Saltar al contenido

Pablo y la Autoridad del Nuevo Testamento-Parte V

marzo 13, 2008

Esta es la última entrada en la que respondo al artículo publicado en otro blog, “Kakopathein o Theopneustos?” En esa entrada, la autora intenta demostrar que la palabra ‘theopneustos’ (exhalada de Dios) se encuentra en la segunda carta de Pablo a Timoteo, debido a que Pablo está reivindicando la autoridad del Antiguo Testamento que los judíos habían rechazado. Con ello, intenta refutar una entrada en la cual expuse que esa palabra incluía la ‘inspiración’ del Antiguo y Nuevo Testamento. Ella escribe,

“Pues ya por las circunstancias que ahí mismo se nos cuentan, en la 2º a Timoteo la enemistad es notoria, a tal punto que Saulo (y su equipo) es apresado por mano judía.”

Ahora, antes de decir algo más, quiero que veamos el razonamiento que utiliza la autora para explicar el porqué de esa separación entre Pablo y los judíos. Ella escribe,

“Y así la predicamos a los judíos, pero ellos nos apresan y nos matan (kakopathein) sin reconocer siquiera a sus propias Escrituras, ni dignarse a estudiarlas como se lo ofrecemos para que comprueben que son las mismas y que no somos blasfemos.”

Lo que la autora quiere decir con esto es que Pablo estaba predicando el Antiguo Testamento a los judíos, pero ellos ni siquiera ‘se dignaron’ a estudiarlas para comprobar lo que ellas decían. Ahí es donde la autora introduce la palabra kakopathein. Esta palabra en griego quiere decir ‘sufrir males o ser afligido’ [1].

Para la autora, el sufrimiento al que estuvo dispuesto a padecer Pablo fue por enseñarles el Antiguo Testamento a los judíos, pero éstos lo rechazaron. De ahí la autora concluye lo siguiente,

“Ahí es que aparece Theopneustos. Aparece la reivindicación de la autoridad de la Escritura (toda la Escritura -pasa’ graphê- es decir los rollos que tenemos y que hablan proféticamente de la llegada y de la obra consumada del Mesías) ha sido “exhalada” por Dios.”

Lo que la autora no incluye en su entrada es que la fecha en la que fue escrita esta epístola es muy importante, como lo hicimos notar en las entradas previas. Esta epístola fue la última carta escrita por Pablo durante su segundo y final encarcelamiento en Roma. Fue ahí cuando Pablo es ejecutado.
Esto es importante porque para ese año (66-67 d.C), el 75% del Nuevo Testamento ya había sido escrito, la mayor parte de la mano de Pablo, pero otros como los de Lucas, Mateo, Marcos, y Pedro también. Para los que no han leído las entradas previas, habíamos mencionado, que Pablo había reconocido en la primera carta a Timoteo (59-63 d.C), que los escritos de Lucas eran Escritura,

“Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla [Deuteronomio 25:4]; y: Digno es el obrero de su salario [Lucas 10:7]

Lucas era el compañero de Pablo en la mayoría de sus viajes y era conocido por Timoteo. Si Timoteo viajaba con Pablo, obviamente conocía a Lucas y había leído sus escritos (60 d.C). Pero, cuál es la razón por la cuál Pablo le escribe esta segunda epístola a Timoteo? Tres razones principales,

1. Fortalecer a Timoteo: Darle valor para predicar lo que le fue enseñado a él, manteniéndose en la verdad mediante ejemplos de hombres que le habían abandonado como Figelo y Hermógenes (2 Timoteo 1: 15), y hombres fieles como Onesíforo (2 Timoteo 1: 16).
2. Instruírle la manera de enseñar: En lugar de entrar en discusiones, debía mantenerse fiel a la verdad, desechando las enseñanzas de falsos maestros que quieren destruír la verdad.
3. Quiere que le visite en Roma para que le asista en el ministerio, ya que está a punto de morir, y necesita soporte. [2]

Cuál era esa verdad a la que debía mantenerse fiel Timoteo? Para la autora de la entrada, es el Antiguo Testamento, el mismo que es rechazado por los judíos. Pero veamos como esa conclusión no es posible si analizamos la misma epístola a Timteo. En la carta Pablo le escribe a Timoteo,

“Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.” 2 Timoteo 1:13

“Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.” 2 Timoteo 2:2

“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido” 2 Timoteo 3:14

Qué es lo que Timoteo ha aprendido? La autora dirá que el Antiguo Testamento que le fue enseñado a Timoteo por su abuela y madre (2 Timoteo 1:5), pero es obvio que Timoteo no dejó de aprender luego de su niñez, así que Pablo también se está refiriendo a las demás cosas que ha aprendido, cómo las mismas enseñanzas de Pablo (2 Timoteo 1: 13). A quién se refiere cuando dice “sabiendo de quién has aprendido”? Sabiendo lo que escribe Pablo en el verso 13 y en 2:2, es claro que se refiere a su madre, abuela y a Pablo mismo, quien le había enseñado más cosas, y a quien le había escuchado predicar muchas más.

Ahora, cómo sabemos que cuando Pablo le escribe a Timoteo, “Toda Escritura es exhalada de Dios (theopneustos)” en 2 Timoteo 3:16, no se trata solamente del Antiguo Testamento? En la entrada anterior dejamos esto muy claro, pero voy a hacer un corto resúmen. En 3:15, el apóstol hace la diferencia entre el Antiguo Testamento, al cual cataloga como ‘hiera grammata’ (Sagradas Escrituras), pero en 3:16, Pablo dice ‘pas graphe’ (Toda Escritura).

Pablo hace la distinción porque habían otras cosas que habían sido exhaladas de Dios (escritas por el Espíritu Santo) que no eran parte de lo que Timoteo conocía como ‘hiera grammata’ (Antiguo Testamento). Vimos que para Pablo, los escritos de Lucas eran ‘inspirados,’ pero no sólo los de Lucas, sino que Pablo mismo dijo que lo que él había escrito era ‘inspirado.’ Veamos, en la primera carta a los Corintios (56-57 d.C), Pablo escribe,

“Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.” 1 Corintios 2: 12-13

“Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.” 1 Corintios 14: 37

El mismo apóstol Pedro reconoció que los escritos de Pablo eran Escritura,

“casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.” 2 Pedro 3: 16

Entonces, Pablo le deja claro a Timoteo que todo lo que aprendió de él, que eran los mandamientos del Señor, los cuales hablaba por el poder del Espíritu Santo, debía retenerlas (2 Timoteo 1:13).

Pero, para contestarle a la autora de la entrada, porqué sufre Pablo? Es que sufre porque algunos judíos y gentiles rechazaban las enseñanzas del Antiguo testamento? Lo primero que debemos decir es que muchos de los fariseos eran los que rechazaban las enseñanzas de Pablo, y estos conocían muy bien el Antiguo Testamento [3].

Segundo, lo que Pablo estaba enseñando no era el Antiguo Testamento, sino el cumplimiento de las cosas que en él fueron escritas, pero que no pudieron ser comprendidas por los judíos. Pablo les estaba enseñando la revelación del Antiguo Testamento, que le había sido revelada a él por el Espíritu Santo (1 Corintios 2: 12-13). Cuáles eran estas enseñanzas? Las nuevas cosas que les escribió a las diferentes iglesias y personas durante su ministerio. Es decir, estas nuevas enseñanzas son parte del Nuevo Testamento, ya que Pedro escribió que los escritos de Pablo tenían la misma autoridad que el Antiguo Testamento (2 Pedro 3: 16).

Pablo escribe en esta carta a Timoteo ‘kakopathein’ debido a que estas personas rechazan tuercen y desechan las Escrituras, que incluyen el Antiguo Testamento, y los escritos suyos y de hombres que fueron utilizados por el Espíritu Santo luego de la muerte de Cristo.

La aplicación y la exégesis que utiliza la autora para sus conclusiones no sólo es errada, sino que es de cuidado, pues alguien podría pensar de su entrada que el Nuevo Testamento no es ‘inspirado,’ y esta ‘inspiración’ no solo ha sido demostrado en esta serie, sino por muchos académicos. Por lo tanto la Biblia enseña que tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento son ‘theopneustos’ (exhalados de Dios).

Siga esta serie,

  1. Parte 1
  2. Parte 2
  3. Parte 3
  4. Parte 4
  5. Parte 5

___________________________________

[1] Strong’s Greek Lexicon. Número 2553.

[2] Louis Berkhof. Introduction to the New Testament. Página 152.

[3] No estoy diciendo que los fariseos supieran aplicar el Antiguo Testamento, pues si lo hubieran comprendido no hubieran crucificado a Cristo. Para poder comprenderlo se necesita de la iluminación del Espíritu Santo. Pero el decir que los fariseos no conocían el Antiguo Testamento es falso.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. marzo 13, 2008 6:48 pm

    No. No es eso.
    Usted lee como le conviene, no solo las Sagradas Escrituuras sino los textos de los teologos que no son los que usted lee.
    Ya le voy a responder pero con intelecto. ¿sabe griego y las lenguas que originaron el griego? Vamos a hablar en serio. Y con las herramientas idóneas. No copiando libritos de teologia basica. Su simplismo es tambien una forma de tomar superficialmente las Escrituras, Si hay algo que Theopneustos no se merece es sufrir un tratamiento reducido sin profundidad intelectual, y superfluo en todos su ángulos, como el suyo aqui.

  2. Eduardo permalink
    marzo 14, 2008 4:45 am

    Gabriela,

    Que clase de comentario es este. Cualquiera que lea sus entradas con respecto a la inspiracion de la Biblia se dará cuenta que es usted la que asume que solo usted tiene la razón. Usted me va a responder con intelecto? Cual intelecto? La verdad estoy cansado de discutior con una persona como usted que cree que es más inteligente que y estudiada que los demás. Grandes hombres de Dios (y muy inteligentes) han desechado los argumentos que usted defiende. Prefiero continuar creyendo lo que dice la Biblia y lo que estos grandes hombres han establecido, que discutir y hacer caso de filosofías tan vacías como las suyas.

  3. marzo 14, 2008 10:32 am

    No señor, no asumo que tengo razón. Sencillamente digo que asumiendo tener razon es justamente lo opuesto a estudiar honestamente las Escrituras. Llevo 18 años de hermeneuta quitando de la cabeza que se puede estudiar hermeneutica asumiendo que se tienen razón.
    Ya me desmuestra que usted no lee.
    Y con esto también me demuestra que no “cualquiera lee los articulos que escribo”, en eso se equivoca. Los lee gente que no son “cualquiera”.
    Yo no copio y pego libritos de teologia basica.
    Grandes hombres y mujeres de Dios y muy inteligentes desechan hoy mismo los axiomas que usted intenta mantener vigentes (no les puedo llamar argumentos, no tienen la estructura adecuada ni el contenido suficiente).

    Lo de “filosofías vacías como las mías” le está metiendo demasiadas pesadillas, me temo. ¿Está cansado del intelecto? Eso no tenía por qué confesarlo, se nota con gran énfasis y es redudante remarcarlo. O está cansado de “gente como yo”. Esto último me alegra sobremanera.

    Vamos a hablar en serio, usted dispone de demasiado tiempo, y además le patrocinan el blog. A mí me daría vergüenza ser patrocinada y tener que escribir todos los días para “cumplir”.

    Vamos a hablar en serio. Con muchísimo gusto. No le tengo ninguna eseranza a usted que aprenda a leer, pero servirá para que los que no son cualquiera (incluidos los alumnos de muchos Seminarios) comprueben justamente lo que hay que evitar cuando mencione sus post. No será tan desfavorable para usted, le servirá al patrocinio. Me complace ayudarle.

  4. Eduardo permalink
    marzo 14, 2008 12:15 pm

    Gabriela,

    No estoy cansado del intelecto. Nunca dije eso. Es usted la que interpreta cosas que no dije. Es esa su ‘hermenéutica”? Dije que estaba cansado de “teologos” como usted, que se dedican a “filosofar” y a imponer sus ideas sobre la Biblia.

    Espero que responda a estas entradas de manera diferente a este comentario!

  5. marzo 14, 2008 2:23 pm

    No voy a cumplir lo que usted “espera” de mí, espere los reyes magos. Porque yo no espero que usted sea capaz de mejorar la calidad de estos articulos que ya ha estado publicando.
    Hasta luego. Buena “suerte”.

  6. LEONARDO permalink
    marzo 14, 2008 11:32 pm

    Eduardo,en el amor de Dios,es preferible no contestar a ninguno de lo que dice,esa persona,primeramente,que no es hermana en Cristo,por que los verdaderos hombres o mujeres de Dios,no llegan a esa manera de compartir el Evangelio,me da mucha tristeza ver personas que todavia no entienden,que han sido llamados para predicar y enseñar el Evangelio verdadero de jesucristo;cuando Jesucristo estuvo entre nosotros en carne,el nunca discutio ni cayo ante los argumentos de los religiosos de aquella epoca pero los confronto con la verdad del Evangelio,y por eso nunca estuvieron de acuerdo con lo que decia y lo llevaron a la cruz, hoy esa maquinaria religiosa sigue siendo la misma,no ha cambiado solo ha cambiado de tunica,pero sigue siendo la misma,que se cubre de santidad pero por dentro son huesos de inmundicia,la madre de las rameras,Babilonia la Grande,oremos Eduardo que la presencia y la gloria de Dios,siga iluminando tu vida,y sabes es la Biblia que en si misma se responde ante todo argumento y filosofias humanas por hombres y mujeres que solo razonan con sus pensamientos humanos y no saben que lo espiritual se acomoda con lo espritual,y que el hombre natural no puede dicernir las cosas espirituales,bendiciones Leonardo

  7. marzo 24, 2008 3:01 pm

    Hola.

    Me parece que te equivocas a la hora de datar los libros del Nuevo Testamento. Mateo y Lucas, en realidad, fueron escritos algunos años después, específicamente luego de la destrucción de Jerusalén del año 70 d.C. Bajo ese contexto la hermenéutica de esos libros se hace algo distinta.

    Saludos,

  8. Manuel permalink
    marzo 24, 2008 9:14 pm

    Gabriela o la autora de ese otro blog.

    Permiteme decirle algo srita. Gabriela, como comentarista privilegiado en este blog, a la vez como cristiano.

    Dios no eligió filósofos, oradores, estadistas ni hombres ricos, poderosos e
    interesados en el mundo para publicar el evangelio de gracia y paz. Juzga mejor cuáles hombres y qué medidas sirven los propósitos de su gloria. Aunque no son muchos los nobles habitualmente
    llamados por la gracia divina, a menudo, el cristiano humilde, aunque pobre según el mundo, tiene más conocimiento verdadero del
    evangelio que los que han hecho del estudio de la letra de la Escritura el objeto de sus vidas, pero que la estudian como testigos de hombres más que como palabra de Dios. Hasta los niños pequeños
    logran tal conocimiento de la verdad divina como para silenciar a los infieles. La intención es que ninguna carne se gloríe en su presencia. Y digo esto, porque aunque usted no esté de acuerdo con Eduardo, en muchos de sus comentarios o publicaciones, no tiene porqué comportarse de esa forma dando a demostrar otra cosa que no quisieramos pensar sobre usted. Entendemos que si hay desacuerdo en ambos puntos se llega a debatir y explicar las razones y el porqué, pero no para contensiones y ver quien sabe más que quien, ni para probar el intelecto del otro, mas bien, creo que es orgullo por el cúmulo de conocimientos craneales no vividos bajo el poder del Espíritu y no lo digo por usted simplemente, sino para todos aquellos (incluyéndome a mi) que siempre quieren demostrar o hacerle entender al otro una posición más elevada o profunda a la vez.

    Seamos humildes y que no por estos blogs, lleguemos a pecar o perder la armonía con los hermanos. No nos prejuiciemos, abramos los puntos y pidámosle a Dios que nos ayude a entender lo que queremos enseñar, ya que si enseñamos a otros, nos enseñamos a nosotros mismos. Nuestro llamado consiste en reconciliar aquellos que no han sido reconciliados y amarnos unos a otros, no batallarnos entre ambos y guerrearnos por puntos o posiciones que entendamos “estamos en lo correcto”, no es provechoso ni traería un buen ejemplo para el débil como para el fuerte en la fé. Espero Sra. Gabriela, que tanto usted como Eduardo piensen cuál es el objetivo de estos blogs o argumentos porque el fin de cada cosa es glorificar a Dios y bendecir a los hermanos. Sigamos adelante y que Dios nos ayude cada día a ser mansos y humildes de corazón. Bendiciones.

  9. Eduardo permalink
    marzo 25, 2008 3:29 am

    Abel,

    Si crees que me equivoco te invito a leer las bibliografias que utilizo para tomar esos datos: Louis Berkhoff, Easton’s Bible Dictionary, Barnes New Testament Notes de Albert Barnes, B. W. Johnson. Ofreceme bibliografía en la que diga que Lucas fue escrito antes que las epistolas pastorales y las estudiare, pero estos grandes hombres, academicos del Nuevo Testamento ofrecen las fechas que he colocado en mis entradas.

  10. marzo 25, 2008 10:14 am

    Yo quisiera aportar bibliografia sobre el evangelio de Lucas y su composicion. No quiero tomar el tono de Gabriela, pero espero que se reconosca que ha veces, depende de que casa editorial se lee, eso es lo que se va tomar por dogma
    En fin, aca hay algunas fuentes bibliograficas que no apoyan una produccion temprana de Lucas, pre 64AD:

    IVP Bible Background Commentary, New Testament. por Craig S. Keener, Downers Grove, Inter-Varsity Press, 1993, pg. 320-321. Este, data a Lucas despues de Marcos, osea, despues de los 70’s.

    New Testament Foundations. A Guide for Christian Students Volume 1. The Four Gospels Rev. Ed. por Ralph P. Martin, Grand Rapids: W. M. Eerdmans, 1985. pgs. 245-250, que es una buena introduccion a la discusion y a al motivo del Evangelio.

    A Survey of the New Testament 4th Ed. por Robert H. Gundry, Grand Rapids: Zondervan, 2003. pg. 212. Que data a Lucas entre los anos 64-67.

    An Introduction to the New Testament 2nd Ed. D. A. Carson & Douglas J. Moo, Grand Rapids:Zondervan 2005. pg. 210, quienes datan a Lucas del 64 en adelante.

    Se se fijan, estoy dando introducciones al Nuevo Testamento solamente. No voy a criticar que solo se estan poniendo introducciones biblicas aca, que en realidad, no dejan de ser algo superficiales. Este es el problema, que aun yo a veces encuentro con ciertos sitios, la superficialidad. Pero esto no quiere decir que se va a tornar este blog en una catedra, donde se discutiran los mas recientes aportes del tema de la fecha de redaccion del evangelio de Lucas. Esto, es bien dejado a nosotros, que tenemos mas adiestramiento teologico, puesto que requiere, como el que estudia para cirujano, cierto entrenamiento y disciplina.

    Eduardo ya sabe mi posicion al respecto de este tema. Y con todo respeto, Berkhoff era un buen teologo, pero no es reconocido por su erudiccion en el campo biblico. Y las otras fuentes mencionadas, no fue hasta aca que las oi.

    Y creo que la problematica aca no es si Lucas fue escrito antes de las epistolas pastorales, sino que el concenso academico, tanto conservador como liberal, es que Lucas fue escrito despues del martirio de Pablo.

    En fin, como ya dije antes, el tema es mas profundo de lo que se enfoca, pero facilmente podemos ver el tema terminado dependiendo de lo que se lee.

    Dios les bendiga.

    Luis.

  11. gaabriela permalink
    marzo 25, 2008 11:23 am

    la señora gabriela (que había prometido no intervenir más en otros blogs) se equivoca al usar un tono poco cristiano y profundamente agresivo siempre.
    Creo que tiene razón la teoría de que necesita construir enemigos para sentirse alguien.

  12. gaabriela permalink
    marzo 25, 2008 11:33 am

    Como había dicho antes, ya no visito los blogs
    Gabriela del otro blogs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: