Skip to content

Frances Turretin y Juan 3: 16

junio 13, 2008

En mi estudio del evangelio de Juan para la serie acerca de las doctrinas de la gracia enseñadas en los escritos de este apóstol, pude encontrar esta gran cita del gran teólogo Frances Turretin, de sus “Institutes of Eclentic Theology.”

“El amor tratado en Juan 3:16…no puede ser universal hacia todos y cada uno, sino especial hacia unos pocos…porque el fin de ese amor que Dios pretende es la salvación de aquellos que Él persigue con tal amor…Si, por lo tanto, Dios envió a Cristo para ese fin, para que a través de Él el mundo fuera salvo, Él debió haber fallado Su meta, o el mundo debe necesariamente ser salvo. Pero es cierto que no todo el mundo, sino solo aquellos escogidos del mundo son salvos; por lo tanto, a ellos propiamente se refiere este amor…Porqué entonces no debe el mundo aquí ser tomado como universal para individuos, sino indefinidamente para cualquiera, judíos así como gentiles, sin distinción de nación, lengua, y condición, para que Él, somo se ha dicho, haya amado a la raza humana, tanto como quería destruirla enteramentye, pero decretó salvarl algunas ciertas personas fuera de él, no sólo de un pueblo como antes, sino de todos indiscriminadamente, a pesar que los efectos de ese amor no deben ser extendidos a cada individuo, sino sólo a algunos, viz, aquellos escogidos fuera del mundo?”

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. Anonimo permalink
    junio 13, 2008 12:05 pm

    Por que los reformados insisten tanto con la expiacion limitada y con la predestinacion cuando hay tantas cosas de que hablar, y tantas almas perdidas a las cuales predicar? (NO SOY ARMINIANO)

  2. Eduardo permalink
    junio 13, 2008 10:41 pm

    Anonimo,

    Los reformados luchamos por enseñar las doctrinas de la gracia, porque esa es la manera en la que la gloria de Dios es magnificada. Vemos que el hombre es totalmente perverso y que por si solo no desea ni puede buscar a Dios, y que es Dios, quien en la eternidad decidió salvar a algunos hombres, cambiando el corazon de estos para que pudieran amarle a Él, ser Su pueblo y que Él fuera su Dios. Luego este Dios maravilloso, debido a que tenía que castigar el pecado, envió a Su Hijo para que representara a esos hombres que Él había elegido para salvacion, y les dio una salvación perpetua en Cristo. Eso lo unico que produce en el hombre es humildad, al saber que fue Dios quien nos salvó, y eso conlleva a adorarle y a glorificarle. Por eso luchamos por las doctrinas de la gracia…Hasta que el hombre natural no conozca esa realidad, no podrá entender el evangelio, y por lo tanto no podrá ser salvo…

  3. I Daniel permalink
    junio 14, 2008 1:30 am

    Respuesta a la pregunta:
    Concuerdo con mi hermano “Anonimo” al resonder a mi amigo “Anonimo”. Además, Si hacemos tanto enfásis en las doctrinas de la gracia, es porque ellas son evangelio puro, no hay otro modo de evangelizar al mundo sino es con esta maravillosa verdad, recuerda que el evangelio es poder para salvación y si ese evangelio pierde su esencia también pierde su poder. Debemos predicar la verdad que siempre se ha predicado, porque Dios bendice solo su Palabra y su verdad. Si se predica algo diferente, el resultado será diferente.

  4. Anonimo permalink
    junio 14, 2008 12:01 pm

    Entonces los que no creen en el tulip no pueden ser salvos?

    Entonces la predicacion debe limitarse a las “doctrinas de la gracia” o a todo el consejo de Dios?

  5. Eduardo E. permalink
    junio 14, 2008 6:14 pm

    Realmente la vida cristiana es transformada por una visión distinta de Dios. Es cierto que hay tantas almas para predicarles el evangelio, pero debemos preguntarnos qué clase de evangelio es el que predicamos. La visión reformada de Dios no es más que el redescubrimiento del evangelio bíblico. Pregúntemonos, ¿por qué Dios salva al hombre? para la alabanza de su gloria y gracia. ¿Cuál es el verdadero problema del hombre? ¿el pecado? si, el pecado es su problema, per ¿por qué constituye un problema? porque no puede disfrutar de Dios. ¿De qué tiene que ser salvo el hombre? ¿del infierno? sí, pero ¿por qué es tan terrible el infierno? ¿acaso por el sufrimiento de los tormentos del fuego y la conciencia? no! El castigo del infierno va a ser la exclusión perpetua de la presencia de Dios! Dios, y no otra cosa es lo que necesita el hombre. Y el evangelio de la gracia de Dios es que Dios desde su gloria tuvo misericordia de nosotros y nos permitió poder volver a disfrutar de él. Piensa en esto: ¿por qué el hombre quiere ir al cielo? ¿Para escapar del infierno o para vivir con Dios eternamente? La respuesta a esta pregunta determina qué clase de evangelio estamos ofreciendo a la gente.
    La doctrina bíblica enfoca un evangelio centrado en Dios de principio a fin. Y a eso hacen honor las doctrinas de la gracia. El verdadero evangelio es poder de Dios para salvación. No otro. Por eso quienes creemos en las doctrinas reformadas defendemos con uñas y dientes la soteriología bíblica. No es un capricho ni ganas de pelear. Es una pasión intransigente por la causa del evangelio. Amemos a las almas, prediquémosles el verdadero evangelio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: