aquellos que se arrepienten y creen; su muerte es tal que todos verán que el perdón es costoso y buscarán el cese de la anarquía en el mundo que Dios gobierna.” página 234

Noten que el arminianismo clásico no era inconsistente. Si ellos profesaban que la expiación de Cristo era ilimitada de la manera en la que es creída por los arminianos hoy en día, y que era el pago de Cristo por los pecados de los hombres, ellos notaban que esto llevaría al universalismo, es decir, que al final todos los hombres serían salvos. Si Cristo lo que hizo en la cruz fue pagar por el pecado de hombres, entonces ciertamente esos hombres obtendrían perdón, pues su pecado ya había sido pagado.

Sin embargo, los arminianos modernos se han alejado de Arminio y han adoptado un lenguaje calvinista sobre la expiación de Cristo, con el grave error de que al hacer de la obra de Cristo en la cruz el pago por el pecado, como adecuadamente lo formula la doctrina reformada, caen en mayores inconsistencias, las cuales habían sido evidentes para el padre de su sistema teológico, las cuales resuelven-según ellos-diciendo que Cristo murió por los pecados de todos para hacer salvables a los hombres. Serán salvos únicamente los que de su propio libre albedrío se arrepientan y crean, no todos por los que Cristo murió.

Pero el problema principal están en que si Cristo murió para pagar el pecado de todos los hombres, entonces el Padre no puede condenar a estas personas al infierno, pues su pecado, incluyendo la incredulidad, hubiesen sido pagadas por Cristo en la cruz. Dios dejaría de ser justo y esto, lástimosamente, es a lo que llegan los argumentos e inconsistencias arminianas.

El odio que le tienen muchos al Dios soberano de la Biblia les hace luchar por la idea de que sería una injusticia de parte de Dios haber enviado a Su Hijo a morir tan sólo por ciertos hombres y no por todo el mundo. Pero no se dan cuenta de las contradicciones a las que llegan con sus argumentos, inclusive caen en el ejemplo del apóstol Pablo. Cuando Pablo le escribió a la iglesia en Roma, después de haber discutido el tema de la elección soberana de Dios de ciertos hombres para salvación, y conociendo el corazón perverso del hombre que lucha en contra de la soberanía de Dios y a favor de su propia soberanía, les escribe, “14 ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera. 15 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. 16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia” (Romanos 9: 14-16). Y es claro que cuando hablamos con arminianos al respecto, podemos ver este ejemplo en ellos.

Pero la verdad bíblica no es que Cristo vino a morir por todos los hombres o para hacerlos “salvables” muriendo en la cruz. La muerte de Cristo fue perfecta en su efecto e intención. Arminio se equivocó, pues al argumentar que Cristo solamente sufrió por nosotros dejó por fuera la discusión que encontramos en el Nuevo Testamento en lo que respecta a lo que hizo al sufrir. Es decir, Arminio no quiso ir más allá y decir que Cristo murió en sustitución de pecadores, sino como ejemplo. Pero esto es refutado por las Escrituras,

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él (τὸν μὴ γνόντα ἁμαρτίαν ὑπὲρ ἡμῶν ἁμαρτίαν ἐποίησεν, ἵνα ἡμεῖς γενώμεθα δικαιοσύνη θεοῦ ἐν αὐτῷ.)” 2 Corintios 5: 21

Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición” Gálatas 3: 13

quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.” 1 Pedro 2: 24

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? (ὅς γε τοῦ ἰδίου υἱοῦ οὐκ ἐφείσατο, ἀλλὰ ὑπὲρ ἡμῶν πάντων παρέδωκεν αὐτόν, πῶς οὐχὶ καὶ σὺν αὐτῷ τὰ πάντα ἡμῖν χαρίσεται)” Romanos 8: 32

Estos pocos pasajes nos evidencian la idea de lo que realmente hizo Cristo en la cruz. No nos dicen las Escrituras que Cristo sufrió por todos los hombres; sino que murió en lugar nuestro. Esto es lo que Pablo deja claro. Cristo hizo esto solamente por los creyentes, no por toda la humanidad. Cristo llevó nuestros pecados, no sólo fue un ejemplo para nosotros, sino que Su obra en la cruz era recibir el castigo que merecíamos nosotros por nuestros pecados. Por ello señalé esas palabras en griego koine-ὑπὲρ (huper)-que significa “en lugar de o en vez de.

Y ahora, para rechazar los argumentos universalistas de los arminianos en cuanto a la expiación de Cristo, Mateo nos escribe que Cristo se encarnó para salvar a su pueblo. De éste versículo podemos sacar varias conclusiones:

  1. Cristo no vino a hacer salvable a ciertos hombres. Él vino a salvar.
  2. Cristo no vino a salvar a toda la humanidad, sino sólo a Su pueblo.
  3. Cristo tiene un pueblo que le pertenece y que le fue entregado por el Padre (Juan 6: 37-44).
  4. Cristo no vino a salvar a estos individuos de sus faltas. Cristo vino a salvarlos de sus pecados, aquello que había causado que Dios los echará fuera de Su presencia.

Los arminianos deben ser humildes e intentar primero resolver sus muchas inconsistencias, pues no sólo fallan en cuanto al explicar la sustitución de Cristo en la expiación, sino que causan con esto un cisma en la Trinidad, pues es claro que Cristo mismo dijo que Él vino a dar su vida, no por toda la humanidad, sino “por muchos” (Marcos 10: 45).

Los arminianos crean un cisma en la Trinidad al profesar que el Padre quiere salvar a todos los hombres, que Cristo murió pero falló al salvar a todos los que el Padre le había dado, y el Espíritu Santo falla pues sólo atrae a los que se lo permiten. Todos estos hombres que al final son atraídos al Hijo por el Espíritu Santo, son diferentes a por los que el Hijo murió y diferentes a los que el Padre quiso salvar.

Las Escrituras son claras que el Padre eligió a un pueblo en la eternidad (Romanos 9; Efesios 1), se los entregó al Hijo para que Él muriera en su lugar y les salvara (Juan 6; Juan 10), y estos serán regenerados por el Espíritu Santo, quien les dará el arrepentimiento y la fe para que crean en el Hijo (Efesios 2: 8-10; Juan 3: 1-15) . Dios es uno! La voluntad de Dios es una y por lo tanto lo que el Padre eligió para salvar, el Hijo dio Su vida en propiciación por sus pecados; y serán los mismos que serán regenerados por el Espíritu Santo. Confiemos en que la salvación de Dios es perfecta.

Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.” Hebreos 2: 17

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. EDUARDO GONZALEZ permalink
    enero 3, 2010 3:25 am

    GRACIAS POR ESTE COMENTARIO HACERCA DE LA ELECCION DEJA CLARO QUE EL SR JESUCRISTO MURIO POR SU PUEBLO.

  2. enero 4, 2010 6:36 am

    Eduardo,

    Un saludo. Que tengas un excelente inicio de año. Me llamó la atención lo del cisma en la Trinidad. Es muy cierto lo que planteas, el arminianismo hace que la Trinidad salve a diferentes personas por no creer en pleno en la soberanía de Dios. Buena entrada para iniciar el año.

  3. Victor Antonio Hernández Monroy permalink
    enero 5, 2010 7:15 pm

    Hola Eduardo, tengo que pedirte una disculpa, no creo que me recuerdes, pero un dia tuvimos una discusión acerca de por quien murio Cristo, y yo defendia la posción arminiana de la expiación universal.

    Así que tengo que disculparme, despues de mucho orar, y pedir a Dios dicernimiento de su palabrame persuadio que él solo murio por sus elegidos.

    Así que solo resta decir, consumado es.

    Dios te bendice en Cristo.

    • enero 5, 2010 7:52 pm

      Victor,

      Gloria a Dios! Sólo Él puede abrirnos el entendimiento para comprender Su palabra. Bendiciones!

      • Victor Antonio Hernández Monroy permalink
        enero 7, 2010 4:52 am

        Así es, solo a Dios sea la gloria, solo el es digno, que Jesús sea exaltado, temido y honrado como él solo merece.

  4. mayo 24, 2010 3:01 pm

    Olá meus queridos irmãos, Graça e Paz.

    Como é maravilhoso encontrarmos textos que nos fortaleça na fé, não é mesmo? Parabéns pelo maravilhoso trabalho, muito edificante.
    Vivemos dias de tribulações e esfriamento na fé, e muitas heresias onde muitos estão se alimentando de alimentos não sólidos e contaminados sendo assim adoecem espiritualmente se não tratados morrem na fé. Nestes últimos dias tem Deus levantado, homens e mulheres com compromissos de divulgar a palavra de Deus em tempo ou fora de Tempo “Gloria a Deus” . Trazendo mensagens edificantes aos nossos corações. Como sempre tenho dito: Aprendendo uns com os outros crescemos na graça e no conhecimento do nosso Senhor e Salvador Jesus Cristo.
    Gostaria de aproveitar a oportunidade e compartilhar o nosso “blog”:Gostaríamos muito de contar com sua visita e comentários. Deus te abençoe ricamente.

    “Mensagem Edificante para Alma”
    http://josiel-dias.blogspot.com/

    Josiel Dias
    Cons. Missionário
    Congregacional
    Rio de Janeiro

  5. Jonatan permalink
    julio 19, 2013 11:28 pm

    Buen dia Victor,

    Actualmente empecé a descubrir la doctrina del Calvinismo, pero no puedo entender ciertas cosas, si puedes ayudarme.

    tu dices: “Pero el problema principal están en que si Cristo murió para pagar el pecado de todos los hombres, entonces el Padre no puede condenar a estas personas al infierno, pues su pecado, incluyendo la incredulidad, hubiesen sido pagadas por Cristo en la cruz. Dios dejaría de ser justo y esto, lástimosamente, es a lo que llegan los argumentos e inconsistencias arminianas.”

    Según entiendo, la cruz fue una paga de pecado completa por aquellos que creen, en cierta forma potencial, solo para aquellos que deciden creer y por lo tanto ellos serán el pueblo escogido de Dios.

    No entiendo por que dices que los condena, si el mismo les esta dando la oportunidad de creer en su hijo, si el murio por todos los pecados incluyendo la incredulidad, entonces si creo y me arrepiento el ya pago mi deuda y por lo tanto puedo ser contado dentro de su pueblo.

    Claro que sin la cruz, aunque creyera y me arrepintiera no seria posible ir al cielo por que no tengo yo el poder sino solo Dios.

    También, si Dios ya escogió solo a unos, no estaría limitando Dios su gloria al impedir poder recrear la imagen de Cristo en mas personas y por lo tanto glorificar a Dios a un mas?

    Si la voluntad de Dios es si o si, y el logra su obra de salvación a los que escogió a fin de cuentas, entonces, por que algunos de esos salvos no recrean l vida de Cristo en su vida, o caminan en santidad toda su vida? si esta es la voluntad de Dios también, no? Que sus hijos caminen en santidad. Por lo tanto nuestro libre albedrio o libertad de elegir empieza después de ser salvos por su gracia, podemos decidir si honramos esa gracia o no.

    Si somos solo salvos por su gracia entonces cual es el punto de creer? si de todos modos el ya me eligió y seré salvo a como de lugar por que su voluntad de hace si o si.

    Bueno estos son algunos de mis conflictos.

    Gracias y buen día

  6. Jesus Perez permalink
    diciembre 14, 2014 5:00 pm

    evidentemente se que Dios es el único que en su soberanía otorga la salvación a la gente, soy calvinista, pero ahora mi pregunta. a que se refiere el apóstol Juan cuando dice en 1 Juan 2:2:2:2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. ???

Trackbacks

  1. Video | Todo Pensamiento Cautivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: