Skip to content

La Gracia de Dios!

February 18, 2008

La otra semana quiero hablar acerca de una interesante interpretación de la gracia de Dios, y de lo que significa ser un cristiano. Pero antes de hacerlo,  me gustaría conocer sus opiniones acerca del siguiente comentario, hecho por un prolífico autor cristiano,

“Tengo un amigo, y más que un amigo, un hombre con quien trabajó conmigo lado a lado en el ministerio de la Palabra de Dios en un pequeño grupo que se ha convertido en la capilla ________Bíblica y este amiigo es un apóstata de la fe Cristiana. Él se graduó de la Universidad Bob Jones y del Seminario Teológico de Dallas. Y cerca del mismo tiempo cuando él y su esposa dejaron Dallas, su esposa contrajo una enfermedad muy seria que con los años se hizo progresivamente peor, hasta que fue reducida a ser una inválida, y luego de su muerte yo visité a mi amigo (quien ahora vive en el oeste y enseña Historia Antigua en una universidad secular).

Y mientras nos sentábamos en la sala juntos, cara a cara, me dijo francamente pero con gracia que ya no clamaba ser un Cristiano del todo, que ya no creía las cosas que una vez había predicado y enseñado, y que la situación era peor que como él la describía porque yo escuché a través de otros que en la clase en la universidad en ocasiones se burlaba y ridiculizaba a la fe cristiana. Mientras me senté en esa sala yo estaba dolorosamente viendo que era imposible que yo le convenciera a que volviera de nuevo a lo que creía antes. Era imposible renovarlo al arrepentimiento. Usted quiere encontrar a alguien más duro con quien tratar que una persona no salva? Encuentre una persona como esa…

Oh que triste para un hombre haber conocido la verdad y proclamado la verdad y luego negar la verdad! Él ha puesto al Hijo de Dios en vergüenza pública! Bien usted dirá, “Yo creo que él está dirigido al infierno, cierto? Creo que está dirigido a la eterna condenación. Ha renunciado a su fe cristiana.” Espere un minuto. Yo no dije eso, y tampoco el autor de Hebreos. Permítame recordarle que Jesús dijo, “Yo soy el pan de vida. Aquel que viene a mí nunca tendrá hambra y el que creyere en mí nunca tendrá sed.” Y también dice, “Aquel que viene a mí nunca le echaré fuera.”…La voluntad de Dios es nunca perder a nadie (Juan 6: 37-40). Él nunca ha perdido a nadie y nunca lo hará! Y yo estoy triste por mi amigo y hermano ha perdido la fe, pero Cristo no lo ha perdido. Él ha perdido su fe pero Cristo no lo ha perdido! Usted cree en la gracia de Dios?”

Qué tiene de malo la declaración de este pastor evangélico? Espero escuchar sus opiniones para desarrollar el tema la próxima semana.

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

7 Comments leave one →
  1. Pamilo permalink
    February 19, 2008 6:49 am

    Bendiciones Eduardo, es cierto que por Gracia somos salvos ( Efe. 2) pero en ese mismo capitulo Dios nos dice que somos salvos por Gracia por medio de la fe.(Efe. 2:8) Y que es la fe aqui? La fe es creer en Jesucristo, creer que es el hijo de Dios y que murio por muestros pecados. Y si alguien que se dice cristiano en algun momento de su vida por circunstancias adversas, le hayan afectado su vida familiar o cualquier otro entorno sin respeter la soberania de Dios y por el contrario se rebela contra Dios y deja de creer en El y apostata , ciertamente esta en duda su Salvacion. Saludos.

  2. Eduardo permalink
    February 19, 2008 9:08 am

    Pablo,

    Primero gracias por tu comentario. La proxima semana analizare esta ‘nueva’ doctrina llamada “Gracia Gratuita.’ Esta es una cita de uno de los autores que la enseñan. Es obvio que sus enseñanzas son falsas, ya que todo el Nuevo Testamento deja claro que son los que perseveran en la doctrina de Cristo los que serán salvos al final. Jesús es muy claro (Mateo 10:22;24:13). Además el apóstol Juan escribe,

    “Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.” 2 Juan 1:9

    Tu tienes toda la razon con lo que dices, ya que el que no persevera en la fe, demuestra que nunca fue salvo. Dios mantiene a los suyos hasta el final (Filipenses 1:6; Romanos 8:29-30). Bendiciones…

  3. February 19, 2008 1:46 pm

    Tienes toda la razón, pero también debemos recordar que en nuestra vida tenemos muchas luchas y muchas veces también, de una u otra manera, perdemos nuestra fe en Cristo y la ponemos en nosotros mismo pero la Palabra nos dice que al final de la vida de todo aquel que fue regenerado por el Espíritu Santo será salvo. La perseverancia es una obra de Dios.

    Aquel que ha sido conocido y llamado por Dios llegará al fin del camino a pesar de que puede desviarse en el transcurso de su vida. Quien no ha sido llamado por Dios quizás pueda gozar de los beneficios de la vida en la iglesia visible pero nunca será más que un extraño que mora junto al pueblo de Dios.

    Bendiciones

  4. Eduardo permalink
    February 19, 2008 2:07 pm

    Marcelo,

    No estoy de acuerdo con lo que dices: “que en nuestra vida tenemos muchas luchas y muchas veces también, de una u otra manera, perdemos nuestra fe en Cristo.”

    No estoy seguro a lo que te refieres. Pregunto porque no puedo hallar un pasaje en la Biblia que diga que alguien que ha sido regenerado pueda perder la fe. Es cierto que alguien que ha sido regenerado (Ezequiel 36: 22-32), traído por el Padre a Cristo (Juan 6:44), y nacido del Padre por el poder del Espíritu Santo (Juan 1:13; 3:1-15; 1 Juan 5:1), será salvo, ya que “a los que predestinó, a estos tambiés llamó; y a los que llamó, a estos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó.” (Romanos 8: 30). La fe viene del Espíritu Santo, y es la garantía de lo que Dios tiene preparado para nosotros en el futuro. Debido a que un verdadero hijo de Dios no puede perder al Espíritu Santo, tampoco puede perder la fe.

    Es muy diferente que alguien contriste al Espíritu Santo, y caiga en pecado. Pero la Biblia es clara que los que son verdaderamente nacidos de nuevo odian el pecado (Juan 14:15), y se arrepienten de esos pecados que han cometido. No creo correcto que pensemos que alguien que ande continuamente en pecado deba ser considerado como un ‘nacido de nuevo’ que no anda por el camino correcto. Más bien según las enseñanzas de la Biblia, debemos considerar a tal persona como un no creyente, y debemos evangelizarlo para que se arrepienta.

    La Biblia no dice que un verdadero creyente pueda perder la fe. Pero no se si te entendi correctamente. Fue eso lo que quisiste decir? Bendiciones.

  5. Leonardo permalink
    February 19, 2008 11:43 pm

    SOLO HAY UN NACIMIENTO ESPIRITUAL,COMO UN NACIMIENTO FISICO,UNO QUE NACE DE NUEVO ES SALVO,PERO NO TODOS LOS QUE SE DICEN CRISTIANOS HAN NACIDO DE NUEVO,PUEDEN ESTAR AÑOS EN LA IGLESIA,Y LLEGAR A SER ¨´MINISTROS¨´PERO NO HAN NACIDO DE NUEVO Y UN EJEMPLO DE ELLO SON LOS APOSTATAS.UN NACIDO DE NUEVO PUEDE CAER EN PECADO O CONTRISTAR AL ESPIRITU SANTO, PERO SE ARREPIENTE DE SU PECADO QUE HA COMETIDO; PERO EL QUE PRACTICA EL PECADO ES AQUEL QUE NO HA NACIDO DE NUEVO,EN CONCLUSION Y BIBLICAMENTE,AQUEL QUE HA NACIDO DE NUEVO NO PUEDE PERDER LA SALVACION

  6. February 20, 2008 2:28 am

    Tienes toda la razón, cuando usé la palabra fe no me refería a la fe salvadora sino que hay situaciones donde tratamos de depender de nosotros mismos y nos olvidamos de Dios.

    El asunto es cuánto tiempo esperamos para decir de alguien que no fue regenerado?

    Creo que la parábola es un ejemplo excelente… el hijo pidió lo que le iba a corresponder (se considera una gran ofensa contra el padre, es como desear que él muriera) y se va a vivir como si su padre no existiera, al tiempo después, que no se sabe exactamente cuanto, vuelve en sí (Luc. 15.17), es decir, se arrepiente.

    L. Boettner, en el capítulo sobre la perseverancia de los santos en su libro “La Predestinación” que: Mientras el creyente permanezca en este mundo su estado es uno de continua lucha. Sufre derrotas temporales y en ocasiones puede que parezca haber perdido toda la fe; sin embargo, si ha sido verdaderamente salvo, no puede caer completamente de la gracia. La Confesión de Fe de Westminster habla en el mismo sentido.

    Creo que ahí me expliqué mejor… o no?

    Bendiciones

  7. Eduardo permalink
    February 20, 2008 9:48 am

    Leonardo,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo hermano.

    Marcelo,

    Es cierto que los verdaderos creyentes luchan diariamente con su pecado y en ocasiones caen y contristan al Espíritu Santo, pero la diferencia es que ellos odian el pecado y dado e amor que tienen por el verdadero Dios, se arrepienten. Esa es la prueba de que son nacidos de nuevo, ya que no caminamos conforme a la carne (Romanos 8:1-4).

    Con respecto a tu pregunta: “cuánto tiempo esperamos para decir de alguien que no fue regenerado?” Creo que si una persona que dice ser nacida de nuevo, y cae en pecado, y persiste en pecado a pesar de que la iglesia ha ejecutado discipina, entonces es obvio que esta persona prefiere el pecado que a Dios. Esa persona debe tratarse como un no creyente y debemos saber que esta persona nunca ha nacido de nuevo y antes era un ‘cristiano’ de la boca para afuera. Un verdadero creyente se arrepiente de sus pecados.

    La cita de Boettner y Westminster están de acuerdo con la idea de que un creyente es un pecador, y en su vida va a caer al pecado, pero la prueba de que ha sido regenerado es que siempre se arrepiente, pues el mismo arrepentimiento es un don de Dios (2 Timoteo 2: 25).

    De nuevo gracias a ambos por sus comentarios..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: