Skip to content

Descifrando Pasajes Difíciles: 1 Corintios 7: 10-11

February 2, 2008

Hace unas semanas, Jenny, una lectora de este blog, me escribió con la idea de que analizáramos el pasaje de 1 Corintios 7:11, que habla con respecto al divorcio.

Esta es una duda muy común entre los cristianos, que saben acerca de la santidad del matrimonio, y conocen las palabras de Jesús con respecto a este (Mateo 19:6).

En mi propia vida personal, viniendo de un hogar de padres divorciados, estas dudas han venido a mi mente y por supuesto que cuando empezaba a estudiar la Biblia, algunos cosas parecían difíciles de interpretar y hasta contradecirse.

El día de hoy vamos a comparar el pasaje de 1 Corintios 7:11, con los pasajes de Mateo, Marcos, y Lucas que hablan del divorcio. Estando Jesús en Galilea, mientras le seguían grandes multitudes, y entre ellos iban fariseos, que buscaban encontrar una razón para atrapar en alguna cosa a Jesús y poder acusarle de blasfemia, o de insurrección contra Roma, para matarle. Los fariseos le dicen,

“¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?” Mateo 19: 3

El divorcio era un tema bastante volátil entre los judíos, y bastante común en el primer siglo. Las mujeres eran tratadas como si no tuvieran ningún derecho, y no sólo era enseñado por los rabinos, sino que era practicado por ellos mismos. Según los historiadores y la Biblia, los judíos enseñaban que el divorcio se podía realizar por cualquier causa.

En el primero siglo había una disputa entre algunos rabinos, la más importante entre Shammai, quien enseñaba que el divorcio era prohibido, y Hillel, quien murió aproximadamente 2 décadas antes del inicio del ministerio de Cristo, y quien enseñaba que un hombre podía divorciarse de su esposa por cualquier causa. Por supuesto, que quien tuvo seguidores fue Hillel, y su enseñanza era la más popular. [1]

Pero lo que debemos tener en cuenta, era que el hombre tenía el derecho, según las enseñanzas de los rabinos, de divorciarse de su esposa por cualquier razón: por hablarle a otro hombre; por no dar a luz varones; por ser menos bella que otra mujer que vio en la calle, etc. El divorcio estaba fuera de control, quizás de la misma manera en que lo está en la actualidad.

Qué había ocurrido? Dos mil años antes, Moisés había dado una ley,

“Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová, y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad.” Deuteronomio 24: 1-4

Los judíos, a través de los años, y especialmente después del cautiverio en Babilonia, habían malinterpretado estas palabras de Moisés, quien no estaba permitiendo el divorcio, sino, en las palabras de Jesús, “por la dureza de sus corazones,” Moisés les permitió divorciarse de sus mujeres. La pregunta es la siguiente: A quien beneficiaba el divorcio? Si leemos el pasaje de Deuteronomio, es claro que el divorcio fue permitido por Dios para proteger a las mujeres contra las cuales habían pecado sus maridos. Porqué? Porque una mujer divorciada, en esa época, y quizás hasta en la actualidad, eran despreciadas por la sociedad. Dios, en Su inifinita sabiduría estableció que el hombre que se divorciaba de su mujer, debía darle una carta de divorcio en la cual debía escribir las razones por las cuales la estaba dejando. Con qué razón? Para que si la mujer deseaba casarse de nuevo, esa carta fuera una prueba de que ella no había cometido ningún pecado.

Esta carta de divorcio era la prueba que la mujer tenía para poder casarse de nuevo. De nuevo, si Moisés no les hubiera exigido a los hombres dar esa carta de divorcio, las mujeres hubieran muerto de hambre, sus hijos con ellas, debido a que no tenían la manera de obtener alimentos, casa, etc. Con esa carta, otro hombre podía casarse con ella y cuidarla.

Volviendo al texto, los fariseos, quienes ponían por encima de las Escrituras sus tradiciones (Mateo 15:6), querían ver si Jesús contradecía a Moisés, quien para los judíos era la máxima autoridad. Por supuesto que Jesús, en su infinita sabiduría, en lugar de luchar con argumentos, pone la autoridad de las Escrituras en claro y dice,

“¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?” Mateo 19: 4-5

En otras palabras, Jesús en lugar de decir que fue lo que Moisés dijo, resume lo que Dios dijo cuando creó el matrimonio. Jesús está dejando en claro que el matrimonio es santo por la simple razón que es la obra de Dios. Dios creó el matrimonio para que el hombre y la mujer se conviriteran en una sola carne. Pero, ahora Jesús cita a Moisés, pero les explica la razón de porque Moisés permitió el divorcio. No fue porque para Dios era bueno, sino por la perversión del corazón del hombre. Estos hombres eran depravados sexuales, crueles, fríos, etc, y deseaban dejar a su mujer por que no les servía como ellos pensaban que debían serviles. Recordemos que la sociedad en este tiempo era patriarcal, pero no vamos a discutir este tema ahora.

Ahora que hemos montado el contexto histórico, veamos que dice Mateo, Marcos, Lucas y Pablo con respecto al divorcio,

“Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.” Mateo 19:9

“y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.” Marcos 10: 11-12

“Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera.” Lucas 16: 18

“Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.” 1 Corintios 7: 10-11

La primera pregunta que salta a la mente, como dije al principio es: No se contradice la Biblia con respecto al divorcio? La respuesta obvia es que la Biblia, al ser la palabra salida de la boca de Dios, no se puede contradecir. Porqué? Porque el autor es uno sólo, y Dios nos dio la Biblia para enseñarnos a nosotros sus hijos. Si leemos más a profundidad estos pasajes nos será obvio que estos no se contradicen. Qué dice Jesús en Mateo 19?

“Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación”

Jesús utiliza la palabra fornicación. Con esta palabra Jesús no se estaba refiriendo solamente al adulterio. La palabra para adulterio en griego es moichao [2]. La palabra que utiliza para fornicación es porneia [3]. Esta palabra incluye todo tipo de inmoralidad sexual como adulterio, homosexualismo, lesbianismo, sexo con animales, etc. En la actualidad tomamos esta palabra griega para describir ‘pornografía.’

Para Jesús, la única causa en la que una mujer o un hombre pueden buscar el divorcio es por la inmoralidad sexual del otro miembro de la pareja. Cristo es claro que el matrimonio es algo sagrado en los ojos de Dios, algo que es para toda la vida, y a los apóstoles les queda muy claro, pues después del discurso de Jesús, ellos dicen, “Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse.”

Los apóstoles hacen inocentemente esta pregunta, porque ellos conocían las enseñanzas de los rabinos de su época, que enseñaban que el hombre podía divorciarse por cualquier razón. Pero los apóstoles entienden que Cristo ve al matrimonio como algo creado por Dios y que nadie puede romper, refutando las enseñanzas de los rabinos, y la única clausula es la inmoralidad sexual.

Pero que con lo que dice Marcos y Lucas? Bueno, estos pasajes enseñan que ningún hombre o mujer puede divorciarse de su marido por cualquier razón, a menos que haya ocurrido inmoralidad sexual. Lo que Marcos y Lucas enseñan es que si un hombre se divorcia de su esposa por otra razón que no sea porneia, y este se casa con otra mujer, comete adulterio, lo mismo que la mujer que se divorcia del hombre por cualquier otra razón que no sea porneia, si se casa con otro hombre comete adulterio. Esto es claro en Marcos,

“y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.”

Ahora, Lucas enseña la otra cara de la moneda. Qué ocurre con las mujeres que se han divorciado de su marido por cualquier otra causa que no sea porneia? Si una mujer o un hombre se ha divorciado de su marido/esposa por otra causa que no sea porneia, cometen el pecado de adulterio, y además llevan a su nueva pareja a cometer porneia. Es decir, el divorciado comete adulterio porque ante los ojos de Dios aún está casado con su pareja original, y hacen que su nueva pareja cometa porneia debido a que tener relaciones sexuales con alguien que está casado aún, es para Dios, inmoralidad sexual.

Qué dice Pablo? Veamos,

“Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.” 1 Corintios 7: 10-11

Nótese que Pablo deja muy claro que está dando el mandamiento de Cristo, es decir, que el matrimonio es la obra de Dios (Génesis 2:22-24), y que la única causa de divorcia es la inmoralidad sexual (porneia). Qué sucedía en Corinto? Corinto era no sólo una ciudad con gran inmoralidad sexual, la cual se había infiltrado en la iglesia. Pero debido a la filosofía griega, muchos cristianos en Corinto creían que para alcanzar una mayor espiritalidad debían permanecer solteros. Por estas enseñanzas, muchos matrimonios se estaban separando para entregarse más a Dios, pues creían que el sexo era malo. Pablo escribe la epístola a los Corintios para corregir estos errores, y en el capítulo 7 les deja claro que el matrimonio no es malo, ni tampoco el sexo, y que este debe ser practicado frecuentemente por la pareja [4].

Entonces Pablo les ordena a estos matrimonios en Corinto que deben permanecer casados, y que si están separados, deben reconciliarse, o permanecer solteros, por las causas que discutimos en el pasaje de Lucas. Es decir, si se volvían a casar cometían adulterio, pues para Dios aún estaban casados con su esposo original, y hacen que el nuevo esposo cometa inmoralidad sexual al casarse con una mujer ya casada. Lo mismo para los hombres.

Y qué hay con 1 Corintios 7: 15? No voy a profundizar mucho aquí, solo quiero mencionar que este pasaje es muy claro. Pablo está hablando acerca de los creyentes que se han casado con no creyentes, y dice,

“Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.”

Pablo está enseñando que en el caso en que el no creyente se quiera separar de un cristiano por su fe, entonces, el creyente no debe esclavizarse a intentar restablecer el matrimonio. Si el incrédulo desea separarse, que se separe. El creyente, si lo desea es libre para casarse de nuevo, pero con un creyente. La Biblia aquí es muy clara en que no debemos entrar en yugo desigual con un no creyente en el matrimonio. Entonces, el cristiano, si está casado con un no creyente, no debe buscar el divorcio, pues quizás ese sea el medio que Dios utilice para convertirlo, pero si el no creyente desea divorciarse, entonces el cristiano está en libertad para casarse de nuevo pero con un creyente.

Como conclusión, la Biblia enseña que el matrimonio es la obra de Dios, y le es entregado a quienes Dios desee (Mateo 19:11), y nadie debe separar lo que Dios ha juntado. La única excepción para el divorcio es la inmoralidad sexual. En ese caso la persona afectada puede divorciarse y casarse sin cometer pecado. Todos los otros casos, es una orden de Cristo, que permanezcan solteros o busquen reconciliarse con sus parejas, pues si se casan, pecan.

Ver más Pasajes Difíciles aquí.

_________________________________

[1] David Brewer. The Journal of Theological Studies. 2005, 56 (2): 591-594.

[2] Strong’s Greek Lexicon. Número 3429.

[3] Ibid. Número 4202.

[4] John MacArthur, The MacArthur Bible Commentary. Páginas 1578-1579.

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

14 Comments leave one →
  1. LEONARDO permalink
    February 9, 2008 9:18 pm

    Existe en el asunto del divorcio,muchas opiniones y en este caso es complejo,por ejemplo una pareja cristiana no se puede divorciar es cierto, pero se puede separar por inmoralidad sexual que uno de los dos haya cometido pero ya no se pueden casar otra vez ninguno de los dos por la iglesia,solo la unica forma de casarse otra vez es que uno d elos dos muera,como dijo pablo en unas de sus cartas que la mujer quedaba libre de la ley si el marido muere y recien se podia casar otra vez con tal que sea en el señor,he crecido con ese concepto,aun mi pastor de la iglesia que yo congrego dice que no existe el divorcio para los cristianos,hermano deseo que me explique biblicamente a que se refiere el texto antes mencionado por apostol pablo,y si me puede envar una enseñanza mas profunda acerca de este tema,DIOS LE BENDIGA

  2. Eduardo permalink
    February 10, 2008 12:22 am

    Leonardo,

    Para no estar preocupado por el espacio, voy a escribir una entrada contestando tu pregunta. Gracias de nuevo. Que Dios te bendiga.

  3. Fernando permalink
    March 30, 2008 5:07 am

    Bueno, estaba buscando algo, del yugo desigual, y me encontre con esta entrada, me despejó algunas dudas del matrimonio, pero no me queda claro lo del yugo desigual, en muchos lados se enseña, que el yugo desigula no solo es en el matrimonio, sino en los negocios y en las diferentes áreas de la vida del hombre, muchos argumentan esto con la enseñanza de que la luz no puede tener comunión con las tinieblas. Me quedan muchas dudas al respecto, porque viviriamos en un costante yugo desigual…. el caso de nuestra familia, algunos son creyentes, otros no. Sería interesante, poder estudiar este tema, tener claro, cunado existe el yugo desigual. Algunos dicen que los cristianos no pueden escuchar tal musica porque es del mundo, y el creyente no puede terner comunión con las tinieblas, Bueno agradezco, la ateción y si es posible encontra un orientación en cuanto a esto, sería de gran bendición.
    Hasta pronto.

  4. August 3, 2008 9:11 pm

    HERMANO TENGO UNA DUDA SOBRE LOS MATRIMONIOS DIVORCIADOS QUE CONTRAGERON MATRIMONIO DE NUEVO LA PREGUTA ES
    QUE PASA CON LA PERSONA CASADA CREYENTE QUE COMETIO INFIDELIDAD Y VOLVIO A CASARSE Y EN SU MATRIMONIO ACTUAL SE ARREPIENTE DE SU PECADO DE ADULTERIO DE DEJAR SU PRIMERA MUJER DIOS LO PERDONA PERO YA NO ES NESESARIO ROMPER CON EL SEGUNDO MATRIMONIO AUQUE SIENTA DE DIOS QUE ESPERDONADO O DEVE DE DEJAR ALA SEGUNDA CONYUGUE PARA VOLVER LA PRIMERA Y SI NO ES POSIBLE DEJAR ALA SEGUNDA Y QUEDARSE SOLO POR FAVOR ORIENTEME EN ESTO BENDICIONES

  5. Malcolm permalink
    August 6, 2008 6:17 am

    Hermanos necesito de sus ayudas, porque estoy bastante confundido, y necesito aclarar dudas y vacios que tengo en mi cabeza.
    Estoy de novio con una joven que tiene mi misma edad, tenemos 18 años, pero el problema es que ella no es creyente, mas bien pertenece a la iglesia catolica, sé que podrán decirme que estoy mal, y eso es lo que dia y noche atormenta a mi alma, no vivo tranquilo pensando si algun dia Dios tocará su corazón y se convertira al evangelio, para asi caminar juntos en un mismo sentir y poniendo nuestros ojos, primeramente, en Cristo y despues en las cosas de este mundo. Justamente hace algunas horas no podia dormir pensando en ella, pensando en la salvación de su alma, pero lo que mas me atormentaba, era que si algún dia, ella abrira sus ojos y recibira a Cristo como su único Señor y Salvador. Nosotros nos amamos hasta decir basta, no creo que haya pareja en este mundo que sienta mas amor que el que nosotros sentimos el uno del otro, y es por eso mi miedo, porque no quiero dejarla jamas, porque ya hubo un termino hace algunos meses, por la presion que ejercen mis padres y la iglesia, en esta relación.
    Leía hace algun rato, el capitulo 7 de 1ª de Corintios, en donde habla acerca del matrimonio mixto y como debe comportarse el conyuge creyente ( no debe abandonar a su mujer ), y tambien leía acerca del yugo desigual, y mas sufró cuando leo porque si Dios no hace un milagro en ella, yo jamas encontraré plena felicidad en un matrimonio a futuro. Ese es mi tormento, y lloro siempre que estoy solo, y en lo único que encuentro refugio es en mi Dios, y cada vez que oro, le suplico a Dios que toque el corazón de Massiel, mi novia, para que seamos ” verdaderamente ” felices, en un mismo sentir, en un mismo amor, y en un mismo caminar. Espero sus consejos y recomendaciones, porfavor haganlo hermanos, y tambien les ruego que oren por ella, para que Dios haga la obra necesaria en ella y no siga perdiendose en las garras de nuestro enemigo.
    Este es mi correo electronico: bodyshon@hotmail.com

    • Jorge Arias permalink
      August 4, 2017 9:27 pm

      hay hijito que dolor tienes, cuando conocí a mi esposa ella no era cristiana, pero tampoco era católica, la palabra de Dios es muy clara cuando dice que no os unais en yugo desigual, que significa? que un buey no puede hacer pareja con un caballo y halar juntos la carreta. siento tu dolor cuando espresas que la amas demasiado y lo entiendo perfectamente pero si de algo te ayuda te dejo mi testimonio, cuando conocía a Ruth, yo apenas tenía un año de haber conocido a Cristo y creeme que estaba muy enamorado de Él, cuando empezó a gustarme ella empezo una angustia en mi corazón, pedí consejo a un anciano de la iglesia y me citó ese texto que menciono arriba, sinceramente es un contraste por que se divide el corazón, pero creeme Dios es primero, me dolió mucho en mi corazón pero en mis oraciones renuncie a ella y me rendí a los pies del Señor, a ella la evangelizaba bastante y pasé un buen tiempo en oración y humillación delante de Dios y le decía que si no era su voluntad que algo pasara pero que yo no quería fracasar en mi vida, pocos meses después ella entregó su corazón a Cristo y quedó constatado que mis oraciones habáin llegado delante del trono de la gracia, ahora ambos servimos en la Iglesia tenemos la gracia de Dios, y estamos creciendo cada día mas ministerialmente. esto no significa que será cada caso igual pero de lo que si estoy seguro es que la palabra de Dios es fiel y en Mateo dice Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y las demas cosas seran añadidas, por otro lado tu felicidad no depende de una mujer, la verdadera felicidad está en la seguridad de nuestra salvación, la que será tu compañera de vida es una ayuda idonea para alcanzar todos los propositos de Dios en tu vida, si crees que tu novia ayudará para esos propósitos sigue adelante, pero sino, creeme es mejor comer uno solo una tortilla tieza que vivir con mujer rencillosa. hay un pequeño problema en todo esto. tu preguntas lo que ya sabes esperando una respuesta diferente, tu tienes la respuesta en tu corazón, Dios te ama

  6. October 4, 2012 12:23 pm

    Pretty! This was an extremely wonderful article.
    Many thanks for providing these details.

  7. david permalink
    May 13, 2015 10:40 am

    Ok, quedó muy claro lo que planteaste, el que se divorcia por que su pareja cometió inmoralidad sexual, queda libre para casarse y no peca, pero…

    Que hay del que cometió la falta y se arrepintió de corazón y pide perdón y de todas maneras lo dejan, puede acaso volver a casarse, aunque el halla el que cometio inmoralidad sexual? O quizás el que cometió la falta esta condenado a quedarse sin casar y estarse quemando?

    Lo pregunto por que la biblia dice que el conyuge afectado queda libre para casarse, pero que hay del que cometió el pecado(porneia)? Aclarando que ya se arrepintió ante Dios y busco reconciliación y fue rechazado…

    Espero su contestación Dios te bendice.

  8. Mary permalink
    October 10, 2015 3:42 pm

    Yo tengo la misma duda que tu David ese es mi caso pero no creo que nos contesten.

    • victor permalink
      June 16, 2016 10:25 pm

      Este y otros pasajes no dicen o refiere nada acerca de su inquietud, y quiero decirte q tu pregunta o interés de tener algo claro y seguro es válido, pero no debemos rompernos la cabeza pos algo q el hombre mismo provoca en su contra; es posible el arrepentimiento y varios hombres y mujeres lo han hecho y se reconcilian. Pero otros y otras no. Te invito leer Hebreos 13:4.
      Q Dios t bendiga

  9. mari permalink
    April 27, 2017 2:44 am

    PDC,ola al igual que ustedes tengo esa duda, yo cometi adulterio estando casada con mi esposo, estando en el camino cristiano,falle, el se fue al mundo, yo cai en una depresion pero gracias, al amor de DIOS, segui tomada de su mano en el camino, aun estoy a cuentas con DIOS, busco su perdon cada dia, y la verdad a un amo ami ex la pregunta es, si el me volviera a buscar ya no, nos podemos casar? aun que el estando en proceso de divorceo osea separados pero aun no divorceados, el segun por su dolor empezo a andar con una compañera de trabajo, cuando se supone nos estabamos reconciliando, ahora el esta confundido y me ha buscado, que consejo nos pueden dar
    es pecado si nos volvemos a casar o ya no se puede por favor expliqueme, aclaro cuando yo le confese a mi esposo mi falta, yo le sugeri a el que lo dijiera tambien a mi autoridad de la iglesia, no calle mi pecado, lo confese y pedi perdon a DIOS, y a mi ex- pero mi ex no me quiso perdonar, suplique pero no quiso, me abandono y la verdad con el joven que le falle, ahora salgo con el. pero quiciera que mi ex regrese a los pies de CRISTO.
    aun sigo orando por el y por mi, para que DIOS, tenga misericordia de nosotros. por favor
    aconsejemen, que se puede hacer en este caso. nos podemos volver a casar o no?
    mi correo es marifores2012@hotmail.com

  10. Abraham permalink
    June 18, 2019 5:06 pm

    Es una pésima interpretación de 1 Corintios 7:11, el autor hace afirmaciones sobre el texto que realmente el propio texto no dice. Pablo no está enseñando lo mismo que Jesús enseña en mateo. En Mateo se contempla el divorcio bajo unas causas y en 1 corintios no.

  11. Eladius permalink
    September 25, 2019 12:12 pm

    No está bien interpretado Mateo 19 No es para la iglesia, es la interpretacion correcta que Jesus hace de Deuteronomio 24.1. El pasaje clave es 1 Corintios 7:10-11. El N Testamento no autoriza el nuevo casamiento tras el divorcio.

Trackbacks

  1. Jesús y el Divorcio « Paulo Arieu Theologies Weblog

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: