Skip to content

Romanos 13: 11-14

November 17, 2007

11 Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. 12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.” Romanos 13: 11-14

Entonces, por dos capítulos Pablo nos ha venido diciendo que debemos dejar que el amor haga en nosotros diferentes cosas. Y todo esto lo debemos hacer “conociendo el tiempo”. Qué quiere decir Pablo con este tiempo?  Lo primero que debemos hacer es unir el verso 11 con Romanos 12:2, que dice: “No os conforméis a este siglo”. Este siglo por supuesto es una medida de tiempo. Pablo en Romanos 12:2 nos dice que el siglo presente es perverso, abunda el pecado, y esta siendo dominado, por voluntad de Dios (2 Timoteo 2:26), por Satanás que es llamado el dios de este siglo (2 Corintios 4:4; Juan 12:31; Efesios 2:2, 1 Juan 5:19).

Este tiempo del que se habla en Romanos 13:11 es un nuevo día. En la noche dormimos, pero en este nuevo día despertamos. Veamos la relación con 1 Tesalonicenses 5,

“Porque vosotros sabeis perfectamente que el día del Señor vedndrá así como ladrón en la noche” 1 Tesalonicenses 5:2

Todos los cristianos han sido enseñados que Cristo vendrá de nuevo del cielo, y que podrá ser pronto,  y que tomará a algunas personas fuera de guardia. Pero Pablo es claro diciendo que a los cristianos no les sucederá esto. Los cristianos no serán tomados por sorpresa. En lo que continua al verso 4 lo explica,

“Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de nosche se embriagan. Pero nosotros que somos del día, seamos sobrios, hibiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” 1 Tesalonicenses 5: 4-9
La maldad de este mundo ya no es la única verdad. Los cristianos, aquellos que están es Cristo, pertenecen a un nuevo día. Pero que es entonces este tiempo en el que vivimos? Digamos que es un tiempo entre la presente era del pecado y la futura venida de la Justicia. Cuanod Cristo vino a la tierra, el día vino a la tierra, o por lo menos el amanecer de ese nuevo día. El reino de Dios llegó a la tierra y con él la vida eterna. El reino del Mesías llegó.  Pero ese reino llegó, pero aún permanece el pecado, la muerte y la enfermedad. El tiempo que se avecina. El día que está por llegar es el de Justicia, la nueva creación, la vida eterna, cuando no habrá más pecado, ni dolor, ni muerte.

Esa es la esperanza de aquellos cristianos que están siendo perseguidos en Africa y en Asia, y en el Medio Oriente. Es la esperanza para aquellos que desean ver desaparecer su propio pecado. Jesús es el fin de este siglo presente. Fue Cristo el que derrotó a Satanás en la cruz. La batalla decisiva ya ha sido ganada, pero la vida eterna aún está en el futuro. Así lo dice Isaías,

“Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.” Isaías 60: 1-3

Y cuando ha amanecido no hay ninguna duda de que viene el día. El amanecer es la primera venida de Cristo y su muerte, resurrección y victoria sobre Satanás. El día está pronto por venir. Aún si ha durado 2000 años el amanecer. Nadie puede detener al sol naciente. Pedro nos dice:

“Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” 2 Pedro 3:8

Esa es la esperanza, que nuestra salvación no consiste en tener fe en Cristo y seguir viviendo en este mundo de pecado. Nuestra salvación es mucho más que eso. Es terminar de una vez por todas con el pecado. Es ver a Cristo no como algo lejano, sino verlo cara a cara. Cristo está cada día más cerca de nosotros.
Pero Pablo también nos habla de las demás personas que no están en Cristo. Están durmiendo, porque  ellos viven en tinieblas y aún es de noche. Y esto es otro incentivo para amar. Por eso Juan nos dice en 1 Juan,

“Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo [el amor], que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.” 1 Juan 2:8

Porqué es un incentivo? Porque cuando llevamos el evangelio a esas personas que están durmiendo aún, los estamos amando, queriendo que Dios las despierte y vean este bello amanecer, y esperen con nosotros la llegada del dEia de gloria que está por venir. Eso es el amor.

Ahora, Pablo nos dice que debemos llevar puesto para este día. En el verso 12: “vistámonos las armas de la luz”.  Cuando eramos no creyentes andábamos puesto las obras de las tinieblas, pero ahora Dios nos ha despertado, y ahora nos vestimos con una armadura. La vida cristiana es una batalla. Estar despierto es estar en pie de guerra.

Pablo dice lo mismo en el verso 14 cuando dice: “vestíos del Señor Jesucristo”. Pero no debemos entender que la batalla no ha sido ganada aún. La batalla ya fue ganada. Las personas que pertenecen a Cristo son hijos del día. Han pasado de las tinieblas a la luz. Han pasado del dominio de Satanás al de Cristo. Son nuevas criaturas en Jesús. Lo que hace falta es que se vistan, vivan, y luchen como cristianos. Esa armadura no hacen a nadie un hijo de luz. Sólo muestran que alguien es un hijo de luz. Cómo nos dice Pablo esto:

“Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia” Colosenses 3:12

Si alguién está unido a Cristo, es porque ha sido escogido por Dios, y por lo tanto ahora solo debe ponerse un traje que refleje esa nueva identidad. Otro lugar donde Pablo deja claro esto,

“porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.” Gálatas 3:27

El bautismo es una acción externa de lo que ocurre por fe en la conversión. Qué fue lo que ocurrió? Fuimos vestidos con Cristo de una vez y por todas. El mandato de vestirse en el Señor es solamente ser lo que somos-cristianos.
Como leímos en 1 Tesalonicenses 5: 7-8, vestirse en Cristo significa poner nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor en Cristo. NO hagamos provisión o no tengamos ningún pensamiento que nos lleve a tener un deseo pecaminoso, y Pablo nos da tres ejemplos de esto en el verso 13: “no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia.” Es decir, no permitamos que niingún pensamiento nos lleven a esos deseos. Vestirse en Jesucristo es la única manera de no proveerse de los deseos de la carne. Es la manera de asesinar esos deseos.

Eso es lo que significa saber que el día está cerca. Vistamonos entonces en Cristo.

3 Comments leave one →
  1. Dr. Amauri Castillo permalink
    January 16, 2008 12:11 am

    ME PARECE MUY EDIFICANTE EL ARTÌCULO. SIN DUDA ESTÀ LLENO DE VERDADES QUE SI SE UTILIZANEN NUESTRA VIDA INTEGRAL, SEGURAMENTE APORTARÀN PLENITUD FÌSICA Y ESPIRITUAL.

    MUY LINDA LA EXLPRESIÒN:”VISTAMONOS ENTONCES EN CRISTO.” SIN NINGUNA DUDA QUIENES USAMOS ESE VESTIDO, SOMOS BIEN FELICES.

    ESE ES MI INTENTO DE DIVULGACIÒN DESDE MI ATALAYA http://WWW.UNAVIDAFELIZ. COM, DE SEGUIDOR DE JESUS, SIN LA INSPIRACIÒN PASTORAL DE USTEDES, PERO CON MI CORAZÒN EN LA MANO.

    LE FELICITO Y PIDO A DIOS QUE LE OTORGUE RICAS BENDICIONES.

    DR. AMAURI CASTILLO RINCON.
    AUTOR DEL LIBRO “UNA VIDA FELIZ”
    http://WWW.UNAVIDAFELIZ.COM

  2. Eduardo permalink
    January 16, 2008 9:31 am

    Dr. Castillo,

    Muchas gracias por su comentario y sus oraciones. Creo que lo único que intenta este artículo es hacernos ver para lo que fuimos creados. Nosotros no fuimos creados para vivir para nosotros mismo, sino para glorificar a Dios, para hacer que la gloria de Dios sea vista por todo el mundo. Muchas veces creemos que debemos vivir para nosotros mismo, pero la Biblia dice todo lo contrario. Efesios 1: 4-6 dice,

    “según nos escogió en Él [Cristo] antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de Su voluntad, para alabanza de la gloria de Su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.”

    Los no creyentes viven para ellos mismos…Los cristianos vivímos para alabar con nuestras vidas la gloria de Dios. Cómo podemos hacer esto? Solamente vistiéndonos en Cristo, con la justicia que hemos obtenido de Él, para no proveer para los deseos de la carne (dinero, autos, casas, exito,fama, etc…)

  3. Oscar Arce permalink
    September 1, 2018 6:42 pm

    Gloria a Dios por la sabiduría que brinda a través de su Santo Espíritu aquellos que anhelan servir y vivir para Él . Declaró que la bendición de Dios continúe sobre este hermoso ministerio Sujetosalroca.org

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: