Skip to content

Cosmovisión Cristiana

abril 30, 2009
Virus N1H1

Virus N1H1

Este es el virus de la influenza porcina. Este pequeño ser vivo está causando estragos a nivel mundial. Ya la OMS ha aumentado la alerta al nivel 5, relacionándolo con una pandemia mundial inminente.

La historia demuestra que un virus similar causó la muerte de la décima parte de la población mundial a principios del siglo XX. Pero, cómo es que un virus de tan sólo 80-120 nanómetros puede matar a tantos hombres?

Llegamos a la conclusión que el hombre no es nada. Dónde está el orgullo? Dónde está la altivez? Dónde están aquellos que alegan que el hombre está evolucinando? Dónde están aquellos que alegan que los más aptos sobreviven?

Qué es el hombre sino polvo? Qué es el hombre sino un gusano? La biblia es la única fuente que puede explicar todo lo que está ocurriendo en el mundo. Los hombres de ciencia han intentado explicar los orígenes del universo. Los hombres de gran sabiduría han intentado explicar el origen del bien y del mal. Pero sólo la Biblia puede hacerlo. Porqué? Porque es la palabra de Dios.

A lo que voy es que sólo el cristiano bíblico tiene una cosmovisión correcta. Sólo el cristiano puede tener una idea de los orígenes de todas las cosas, entre estas el sufrimiento humano y las catástrofes que ocurren en la tierra. Sólo el cristiano puede precisar la causa del sufrimiento que están viviendo miles de personas a causa de un pequeño virus.

Cuál es la respuesta? El pecado. Hace miles de años, Dios creó al hombre del polvo, y le ordenó seguir Sus mandamientos. Esta era la manera de vivir en perfección eternamente. Sin embargo, el hombre se rebeló contra los mandamientos divinos y decidió desobedecer. El hombre decidió ser su propio gobernante. La raza humana decidió someterse al pecado.

Fue entonces, a causa del pecado, que sobrevino una maldición a toda la creación. De ese pecado surgen todas las calamidades, enfermedades, catástrofes naturales, muertes, dolor, asesinatos, abortos, malformaciones congénitas, etc. Todo el mal es causado por el pecado. El pecado cometido por el hombre.

De la Biblia puede un cristiano saber que el bien viene de Dios, pero el mal viene de su propia desobediencia. Todo este sufrimiento, especialmente lo que estamos viviendo como raza humana en estos momentos, es una consecuencia de nuestra propia maldad. En Su bondad, Dios ha puesto parabolas vivientes para que el hombre comprenda su propia maldad. Qué debe pensar un hombre cuando vé a cientos de personas morir por un pequeño virus? Debe pensar que la causa de esa epidemia fue su propio pecado.

El hombre debe volverse a Dios y pedir misericordia. Todo ese pecado debe hacer que el hombre se vuelva a Cristo pidiendo perdón y misericordia. El sufrimiento ha sido diseñado por Dios con dos propósitos: primero, revelar nuestro pecado, y segundo, apuntar a Cristo como el único salvador que el hombre puede tener para su alma.

Qué debemos hacer los cristianos en momentos como este? Debemos predicar el evangelio a todo el mundo. Debemos decirle a todos los hombres que su pecado está causando todo este sufrimiento. Debemos decirle a todos los hombres que están bajo la ira del Dios Todopodersos, quien está deseando que se vuelvan de sus pecados y se arrepientan. Debemos llevar el evangelio de Dios, para que conozcan que sólo en Cristo puede haber paz con Dios. Sólo Cristo puede remover esa culpabilidad. Con qué esperanza? La esperanza de que algún día no habrá más sufrimiento. Con la esperanza de que algún día no habrá más dolor, ni muerte, ni catástrofes naturales, ni epidemias. La promesa de que la creación será renovada, esperando la renovación de los hijos de Dios (Romanos 8: 18-25). Vayamos a predicar!

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. abril 30, 2009 9:12 pm

    “El hombre debe volverse a Dios y pedir misericordia”

    ¿Cómo puede un muerto responder al llamado de Dios? a través de la locura de la predicación de la Palabra.

    Amen!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: