Skip to content

J. Gresham Machen y el Liberalismo

febrero 13, 2009

Ciertamente no hay nada nuevo bajo el sol. El modernismo contra el que tan fervientemente predicó Machen, es el mismo liberalismo que encontramos hoy en día en la iglesia emergente. Machen escribe, “de acuerdo al liberalismo moderno, no existe tal cosa como el pecado. En la raíz del movimiento liberal moderno está la pérdida de la conciencia del pecado.” Esto queda claro en las declaraciones de Brian McLaren y Tony Jones, quienes han hablado claramente en contra de la depravación del hombre y el pecado original. Pero Machen, quien escribió su libro “Christianity and Liberalism en 1922, parece dar en el clavo en contra de la iglesia emergente. Él escribe,

“Laq falla fundamental de la iglesia Moderna es que está ocupada en una misión imposible-ella está ocupada llamando a los justos al arrepentimiento. Los predicadores modernos están intentando traer hombres a la Iglesia sin requerir de ellos que dejen su orgullo; están tratando de ayudarles a dejar la convicción del pecado. El predicador se para frente al púlpito, abre la Biblia, y se dirige a la congregación más o menos de la siguiente manera: “Ustedes son buenas personas,” dice él; “ustedes responden a cada llamado que busca el bienestar de la comunidad. Ahora tenemos en la Biblia-esoecialmente en la vida de Jesús-algo tan bueno que creemos es suficientemente bueno aún para ustedes buenas personas.” Tal es la predicación moderna. Es escuchada cada domingo en miles de púlpitos. Pero es enteramente inútil. Aún nuestro Señor no llamó a los justos al arrepentimiento, y quizás no seremos más exitosos que Él.” [1]

__________________________________

[1] J. Gresham Machen. Christianity and Liberalism. Página 68.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. febrero 13, 2009 6:47 pm

    Tanto Machen como sus contemporáneos, uno de ellos A.W. Pink, quien pensaba que toda la Iglesia había caído en apostasía, lucharon en contra de las herejías de su tiempo. Tanto Calvino como Agustín lo hicieron con todo amor y sabiduría. Machen es un ejemplo más de lo que, como siervos de Dios dotados con entendimiento de la Escritura, debemos hacer. No se quien se inventó el “no juzgar” las herejías, pero es algo que está teniendo mucho éxito dentro de los círculos cristianos; es una treta maestra, ya que con la bandera de la tolerancia, se trata de calllar a la misma Palabra de Dios y eso no puede ser así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: