Skip to content

Qué significa ser Bautista Reformado?

octubre 29, 2015

Ya otros han escrito artículos queriendo describir una iglesia Bautista Reformada. Sin embargo, hasta ahora no he leído artículos describiendo brevemente lo que significa ser un Bautista Reformado. El pastor Tom Hicks de la Iglesia Bautista Morningview en Alabama lo hizo recientemente en su blog. Es mi deseo compartir su artículo con el fin de brindarle a todos los lectores de este blog una breve definición de lo que me identifica a mí y a los miembros de mi iglesia.

El pastor Hicks definió a un Bautista Reformado así:

Qué es lo que hace a un “Bautista Reformado” diferente de otros tipos de Bautistas y gente Reformada? Los Bautistas Reformados surgieron de la Reforma Inglesa, emergiendo del Congregacionalismo en los 1640’s por razones teológicas muy específicas. Aquí hay algunas marcas teológicas que identifican a las Iglesias Bautistas Reformadas.

  1. El Principio Regulativo de la Adoración. Los Bautistas primitivos se separaron de las Iglesias Congregacionalistas que practicaban el bautismo de infantes porque creyeron que los elementos de la adoración pública estaban limitados por lo que las Escrituras ordenaban. Debido a que la Biblia no ordena el bautismo de infantes, los Bautistas primitivos creyeron que el bautismo de infantes está prohibido en la adoración pública, y sólo el bautismo de creyentes es permitido. El principio regulador de la adoración limita los elementos de adoración pública a la predicación y lectura de la Palabra, los sacramentos, la oración, canto de Salmos, himnos, y cánticos espirituales, y todo lo demás que ordena la Escritura.Muchos Bautistas hoy en día han abandonado completamente el principio regulador de la adoración en favor de la adoración orientada en el entretenimiento, consumismo, las preferencias individuales, emocionalismo, y el pragmatismo. Tales Bautistas han abandonado el mismo principio que los llevó a su surgimiento inicial. Dudo que tales Iglesias tengan el derecho de identificarse como “Bautistas,” ya que debido a que no sostienen este principio que es una precondición histórica de la existencia de los Bautistas.
  1. Teología de los Pactos. Mientras las iglesias paidobautistas Reformados frecuentemente aseguran que solamente ellas con herederas de la verdadera teología pactual, los Bautistas Reformados históricos afirmaron abandonar la práctica del bautismo de infantes precisamente por la teología pactual de la Biblia. Los Bautistas Reformados creen que Dios hizo un pacto de obras con Adán, el cual él quebrantó y así trajo condenación sobre toda la raza humana. Pero Dios misericordiosamente hizo un pacto de gracia con Su pueblo elegido en Cristo, que reveló progresivamente en el Antiguo Testamento y lo estableció formalmente en el Nuevo pacto con la muerte de Cristo. La única manera en la que alguien fue salvo bajo el pacto antiguo fue en virtud de este pacto de gracia en Cristo. Los teólogos pactuales Bautistas creen que ellos son más consistentes que los teólogos pactuales paidobautistas con respecto a la hermenéutica teológica pactual de la prioridad del Nuevo Testamento. De acuerdo con el Nuevo Testamento, la promesa del Antiguo Testamento de “a ti y a tu simiente” fue hecha ultimadamente a Cristo, la verdadera simiente. La descendencia física de Abraham fueron incluidos en el antiguo pacto, no porque ellos fueran todos los hijos de la promesa, sino porque Dios estaba preservando la línea de la promesa, hasta que Cristo, la verdadera simiente, viniera. Ahora que Cristo ha llegado, no hay ninguna razón para preservar la línea física. Por el contrario, todos los que creen en Jesús son hijos de Abraham, los verdaderos israelitas, miembros del Nuevo pacto, y de la iglesia del Señor Jesús. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, el “Nuevo pacto” es revelado como un pacto compuesto solamente de creyentes, quienes han sido perdonados de sus pecados, y tienen la ley de Dios escrita en sus corazones. Los Bautistas de hoy que se adhieren al dispensacionalismo y a la Teología del Nuevo Pacto han salido de sus raíces históricas y de la visión hermenéutica de la unidad orgánica de la Biblia echada por sus antepasados.

 

  1. Calvinismo. Debido que los Bautistas Reformados mantenían la teología del pacto (federalismo) del siglo 17, eran todos calvinistas. Cuando Adán transgredió el pacto de obras, Dios maldijo a todos los seres humanos con naturalezas depravadas, haciéndoles incapaces y sin el deseo de venir a Cristo para salvación. Pero Dios no dejó a la raza humana morir en su pecado; sino que Él formó un pacto eterno de redención con Cristo e incondicionalmente escogió un número definido de personas para salvar en Él. En el momento designado, Cristo vino al mundo y obedeció los términos del pacto de la redención, cumpliendo los términos del pacto de obras que Adán quebrantó. Jesús murió en la cruz, expió los pecados de los elegidos, y se levantó de los muertos, habiendo merecido eficazmente la salvación por ellos. Dios hizo el pacto de gracia con Sus elegidos en el cual Él aplica todas las bendiciones de vida merecidas por Cristo en el pacto de la redención. El Espíritu Santo misericordiosamente une al pueblo escogido de Dios a Cristo en el pacto de gracia, irresistiblemente atrayéndolos a Él mismo en el llamamiento eficaz, dándoles un corazón vivo, una fe viva y arrepentimiento, el veredicto vivo de la justificación, y una viva y perdurable santidad, para que ellos perseveren hasta el fin, y todas estas bendiciones de vida son los méritos de Jesucristo, adquiridos en el pacto de la redención, aplicados en el pacto de gracia.
  1. La Ley de Dios. Los Bautistas Reformados creen que los 10 mandamientos son un resumen de la Ley moral de Dios. Ellos creen que a menos que comprendamos correctamente la ley, no podemos entender el evangelio. El evangelio son las buenas noticias que Jesucristo cumplió la ley para nuestra justificación viviendo en perfecta obediencia para ganar las bendiciones de la ley y muriendo una muerte sustitutiva para pagar por la pena de la ley. Pero el evangelio no es solo la promesa de la justificación. Es también las buenas noticias que Cristo promete por gracia dar Su Espíritu Santo a Su pueblo para destruir su iniquidad y hacerlos más y más santos. Por lo tanto, mientras que los creyentes justificados están libres de la ley como un pacto de obras para ganar su justificación y la vida eternal, Dios les da Su ley como un estándar de conducta o regla de vida en su santificación. La ley moral de Dios, resumida en los 10 mandamientos, incluyendo el mandamiento del Día de reposo, es un instrumento de santificación en la vida del creyente. Los creyentes descansan en Cristo para su total salvación. Cristo toma sus cargas de culpa y vergüenza, y Su pueblo toma el yugo de Su ley, y ellos aprenden obediencia de un humilde y tierno Maestro.
  1. La Segunda Confesión Bautista de Londres de 1689. La mayoría de los Bautistas primitivos, tanto en Inglaterra como en América, se adherían a la Segunda Confesión Bautista de Londres de 1689. Esta confesión, basada en la Confesión de Westminster (Presbiteriana) y a la Declaración de Saboya (Congregacionalista), fue originalmente compuesta y adoptada en 1677, pero fue formalmente publicada en 1689 después de que la persecución inglesa fuera levantada. Los Bautistas Reformados históricos fueron confesionales. Ellos no eran “biblicistas.” Ellos no creían que los miembros individuales de Iglesias o pastores individuales tenían el derecho de la interpretación privada divorciada de la enseñanza histórica de la iglesia. Ellos creían que solo la Biblia era suficiente para la doctrina y práctica, pero creían que la Biblia debía ser interpretada a la luz de la tradición interpretativa de la Iglesia. Los Bautistas Reformados creían qye su teología estaba anclada en la rica herencia teológica de la Iglesia y que era un desarrollo natural de la doctrina de la iglesia a la luz del entendimiento central de la Reforma (sola Scriptura: no bautizar infantes; sola fide: solo los convertidos son el pueblo de Dios). Muchos cristianos hoy en día son de la opinión que ellos tienen el derecho de leer la Biblia y llegar a sus propias conclusiones sobre lo que significa. Pero la Escritura enseña que la iglesia es el “fundamento y baluarte de la verdad.” La iglesia como un todo fue encargada con la interpretación de la Biblia y Dios ha autorizado maestros en la iglesia a través de la historia. Mientras cada Cristiano individualmente es responsable de comprender las Escrituras por él mismo, no debe hacerlo sin el cuidadoso estudio y entendimiento que lo que los grandes maestros del pasado han dicho. Los Bautistas Reformados se adhieren a la Segunda Confesión Bautista de Londres de 1689 porque creen que es un compendio de teología que mejor resume la enseñanza de la Escritura en pequeña escala.

Pueden leer el artículo original aquí.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. lester7cr permalink
    octubre 29, 2015 4:50 pm

    Magnífico artículo Pastor. Un gran complemento de lo que usted nos había enseñado en la serie. Bella forma de confirmar nuestra fe.

  2. José permalink
    octubre 30, 2015 7:19 am

    Muy buen artículo

  3. Nelson permalink
    noviembre 2, 2015 7:10 am

    Estimado Hermano. Solamente quería darle las gracias por su esfuerzo en este sitio. Pocas veces se ven comentarios tan profundos y con tanto contenido fuera de los libros. Nuevamente, muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: