Skip to content

Ese, no es mi Dios…

enero 14, 2009

Esta es la frase de todos aquellos que se han alejado de la verdad bíblica. Siempre he escuchado a muchos, inclusive familiares, decir en ocasiones: Ese, no es mi Dios! Por supuesto que ese, el Dios de la Biblia, no es su dios. Esta entrada es el resultado de dos comentarios que leí, uno en un blog, y el otro en un periódico americano.

En Seeing Clearly, un comentarista, respondiendo a otro comentariste quien dijo, “Él [Dios] se deleita utilizando las dificultades en nuestras vidas para llevarnos a una mejor adoración suya.” Cierto que su teología de la providencia de Dios no está muy afinada, pero lo que sí me preocupó fue la respuesta a este comentarista. En el siguiente comentario, un hombre escribe,

“Este no es el Dios al que sirvo. Hay cosas a las cuales debemos decir, “Yo no sé.” No creo en un Dios que se deleita usando las dificultades para llevarnos a Él.Si un padre se deleitara castigando a sus hijos, le llamaríamos un abusador.” [1]

Además, en US News apareció un reportaje acerca del nombramiento del presidente electo norteamericano, Barack Obama, del obispo episcopal Gene Robinson, un homosexual declarado, diciendo lo siguiente,
“Estoy a favor de que Rick Warren esté en la mesa. Pero no estamos hablando de una discusión; estamos hablando de poner a alguien al frente y centro de lo que será la más vista inauguración en la historia, y pedir su bendición a la nación. Y el Dios al que él [Warren] le ora no es el Dios que yo conozco.”
Un sí para ambos hombres. Tanto el comentarista como Robinson tienen razón de que su dios no es el Dios de los cristianos. Debemos siempre tener presente que nosotros no creamos a Dios, ni podemos conocerle fuera de Su revelación especial. Según Romanos 1, es cierto que todos los hombres tienen la capacidad de conocer a Dios en su revelación general, es decir, la creación, pero esa capacidad ha sido devastada por el pecado. Fue por ello que Dios se reveló en Su palabra, para que los hombres pudieran conocerle.

Muchos tratan a Dios como si fuera un objeto. “Es mío!,” dicen. Dios es eterno. Nosotros somos sus criaturas, y la única manera de conocerle es a través de Su palabra. Pero que ha hecho Robinson? Ha desechado la verdad y autoridad de la Biblia, para adorar a un dios creado a su imágen. Robinson le ora a un dios falso. No es eso lo que dice Romanos 1?
“21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,  23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.  24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.”Romanos 1: 21-25
Es decir, por rechazar al Dios verdadero, revelado en la creación, Dios los entregó a la inmundicia, “de modo que deshonraron sus propios cuerpos.” Quien es Gene Robinson? Un obispo homosexual que cree que su dios acepta su homosexualidad. Digo yo, ese no es el Dios de la Biblia. Robinson dice: el Dios de la Biblia no es mi dios.

Pero, no dice la Biblia que Dios mismo nos ha concedido el sufrimiento a nosotros los creyentes? Porqué este comentarista cree que si Dios nos hace sufrir es un abusador? Sencillamente porque ha rechazado al Dios de la Biblia. Todo lo que Dios le da a sus hijos adoptados en Cristo, es lo mejor para ellos, y sirve para que Él sea glorificado. Veamos unos ejemplos bíblicos,
“Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él” Filipenses 1: 29

“12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.” 1 Pedro 4: 12-13
Dios no sólo le concede a los creyentes la fe para creer en Cristo, sino que también le concede sufrimientos, para que padezcamos por Cristo, y así sea Él glorificado. No es lo mismo que escribe Pedro? Este sufrimiento que nos es dado por Dios nos conlleva a el eterno gozo.

Este es el Dios de la Biblia. Este es el Dios que está siendo rechazado por millones de personas, que han creado dioses a imágen suya. Por ello es nuestro deber predicar al Dios de la Biblia con fervor, para que el mundo conozca la verdad.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Viviana Vejar permalink
    enero 14, 2009 7:11 pm

    Estoy leyendo el libro “Los Deleites de Dios” de J. Piper.

    El habla de las cosas que deleitan a Dios y le provocan gozo. Una de ellas fue quebrantar a Su Hijo (Jesucristo) en la cruz para ofrecernos salvación a los que creemos en Él.

    Uno se puede inventar un dios a gusto, pero eso no servirá de nada en el día del juicio.

    Bueno, el Dios de la Biblia es el Dios en quien he creído y el cual me ha amado y me ha ofrecido salvación para que yo pueda amarle y glorificarle.

  2. enero 16, 2009 1:05 am

    Por los frutos nos conocerán. En este caso, no son nuestros frutos sino los que produce el Espíritu de Dios morando dentro de nosotros y una demostración efectiva es esa de que estemos apegados a la Palabra y no a nuestra imaginación y concuspicencia pecaminosa. Aquellos que dicen ser “cristianos” y en realidad no lo son, (sino que son sinagogas de Satanás) verdaderamente han tenido una ilusión frustrada sobre el dios que ellos conocen y no el de la Biblia, tanto así que lo único que hacen para apetecer sus cosmovisiones erradas es apoyar sus posiciones sobre la nada, ningún fundamento de base que apunte a un objetivo. En lo único que pueden refugiarse y justificar sus opiniones teatrales es en su orgullo caído, lo mismo opino en relación al postmodernismo: Superflúo, vanal y humanista.

    Lo único que tiene propósito en nuestras vidas es glorificar a Dios y exaltar su Palabra punto, lo demás es basura rebuscada en un basurero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: