Skip to content

El Error del Literalismo en Apocalipsis

octubre 2, 2008

Como hemos visto en las entradas acerca de algunos pasajes de Apocalipsis, muchos cristianos erran al tomar este libro como algo literal, evitando ver el simbolismo utilizado por el apostol Juan, y típico de la literatura apocalíptica. Entre ellos, los dispensacionalistas y los premilenialistas cometen el error de siempre tomar esta epístola en particular, como un relato literal, y “no dan en el clavo,” pues, “Apocalipsis no clama por astucia sino por discernimiento espiritual.” [1]

Existen muchos que han sido enseñados increíbles historias con respecto al final de los tiempos. Por ejemplo, muchos creen que en Apocalipsis 9, el pasaje que analizaremos el día de hoy, países como China, Etiopía, etc, vendrán del este para combatir con los judíos que vivan en Israel. Y otros han enseñado cosas mucho más increíbles. Esa es la típica interpretación del pasaje de Apocalipsis 9: 13-21. Pero, como hemos aprendido, el error dispensacionalista yace en creer que el pueblo de Israel es un pueblo diferente a la Iglesia, y por ello, han  desarrollado sorprendentes teorías de cómo Israel (en el medio oriente) será atropellada por uno o varios ejércitos que salen de sus vecinos árabes…o chinos…o rusos…o africanos, etc, etc. Esto es verdaderamente risible. Pero, veamos lo que dice el pasaje,

“13 El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, 14 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. 15 Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. 16 Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. 17 Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. 18 Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca. 19 Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban. 20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; 21 y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.” Apocalipsis 9: 13-21

Antes de analizar este pasaje, me parece importante recalcar la necesidad siempre de conocer un poco de la historia de los tiempos en los que se escribe cualquier documento. Es decir, para ppoder entender un libro, debemos entender la historia de esa época, para poder comprender lo que pasaba por la mente de la gente de ese momento histórico.

A qué me refiero? Para los residentes del Imperio Romano al final del primer siglo de esta era, el río Eufrates era el límite oriental del Imperio Romano. Más allá de esta frontera, estaba el Imperio de Partos.

Las relaciones entre Partos y Roma consistían en guerras intermitentes separados por períodos de paz. En el año 53 a.C, el general Marcus Licinus Crassus invadió Partos buscando oro para financiar las campañas militares del Imperio Romano. El ejército de Partos incluía dos tipos de caballería, aquella armada pesada y la armada ligera que incluían montadores armados con sus arcos. Para los romanos, esta armada era difícil de vencer, ya que las armadas de Partos eran más rápidas por ser ligeras y montar a caballo. Crassus, al nunca haber enfrentado a este tipo de ejército, fue derrotado en la batalla de Carrhae. Esta fue una de las tantas guerras que libraron estos dos imperios por más de tres siglos.

En el año 39 a.C, a manos de Publius Ventidius Bassus, Roma volvió a capturar los territorios conquistados por Partos y el Eufrates volvió a ser la frontera entre ambos imperios. En el año 60 d.C, Partos intentaba conquistar Armenia de manos de Nerón, lo cual lograron, y Nerón tuvo que coronar al gobernante parto.

En los tiempos en los que fue escrito Apocalipsis, el imperio Parto fue una amenaza para el imperio Romano, quien temía que la armada de Partos viniera desde la frontera del Eufrates a intentar conquistar las tierras del imperio Romano.  Además, existía una leyenda al final del primer siglo de esta era de que Nerón, aquel emperador romano que exigía adoración por parte de su pueblo, pues decía ser dios, volvería después de su muerte. Según los Oráculos Sibilinos, Nerón no murió, sino que se fugó a Partos, donde amasaría una gran armada para volver a Roma a destruirla. Esta es la leyenda conocida como Nero revividus.

Qué provocaría este pasaje de Apocalipsis en los creyentes de las siete iglesias que escuchaban atentamente? Obviamente ellos correlacionarían esta narración con la amenaza del Imperio Parto, que era poseedor de una armada gigantesca, que vendría a conquistar las tierras del Imperio Romano. Esta era una verdadera amenaza en esa época.

Cómo debían aplicar esta narración esos mismos creyentes? Debía darles aliento, ya que Dios enviaría a esta plaga para destruír a la tercera parte de los impíos, con el fin de que el resto de los impíos se arrepintiera, pero a pesar de ello, vemos en el relato que no lo hicieron. Esa es la paciencia de Dios hacia los que se han rebelado contra Él. Recordemos que los juicios de las trompetas intentan que los creyentes vean la mano de Dios enviando los juicios y en Su protección hacia los suyos, aquellos que ha sellado con Su Espíritu Santo.

Entonces, China, Rusia, Irán, Etiopía, no tienen nada que ver con el punto que quiere hacer el apostol Juan al escribir este pasaje.
___________________________________________________
[1] Vern S. Poythress. The Returning King. A Guide to the Book of Revelation. Página 148.

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. octubre 2, 2008 5:12 pm

    Hola Eduardo

    Ruego que dispulpes mi escaso conocimiento sobre estas cuestiones, pero creo que no llego a comprender del todo.

    Si Apocalipsis 9:13-21 estaba dirigida a los cristianos de la época, a modo de una profecía pendiente de ser cumplida, entonces el incumplimiento de la misma sería una falta a la verdad, ya sea por parte de Juan o de quien lo haya inspirado. Esto, teniendo en cuenta que, en adelante, no se rectifica lo aseverado ni se aclara en más.
    Por otra parte, si ése fragmento del Apocalipsis está dirigido a los cristianos contemporáneos de Juan ¿Porqué no todo el Apocalipsis?

    Sobre la interpretación disímil según el contexto histórico en el que se ubica el lector de la carta (y toda la Biblia) lo entiendo y lo comparto.

    Con admiración y afecto
    Dany (Buenos Aires)

  2. octubre 2, 2008 5:16 pm

    No me expresé correctamente. Discúlpame

    “a modo de una profecía pendiente de ser cumplida” (quiero decir: para ser cumplida en ése tiempo). Es decir que, desde aquel entonces en adelante, ya no hay que esperar nada con respecto a lo dicho por Juan

  3. Eduardo permalink
    octubre 2, 2008 10:29 pm

    Daniel,

    Gracias por tu comentario. Lo que quiero hacer ver con esta entrada es que los que interpretan Apocalipsis 9 como un evento futurista, en donde se reunen las potencias comunistas como China, Rusia, etc, para luchar en contra de Israel, estan equivocados. Lo que el apostol Juan intenta hacer es demostrar de un evento que ocurrio en su tiempo, como es que Dios se encargara de hacer que los reyes e imperios de la tierra se vean como lo que son, es decir, algo inutil. El Imperio Romano le prometia a sus subditos paz y prosperidad si se sometian al emperador. Pero esa paz era una ilusion, porque en la frontera oriental yacia un pueblo con grandes guerreros que amenazaba con irrumpir en el imperio para conquistar tierras, y destruir pueblos que estaban “protegidos” por Roma. Esos guerreros son los que utiliza Dios para traer juicio a los impios con la intencion de que vean la inutilidad de servir a Satanas y no al verdadero Dios. Bendiciones!

  4. noviembre 20, 2008 7:52 pm

    Estoy preparando una serie de estudios escatologicos, ya que tengo la bendicion de viajar a diferentes naciones e impartir seminarios a diferentes ministerios, LA PREGUNTA DEL MILLON AQUI EN APOCALIPSIS 9 ES Y EL NUMERO DE LOS EJERCITOS DE LOS JINETES ERA DOSCIENTOS MILLONES y recalca el apostol juan YO OI SU NUMERO. El ejercito de los partos en aquel tiempo contaba con estos doscientos millones, de no ser asi estaria pendiente este ataque y SURGE LA PREGUNTA QUIEN ES ESTE EJERCITO aunque el rio eufrates deja ver que naciones son.

  5. noviembre 20, 2008 10:22 pm

    Arias,

    No voy a hacer una exegesis de este pasaje, pero te propongo varias cosas:

    1. Juan dice que escuchó decir, “dos miríadas de miríadas,” (en griego) esencialmente un gran número de jinetes, lo mismo que ocurre en Apocalipsis 5:11

    2. Esta multitud de jinetes ni son del este, ni son humanos: 1. son liderados por cuatro angeles caidos, 2. este ejercito se localiza en el Eufrates, es decir donde está Babilonia; 3. la descripcion de los jinetes descarta que sean humanos; 4. no hay ninguna conexión con los reyes del este.

    3. Lo que vemos en este pasaje es una descripcion del apostol acerca de un ejército de demonios, el cual sabemos es incontable.

    No cometas el error de pensar que este ejercito es un ejercito compuesto por hombres, sino que es un ejercito de demonios que es inmenso.

  6. salo permalink
    febrero 16, 2009 4:09 pm

    la verdad es qe todo lo qe abla en el apocalipses ya esta susedieno dise qe abra rumores de qerra y ya estamos viviendo la crisis mundial eso es un paso mas de lo qe abla apocalipsis

    daniel dise vi salir como langostas y eso son los elicopteros tamvien abla de humos con azufre y eso son las bombas nucleares eso es lo qe quria comentar

  7. noviembre 20, 2009 2:21 am

    estos doscientos millones y la descripción, no son humanos, correcto. pero puede ser una visión de Juan de las armas modernas que está creando el hombre que para ese entonces era la forma de describirlas. tanques, misiles, cohetes, bombas, etc.
    me surge una pregunta? don jinetes de Dios o de Satanás?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: