Skip to content

La Necesidad del Nacimiento Virginal

diciembre 26, 2009

En su entrada el día de hoy, el pastor Sugel Michelén escribe sobre la necesidad del nacimiento virginal de Cristo. En su entrada escribe,

El Salvador de los pecadores tenía que ser Dios para poseer en Sí mismo el valor infinito que se requería para saldar la deuda infinita que tenemos con la justicia de Dios por nuestros pecados; pero tenía que ser Hombre para poder morir en la cruz en nuestro lugar, ya que “la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23).”

Esto, de nuevo, me recuerda la obra de Anselmo, Cur Deus Homo? (Porqué Dios Hombre?) en la cual vemos al autor intentar responder esta misma pregunta. Y en el libro 2 dice,

quien puede hacer esta satisfacción por el pecado sino solamente Dios mismo…Mas nadie debe hacerla excepto el hombre; de lo contrario el hombre no hace la satisfacción por el pecado. Por lo tanto es necesario que el Dios-hombre la hiciera.” 2.6

Es decir, lo que Anselmo planteó es que un ser que fuera Dios y no hombre, u hombre y no Dios, no calificaría para satisfacer o propiciar a Dios. Porqué? Porque para propiciar a Dios por los pecados de hombres se requiere de un ser que sea Dios, pues se requiere de una ofrenda infinitamente valiosa, y requiere ser hombre para que pueda redimir a otro hombre, y pagar por los pecados que los hombres cometieron en contra de Dios. Fueron los hombres los que pecaron, por lo tanto debe ser un hombre el que pague lo que Dios demanda. Con este razonamiento Anselmo continúa escribiendo,

Es necesario que la misma persona que debe hacer esta satisfacción o este pago sea perfecto Dios y perfecto hombre, pues nadie puede hacerlo excepto aquel que es verdaderamente Dios, y nadie debe hacerlo excepto aquel que es verdaderamente hombre.” 2.7

Lo que Anselmo dice es que nadie puede satisfacer a Dios sino Dios mismo, y nadie debe satisfacer a Dios sino el hombre, pues fue él quien ofendió a Dios.

Es así como Anselmo en su libro introduce a Cristo, Aquel quien es Dios y hombre. Cristo, según las enseñanzas bíblicas es enteramente Dios y enteramente hombre. Es por ello que Él es el sacrificio perfecto, pues siendo Dios puede satisfacer a Dios, y siendo hombre puede pagar la deuda tenida por los hombres. Es por ello, como dice el pastor Michelén que el nacimiento de Cristo fue de una vírgen.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: