Skip to content

Calvinismo: TULIP–Gracia Irresistible

December 9, 2007

Llegamos a uno de los puntos meas interesante y debatidos del Calvinismo. En esta entrada discutiremos la doctrina de la Gracia Irresisitible.

La Gracia de Dios

Qué es esta gracia que salva? Con respecto a ello, hay dos elementos que deben ser enfatizados. Primero, la idea de gracia es belleza. Es decir, aquel que es graicoso, es bello en apariencia. Segundo, el término sugiere un favor que es mostrado hacia otro. Esto es lo que vemos muchas veces en la Biblia.

Pero la gracia es un atributo de Dios, que enfatiza el hecho de su infinita y gloriosa perfección. Toda la Justicia, Santidad, Amor, son inmedibles en Dios. David lo describe así,

“Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.” Salmo 27:4

Esa misma gracia, Dios la ha querido revelar fuera de Sí mismo. Este atributo se refleja hacia Su pueblo por Su propio Nombre. Leemos en Romanos lo siguiente,

“Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.” Romanos 5:15

Le complació a Dios manifestar Sus perfecciones fuera de Sí y revelarlas a quienes ha escogido por gracia. Esta gracia es un favor no merecido. Eso es lo que describe la Biblia cuando compara la gracia con las obras. Por ejemplo,

“Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda” Romanos 4:4

Veamos el contraste en este pasaje. La gracia es algo no merecido, que a Dios le pació hacer en nosotros por Cristo. No es merecido debido a que nosotros no merecemos nada, pues estamos muertos en nuestros pecados. No merecemos ningún favor de Dios. Nosotros no podemos ganar nada. Lo que Dios nos otorga no es ganado, sino que nos es dado solamente por gracia.

Otra cosa que debe quedar claro, es que esta gracia de Dios funciona, es decir es poder. Creo y moldea a las personas sobre las cuales es derramada según el diseño de Dios. Pablo nos dice,

“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.” 1 Corintios 15:10

Cuál es el significado de esta gracia? No es simplemente una influencia ejercida por Dios, sino el mismo poder de Dios que lleva a cabo lo que ha determinado hacer. Además esta gracia es revelada únicamente en y a través de Cristo. No es entregada a ninguna otra persona excepto a la que está unida a Cristo.

La Gracia Irresistible

La gracia de Dios es irresistible. Pero debemos hacer claro que la gracia no es el poder de Dios, el cual ejerce para hacer entrar en el cielo a aquellos que no lo desean, como el policía que lleva a la cárcel al ladrón que no desea ser arrestado. Cuando decimos que la gracia de Dios es irresistible, la idea es no sólo que la gracia de Dios trae a Su pueblo a gloria, sino que también los prepara para esta gloria y trabaja dentro de ellos para que puedan entrar en esta gloria. La gracia es irresistible en el sentido de que doble las rodillas que no se doblarían de otra manera. El corazón es ablandado, de otra manera permanecería endurecido (Ezequiel 36:24-27).

La Negación de la Gracia Irresstible

No todos confiesan esta verdad. Es claro que alguien que crea que Cristo murió por todos los pecadores, no puede creer en la gracia irresistible. Algunos dicen que la gracia es necesaria para la salvación, pero que esta gracia es administrada a todos los pecadores, pero que sólo aquellos que desean aceptarla, pueden ser salvos, debido a que ellos decidieron aceptar la gracia de Dios. Esto es, de nuevo, parte de la enseñanza errónea de los armianistas.

El artículo cuarto formulado por los seguidores de Arminius dice así,

“Que esta gracia de Dios es el inicio, la continuación, y el logro de todo lo bueno, hasta el punto, que el hombre regenerado, sin ayuda, despertar, seguido de una gracia cooperadora, no puede pensar, desear, ni hacer algo bueno, ni soportar las tentaciones del mal; por lo que todos las buenas obras o movimientos, que puedan concebirse, deben ser adscritos a la gracia de Dios en Cristo, pero respecto al modo de operancia de la gracia no es irresistible; entre tanto que esté escrito que muchos resisten al Espíritu Santo, Hechos 7, y otros lugares.”

Lo que dicen los armianistas es lo siguiente: una persona es salva porque recibió la gracia y aceptó a Cristo, por lo tanto la salvción viene al hombre que no rechazó la gracia de Dios. Pero si un hombre rechaza la gracia de Dios, el Espíritu Santo es incapaz de hacer algo. La gracia es por lo tanto para los armianistas resistible.

Gracia Irresistible: Una verdad calvinista

Esta verdad fluye de las otras verdades expuestas en as entradas previas. Es decir, si el pecador es totalmente depravado, muerto en sus pecados, incapaz de hacer el bien, por lo tanto debe asumirse que requiere algo más que mera asistencia para ser salvo. Denle a un muerto un bastón para ver si le ayuda a caminar. Por el contrario, el muerto debe ser revivido o nunca más volverá a caminar. Dios por lo tanto no le da al pecador un bastón, o algo por el estilo para ver si puede buscarle. Sino que la gracia de Dios debe tomar al pecador muerto y revivirlo. La depravación total implica que la gracia poderosa e irresistible de Dios es la única esperanza para ese pecador.

Lo mismo ocurre con la elección incondicional. Dios ha escogido a un pueblo antes de la fundación del mundo. Pero la ejecución de ese decreto no puede basarse en lo que el hombre pueda hacer, pues ya sabemos que el hombre no puede buscar a Dios. Sino que la gracia irresistible de Dios hará que ese decreto se lleve a cabo.

Con respecto a la expiación limitada o particular, vemos lo mismo. Cristo murió por Su pueblo en la cruz, redimiéndolos de todos sus pecados. Ahora, este trabajo de Cristo, cómo es que lo obtuvimos? Depende de nosotros de si recibimos o no la expiación? Es que Dios permitiría que la muerte de Su Hijo fuera ineficaz, como para que por aquel que Cristo muriera no fuera salvo? O, que pasa si ningún hombre acepta el ofrecimiento de Cristo? Qué pasaría si todos los hombres negaran la gracia de Dios? Ningún hombre sería salvo. Como puede aber Dios que los hombres van a aceptar Su gracia, i depende de los hombres?

La verdad es que la Biblia demuestra lo contrario. Los hombres son salvos porque Dios los eligió en la eternidad, los conoció por nombre, y se los dio en la mano a Cristo para que Él muriera en expiación por sus pecados. A estos hombres, Dios les derramó Su gracia para conformarlos a la imagen de Cristo.

Una Verdad Bíbllica

Los armianistas nos harían leer Hechos 7. Veamos,

“!!Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.” Hechos 7:51

Esteban le está hablando a los judíos que están a punto de apedrearlo. Pero lo que debemos tener claro es que Esteban está hablando acerca de las palabras de los profetas que les habían sido dadas en el pasado. Al resistir las palabras de los profetas estaban resisitendo al Espíritu Santo, quien había puesto las palabras en la boca de los profetas. Cómo hicieron ellos esto? Bueno, recordemos que el Espíritu Santo revela las Palabras de Dios a los santos como los profetas y apóstoles. El Espíritu Santo utiliza ministros que proclaman la Palabra de Dios a través de todas las épocas de la historia. Qué hacen aquellos que odian la palabra? Ellos resisten, se rebelan, odian la palabra que les ha sido revelada. Ellos toman a esos profetas y los matan. De esto es lo que está hablando Esteban. No les está diciendo que el Espíritu Santo puede ser resistido. El Espíritu Santo es resistido cuando se resiste a los santos que Él envía.

Analicemos por ejemplo el pasaje de Juan 3: 3,5

“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios… Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” Juan 3: 3,5

En este pasaje se presenta la imagen de un nacimiento. Qué nos enseña? En un nacimiento físico, es que el que va a nacer ejerce su voluntad para salir? Depende de su voluntad? Imposible, es or eso que la Biblia enseña acerca del nuevo nacimiento. La frase “nacer de nuevo” enfatiza lo que ocurre en el reino espiritual. Dios no espera a ver quien desea nacer de nuevo. Repito, si de eso dependiera, nadie nacería de nuevo, pues todos los hombres están cegados por Satanás, y son esclavos de su pecado, y no sólo son esclavos, sino que aman la oscuridad (Juan 3: 19). Dios por el contrario forma un pueblo para Sí mismo dándoles vida a través de Cristo. Además causa que esta vida crezca y se desarrolle. Es la gracia irresistible lo que hace nacer de nuevo a los elegidos. El mismo pasaje nos enseña otra cosa, “que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” Si alguien no puede ver el reino de Dios, entonces tampoco puede creer que existe. Entonces, cómo es que alguien puede venir a Dios si no puede creer en Él? La Biblia enseña que es sólo a través de esta gracia irresistible que un hombre puede ver.

Veamos ahora Efesios 2:10.

“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

De quién son las obras? De Dios. Nosotros somos su obra. El artista hace su obra como desea. El artista no le pregunta a la arcilla como quiere ser formada, sino que la moldea según Su voluntad. Dios froma al hombre, a los elegidos y a los reprobados, para que ambos, en sus fines glorifiquen a Dios. Veamos,

“Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.” Isaías 43: 21

“¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?” Romanos 9: 21-24

Es claro que el poder de Dios no espera a que los pecadores acepten a Cristo, sino que los forma para que sean Su pueblo. Por lo tanot Sus elegidos publicarán alabanzas.

Otro pasaje interesante es Juan 6: 37,44, 65,

“Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera… Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero… Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre.”

Notemos que dice que nadie puede venir a Cristo a menos que Dios, el Padre, lo trajere. Esta es la gracia irresistible que toma al pecador muerto en sus pecados y lo trae a Cristo.

Y si recordamos el pasaje de Lidia en Hechos 16, dice,

“Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.” Hechos 16: 14

El corazón de Lidia fue abierto por Dios para escuchar el evangelio de Crist o predicado por Pablo. Esto es muy diferente a lo que escuchamos de los armianistas y de las personas que creen que depende del hombre abrir su corazón para aceptar a Cristo. Dios es el que abre el corazón de las personas para salvarlos.

Cristo no toca la puerta de nigún corazón como creen muchos. Dios rompe el corazón endurecido, y pone un corazón de carne y entonces el hijo de Dios cree. Lo mismo leemos en Hechos 13:48,

“Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.”

La idea es más clara en este pasaje. Aquellos a quienes Dios escogió, serán definitivamente salvos. Es que acaso el pasaje nos dice que hubo alguna disposición en el corazón de estos hombres para creer? No. La gracia irresistible de Dios lo hizo.

La Tranquilidad de esta Verdad

Qué debe significar esta gracia irresistible para el creyente? Sencillamente es la base para la tranquilidad espiritual del hijo de Dios. Primero, si negamos la gracia irresistible estamos quitándole poder a Dios y eso es muy peligroso. Después si la gracia de Dios fuera tan solo una influencia ejercida sobre le corazón de un hombre, entonces ese hombre estaría totlamente condenado, pues como hemos visto el hombre no puede desear su propia salvación, orque no puede ver las cosas espirituales de Dios, no las puede entender y por lo tanto no las puede buscar, debido a que está muerto espiritualmente.

La gracia irresistible de Dios no sólo nos salva, nos hace creer en Cristo, abre nuestros corazones, pone un corazón de carne, sino que también nos persevera en la santificación para que, como veremos en la próxima entrada ningún elegido caiga perpetuamente.

Siga las demás entradas de la serie “Calvinismo”:

  1. Juan Calvino
  2. El Otro Lado de Juan Calvino
  3. Juan Calvino y la Soberanía de Dios
  4. La Controversia sobre Miguel Servetus
  5. Los Cinco Puntos del Calvinismo
  6. Depravación Total
  7. Elección Incondicional
  8. Expiación Limitada
  9. Gracia Irresistible
  10. Perseverancia de los Santos

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

7 Comments leave one →
  1. Paulo Arieu permalink
    December 11, 2007 2:03 am

    Eduardo:
    Estoy muy de acuerdo con tu reflexion,que me parece interesante,pero creo que no es bueno el hacer esta pregunta “¿Como puede saber Dios que los hombres van a aceptar Su gracia, si depende de los hombres?”, ya que es una pregunta facil de responder por cualquiera que conozca un poco de teologia, respondiendo que “Dios es omnisciente y el conoce todas las cosas”
    Creo que tampoco es prudente realizar la conjetura ” que pasa si ningún hombre acepta el ofrecimiento de Cristo? Qué pasaría si todos los hombres negaran la gracia de Dios? Ningún hombre sería salvo.”, para defender el tema de la gracia irresistible,ya que es sabido que el hombre es un “homos religius”,o sea un ser religioso, y tiene necesidad de creer en algo. Ni aun los ateos están sin creencia alguna, ya que muchos de ellos, creen o en ellos mismos,o en algún hombre prominente, o en la ciencia o en el sistema politico,etc.
    Aún los indigenes creen en alguna especie de deidad a la que le rinden culto.
    Por eso se dice que el ser humano es un ser religioso.
    Rescato una expresion hallada en un sitio web,que expresa esta opinon mía:
    “Cuando se profundiza mucho sobre toda la realidad, el hombre la llegando a las preguntas claves de su vida: ¿ quién soy ? ¿ Qué sentido tiene mi vida ? y el por qué de tantas cosas y situaciones.
    llegados a este punto el hombre se abre a lo trascendental, a lo que va más allá de sus posibilidades cognoscitivas. Por esto se dice que el hombre es un ser religioso por naturaleza, porque llega a preguntarse por el significado de todo, porque se abre a lo trascendental. Así llega al nivel de profundización que denominamos religioso.” (http://www.aciprensa.com/catequesis/catequistas.htm,Tema 3: ¿Cómo hacer catequesis hoy? ,* Cuenta una experiencia:)
    Aun las religiones mas raras,y los grupos sectarios mas chiflados encuentran sus adeptos.
    Con esto que digo no pretendo quitar valor a tu pregunta,que es válida. Si nadie aceptara el evangelio. realmente sería un fracaso,y el sacrificio de Cristo sería sin sentido,ya que Dios sufriría una derrota total, lo que llevaria a la posibilidad aun mas terrible de negar su existencia. Gracias a Dios que eso no ha sucedido ni sucedera porque “el evangelio es poder de Dios para salvacion”.
    Lo que pretendo decir es que hay buscar argumentos mas solidos,irrefutables,innegables,para explicar la gracia irressitible de Dios.
    Muy buena igual tu exposición, Eduardo.De mucha bendición tu blog.
    Dios te bendiga
    Paulo Arieu

  2. Eduardo permalink
    December 11, 2007 12:01 pm

    Paulo,

    Gracias por tu comentario, pero debo aclarar y argumentar ciertas cosas a tu objeción. Tu dices,

    “Estoy muy de acuerdo con tu reflexion,que me parece interesante,pero creo que no es bueno el hacer esta pregunta “¿Como puede saber Dios que los hombres van a aceptar Su gracia, si depende de los hombres?”, ya que es una pregunta facil de responder por cualquiera que conozca un poco de teologia, respondiendo que “Dios es omnisciente y el conoce todas las cosas”

    La pregunta que hice: “¿Como puede saber Dios que los hombres van a aceptar Su gracia, si depende de los hombres?” está formulada para aquellos que creen que el hombre es libre. La pregunta está hecha para aquellos armianistas y los que no saben que son armianistas, pero que creen en el libre albedrío, y en la creencia que Dios le dio libre albedrío al hombre. Lo que quize hacer es implicar que la Biblia no enseña que el hombre es libre, ni su voluntad, ni su ser. El hombre es un esclavo. Dios nos dice en la biblia que hay dos tipos de esclavos en el mundo: los esclavos de Dios, y los esclavos de Satanás. Para ver esto, debemos entender que Dios nos declara, en nuestro estado natural (1 Cor 2:14) como esclavos del pecado:

    “Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.” Juan 8:34

    Como sabemos todos los hombres somos pecadores, todos somos perversos y malvados. Dios nos dice en Jeremías:

    “¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?” Jeremías 13:23

    Además,

    “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” Lucas 11:13

    “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda,No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Romanos 3: 10-12

    “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” Romanos 3,23

    “Si pecaren contra ti (porque no hay hombre que no peque)” 1 Reyes 8:46

    Entonces la Biblia nos dice que todos los hombres somos esclavos del pecado y por tanto de Satanás. Pero los hijos de Dios, los que han sido regenerados por el Espíritu Santo, han pasado a ser esclavos de Cristo. Pablo dice,

    “Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios” Romanos 1:1

    La palabra ‘siervo’ es Doulos en griego (δονλος) que significa : 1. a esclavo; 2. uno que se entrega a la voluntad de otro; 3. devoto a otro sin tener en cuenta sus propios intereses (Strong’s Dictionary).

    Todas las veces que un apóstol dice siervo en el Nuevo Testamento, se usa la palabra Doulos. Por lo tanto, los hombres, o son esclavos de Cristo o esclavos de Dios.

    Entonces aquellos que creen que el hombre es libre tienen dos problemas:

    1. La aseveración de la boca de Dios que el hombre está muerto en sus pecados, o sea muerto espiritualmente, sin poder hacer el bien y por lo tanto sin poder buscar a Dios. Esto es cierto para toda la humanidad. Ningún hombre es libre para buscar a Dios, porque es esclavo del pecado. No hay ningún bien dentro del corazón del hombre. El corazón del hombre es,

    “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” Jeremías 17:9

    Las palabras que usa el profeta son bastante fuertes. Si revisas el hebreo, Jeremías utiliza palabras como ‘aqob (engañoso) que se traduce como engañoso, corrompido, torcido y ‘anash (perverso) que implica incurable. Esto es la sentencia de Dios con respecto al corazón del hombre natural.

    2. Además si algún hombre dice que Dios elige a alguien por su Omnisciencia y que ve en el futuro a aquellos que van a aceptar el ofrecimiento de Su gracia se encuentra con otro problema: Si Dios puede ver el punto final de nuestras vidas y sabe que es lo que va a ocurrir, la lógica nos dice que entonces el futuro de un hombre ya está determinado. Si Dios ve en el futuro y sabe lo que una persona va a hacer, entonces esto implica que no puede ocurrir otra cosa. Por lo tanto ese futuro es fijo. Quién fijó ese futuro? La doctrina reformada dice que Dios es quien fija todo lo que ocurre en el universo (Efesios 1:11; Daniel 4:35). La idea de que Dios conoce el futuro de todos los hombres, implica necesariamente que este futuro ya es fijo. Pero el problema es que muchos hombre no quieren ver que la Biblia dice que esto NO depende de las decisiones del hombre. Si esto fuera así, entonces Dios no sabe que es lo que va a suceder. Las personas pueden cambiar su opinión, no??? Pero si las personas pueden cambiar de opinión, según nos dicen lo que promulgan el libre albedrío, cómo es posible que Dios sepa lo que va a suceder en el futuro? Pero si aceptan que Dios por omnisciencia sabe quienes van a creer caen en la trampa, pues deben aceptar que el futuro del hombre es fijo, pues Dios sabe lo que va a suceder. Si dependiera del hombre entonces nadie sería salvo porque el corazón del hombre es perverso. Pero la Biblia nos dice que es Dios quien lo determina todo. Pero la Biblia nos dice otra cosa. La Biblia nos dice que Dios sabe lo que va a suceder porque Él así lo ha determinado. Entonces el futuro del hombre no es determinado por el hombre, como así lo quieren los humanistas, sino que ha sido determinado por Dios,

    “porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” Isaías 46: 9-10.

    Dios anuncia lo que va a ocurrir no porque es omnisciente (no estoy disminuyendo este atributo de Dios), sino porque así lo ha determinado y nadie puede quebrantar el consejo o el plan de Dios. Cristo fue crucificado porque Dios lo determinó en la eternidad, inclusive antes de la caída del hombre (Apocalipsis 13:8). Dios no reacionó a la caída del hombre, sino que la caída del hombre sucedió por el determinado consejo de Dios para que se hiciera lo que Dios había planeado enla eternidad, para manifestar Su gloria (Efesios 1: 3-6).

    Entonces lo que quise decir, es que el hombre NO tiene la capacidad de buscar a Dios, y por lo tanto la creencia de que Dios ve en el futuro (esto es la doctrina de Ciencia Media descrita por el jesuita De Molina en el siglo XVI) y actúa con respecto a lo que los hombres va a hacer NO es bíblica. Por supuesto que Dios es Omnisciente pero lo que sucede en la tierra y lo que Dios lo hace no lo hace porque sepa todas las cosas, sino, porque sabe todas las cosas planea TODO en la eternidad.

    Luego tu no estas de acuerdo con mi pregunta: “” qué pasa si ningún hombre acepta el ofrecimiento de Cristo? Qué pasaría si todos los hombres negaran la gracia de Dios?”

    Te digo que esto no es posible. Ese es el punto de mi pregunta. Esto no puede suceder porque Dios en la eternidad ha predestinado a unos hombres de todas las generaciones, a los cuales ha llamado, envió a Su Hijo a que caragara y muriera en su lugar, y luego les dio a Su Espíritu Santo para que los santificara transformándolos de gloria en gloria en la imagen de Cristo y a quienes glorificará en el futuro, veamos

    “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” Romanos 8: 30

    Si sabemos que el hombre no es capaz de buscar a Dios, y que el destino del hombre es fijo (por lo que demostramos antes), entonces sabemos que a aquellos a los que Dios predestinó y llamó, serán glorificados, lo que implica que perseverarán en el don que Dios ha derramado sobre ellos, es decir Su gracia. Dios los escogió para ser salvos y por lo tanto como el consejo de Dios es inquebrantable y nadie puede arrebatar de la mano del Padre a las ovejas de Cristo, entonces serán salvos.

    Además, claro que es cierto que el hombre es “homos religius”, así nos ha hecho Dios. Todos los hombres tienen la necesidad de alabar algo…unoa alaban a las estrellas de cine, otros a Britney Spears, otros a su intelecto (ateos), otros su propia imagen, otros su cuerpo, etc. Todos los hombres somos idólatras. Romanos 1 nos dice,

    “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” Romanos 1: 20-25.

    Es decir todos los hombres saben de Dios, pero el problema es que el corazón del hombre es tan perverso que prefiere adorar a algo que ha sido creado por su mente y su corazón. Algo que les agrade a ellos. El hombre NO puede conocer al verdadero Dios a través de la revelación natural. Para ello Dios nos dio la revelación especial, la Biblia, en donde Él nos dice como es Él. Ningún hombre puede explicar como es Dios. Dios nos explica como es Él. Esto lo hace Dios por nuestra naturaleza perversa. Es por eso que cualquier persona que trate de conocer a Dios fuera de la Biblia está en peligro, porque lo que va a terminar adorando es un ídolo creado por su mente. Para conocer a Dios, lo debemos concer de la Biblia. Por ello no debemos depender de nuestras suposiciones, sino de lo que Dios nos dice con respecto a Él mismo. Eso es lo que significa sola scriptura.

    Espero haber aclarado mis puntos (preguntas).

  3. Paulo Arieu permalink
    December 11, 2007 2:26 pm

    Hola Eduardo,
    Quizás me expresé mal,yo no estoy en contra de tus preguntas,yo muchas veces he intentado defender estos puntos, y me respondieron con argumentos que no supe rebatir sin entrar en contienda. Incluso en República Dominicana tuve problemas por estas creencias, ya que son consideradas “doctrinas de demonios”,por la casi totalidad de los pentecostales, que es el círculo en el que yo me he movido, a pesar de ser bautista. Y los bautistas no satisfacían mi sed espiritual,aunque si mis inquietudes teológicas. Y esa fue mi gran lucha durante parte de los años en los que viví en ese país. Por eso es que se mas o menos como ellos piensan y como responden a estas preguntas (salvo siempre salvo,y otras).
    Y me he trenzado en discusiones sin fin. Por eso digo que para defender las verdades se necesitan argumentos sencillos de entender e imposibles de refutar, y mas que el común de los cristianos no maneja tanto conocimiento bíblico.
    Yo no me opongo a tu exposición,estoy de acuerdo.Solo quise decir que a mi modo de entender son preguntas fáciles de responder, eso es lo que quise decir.
    El libre albedrío del ser humano también esta totalmente depravado por el pecado, afectado totalmente. La voluntad del ser humano se inclina en mayor o en menor medida hacia el mal,el pecado,o el egoismo, como resultado de su naturaleza pecaminosa.
    Aunque Adan y Eva tuvieron libre albedrio, eso se termino con el acto de desobediencia al Señor, y el posterior juicio decretado sobre ellos.
    El pecado afecto todas las capacidades del ser humano. Y sabemos por la biblia que de verdad esta muerto espiritualmente, y ni puede buscar a Dios ni quiere. Se dice que el ser humano busca a DIos por amor o por dolor,nomas.
    Si se les pregunta a un creyente común con algo de conocimiento ¿Como puede saber Dios que los hombres van a aceptar Su gracia, si depende de los hombres?”,seguramente te responda que “Dios es omnisciente y el conoce todas las cosas”
    Además, Jesús dijo conocer los corazones de los hombres y que nadie podía decirle a el lo que había dentro de los corazones.
    Te lo digo por experiencia,ya que muchas veces discutí estos pasajes, y es una discusión que siempre termina mal.
    Yo veía en República Dominicana,cuando venían los grandes huracanes y arrasaban sectores enteros de población,como la gente buscaba a Dios un tiempito antes de que viniera el huracán y un tiempo después que había pasado todo,otra vez volvían a la bebedera y a su estilo de vida,como si nada hubiera pasado, hasta la próxima catástrofe. Por eso bien dijo Jesús que el no se fiaba de nadie,y que conocía perfectamente los corazones.
    Bueno, Dios te bendiga Eduardo
    Paulo Arieu

  4. Eduardo permalink
    December 11, 2007 4:16 pm

    Paulo,

    Así es…todo esto nos demuestra la depravación del hombre…el deseo de rechazar la verdad bíblica y por lo tanto a Dios. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero debemos seguir enseñando la verdad, y no adaptarla para que los hombres la acepten. Muchas gracias por tus comentarios.

    Eduardo

Trackbacks

  1. Martes 27 de mayo de 1564 - Fallece Juan Calvino « Paulo Arieu Theologies Web
  2. Enlaces relacionados con La Reforma Protestante « Paulo Arieu Theologies Web
  3. Calvinista de 4 Puntos | El teologiyo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: