Skip to content

Dios Envió Bendición

diciembre 7, 2009

En el Salmo 133 David dice, “!!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!” Esta semana que recién pasó tuvimos la bendición de recibir a dos hermanos en Cristo, siervos del Señor en Puerto Rico y República Dominicana. Ya había mencionado que los pastores Noble Vater y Eric Gómez estaban en medio nuestro. Dios en Su misericordia nos demostró Su fidelidad y la fiabilidad de Sus palabras. David concluye su salmo diciendo, hablando de la convivencia de los hermanos en la fe, “Porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna.” Verdaderamente fuimos bendecidos esta semana. Les invito a ver el video de la predicación del pastor Vater aquí.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. diciembre 7, 2009 5:27 pm

    Estimado Eduardo:

    Nos alegramos de saber que Dios bendijo la visita de nuestros hermanos Noble Vater y Erick Gómez. En nuestra iglesia estuvimos orando por eso. Un abrazo,

    Sugel Michelén

    • diciembre 8, 2009 3:57 am

      Pastor Sugel,

      Muchas gracias por sus oraciones. Verdaderamente Dios en Su misericordia nos muestra el amor que Él ha derramado en los hijos que Él ha adoptado en Cristo. Nosotros también estaremos orando por nuestros hermanos en República DOminicana y Puerto Rico. Soli Deo Gloria

  2. diciembre 8, 2009 6:29 pm

    Eduardo.
    Oí el sermón del pastor Noble Vater; me alegró volver a ver su rostro y oír su voz. Tiene mucho valor, especialmente para los líderes de la iglesia y para todos los que quieran enriquecerse en la gracia. Tomé unas notas con el propósito de recomendarlo a los lectores de tu blog.
    Hizo un llamamiento al “mutuo sometimiento”, exaltando la humildad en el carácter en la organización de la iglesia.
    Con toda la razón del mundo dijo que, “el diseño de la salvación es para aplastar el orgullo y la altivez humana”. Cosa hecha posible por Dios.
    El mejor ejemplo de humildad fue el Hijo de Dios, y él dijo: “Cristo no se ‘agarra’ (alusión a la “forma de Dios”, Filp.2, y lo dijo alzando sus dos brazos), sino que la deja y baja a la tierra”. Ahí uno se avergüenza.
    Hablando sobre nuestro corazón y la condición humana dijo que era “el pozo de aguas negras” a donde llega la gracia de Dios.
    Dijo no a “los pastores tiranos” y “los miembros que se hacen jefes”. Y me sonreí porque se habla de ancianos que quieren ser caciques pero no de otros que les encantaría ser ‘jefes’.
    Sobre la providencia aunque no la mencionó por nombre porque hablaba sobre el gobierno de Dios en el mundo, que es lo mismo, dijo que la sociedad entera en la cual vivimos se halla “bajo la poderosa mano de Dios” y que él “gobierna nuestras circunstancias”. Y con esa verdad, saliendo de un ‘anciano”, respaldado por su historia en la gracia, me relamí de gusto.
    Al final dirigiéndose a posibles no cristianos no mencionó la palabra infierno pero dijo que quien no recibía a Cristo “estará la eternidad sin él”. Una forma muy noble y dulce de mencionar algo tan espantoso.
    Y al hacer el llamamiento lo hizo al arrepentimiento y dijo: “venga al Señor Jesucristo”, que implicaba creer en él, arrepentirse, y como antes había dicho, identificarse “con la iglesia local” con la cual, según sus palabras “generalmente” los que son salvados se identifican.
    Mencionó Jn 3:16 y dijo que la muerte del Hijo de Dios era “la tremenda garantía” de su amor. Una palabra nueva que en mis comentarios de ese texto anadi. ¡Qué tiene Dios que garantizarnos algo y sin embargo lo hace! No pasó a nadie al frente ni les pidió que alzaran su mano para “venir a Cristo”. Nada de eso, porque Cristo no estaba más junto a él que por donde estuviera Eduardo y sus compañeros. Y además él conoce lo que escribió Ian Murray sobre “el obstáculo al evangelismo”.
    Esa clase de predicador no abunda hoy, que hable del pecado y la condición humana con humildad sin ser amargo, sin culto a la personalidad y le de toda la gloria a Dios.

    • diciembre 8, 2009 6:34 pm

      Humberto,

      Siempre aprecio tu sabiduría en tus comentarios. Verdaderamente no abundan predicadores como el pastor Vater. Gracias por tu resumen. Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: