Skip to content

La Reforma y La Iglesia Protestante

noviembre 9, 2011

Juan Stam es un teólogo costarricense. La semana pasada escribió un artículo en el cual cuestiona si la iglesia protestante de hoy tiene algún vínculo con la Reforma Protestante del siglo XVI. Stam escribe, por ejemplo, con respecto a la predicación de la mayoría de las iglesias que se llamarían protestantes,

Son escasas tanto la predicación expositiva como la del ciclo litúrgico. Muchos sermones no son más que opinionismo, especulación, “performance” y puro “show”, manipulación del texto y del público. Hay también predicadores fieles, a Dios gracias, pero son la excepción.”

El teólogo advierte que uno de los legados de la Reforma fue la idea de una iglesia reformata semper reformanda, pero dice esto con respecto a la iglesia de nuestros días,

Hoy día, cuando la tolerancia se ve como el sumo bien, son menos los reductos de ortodoxia cerrada, aunque los hay. Al contrario, en nuestro tiempo casi nada es seguro y todo es posible.  La nueva consigna parece ser, “ecclesia reformata semper deformanda”. La intención de la “semper reformata” era la de corregir errores y ser cada vez más fiel al Señor y su Palabra. Desde el siglo pasado la iglesia vive de fiebre en fiebre, cambiando de modas como los estilos de zapatos (“health and wealth”, “name it, claim it”, evangelio de prosperidad, tumbadera de gente, “apóstoles” y profetas, maldiciones generacionales etc etc ad infinitum). Muchas veces la innovación hoy no es para corregir errores sino de introducir nuevos errores. Muchas veces el fin no es mayor fidelidad sino mayor éxito, mayor fama o mayor dinero.”

Lean este artículo. Necesitaremos una “nueva reforma”? El tiempo lo dirá!

HT: Luis Jovel

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. Ignacio Vidal Hernandez permalink
    noviembre 9, 2011 5:42 pm

    Lamentablemente, yo creo que si necesitamos una nueva reforma…

  2. noviembre 10, 2011 7:17 pm

    Yo creo que es necesario volver a la fé apsotolica de los Padres y martires.

  3. Antonio permalink
    noviembre 10, 2011 11:05 pm

    Totalmente de acuerdo, que comience la reforma cuanto antes. Es penoso lo que pasa en la iglesia, sobre todo en los carismaticos.

  4. noviembre 11, 2011 5:22 am

    Necesitamos volver Su Palabra cada uno como creyente y en comunión como iglesia.

  5. Edgar Bigurra permalink
    noviembre 12, 2011 4:11 am

    De acuerdo necesitamos volver a pegar las tesis y preguntar por las sendas antiguas…

Trackbacks

  1. La Reforma no es pecado parte 2 | El teologiyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: