Skip to content

Horas en Oración?

mayo 26, 2010

E. M. Bounds escribió al respecto en otro de sus libros sobre la oración, “El Poder de la Oración.” En el capítulo 7 Bounds escribe,

Aunque muchas oraciones privadas, por su propia naturaleza han de ser cortas; aunque la oración pública, como regla, debe ser condensada; aunque tiene su valor y lugar la oración breve, sin embargo, en nuestras comuniones privadas con Dios el tiempo tiene un valor esencial. Mucho tiempo pasado con Dios es el secreto de la oración eficaz. La oración que se convierte en una fuerza poderosa es el producto mediato o inmediato de largas horas pasadas con Dios. Nuestras oraciones pequeñas deben su alcance y eficiencia a las extensas que las han precedido. Una oración corta no puede ser eficaz si el que la hace no ha tenido una lucha continua con Dios. La victoria de la fe de Jacob no se hubiera efectuado sin esa lucha de toda la noche. No se adquiere el conocimiento de Dios con pequeñas e inopinadas visitas. Dios no derrama sus dones sobre los que vienen a verlo por casualidad o con prisas.
La comunión constante con Dios es el secreto para conocerle y para tener influencia con él. El Señor cede ante la persistencia de una fe que le conoce. Confiere sus bendiciones más ricas sobre los que manifiestan su deseo y estima de estos bienes, tanto por la constancia como por el fervor de su importunidad. Cristo, que en esto como en todo es nuestro Modelo, pasó noches enteras en oración. Su costumbre era orar mucho. Tenía un lugar habitual de oración. Largos periodos de tiempo en oración formaron su historia y su carácter. Pablo oraba día y noche. Daniel, en medio de importantes ocupaciones, oraba tres veces al día. Las oraciones de David en la mañana, al mediodía y en la noche eran indudablemente muy prolongadas en muchas ocasiones. Aunque no sabemos exactamente el tiempo que estos santos de la Biblia pasaron en oración, tenemos indicaciones de que le dedicaron buena parte de él, y en algunas ocasiones fue su costumbre consagrarle largos periodos de la mañana. No queremos que se piense por esto que el valor de las oraciones ha de medirse con el reloj, sino que deseamos recalcar la necesidad de estar largo tiempo a solas con Dios; si nuestra fe no ha producido este distintivo, se debe a que es una fe débil y superficial.
Los hombres que en su carácter se han asemejado a Cristo y que han impresionado al mundo con él, han sido los que han pasado tanto tiempo con Dios, que este hábito ha llegado a ser una característica notable de sus vidas.

Pueden leer este capítulo y el resto del libro, en español, aquí.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. mayo 27, 2010 9:58 pm

    ¡Qué bueno Eduardo que estás publicando esto! Doy testimonio de que en el pasado Dios usó este librito de E M Bounds para cambiar mi vida de oración de forma radical y he visto la bendita mano de mi Señor derramando su bendición, al tener una mejor comprensión de la oración, sus propósitos, su alcance y el deleite de la comunión secreta con el Señor y por si fuera poco eso, Él recompensa en público. bendiciones.

    alexander

  2. junio 2, 2010 8:55 pm

    Me he descargado el libro y lo leeré con la ayuda del Señor.
    Este y el libro del hermano Ravenhill de “Porqué no llega el avivamiento” (avivamiento distinto de lo que muchos cristianos creen, el hermano habla del quebrantamiento) tienen ésto en común…
    “Los hombres que en su carácter se han asemejado a Cristo y que han impresionado al mundo con él, han sido los que han pasado tanto tiempo con Dios, que este hábito ha llegado a ser una característica notable de sus vidas.”

    El hermano Ravenhill decía “Dejadme ver la vida de oración (o devocional) de un hombre y os diré cuán grande es éste en Cristo” (supongo que se refería a su madurez espiritual..).

    Es tan importante ésto…

    Bendiciones hermano!

Trackbacks

  1. La oración « Latin and christian woman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: