Skip to content

La Vanidad de la Vida

julio 7, 2017

Una de las verdades que la Biblia expone claramente es la realidad de nuestra vida como hombres en este mundo. La gran mayoría de nosotros nace, crece y conforme va creciendo hace planes para su vida. Planea estudiar, instruirse, trabajar, casarse, comprar una casa, tener hijos, pagar por su educación, ver a sus hijos crecer, luego verlos hacer sus propias vidas, y terminar uno envejeciendo junto a aquella persona con la que compartimos tanto de nuestras vidas.

Así crecí yo.

Entre los recuerdos de mi niñez estaban soñar con llegar a ser un cirujano como mi padre, casarme a los 25 años, tener 3 hijos -uno de los cuales sería una niña rubia con grandes bucles en su cabello (por lo menos eso fue lo que le escribí en una carta a mi esposa en una ocasión)- comprar una casa con un buen patio para que mis hijos pudieran jugar, etc. Todo estaba bien planeado.

Leer más…

La Doctrina de la Preservación Providencial de la Escritura y la Confesión de 1689

junio 12, 2017

Han pasado algunos años desde que conocí por primera vez al Dr. James Renihan. No sólo es pastor de una iglesia Bautista Reformada en San Diego, Estados Unidos, miembro de ARBCA, sino que es también es el presidente del Instituto de Estudios Bautistas Reformados.

El Dr. Renihan no es tan sólo un académico. Él es quizás el académico que mejor conoce los orígenes y el espíritu de nuestra confesión de fe. Algunos de sus colegas piensan que él ha leído todos los escritos de los puritanos. Pero esos mismos colegas afirman estar seguros que él ha leído todo lo que los Bautistas Particulares del siglo XVII escribieron. Es decir, en nuestros tiempos no hay un académico Bautista Reformado que conozca más nuestra confesión de fe que el Dr. Renihan.

Sus aportes para los estudios Bautistas Reformados han sido innumerables. Y el día de hoy deseo compartirles lo que escribió en su blog con respecto a una doctrina que está siendo muy promovida por algunos hermanos en Latinoamérica y por instituciones como la Sociedad Bíblica Trinitaria: la doctrina de la preservación providencial de las Escrituras.

Yo he escrito hace algunos años al respecto (pueden leer aquí, aquí, aquí, aquí, y aquí), pero deseo compartir la opinión de un experto en nuestra confesión. Esto es lo que escribió Renihan,

Leer más…

La Iglesia es la que los llama

marzo 18, 2017

A pesar de no ser tan joven sí confieso ser muy joven en el ministerio. Tengo muy claro que me faltan muchas cosas por aprender, muchas cosas por ver y muchísimas otras cosas por experimentar.

Sin embargo, durante todos estos años en la fe he podido ver cosas que tristemente han resultado en la destrucción de ministerios, en la división de iglesias, y ultimadamente, en la obstaculización del testimonio de Cristo al que hemos sido llamados como creyentes e iglesias.

Y una de esas cosas que han producido tales resultados es la manera en la que muchos hombres han sido puestos en el púlpito sin tener las calificaciones para ello.

En los tiempos de la Reforma Protestante los reformadores criticaron duramente la manera en la que la Iglesia Católica lo hacía. Muchos hombres compraban los puestos; los ricos compraban sacerdotes o arzobispos para que sirvieran en las capillas de sus palacios; y muchos otros eran puestos en el oficio sencillamente porque existía la necesidad de un hombre en algún lugar.

Fue por esa razón que los Reformadores fueron a la Biblia con el fin de enseñar, no sólo quienes eran las personas que debían ser puestas en el oficio pastoral y cuales eran sus calificaciones; sino también como era que esos hombres llegaban al oficio.

Leer más…

Es el Feminismo la respuesta para la mujer cristiana?-Parte II

marzo 9, 2017

En la entrada previa hablé sobre la obra de Dios al salvar mujeres. Y dije que lo primero que el Señor hace es rescatarla. Es decir, salvarla del mundo y del feminismo. El día de hoy continuaremos con el otro propósito de Dios en la redención de la mujer.Y esto es, su restauración, como veremos, al modelo original.

La mujer restaurada

Ahora, el siguiente punto surge de la siguiente pregunta: ¿Con qué fin es que Dios rescata a la mujer del pecado? ¿Cuál es el propósito divino en rescatar a la mujer de su mayor problema?

Bueno, como dije en la entrada previa, el más importante es: “para alabanza de la gloria de Su gracia.” Es decir, el propósito más importante en la salvación de pecadores es magnificar la gloria de Dios.

Pero, el otro propósito por el cual Dios rescata a la mujer del pecado es para restaurarla del estereotipo al arquetipo. Es decir, para restaurarla del patrón de la feminidad fijado por el mundo al patrón o modelo original de Dios para la mujer.

Pero, ¿qué es lo que hace Dios?

Leer más…

Es el Feminismo la respuesta para la mujer cristiana?-Parte I

marzo 8, 2017

Andreas Kostenberger, profesor de teología del Seminario Bautista del Sureste de los Estados Unidos, en su libro sobre el matrimonio y la familia, escribió lo siguiente,

Ultimadamente, nosotros los seres humanos, lo entendamos o no, estamos involucrados en un conflicto cósmico espiritual que enfrenta a Dios contra Satanás, con el matrimonio y la familia sirviendo como el campo principal en el cual las batallas espirituales y culturales se pelean. [1]

 Y esta es la verdad que vemos el día de hoy. Satanás ha estado tratando desde el principio de destruir aquello que es tan valioso para la sociedad humana: la familia. Y lo ha hecho atacando, en primer lugar, la adoración familiar –quitando a Dios como el centro de la familia.

En segundo lugar, lo ha hecho, atacando el liderazgo de la familia –incentivando la inmadurez masculina; torciendo el significado de la verdadera masculinidad.

Pero, lo ha hecho atacando a la mujer. Atacando el sentido y el entendimiento de lo que significa ser una verdadera mujer.

Y lo más triste de todo es que Satanás ha dado grandes pasos en esta guerra. En las últimas décadas ha venido ganando diversas batallas cambiando la visión de hombres y mujeres con respecto a la verdadera feminidad. Y gran parte del problema ha sido la Iglesia.

Habiéndose rebajado al estándar del mundo en muchas maneras,” escribió Köstenberger, “[la iglesia] se ha convertido en parte del problema…la verdad permanece, que al final, hay increíblemente poca diferencia entre el mundo y la iglesia.” [2]

Leer más…

La Gloria de la Encarnación

diciembre 19, 2016

John Owen fue uno de los más grandes teólogos que Dios le ha dado a Su Iglesia. Una de las mentes más brillantes que le han servido al pueblo de Dios. Y en uno de sus libros, “The Glory of Christ” (La Gloria de Cristo), escribió lo siguiente con respecto a la encarnación del Señor Jesucristo,

Esta es una gloria cuyos rayos son tan maravillosos que el mundo ciego no puede ver su luz y belleza y muchos niegan la encarnación de Dios. Sin embargo, esta es la gloria de nuestra religión, la gloria de la iglesia, la única roca en la que fue edificada, la única fuente de la gracia presente y de la gloria futura. Esta es aquella gloria que los ángeles quisieron presenciar, el misterio que ellos ‘anhelaban mirar’ (1 Pedro 1:12)…Además, esta gloria es la ruina de Satanás y su reino…Esta es la gloria en la cual yace el fundamento de la iglesia. El fundamento de toda la creación fue puesta en un acto de poder soberano absoluto, cuando Dios ‘colgó la tierra sobre la nada.’ Pero el fundamento de la iglesia está en esta misteriosa, e inamovible roca de la unión de las naturalezas divina y humana en una persona, Jesucristo, el Hijo del Dios viviente. Aquí toda la iglesia debe caer y adorar al Dios que echó este maravilloso fundamento.” The Glory of Christ. Páginas 28-29

Es el Día del Señor, no mí día!

noviembre 19, 2016

El Dr. Robert Martin, quien hace unos pocos meses pasó a estar en la presencia de nuestro Señor, escribió uno de los mejores libros que he leído acerca de la doctrina del Día de Reposo Cristiano, “El Día de Reposo Cristiano. Su Fundamento Redentor-Histórico, Obligación Presente, y Observancia Práctica.” 

En la tercera parte de su libro, y defendiendo la verdad de que el día domingo es el Día del Señor, escribió lo siguiente,

El principio es que el Día del Señor es el día de Dios y no mí día. Si usted consulta este principio cuando usted viene a preguntas acerca de lo que usted debe o no debe hacer en el Día de Reposo, resolverá la mayoría de preguntas sin tener la necesidad de ir más allá. Sólo hágase la simple pregunta: “Lo que estoy considerando hacer o no hacer en el Día del Señor está de acuerdo con de quien es el día? O, para hacer la pregunta de una manera diferente, “Este es el Día del Señor! Será que esta actividad (será que mi escogencia) confirmará y exhibirá este hecho o lo negará?” Por favor consideren algunos ejemplos. La pregunta es, “Debo quedarme en cama o levantarme e ir a la casa de Dios a tiempo para participar en todos los servicios del día?” Bueno, es tu día o el día de Dios? Si es tu día, entonces duerme tanto como quieras; pero debido a que el Día de Dios, y sus horas le pertenecen a Él, usted necesita levantarse. La pregunta es, “Yo quiero ir a trabajar el día de hoy y hacer horas extras en aquel proyecto en el que estoy trabajando. Hay tantas distracciones durante la semana que no he podido adelantar tanto como quiero. Es esto permitido?” Bueno, de quién es el día? Si es Sábado, i.e., su día, siéntase en toda la libertad para usarlo para el avance de su carrera. Pero, si es el Día de Dios, puede usted utilizarlo para tal fin?…Recordar el principio que el Día del Señor es el día de Dios y no mí día nos ayudará bastante a responder la pregunta, Qué debo o no debo hacer en el Día del Señor?” Página 344

Qué esta cita nos ayude a ir comprendiendo mejor lo que vamos a hacer el día de mañana!