Skip to content

Cómo amar a los Musulmanes?

January 26, 2008

Cuál es la mejor manera de demostrarle nuestro amor a los musulmanes? De hecho, cuál es a mejor manera de amar a nuestro prójimo, indistintamente de si comparten nuestra religión o no? Esta es una pregunta muy importante que debemos hacernos cada día de nuestras vidas.

Hago esta pregunta, por el artículo publicado en Octubre del 2007 en el New York Times, titulado, “A Christian Response to a Common Word Between Us and You” (La Respuesta Cristiana a la Palabra Común entre Nosotros y Ustedes). Ciento treinta y ocho líderes islámicos escribieron una carta, la cual titularon “A Common Word Between Us and You,” dirigida a prominentes líderes cristianos.

La intención de estos líderes islámicos fue hacer notar las cosas en común entre el Islam y el Cristianismo. Estas similitudes según los líderes son: las enseñanzas del Qu’ran y el Profeta r, y los mandamientos descritos por Jesucristo en la Biblia; el islam y el cristianismo comparten el mismo origen Divino y la misma herencia Abrahámica; y los mismos dos grandes mandamientos, amar a Dios por sobre todas las cosas y amar al prójimo.

Cualquier persona que haya leído la Biblia, puede notar graves problemas con esta declaración. Pero antes de hacer la crítica, deseo que noten cual fue la respuesta dada por los cristianos a los que fue entregada esta carta.

La respuesta cristiana, se tituló, “A Christian Response to a Common Word Between Us and You.” La carta fue redactada por cuatro cristianos de Yale Divinity School, Harold Attridge, Miroslav Volf, Henry B. Wright, y Emilie Townes. Además, fue respaldada por casi 300 líderes cristianos de Estados Unidos y de Latinoamérica.
La respuesta cristiana dice,

“Lo que es común entre nosotros no se basa en algo marginal ni en algo meramente importante para cada uno. Se basa, por otro lado, en algo absolutamente central para ambos: amor a Dios y amor al prójimo. Sorpresivamente para muchos cristianos, su carta considera el mandato dual de amor como el principio fundamental no sólo de la fe Cristiana, sino del Islam también.

Que exista tanto en común-terreno en común en algunos de los fundamentos de la fe-brinda esperanza que diferencias innegables y hasta las muy reales presionas externas que nos atacan no puedan oscurecer el terreno en común en el que nos sostenemos. Que este terreno común consiste en amor a Dios y al prójimo brinda esperanza que la profunda cooperación entre nosotros puede ser lo más marcado de las relaciones entre dos comunidades.”

Y con respecto al amor a Dios declaran,

“Aplaudimos que ‘A Common Word Between Us and You’ insista en la devoción única al único Dios, de hecho el amor a Dios, es el deber primario de cada creyente. Sólo Dios correctamente ordena nuestra alianza final. Cuando alguien o algo además de Dios ordena nuestra alianza final-un gobernador, una nación, progreso económico, o cualquier otra cosa-terminamos sirviendo ídolos e inevitablemente se oscurecen en conflictos profundos y mortales. Nosotros encontramos igualmente que el Dios al que debemos amar por sobre todas las cosas es descrito como ser Amor. En la tradición musulmana, Dios, ‘el Señor de los mundos,’ es ‘El Infinito Bien y Todo Misericordioso.’ Y el Nuevo Testamento declara claramente que ‘Dios es amor’ (1 Juan 4:8).

Debido a que la bondad de Dios es infinita y no atada por nada, Dios ‘hacer salir el sol sobre los malos y buenos, y envia lluvia sobre los justos e injustos,’ de acuerdo a las palabras de Jesucristo escritas en el Evangelio (Mateo 5:45). Para los cristianos, el amor de la humanidad a Dios y el amor de Dios por la humanidad están íntimamente ligadas. Como leemos en el Nuevo Testamento: ‘Nosotros amamos porque Dios nos amó primero’ (1 Juan 4:19). Nuestro amor a Dios nace de y es nutrido por el amor de Dios hacia nosotros. No puede ser el contrario, debido a que el Creador que tiene el poder sobre todas las cosas es infinitamente bueno.”

Y el siguiente enunciado es verdaderamente increíble,

“Al final de su vida, Jesucristo oró por sus enemmigos: ‘Perdónalos, porque no saben lo que hacen’ (Lucas 23:34). El profeta Muhammad hizo algo similar cuando fue violentamente rechazado y apedreado por el pueblo de Ta’if. Se sabe que dijo, ‘El más virtuoso comportamiento es ocuparse de aquellos que romapen las relaciones, dar a aquellos que se alejan de ti, y perdonar a aquellos que te han hecho el mal.’ (Es quizás significativo que luego el Profeta Muhammad fue echado fuera de Ta’if, fue el esclavo cristiano ‘Addas quien fue a Muhammad, le trajo comida, le besó, y le abrazó.)

Cuáles son los errores de esta respuesta ‘cristiana’?

  1. Comparan los enunciados de la Biblia, que es la palabra de Dios, con un libro escrito por un hombre.
  2. Igualan al Dios de la Biblia con Allah.
  3. Comparan a Jesucristo com Muhammad.

Biblia y el Qu’ran

No voy a hacer una defensa de la Biblia. Primero, porque la Biblia no necesita que yo la defienda, y segundo porque no es el motivo de esta entrada. Lo que sí voy a dejar muy claro es que el Qu’ran no se puede comparar jamás con la Biblia.

E Qu’ran está repleto de errores de contenido que evidencian su autoría humana, y por lo tanto no tiene ninguna autoridad moral, y mucho menos religiosa sobre una persona. Muhammad cometió errores fatales que casi le cuestan la vida. Cualquiera que haya estudiado la historia del islam, y que haya leído aunque sea una parte del Qu’ran, se daría cuenta de las graves contradicciones que tiene.

Lo más terrible es que prominentes cristianos, me gustaría pensar que ingenuamente, cometen el error de tomar el Qu’ran como una revelación de Dios para el islam. Eso puede casi compararse con blasfemar. La verdadera y única palabra de Dios es la Biblia. Fuera de ella no se encuentra ningún pensamiento de Dios para los hombres. Aquel que desea aprender lo que Dios quiere para su vida, debe ir exclusivamente a la Biblia. Pablo en su segunda epístola a Timoteo escribe,

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia; a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 2 Timoteo 3:16-17

Dios y Allah

Permítanme dejar algo en claro: Allah no es el Dios de la Biblia. La Biblia enseña algo muy importante para nosotros. Primero, Dios se reveló a toda la humanidad en Su creación. Dios le reveló a la humanidad su deidad y poder. Pablo nos escribe,

“porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” Romanos 1: 19-20

Es decir, Pablo nos dice que Dios se reveló a toda la humanidad, y por ello nadie está excusado de no creer en Él. Ahora, cuál fue el pecado del hombre. Pablo continúa diciendo,

“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” Romanos 1: 21-25

Todos los hombres, sin excepción, desecharon lo que Dios les reveló, y cambiaron la gloria de Dios, y prefirieron adorar ídolos. Por este pecado, Pablo nos dice en Romanos 3:23 que todos los hombres “están destituídos de la gloria de Dios.” Muchos dirán: “Yo no adoro animales, ni imágenes.” Pero, la verdad es que sí adoramos ídolos. Unos adoran sus mentes, otros adoran a sus esposas, hijos, su propia imágen, sus deseos, las cosas materiales, el éxito, la comida, etc. Cualquier cosa que se coloque antes que Dios es un ídolo. Y de ese pecado somos culpables todos los hombres.

Pero Dios en Su infinita misericordia, dado el hecho de que el hombre, por su malvado corazón, no buscaba a Dios, ni quería tener una relación con Él (Romanos 3:10-12; Efesios 2:1-3), decide describirse a Él mismo, Su poder, Su deidad, Su Justicia, Su Santidad, Su Amor, Sus características, Su Omnipotencia, Su Sabiduría, Su bondad, etc, en la Biblia. Eso es algo esencial que debemos comprender y tener claro. En la Biblia, Dios se describe a Sí mismo, y nos dice como debemos nosotros relacionarnos con Él.

Ahora, si el Qu’ran no es la revelación de Dios para la humanidad, cómo Allah puede ser Dios? Si leen el Qu’ran, Allah es un Dios caprichoso, totalmente humanizado. Sus ordenes corresponden a deseos meramente humanos. Allah no es Dios. Allah es un ídolo. Allah es un falso dios. Cómo entonces, puede un grupo de cristianos cometer tal error? Repito, espero de todo corazón que haya sido ingenuidad, a pesar de que sean hombres con años de estudios teológicos.

Jesucristo y Muhammad

Les recomiendo leer acerca de Muhammad y la historia del islam. Se darán cuenta del verdadero origen del islam. Este es quizás el error más grave de la respuesta cristiana. Comparar a Jesucristo con Muhammad. Comparar las enseñanzas y sabiduría del Hijo de Dios con las de un hombre. Comparar la bondad de Cristo con las de un hombre vengativo y malvado.

Este es un gravísimo error. La Biblia nos dice que Cristo es “el resplandor de Su gloria, y la imágen misma de Su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de Su poder” (Hebreos 1: 3); “la imágen de Dios” (2 Corintios 4: 4); “la luz del mundo” (Juan 8: 12); “la vida eterna” (1 Juan 1: 2); el “Yo Soy” (Juan 8:58); “Dios” (Juan 1:1). Comparar a Cristo y Sus divinas enseñanzas con las de un hombre no es más que blasfemar.

Todas las enseñanzas de Cristo no nacen del razonamiento humano, sino que nacen de la infinita sabiduría de Dios. Cristo era un revolucionario por el simple hecho de que sus ordenes y enseñanzas no venían de la mente de un hombre, sino de la mente de Dios mismo. El igualar las enseñanzas de Jesucristo con las de Muhammad, un hombre que envió a sus discípulos a asesinar a los que se opusieran a su doctrina, es una blasfemia.

El Qu’ran dice,

“Ciertamente, si los Hipócritas fomentan sedición, si los agitadores en la Ciudad no desisten, nosotros les urgímos a ir contra ellos y los colocamos sobre ellos. Entonces ellos no podrán mantenerse como sus prójimos por ningún período de tiempo. Ellos serán malditos. Cuando sean encontrados serán asesinados sin misericordia-una matanza fiera-asesinados, un terrible asesinato.” Qu’ran 33: 60

Muhammad dijo que Dios le reveló Su voluntad a él. Pero la Biblia dice lo siguiente,

“Dios habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo.” Hebreos 1: 1-2

Lo que quiero decir es que la última palabra de Dios para la humanidad la dio en Su Hijo, a través de quien se da a conocer (Juan 1:18). Recuerdan la historia de la samaritana? Cuando Jesús decide pasar por Samaria, se sienta junto al pozo de Jacob, buscando entablar una conversación con esta mujer pecadora. Luego de sacar a luz su pecado, Jesús le deja en claro algo a esta mujer. La samaritana creía que ella adoraba al mismo Dios de los judíos. Pero recordemos que los samaritanos tenían una religión pagana, y reconocían solamente el Pentateuco, a pesar de haber sido una mezcla de judíos con gentiles. Los samaritanos adoraban en el monte de Gerizim, y creyendo que estaban adorando al mismo Dios de los judíos Jesús le dice,

“Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosostros [judíos] adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.” Juan 4: 22

Lo que quiero enfatizar es que el único Dios que existe es revelado exclusivamente en la Biblia. Nadie puede adorar al verdadero Dios fuera de ella. Y que ha dicho Dios en la Biblia? Que la única manera de llegar a Él es a través de Su Hijo Jesús, “el camino, la verdad, y la vida” (Juan 14:6); la escalera al cielo (Juan 1: 51).

El hacerles creer a los musulmanes que adoramos al mismo Dios, y que Dios se ha revelado de diferentes maneras, no es sólo un error, sino que significa demostrar nuestro odio hacia los musulmanes. Nuestro amor hacia los musulmanes, budistas, indúes, ateos, etc, no se demuestra en hacerles creer que ellos tienen la verdad. Nuestro amor hacia ellos se demuestra en evangelizarlos y hacerles ver que Cristo es la única manera de ser salvos, ya que solamente Cristo murió para expiar los pecados de aquellos que creen en Él. Eso es amor. Esta carta sólo demuestra la ignorancia que reina en la iglesia cristiana, y debe ser vista como una muestra de desprecio hacia los musulmanes.

Amemos a nuestro prójimos hablándoles acerca de Cristo. No los dejemos engañados haciéndoles pensar que son salvos si no creen en Aquel que es la fuente de vida eterna.

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

4 Comments leave one →
  1. Manuel permalink
    January 28, 2008 3:13 pm

    Eduardo,

    Bendiciones. Excelente documental este, así es, aunque la Palabra nos mande a amar a nuestros enemigos y a nuestro prójimo orando por ellos, también nos deja en claro que tenemos que predicarles a aquél que es poderoso para traer el agua viva que fluye en nuestro interior y que emanan para su gloria.

    Te puedo pedir un favor? ¿Dónde podría conseguir documentales o la “Biblia” que hable acerca del Q’uran? ya sea en inglés para traducirlos, o un link. Necesito saber cuales ideas establecidas tienen para fundamentarse en aquel dios llamado “Allah”. Esto es cuando puedas hermano, bendiciones.

  2. Eduardo permalink
    January 28, 2008 3:43 pm

    Manuel,

    Gracias por tu comentario. Hay dos sitios muy buenos: Islam watch y Faith Freedom. Además puedes bajar el qu’ran en español aquí.

  3. leonardo permalink
    February 7, 2008 9:16 pm

    Esta muy bien que se haga una apologetica a cerca de la religion musulmana,me gustaria mas informacion acerca de esta religion,bendiciones

  4. Eduardo permalink
    February 7, 2008 9:38 pm

    Leonardo,

    En el comentario anterior (dirigido a Manuel) hay dos links que te llevan a dos sitios muy buenos acerca del islam. Bendiciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: