Skip to content

La Mano Silenciosa de Dios

September 4, 2007

cnn felix

El día de hoy estaba leyendo el pasaje de 1 de Reyes capítulo 19, cuando el profeta Elías huye al Monte Sinaí (Horeb), luego que Dios hizo aquel magnífico milagro con los profetas de Baal que tenía el rey Acab y su reina Jezabel. Elías huye a Horeb debido a la amenaza de Jezabel, y después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, Dios se manifiesta al profeta de la siguiente manera,

 

11 El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. 12 Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. 13 Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?” 1 Reyes 19:11-13

 

Luego de leer las noticias en CNN acerca del huracán Felix, llegando a Nicaragua con una potencia de un huracán categoria 5, se vino a mi mente este pasaje. Porqué? Lo más impactante de este pasaje es la manera en la que apareció Dios a Elías ese día. En Exodo, Dios se manifiesta como el fuego (Exodo 19: 16-19) y en Salmos se manifiesta como el temblor de la tierra (Salmos 18:7-15). Pero, porqué se manifestó a Elías como un “silbo apacible”? Y cómo relaciono esto con las noticias de CNN?

Dios escogió manifestarse a Elías de una manera muy particular. Decidió hacerse presente con algo casi imperceptible, pero algo tan lleno de gloria que obligó a Elías a cubrirse el rostro.

 

Esta ha sido una de las formas en las que Dios actúa en Su creación. Una de las maneras en las que expresa y controla la manera en que Su voluntad se lleva a cabo en el universo. Ese plan de Dios, el cual estableció desde antes de la fundación del mundo es inquebrantable. Dios no actúa en respuesta a lo que hacen sus criaturas. Dios no es caprichoso. Por el contrario, sus criaturas responden de acuerdo a lo que Dios ha establecido. Eso es lo que quiere decir ser soberano.

 

Esta semana hemos visto noticias alrededor del mundo acerca de huracanes, la semana pasada en el golfo de Mexico, y ahora “Felix” azota la costa Atlántica de Centroamérica. Qué significan estos desastres naturales? Serán un castigo de Dios? La verdad es otra. En Génesis 9:11-13, leemos el pacto que hizo Dios con Noé: “y no exterminaré ya más a toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruír la tierra”. Pero qué significa la existencia de Félix?

 

Aquí muchos fallan pensando que los desastres naturales son a causa del hombre y su pecado. Causa del mal manejo que el hombre le ha dado a la creación. Pero en Romanos 8 leemos lo siguiente,

 

Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza” Romanos 8:20

 

Es decir, Dios es el causante del estado actual de la creación. Con qué razón?

 

porque también la creación misma será libertada de la eswclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios” Romanos 8: 21

 

El plan de Dios para la creación es manifestar la plenitud de la gloria de Su gracia (Efesios 1:6) y todo lo que ha ocurrido en la tierra, lo que ocurre y ocurrirá, servirá para manifestar la plenitud de la gloria de la gracia de Dios. Katrina, Felix y el resto de los desastres naturales no son más que una muestra de la misericordia de Dios para que nosostros los pecadores abramos los ojos y veamos a Aquel a quien está sujetada toda la creación, y podamos rendir nuestra vida a el verdadero dueño de ella. Ese es el plan de Dios para la creación. Que la humanidad pueda verle como el más preciado tesoro y ser así salvos.

 

Esa es la mano invisible de Dios, su presencia es en ocasiones como un silbo apacible, el cual solo puede ser percibido por el Espíritu, no por nada dice Pablo,

 

“Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, a qué esperarlo? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.” Romanos 8:24-25

 

Continuemos orando por la humanidad, para que Dios tenga misericordia de aquellos que aún no le conocen y puedan arrepentirse y volver sus ojos a Cristo para ser salvos. Amén.

 

 

 

 

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: