Skip to content

El Amor de Dios

julio 22, 2009

Hace un poco más de un mes fui invitado a dar una conferencia sobre cirugía de hígado en un congreso que iba a realizar la Federación Latinoamericana de Cirugía en Caracas, Venezuela. La invitación fue gratificante por varias razones, una de ellas, porque mi esposa es venezolana y así podíamos ir a visitar a la familia, y que ellos conocieran a nuestro hijo Diego.

En su misericordia, Dios me dio otra muestra más del amor que tiene por mí. Cuando publiqué en mi facebook que iba para Venezuela, fui contactado por un hermano llamado Jonathan Aldana, quien es miembro del grupo sujetosalaroca en Facebook. Jonathan es un hermano bautista reformado que conoció las doctrinas de la gracia hace varios años. Junto a otro hermano, David Vilela, empezaron a reunirse con otros creyentes en su casa para estudiar la Biblia. Poco a poco, en Su misericordia, Dios ha ido abriendo los ojos de otras personas y les ha mostrado el evangelio, a tal punto que el grupo se ha ido haciendo cada vez más grande y han tenido la necesidad de alquilar un lugar más grande que los pueda acomodar.

Jonathan me pidió valorar la posibilidad de predicar en medio de este grupo de hermanos. Para mí fue un honor poder conocer a parte de la familia que Dios tiene en Venezuela. Cuando los conocí me dí cuenta de la pasión por el conocimiento de la Palabra que Dios ha despertado en estos hombres. David leyó el Salmo 133 antes de la predicación, palabras que me conmovieron y ablandaron mi corazón. El Salmo dice así,

1 !!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
Habitar los hermanos juntos en armonía!
2 Es como el buen óleo sobre la cabeza,
El cual desciende sobre la barba,
La barba de Aarón,
Y baja hasta el borde de sus vestiduras;
3 Como el rocío de Hermón,
Que desciende sobre los montes de Sion;
Porque allí envía Jehová bendición,
Y vida eterna.”

Dios es amor. Y nos ha amado desde antes de la fundación del mundo. Es a causa de que Dios nos ha amado, por la cual le amamos a Él y la expresión de ese amor se hace obedeciendo Sus mandamientos. Uno de los mandamientos que Cristo le dejó a Su pueblo fue amarse unos a otros (Juan 13: 34-35). Pero ese mandamiento lo cumplimos debido a la regeneración que Dios ha hecho en nosotros en donde ha cambiado el corazón de piedra que llevábamos y ha puesto un corazón de carne. Es a través de esa regeneración por la cual podemos cumplir ese mandamiento.

Es impresionante como sin conocer a estos hermanos, en mi corazón había un amor tan sincero y fuerte por ellos. Esto sólo puede ser por el amor que Dios ha derramado en mi corazón por Su familia; por los hijos que Él ha adoptado en Cristo de toda raza, lengua, y nación. Ese es el pueblo de Dios, pero a pesar de las diferencias culturales, compartimos un mismo tesoro…el amor por nuestro Señor Jesucristo. Ese lazo es lo que nos une y crea una relación imposible de romper.

Al final de la semana publicaré las grabaciones de las predicaciones, una, acerca de la idolatría, y la otra, acerca de la evangelización por medio de una vida ejemplar. Lo que si les pido es que estén orando por estos hermanos y por Venezuela. Dios está iniciando una gran obra en este hermoso país, levantando hombres y mujeres valientes, temerosos(as) de Él, y que han decidido llevar el verdadero evangelio a los venezolanos. Ya hay en estos momentos otra iglesia que desde hace varios meses conoce las doctrinas de la gracia, o como ellos le llaman, el verdadero evangelio, y esto es prueba de la obra perfecta de Dios en Venezuela. Les pido que estén orando por ellos y por este país, para que Dios continúe trayendo a Sus ovejas al redil.

Nota: Lastimosamente dejé mi cámara en el carro y no pude tomar fotografías. Será la próxima vez!

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. elunicoDiosverdadero permalink
    julio 22, 2009 4:38 pm

    Que bueno Eduardo, me alegro también por mi país, CHILE, ya que hace poco nos juntamos varios hermanos de diferentes ciudades, entre ellos Albert (que postea acá) con unos misioneros norteamericanos, bautistas reformados… Fue tan agradable el estar juntos y compartir las verdades maravillosas del evangelio verdadero, y poder hablar acerca de “todo el consejo de Dios”.

    Dios bendiga su obra en Venezuela, Chile y en los países que comienzan a ser iluminados por la bendita Palabra de Dios.

    Soli Deo Gloria.

    Viviana Véjar

  2. julio 23, 2009 2:54 am

    Eduardo y Viviana,

    Que gusto saber que la Iglesia está despertando en latinoamérica y que Dios está leventando ya a una generación que se oponga a todos estos falsos maestros de la prosperidad y del movimiento neopentecostal que tanto daño han causado. Es bueno saber que Dios está revelando su Palabra a muchos en estos tiempos y que está reuniendo a los hermanos en Cristo para derramar bendición sobre sus vidas. Reciban un cordial saludo y oren también por México.

    • julio 23, 2009 3:08 am

      Daniel y Viviana,

      Verdaderamente es impresionante poder experimentar en carne propia la obra de Dios en otros países. Esta experiencia fue muy reveladora, alentadora y llenó de humildad el corazón de mi familia. Estaremos orando por ustedes también. Bendiciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: