Skip to content

Matrimonio: El pecado entró en la escena!

June 20, 2007

Esta entrada quizá debió ir al inicio de esta serie, pero como está organizada la Biblia, lo vamos a hacer de esta manera, es decir, Dios primero nos dice en la Biblia que Él es eterno, creó el mundo, nos dijo que era nuestro para disfrutar, nos dio su mandamiento y luego el hombre cayó ante el pecado. De ahí que creo que esta es la mejor forma de analizar el tema del matrimonio.En esta entrada vamos a continuar desarrollando lo que ocurrió en el matrimonio cuando entró el pecado en el mundo. Como pudimos leer en la entrada anterior, los problemas iniciaron cuando Eva y Adán se encontraban apartados el uno del otro (Génesis 3: 1-6). Satanás aprovechó el hecho de que Eva se encontraba sola para tentarla. Eva toma del fruto prohibido y luego se lo da a su marido, quien prefiere el consejo de su mujer antes de las ordenes de Dios.

Como leemos en el siguiente pasaje, Dios viene en busca de Adán para pedirle cuentas por la ransgresión que cometieron y por ese pecado maldice a ambos y a toda la creación. Pero qué sucede después de ese momento? Si continuamos leyendo la Biblia, vemos como aquello que fue instituído por Dios como algo bello, fue corrompido por el pecado del hombre. La familia se vé enfrentada al pecado, y no mucho después de ese pasaje, leemos en Génesis 4, como un hermano termina matando a su hermano gemelo, sin tener el más mínimo respeto por sus padres y mucho menos por Dios.

En Génesis 6 vemos como la maldad de los hombres crecía insesantemente, hasta el punto que Dios decide limpiar la tierra, y viene la historia del diluvio. Pero cuanto más leemos, más podemos ver que el matrimonio, base de la familia instituída por Dios, se va degenerando por el pecado de los hombres. Vemos como Sodoma y Gomorra son destruídas por las perversiones sexuales, hasta el punto que en Exodo 20, Dios les tiene que dar a los hombres su Ley, para que el pueblo escogido por Dios sea purificado de ese pecado. Dios le dice a Moisés:

No cometerás adulterio…no codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo” Éxodo 20: 14, 17

odemos entender de estas leyes que el ser humano está tan corrupto que llega hasta el punto de violar la santidad del matrimonio, para satisfacer todo designio de los pensamientos de su corazón (Génesis 6: 5). LLegamos al punto de que se comete adulterio, ya sean los maridos ó las esposas. Entonces aquello que Dios creó perfecto, se vio pervertido por el hombre. Pero lo que el hombre pensó para mal, Dios lo hizo para bien (Génesis 50: 20). Dios sacrificaría Su Hijo para que fuera el esposo de su Iglesia, y a través de Él, cada matrimonio de sus hijos, sería santificado.Múltiples historias hay en la Biblia de adulterio, poligamia, fornicación, etc. Dios hizo al hombre para una mujer, y la mujer para un hombre (Génesis 2: 18). La poligamia nació del corazón pecaminoso de los hombres. Está descrita en la Biblia, simplemente porque Dios quiere que veamos lo que hace el pecado, pero no está descrita porque Dios lo hubiera así querido. Vemos casos como Abraham, Sansón, David, Salomón, quienes tenían más de una mujer. Después vemos como Judá fornica con Tamar, su nuera (Génesis 38: 12-23). En fin, muchas más hstorias se encuentran en la Biblia que nos representan lo que causó el pecado al seno del matrimonio.

A partir de ese pecado vienen los divorcios (Deuteronomio 24: 1-2), resultado del irrespeto que hay entre marido y esposa, que muchas veces lleva al adulterio, fornicación, etc, y lo cual deja marcas profundas no solo en los padres, sino en los hijos de ese matrimonio, hasta el punto que vemos muchas de las cosas que existen hoy en día en las familias.

Lo importante es saber que sin Dios como el centro de nuestros matrimonios, como el eje en el que se basan las familias, estamos perdidos, y vamos hacia la destrucción progresiva del matrimonio y de las familias. Porqué vemos hoy en día que los seres humanos aceptan los matrimonios entre personas del mismo sexo, aceptan uniones temporales entre personas, infidelidades, etc, sino por el hecho de que no tienen a Dios en sus vidas, y están muertos en el pecado? No quiero que crean que nosotros debemos sentirnos superiores a esas personas, porque al igual que ellas nosotros estábamos muertos en nuestros pecados, y si no fuera por la gracia y la misericordia de Dios, a través de la cual nos abrió los ojos para que pudieramos creer en Su Hijo Jesús, y con Él nos dio vida eterna y nos regaló a Su Espíritu Santo para que nos santificara a cada uno de nosotros, nosotros estaríamos igual que muchos. Por ello cada día doy gracias a Dios por Su Misericordia hacia mí, un pecador, un transgresor de Su Ley, que no merecía más que el infierno por mi pecado, y oro por todos aquellos matrimonios que se encuentren en problemas, para que Dios tenga misericordia de ellos también. Amén.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: