Skip to content

Morir por Cristo: Justino el Mártir

febrero 13, 2008

Justino (100-165 d.C) nació en Judea, quizás de origen griego, quien creció como un pagano, pero que luego de su conversión al cristianismo, se convitió en un gran maestro de la verdad.

Según los historiadores, siempre cargaba su túnica de filósofo, para mostrar que había alcanzado la verdad. Anduvo enseñando por muchas tierras, hasta que se estableció en Roma como un maestro del evangelio de Cristo y apologista.

Durante el tiempo de Justino, Roma estaba gobernada por Marcos Aurelio, y el prefecto era Rusticus. Durante estos días, existía gran persecución de cristianos, a los que obligaban a adorar falsos ídolos romanos y a los reyes de Roma.

Cuando Justino fue aprehendido ppor los romanos, fue llevado a Rusticus. Rusticus le dice, “Obedezcan a los dioses de inmediato, y sométanse a los reyes.” Justino responde, “El obedecer los mandamientos de nuestro Señor Jesucristo no es digno ni de verguenza ni de condenación.” Rusticus insiste y le pregunta por las enseñanzas que profesa Justino, quien le dice, “He buscado aprender todas las doctrinas; pero he encontrado al fin las verdaderas doctrinas, aquellas de los cristianos, a pesar de que no complacen a aquellos que mantienen falsas opiniones.” Y luego de la insistencia de Rusticus con respecto a la creencia del cristiano, Justino responde, “Adoramos al Dios de los cristianos, a quein reconocemos ser desde el principio, el creador y diseñador de toda la creación, visible e invisible; y el Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, quien ha sido predicado desde antes por los profetas, casi presente con la raza humana, el heraldo de salvación y maestro de buenos discípulos.” [1]

Durante todo su juicio, Justino testifica el evangelio de Cristo a los romanos, y a todos los que estaban presentes ahí. Justino testifica, no sólo a Dios como el Creador de todas las cosas, sino nuestro deber como criaturas de adorarle. Debido a este testimonio, empiezan a salir otros cristianos, que quizás por miedo a ser muertos por su fe, comienzan a testificar. Primero, Chariton, Euelpistus, Hierax, Pæon, y por último Liberianus quien dijo, “Yo también soy cristiano, pues adoro y reverencio al único Dios verdadero.” [2]

Luego de escuchar las confesiones de los cristianos, Rusticus les insta a adorar a los dioses, o serían castigados. Justino responde, “Ninguna persona en su sano juicio cae de piedad a la impiedad. Por la oración podemos ser salvos por cuenta de Jesucristo nuestro Señor, aún cuando seamos castigados, pues esto va a ser salvación y confianza en el meas temeroso y universal juicio de nuestro Señor Jesucristo. Haz lo que quieras, pues somos cristianos, y no sacrificamos a los ídolos.” [3]

Eusebius escribe,

“Rusticus el prefecto pronunció sentencia, diciendo, “Dejen que aquellos que han rechazado sacrificar a los dioses y someterse al mandato del emperador, ser castigados, y ser llevados a sufrir el castigo de la decapitación, de acuerdo a las leyes.” Los santos mártires habiendo glorificado a Dios, y habiendo sido llevados al lugar apropiado, fueron decapitados, y perfeccionaron sus testimonios en la confesión del Salvador.” [4]

Qué aprendemos de esta historia? Estar fuertes siempre en la verdad que nos ha sido revelada por el Espíritu Santo. Cristo nos ha salvado de la ira de Dios, y por lo tanto debemos testificar el evangelio a todas las naciones. No sabemos como es que Dios quiere que lo hagamos; para muchos será con persecuciones, para otros en lugares menos adversos, pero todos igualmente vestidos en la armadura de Dios, y sin miedo, testificaremos al mundo lo que Dios ha hecho por nosotros.

Continúe la serie aquí:

  1. Introducción
  2. Los apóstoles
  3. Ignacio de Antioquía
  4. Policarpo
  5. Justino el Mártir
  6. Blandina y los Mártires de Lyon
  7. Jan Hus
  8. William Tyndale
  9. El Mandamiento

______________________________________

[1] ANF01. The Apostolic Fathers with Justin Martyr and Irenaeus. Página 544.

[2] Ibid. Página 546.

[3] Ibid. Página 546.

[4] Ibid. Página 547.

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: