Skip to content

Un Gran Problema Moral

enero 23, 2009

Quizás muchos quieren saber de que trata la imágen con la que inicio ésta entrada. Pues bien, se trata del arresto de Ann Lohman, más conocida como Madame Restell, una mujer que fue arrestada en el siglo XIX por realizar abortos. Y es que el aborto, no sólo fue un problema hace doscientos años, sino que continúa y me atrevería a decir, continuará siendo un problema para la humanidad.

El día de hoy, y a pesar de que no pretendía aún tocar este tema, intentaré enfrentar a todos aquellos que claman por el derecho de la mujer a decidir, y alegan que el aborto es una solución a un problema aún mayor.

Para nadie es un secreto que Barack Obama, 44vo Presidente de los Estados Unidos, es un defensor del movimiento “Pro-Decisión.” Pero su influencia  ha venido, en gran parte, del movimiento liberal que se desató desde inicios del siglo XX en los Estados Unidos.

Por supuesto que no quiero dar a entender que el problema del aborto a nivel mundial es causa de los Estados Unidos, y muchos menos quiero que interpreten que estoy culpando a Obama por el mismo. Jamás! El problema del aborto es inmenso a nivel mundial. La lucha de los izquierdistas es hacia la legalización del aborto, y esto es lo que estamos sintiendo en Latinoamérica en la actualidad. Pero veamos un poco acerca de la historia.

Historia del Aborto

El aborto no es un invento moderno para el manejo de un embarazo no deseado, el control de la natalidad o la protección de la vida de la mujer. Encontramos relatos de abortos en el papiro de Ebers en Egipto que data de hace 3500 años aproximadamente. Además existe documentación de la cultura china practicando abortos al inducrlos con mercurio hace 5000 años. Inclusive en la cultura griega y romana se practicaban los abortos en etapas avanzadas del embarazo.

Porqué razón? Por lo que leemos en los escritos griegos, por ejemplo, ocurrían debido a una mala visión de la vida humana in utero.  A qué me refiero? Los estoicos griegos, por un lado, veían al feto como un ser semejante a una planta, que se convertía en animal solamente después del nacimiento, cuando respiraba aire. Esto hacía el aborto algo moralmente aceptable. Otros filósofos griegos argumentaban que los fetos no se formaban y comenzaban a vivir, sino hasta 40 días después de su concepción, en el caso de los varones, y hasta 80 días en el caso de las mujeres. Aristóteles escribió,

“cuando las parejas tienen hijos en exceso, déjese practicar el aborto antes de que el sentido y la vida hayan iniciado; lo que pueda o no ser legalmente hecho en estos casos depende de la pregunta acerca de la vida y la sensación.” [1]

Inclusive, Hipócrates, al que nosotros los médicos llamamos el padre de la medicina, a pesar de que en su Juramento, no promovía el uso de pesarios vaginales para inducir abortos, muchos en la actualidad creen que lo dijo pues estos instrumentos inducían úlceras vaginales en las mujeres que los utilizaban. Sin embargo, en sus escritos se encuentra un consejo a una prostituta para abortar, aconsejándole saltar de arriba a abajo, tocando sus talones con sus glúteos a modo de inducir un aborto. [2]

A diferencia de los griegos, los romanos practicaban el aborto abiertamente, sin preocuparse por los aspectos morales. La única razón por la que no se hacía en algunos casos era porque el padre quería reconocer al hijo, de otro modo el feto era abortado. Porqué razón? Porque el padre era el dueño de todo, incluyendo su esposa, hijos, etc. Sólo él podía disponer de sus posesiones de la manera en la que a él le pareciera mejor. [3]

Cómo hacían para abortar? Existían muchas maneras de causar un aborto, entre ellas, actividad física extrema, levantar cosas pesadas, uso de hojas irritantes, ayunos prolongados, colocar agua caliente en el abdomen, y sentarse en una cáscara de coco caliente. [4] Dioscorides, un farmacólogo griego, en su obra De Materia Medica Libri Quinque, listaba una receta para favorecer los abortos.

La Iglesia Primitiva

No es difícil suponer que la iglesia primitiva se iba a oponer a tal método. Muchos cristianos, en sus escritos demostraron su repudio hacia esta práctica practicada por el Imperio Romano. En la Epístola de Bernabé, leemos lo siguiente,

“No matarás a tu hijo en el seno de la madre ni, una vez nacido, le quitarás la vida. No levantes tu mano de tu hijo o de tu hija, sino que, desde su juventud, les enseñarás el temor del Señor.” [5]

Además en otro escrito cristiano no canónico, la Didache, leemos lo siguiente,

” no harás abortar a la criatura engendrada en la orgía, y después de nacida no la harás morir.” [6]

Defendiendo a los Cristianos ante Marco Aurelio en el año 177 d.C., Atenágoras dijo, “Qué razón tendríamos para asesinar cuando decimos que las mujeres que inducen el aborto son asesinas, y tendrán que dar cuentas a Dios?…El feto en el vientre es un ser viviente y por lo tanto el objeto del cuidado de Dios.” [7] Entre otros padres de la iglesia tenemos a Tertuliano, quien escribió que, “No importa si se toma una vida que ha nacido, o destruye aquella que nacerá. En ambvas instancias, la destrucción es asesinato.” [8] Basilio el Grande afirmo que, “Aquellos que le dan abortivos para la destrucción de un niño concebido en le vientre son asesinos, junto con aquellos que reciben tales venenos.” [9] Pero también encontramos a hombres como Jerónimo, Agustín, Crisóstomo, Cipriano, etc, evidenciando la gran oposición de la iglesia contra el aborto.

Y la Biblia?

Pero, porqué la Biblia no habla en contra de esta práctica? Explícitamente las Escrituras  no hablan acerca del aborto, pero esto no quiere decir que no se pueda entender su mensaje acerca de la vida. La Biblia habla claramente acerca del momento en el que hay vida. Además habla claramente del castigo que reciben aquellos que destruyan una vida humana. Por ejemplo, Moisés escribe lo siguiente,

22 Si algunos riñeren, e hirieren a mujer embarazada, y ésta abortare, pero sin haber muerte, serán penados conforme a lo que les impusiere el marido de la mujer y juzgaren los jueces. 23 Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida, 24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, 25 quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.” Exodo 21: 22-25

Qué dice Moisés aquí? Que la criatura dentro del vientre es un ser humano, y su vida debe ser respetada. Jeremías escribe, “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué” (Jeremías 1:5), demostrando que Dios piensa que en el momento de la concepción hay vida humana. Tenemos otros pasajes que nos demuestran que es Dios quien forma a un ser humano, desde que es un embrión (Salmo 139: 13-16), colocando carne, huesos, nervios, etc. Veamos, Job escribe,

8 Tus manos me hicieron y me formaron; ¿Y luego te vuelves y me deshaces? 9 Acuérdate que como a barro me diste forma;   ¿Y en polvo me has de volver? 10 ¿No me vaciaste como leche, Y como queso me cuajaste? 11 Me vestiste de piel y carne, Y me tejiste con huesos y nervios. 12 Vida y misericordia me concediste,  Y tu cuidado guardó mi espíritu.” Job 10: 8-12

Además Isaías escribe,

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará” Isaías 44:2

La Biblia niega la posibilidad de que un feto o un embrión sean algo así como sub-humano. Por el contrario, la revelación escrita de Dios para los hombres demuestra que la vida de un embrión se debe respetar tanto como la de un hombre hecho y derecho. Porqué? Porque es Dios quien le dio la vida y quien formó a ese embrión.

Las Contradicciones Liberales

Existen en el mundo personas que aborrecen la idea de un Dios soberano que ha revelado Su perfecto conocimiento al hombre. Unos ateos, y otros, quienes a pesar de llamarse cristianos, desechan la idea de que un embrión o un feto tengan derechos. Estas personas sobreponen los derechos de la mujer antes que el de esta criatura que se encuentra en el vientre.

Muchos científicos aducen que el embrión no debe considerarse como humano, y lo argumentan basándose en la Ontogenia Embrionaria de Ernst Haeckel. Es decir, al no estar completamente formados como un hombre adulto, entonces el embrión no puede ser considerado igual que un humano. Es por lo tanto algo sub-humano. Esto es ilógico.

Para aquellos que brindan ese argumento solamente aquellos que tienen las mismas características de un hombre adulto, pueden ser considerados humanos. Pero, qué pasa por ejemplo, con las niñas? Las niñas no tienen sus órganos sexuales debidamente formados como una mujer adulta. Sus ovarios aún no pueden ovular. Debemos considerar a las niñas sub-humanos por el simple hecho de que sus órganos no son idénticos a los de una mujer adulta? Por supuesto que no!

Qué pasa entonces con los embriones? Es decir, qué define si un embrión es humano o no? Cuando inicia la vida? Todas estas preguntas han sido esquivadas por aquellos que están a favor del aborto. Cuando hay vida? Veamos el ejemplo de una planta. Podemos ver crecimiento, cambios en sus características, muerte. Esto nos lleva a concluír que la planta es un ser vivo. No ocurre lo mismo con el embrión? Ciertamente inicia su vida en la concepción, es decir en la unión de un espermatozoide con un óvulo. Esto inicia una serie de reacciones dentro del núcleo del óvulo que los lleva a formar una mórula, un embrión, y luego un feto. Vemos en este proceso, el cambio de características. Vemos la formación de órganos, miembros, que lleva a esta criatura hasta el nacimiento 9 meses después de la concepción.

Quién se atrevería a decir que no hay vida en un embrión? Solamente un ignorante. Hay vida! Y esto queda demostrado por los cambios que ocurren a cada segundo al interior de este ser. Obviamente no es semejante a un ser humano adulto, pero quién dice que esto hace válido el aborto? Si hay vida, el quitar esa vida es asesinato.

Un claro ejemplo de estas contradicciones es el que encontramos en los que abogan por lo derechos de los animales. La gran mayoría de estas personas defienden los derechos de los animales en contra del maltrato, pero están a favor del aborto. Qué diferencia hay entre la vida de un animal y la de un embrión humano? Un embrión y un feto humano son hombres en desarrollo. Tienen vida y por lo tanto tienen tantos derechos como los hombres fuera del útero. Qué contradicción defender los derechos de aquellos que matan animales y sus crías, y defienden el derecho de la mujer a escoger!Muchos piensan en legalizar el aborto antes de las 20 semanas. La siguiente foto es de un feto a las 16 semanas.

No parece a un hombre adulto? Pero aún así hay personas que niegan esta realidad e instan a las mujeres ignorantes y egoístas a cometer asesinato.

Cuáles son las Estadísticas?

Este es un mapa mundial de los porcentajes de abortos por países.

En mi país, Costa Rica, la tasa de abortos por mil mujeres en el año 2005 fue de 10%. Esta tasa es increíble, especialmente sabiendo que este es un subregistro de lo que realmente ocurre. Este año surgieron estimados de un 22%, principalmente en mujeres adolescentes. Qué ocurre en Estados Unidos, en donde han habido más de 50 millones de abortos desde 1967? Podemos ver en el siguiente gráfico el número de mujeres que abortaron dependiendo del año,

Según las estadísticas americanas, el 28% de las mujeres entre los 15 y 64 años de edad han abortado. Esta tasa ha venido en aumento desde 1973, en donde era de 2.8%, 11% en 1980, 19% en 1987, y 27% en el 2001. [10] Casi un millón seiscientos abortos por año, 4000 diarios, y de estos, el 81% se practica en este país del norte por mujeres que no son casadas. Además, según un informe de Fox News, el 43% de las mujeres americanas tendrá al menos un aborto a lo largo de sus vidas. [11] Esta información es verdaderamente impresionante. Esta es una tabla que muestra los índices de abortos en los Estados Unidos de 1960 al 2005, veamos,

Qué Hacer?

Como creyentes no nos queda más que orar para que Dios ilumine el entendimiento de nuestros gobernantes, para que detengan esta masacre de vidas humanas. Debemos luchar exponiendo la verdad del evangelio, y las verdades expuestas en la palabra de Dios. Estudiemos el problema, y los argumentos de aquellos en favor del aborto para poder enfrentarlos a sus mentiras y engaños. Hagámosle recordar al mundo que nadie es dueño de su propia vida. Dios fue quien nos creó en el vientre de nuestras madres y como creador tiene el derecho sobre cada una de sus criaturas. El asesinar a un embrión o a un feto es asesinar a una criatura de Dios, y es por lo tanto un pecado en Su contra.

Pero, sabemos que sólo Dios puede trasladar a un hombre de las tinieblas a la luz, es por eso que nuestras oraciones y la exposición del evangelio son nuestras armas más poderosas. No nos dejemos engañar por los liberales, y aquellos que se llaman cristianos y abogan por este acto asesino. Expóngamos la verdad con todo amor y poder.

________________________________________

[1] Aristotle. Politics. 7.16

[2] Mary Lefkowitz. Women’s Life in Greece and Rome: Intercourse, Conception and Pregnancy.

[3] Richard Saller. Family Values in Ancient Rome.

[4] Stephanie Doerfler. Abortion.

[5] Epístola de Bernabé. 19.5

[6] Didache. 2.2

[7] Athenagoras. A Plea for the Christians. 35.6

[8] Tertullian. Apology. 9.4

[9] Basil the Great. Canons. 188.2

[10] Robert Johnston.

[11] Fox News. Fast Facts: U.S. Abortion Statistics.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: