Skip to content

Libro: Amazing Grace in the Life of William Wilbeforce de John Piper

December 17, 2007

Particularmente me gusta leer biografías por varias razones; primero, me gusta imaginarme los escenarios en los que vivían los grandes personajes de la historia, y segundo, porque me ayudan a mejorar mi caracter, y sobretodo ser más Cristocéntrico en mi vida.

John Piper, es uno de los autores que le encanta escribir biografías. Piper nos trae en este libro, “Amazing Grace in the Life of William Wilbeforce,” donde nos narra los hechos más relevantes de la vida de un político inglés que luchó por la abolición de la esclavitud y el comercio de esclavos en Gran Bretaña.

William Wilbeforce nació el 24 de Agosto de 1759 en Inglaterra, pero debido a que su padre murió cuando él tenía nueve años, fue a vivir con sus tíos, quienes le inculcaron valores cristianos. Como un jóven adulto, y debido a su fortuna, le gustaban las fiestas. Pero en 1784, durante un viaje que hizo con un amigo, Isaac Milner, quien era un cristiano devoto, mantuvieron largas conversaciones sobre un libro de Philip Doddridge, “The Rise and Progress of Religion in the Soul.” Además discutían el NUevo Testamento en griego. Según Piper, Wilbeforce había logrado un conocimiento intelectual de la visión bíblica del hombre, Dios y Cristo, pero aún no se describía como un cristiano.

Pero, un día, Wilbeforce cuenta sobre el “gran cambio”, su conversión, que relata como un gran desprecio a sus riquezas, y la pasión por ayudar a los pobres y bendecir a los oprimidos. Él escribió en su diario,

“Con un cuidadoso manejo podré dar al menos una cuarta parte de mi salario a los pobres.”

Sus hijos reportaron que antes de casarse, estaba dando a los pobres más de la cuarta parte de su salario, en un año dando más de 3000 libras esterlinas de lo que ganaba. Para Wilbeforce las riquezas eran por ellas mismas aceptables, pero que debido a la enfermedad de nuestra naturaleza, era altamente peligrosa. Este hombre decía,

Debemos valorarlas principalmente no solo como instrumentos de lujo o esplendor, sino como medios para honrar a nuestro Benefactor, y disminuír las miserias de la humanidad.”

Él, fue parte del Parlamento inglés por casi cuatro décadas, a fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Durante 46 años luchó por la causa de la esclavitud y el comercio de esclavos africanos, lucha que no ganó hasta tres dían antes de su muerte en 1833. Según las biografías de este hombre, no paraba de luchar por hacer el bien. Uno de sus dichos era,

“Ningún hombre tiene el derecho de ser un holgazán. Cómo es que en un mundo como este, la salud, la afluencia no puedan encontrar algo de ignorancia que instruír, algún mal que solucionar, alguna necesidad que satisfacer, alguna miseria que aliviar?”

Debido a toda la crueldad y maldad que veía en su país, escribió su libro, “A Practical View of Christianity,” y para mostrar que el verdadero cristianismo, que consiste en esas afecciones espirituales indomables por Cristo, está basada en las grandes doctrinas de la Biblia acerca del pecado, Cristo y la fe. Según Wilbeforce, de la negligencia de desconocer estas doctrinas, surgen los errores prácticos del mundo. Wilbeforce escribió,

“Si nosotros nos regocijáramos en Cristo tan triunfantemente como lo hicieron los primeros cristianos, debemos aprender, como ellos, reposar nuestra entera confianza en Él y adoptar un lenguaje como el apóstol, “Dios me proteja de gloriarme, excepto en la cruz de Cristo“…”

Para él, el conocimiento correcto de la doctrina de la justificación y su relación a la santificación, es decir una imágen semejante a Cristo, tanto en la vida privada como pública, era esencial para la reformación de la moralidad en Inglaterra.

Desde su conversión en 1785 hasta el día de su muerte en 1833, vivió las grandes doctrinas del evangelio, especialmente la doctrina de la justificación por medio de la fe basada en la sangre y la justicia de Cristo. John Wesley le escribió a Wilbeforce en 1791 diciéndole,

A menos que Dios te haya levantado para esta causa, serías desgastado por la oposición de hombres y el demonio. Pero si Dios es por tí, quien puede estar en tu contra.”

Esta es la vida de un gran hombre, el cual fue creado por Dios para mostrarle a su país y al mundo entero lo que hace el evangelio en la vida de un hombre. En la vida de este gran hombre vemos el poder transformador de Cristo, el renacer de un hombre que como todos nosotros estaba muerto en sus pecados. Les recomiendo este gran libro.

__________________________________

Editorial: Crossway/Good News Publishers
Autor: Piper, John
Dificultad: 1/5
ISBN-10: 1581348754 | ISBN-13: 9781581348750
Encuadernado: Paperback
Precio: $7.99
Librería Westminster: $5.9925% Descuento

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

4 Comments leave one →
  1. Paulo Arieu permalink
    December 17, 2007 1:27 pm

    hola,
    realmente un ejemplo de virtud el hombre este. Habría menos males en el mundo si hubiese mas personas que lo imitaran
    Tantos multimillonarios cristianos que hay en el mundo hoy en dia, que no saben que hacer con la plata y muchas veces son incapces de dar cinco cheles para la obra de DIos. Increible.
    Muy buen testimonio.Excelente

    Paulo Arieu

  2. Eduardo permalink
    December 17, 2007 1:55 pm

    Paulo,

    Otro libro que deseo leer es el de John Newton, otro hombre con similares características y que luchó por lo mismo que Wilbeforce.

  3. Paulo Arieu permalink
    December 17, 2007 5:51 pm

    hola,
    por que será que hoy en dia no aparecen hombres como estos?. Se habrán terminado,o el capitalismo salvaje que hoy se vive acabó con los espíritus nobles?

    bye

    Paulo Arieu

  4. November 14, 2008 6:22 am

    Eduardo,

    Como siempre, muy buena recomendación. Compraré el libro el fin de semana .Creo que Willbeforce reflejó a Cristo como lo hizo Pablo, que trabajaba de noche y de día para no ser carga a la Iglesia sino al contrario, de mayor bendición posible. Y el problema no es el sistema, el problema es el corazón del hombre no regenerado que ama más al dinero que a Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: