Skip to content

Libro: When Good Things Happen to Bad People de Steve Henning

febrero 16, 2009
Steve Henning

Steve Henning

Este libro fue escrito por mi pastor, Steve Henning, a quien admiro y respeto. Ya había hecho una revisión de otro de sus libros “Esperanza en Medio de la Crisis,” que fue de gran bendición para mi vida. En ese libro hizo una exégesis del libro de Job, intentando explicar la causa de nuestro sufrimiento.

Este nuevo libro, que se encuantra en su fase de impresión, se encuantra en inglés, sin embargo, asegura el autor, se encuentra en proceso la versión en idioma español, que se titula, “Cuando Cosas Buenas le Ocurren a Malas Personas.” El título puede parecer un tanto extraño, especialmente desde un punto de vista bíblico, como explica el autor en la introducción del libro. Primero, parecería ser que existen buenas personas en el mundo, lo cual negaría la doctrina de la depravación universal de la raza humana. Pero, segundo, pareciera que deja claro que los tesoros de los impíos son de más valor que el tesoro de los creyentes.

Pero, más que todo, el tema esencial de la obra es la envidia. Haciendo un increíble estudio del Salmo 73, el pastor Henning nos muestra como los hijos de Dios podemos sufrir de este pecado. No como objeto de envidia, sino como la fuente de este sentimiento hacia los impíos. El propósito del libro, dice el autor, es,

“Primero, mi deseo es que veamos el Salmo 73 como algo relevante para nuestras circunstancias, pues los ejemplos de la Palabra de Dios existen para animarnos y enseñarnos mientras andamos en este peregrinaje terrenal hacia el cielo. Además, le pido a Dios que nos rete a Su pueblo a vivir de tal manera que el mundo perdido y muerto de los hombres puedan verdaderamente observar en nuestro lenguaje y estilo de vida que estamos contentos sólo con Jesucristo, pues somos la luz y sal de este mundo para que otros puedan probar y ver que Dios es extremadamente bueno. Finalmente, deseo que si usted el lector está sin Jesucristo, le encontrará más deseable que todo el oro, tierras, fama, y placer que este mundo le pueda ofrecer. Deseo que usted se vuelva a Él, sabiendo que sólo Él puede traerle a la correcta relación con Dios el Padre, quien es el mayor tesoro del universo.” página 18

Pero, porqué es el tema de la envidia tan importante para nosotros? Porque todos sufrimos de este pecado. Es algo universal, inclusive en los creyentes. Dios, como dice el autor, nos ha dejado gran cantidad de ejemplos en Su palabra para enseñarnos el peligro y la manera de vencer este sentimiento. Porqué? Porque todos andamos buscando la felicidad. Eso es lo que nos mueve, y la envidia es un síntoma de insatisfacción. Henning escribe, “la envidia es la razón principal para las deudas por tarjetas de crédito, robo, e inclusive violaciones y asesinatos.” Entonces, es un pecado tan grave, que como creyentes debemos tener las armas para luchar. Es un pecado tan perverso que destruye. El autor lo describe así,

“Envidiamos el auto de nuestro vecino, su casa, sus hijos, su ropa, su trabajo, posición, amigos, y esposa; y cuando la codicia es externalizada, destruye hogares y destroza corazones humanos. Las reputaciones son frecuentemente arruinadas y las amistades se pierden. Quizás la única diferencia entre adultos y niños es el costo de sus juguetes y el grado por el que luchan para obtener y mantenerlos.”

Muchos, quizás todos hemos estado en el punto que nos preguntamos: porqué a él? Quizás sabemos que “la otra persona es más arrogante que nosotros”, dice Henning, pero nos comparamos y creemos que merecemos mejor que ellos. Para el autor este espíritu es malvado, ya que acusa a Dios, el Creador y dispensador de todas las cosas de ser injusto.

El autor nos lleva a través de diez capítulos a comprender este pecado tan siniestro en nuestras vidas, como reconocerlo, como luchar, y como vencerlo. Pero, qué mejor manera de hacerlo que mediante de la exposición de la palabra de Dios. Me pareció increíble la exégesis de este Salmo, lo cual no sólo me ayudó a ver mi pecado, comprenderlo, y hasta manejarlo, sino que también me enseñó a como realizar un buen estudio bíblico. De este libro aprendí aún más sobre la correcta exégesis de la palabra de Dios. Los capítulos del libro son,

  1. Introducción
  2. El nacimiento de la envidia
  3. Los objetos de la envidia
  4. El peligro de la envidia
  5. Una respuesta correcta a la envidia
  6. El remedio para la envidia
  7. La locura de la envidia
  8. La Bondad de Dios manifestada en Su protección
  9. La Bondad de Dios manifestada en Su consejo
  10. La Bondad de Dios manifestada en Sí Mismo
  11. La Bondad de Dios manifestada en las peores tribulaciones
  12. Conclusión

Este libro debe ser leído por cada creyente. Si nos examinamos a nosotros mismos vemos que no estamos inmunes a tal enfermedad. Todos los hombres somos envidiosos, y a pesar de haber sido regenerados y redimidos, aún sufrimos, como Asaf, no sólo de la envidia que aún padecemos, sino de sus consecuencias. Este libro nos recuerda en cada una de sus páginas, que Cristo es el mayor tesoro que pueda tener un hombre. La Bondad de Dios se manifiesta en que nos ha quitado el vendaje que tenemos sobre nuestros ojos, para ver Su gloria en la faz de Jesucristo. Por Él es que podemos saber que Cristo es infinitamente valioso, y que nada en este mundo nos podrá satisfacer. Pero en ocasiones, en medio de nuestras pruebas, deseamos estar “mejor,” sin deudas, con un mejor trabajo, un mejor auto, etc. En ocasiones perdemos la perspectiva de nuestra vida acá en la tierra. Es aquí donde este libro es extremadamente útil. Es por ello que recomiendo este libro, y en el momento en el que salga a la venta estaré publicándolo para que ustedes puedan leerlo.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. febrero 16, 2009 3:37 pm

    Hola Eduardo

    El Salmo 73 es maravilloso. Comienza diciendo “Ciertamente Dios es bueno para con Israel” y termina con “Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, Para contar todas tus obras.” Dos verdades hermosas y estimulantes para todo cristiano. A mi me gustó mucho el libro “Prosperous Wicked and Plagued Saints” del profesor David Engelsma. Si se me permite, también me gustaría recomendarlo.

    Dios te bendiga.

    Gracias por el dato.

    • febrero 16, 2009 10:33 pm

      Marcelo,

      Gracias por tu comentario. Excelente recomendación! Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: