Saltar al contenido

Calvinismo: TULIP–Depravación Total

diciembre 6, 2007

A partir de hoy vamos a describir lo que en el calvinismo se conoce como TULIP o los Cinco Puntos del Calvinismo. El día de hoy vamos a discutir, la Depravación Total (Total Depravity).

Qué quiere decir Depravación? Qué enseñan las Escrituras?

En primer lugar, la depravación tiene que ver con el pecado. Parece obvio, pero la aclaración debe hacerse si queremos mantener la verdad con respecto a la depravación total de individuo.

Históricamente, aquellos que niegan la doctrina de la depravación total del hombre, son aquellos que minimizan la realidad del pecado. Por ello es que el pecado no se toma con la seriedad que merece. Para Pelagius era sólo un hábito del hombre; para los semi-pelagianos una enfermedad. Actualmente no es tomado con el horror con el que es definido en la Biblia. En el espectro eclesiástico, existen desde los más liberales que enseñan que le pecado es una aflicción o una deficiencia mental, y por lo tanto la cura para el pecado está en la rehabilitación social, en el “haz el bien”, en las reformas sociales, la reforma del carácter externo del individuo.

Las Escrituras nos brindan una opinión diferente acerca del pecado. La Biblia enfáticamente nos informa que el pecado es siempre cometido contra Dios. Esto es fundamental. Dios es el Santo, Señor soberano del cielo y la tierra. Él es infinitamente perfecto. Su santidad es tan grande y la gloria de sus perfecciones es tan brillante que ante Él los ángeles deben cubrir sus rostros y cantar día a día, “Santo, Santo, Santo” (Isaías 6:3). Es contra Él que todo pecado es cometido. Esto nunca debe ser olvidado. El pecado es una contradicción de Su Santidad. Es una rebelión contra Dios. Cada pecado, no importa que tan mínimo, o insignificante nos parezca, es siempre cometido en relación con Dios. Dios creó al hombre con el único propósito de que glorificara a su Creador. No había otro propósito. Dios no creó al hombre porque estaba solo, o porque el hombre iba a llenar un espacio vacío en el corazón de Dios. Dios está y estará eternamente completo en la Trinidad, y aparte de la Trinidad no necesita nada meas. Dios no necesita a los ángeles, y mucho menos al universo, incluyendo a los hombres (1Corintios 10:31; Efesios 1: 3-6; etc,etc,etc).

El pecado de Adán fue un pecado cometido contra Dios. Fue el pecado del orgullo y la desobediencia contra el mandato de Dios. Fue un acto deliberado, determinado, conciente de dejar de hacer aquello para lo cual fue creado. Adán no quiso tener nada más que ver con Dios y Su gloria. Adán prefirió seguir el consejo de Satanás; y prefirió representar al diablo, ayudarlo en su nefasto plan de robarle la gloria a Dios. Eso fue lo que hizo al pecado tan horrible. Fue cometido contra Dios, para robar su gloria.
Hasta el día de hoy no se ha cometido un pecado que sea diferente. Esto es lo que debemos comprender. Es or eso que el castigo en contra del pecado es tan grande. La gravedad del pecado se mide dependiendo de contra quien se ha cometido. Como nuestro pecado es cometido en contra del Dios infinitamente Santo y Justo, es infinitamente grave.

El castigo fue que Dios mató a Adán. Cualquiera puede entender porque esto fue necesario. Dios formá a Adán para que Adán representara la causa de Dios en la tierra, esto es, glorificar a su Creador. Adán se negó a hacer eso, y prefirió glorificar al diablo. Ese fue el deseo de Adán. Por ello, ya no había más lugar para Adán en el mundo de Dios. Dios, por lo tanto, mató a Adán, “El día que comas del fruto prohibido, de cierto morirás.”

Qué significa esto? Adán no cayó muerto a un lado del árbol. Todos sabemos esto. Significa, en primer lugar, que Dios derramó toda Su ira sobra Adán. Todo su enojo y odio. Dios odió a Adán por lo que hizo, debido a que Dios odia todo aquello que va e contra de Su naturaleza. No podía ser diferente si Dios quería mantener Su santidad y luchar por lo que lucha siempre, Su Santo Nombre. No podía amar a alguien que había pecado y que no era santo coo Él. Claro, debemos entender que esto ocurre a Adán fuera de Cristo, ya que en Cristo Adán fue salvo, y amado por Dios Padre. Adán, aparte de Cristo fue separado de la presencia de Dios, pues Dios no puede mantener comunión con el pecado. Ahora el mundo era diferente para Adán, antes era gozo, alegría; ahora es sufrimiento, aflicción, problemas, muerte, etc.

En segundo lugar, el que Dios matara a Adán significa que Dios lo hizo totalmente depravado. Eso es lo que significa la muerte espiritual. Pablo lo expresa claramente, “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” El castigo para la increíble transgresión de Adán fue que Dios trajo para él la total depravación. Lo convirtió en un esclavo del pecado en toda su naturaleza y en todo su ser. Este fue el castigo por su pecado. Todos los hombres son completamente depravados.

Cómo es posible que todos los hombres sean depravados? Primero, todos los hombres son en Adán responsables del pecado que Adán cometió. Esto porque Adán fue la cabeza o el representante de toda la humanidad. Pablo lo describe así, “Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.’ (1 Corintios 15:22). Adán fue la cabeza de todos los hombres, porque Dios así lo decidió.

Segundo, Adán fue el padre de toda la raza humana así que de Adán viene toda la corrupción y la depravación. David, en sus salmnos lo describe así, “He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.” (Salmo 51:5).

Qué entendemos por Depravación Total?

Las Escrituras y las Confesiones de la Iglesia nos enseñan que la depravación del hombre, como lo hemos visto, es total. Pero debemos hacer la distinción que a pesar de que el hombre es totalmente depravado, es decir, que no hay una sola molécula de su cuerpo que no esté corrompida por el pecado, el hombre no es tan malo como podría serlo. El artículo 4 de los cnones de Dordt dicen que “los remanentes de luz natural que aún quedan en el hombre desde su caída” actúan como la manera en que Dios mantiene al hombre de ser totalmente perverso. El hombre pecador aún tiene el sentido del bien y el mal. El bien que hace el hombre, es hecho por Dios y para Su gloria.

Es decir, el hombre no anda por ahí matando a otros hombres, no anda adulterando (por lo menos no la mayoría), debido a que aún puede hacer obras que estén en armonía con la Ley de Dios. El hombre no vive una vida totalmente depravada, no porque no pueda, sino porque Dios no se lo permite.

Pero con respecto al bien espiritual, que es lo más importante, la biblia es clara en que el hombre no puede hacer nada bueno. Con el bien espiritual nos referimos a lo que concierne a la salvación. Es decir, el hombre no puede hacer nada para ser salvo.

Cuando Calvino y los padres de la iglesia reformada describieron el término depravación total, lo que quisieron decir fue “muerte espiritual.” El pecador está muerto, espiritualmente muerto. Viene a este mundo de su madre, obitado. No está enfermo. No padece de una enfermedad. Esta muerto. Esto es lo que enseña la Biblia.

Esto quiere decir, que su naturaleza está tan corrompida que no puede hacer nada bueno. El pecador no puede hacer nada que sea bien visto por Dios. Su corazón está muerto. La mente del hombre está muerta, está tan oscurecida por el pecado, que a pesar de poder entender las palabras de la Biblia, no puede comprender las cosas espirituales de Dios, de hecho, lo que comprende lo odia y no quiere tener algo que ver con Dios. Jesús, en su conversación con Nicodemo le dice que el hombre debe nacer de nuevo, debido a que, “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.” (Juan 3: 19).

Lo mismo ocurre con la voluntad del hombre o el libre albedrío. La esclavitud de la voluntad describe perfectamente su estado–su voluntad está esclavizada al pecado. El hombre no puede ni siquiera desear lo bueno. Esta es su naturaleza. Está muerto espiritualmente. Puede un muerto pensar? Puede un muerto desear algo? Puede un muerto dar señales de vida? El hombre muerto espiritualmente no puede desear hacer ninguna cosa buena espiritualmente. Ni siquiera puede desear su salvación. Su mente está tan oscurecida que no puede ni siquiera buscar a Dios para ser salvo. Pablo en la epístola a los Romanos nos dice, “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda,No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” (Romanos 3: 9-12; Romanos 3:23; Salmo 14, 53).

Alguien puede objetar diciendo que el hombre puede hacer cosas buenas, como amar a su esposa e hijos, amar a su prójimo, etc. El hombre ha hecho cosas en la ciencia que han sido de gran ayuda para la humanidad. Lo primero que debemos decir a esta objeción es que la descripción acerca de la total depravación del hombre no se basa en la observación, sino en la declaración que nos da Dios en la Biblia. Quién es el que conoce el corazón del hombre? Dios es el que nos dice como somos y no alrevés.

En segundo lugar, con respecto a estas buenas obras. Desde los tiempos de Agustín en el siglo V, habían personas como Pelagius que objetaban estas sentencias. Lo que Agustín muy bien decía era que en el hombre, un mal detenía otro mal. Por ejemplo, Agustín decía que un hombre que era dominado por el deseo de hacer dinero, ese deseo, le impedía cometer adulterio, o ser un alcohólico, con el único propósito de hacerse más y más rico. Pero entonces Agustín hacía la pregunta: Es esto bueno a la vista de Dios? Por supuesto que no. Lo mismo sucede con las ‘buenas’ obras de los hombres. El hombre lo que busca es su propia gloria y el reconocimiento de los demás. El pecado es orgullo. El hombre está siempre buscando ser exaltado por otros hombres. Este deseo es su principal motivo. Es esto bueno? No. Dios nos creó para que Él recibiera toda la gloria de todo lo que nosotros hacemos. Es por eso que sin Dios, ningún hombre hace buenas obras, o por lo menos obras que sean agradables a Dios. Es más Dios nos dice, “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia” (Isaías 64:6). Todas las supuestas justicias o buenas obras del hombre son como trapos de inmundicia para Dios. Esta es la sentencia de la Biblia, y a esta nos debemos someter.

Cuando un pecador puede ver la sentencia de Dios sobre la humanidad, y se da cuenta de su depravación, puede caer a los pies de Dios en arrepentimiento y clamar por perdón, al igual que David (Salmo 51). Ahí es cuando un hombre puede ver la cruz de Cristo y su necesidad. Sólo así podemos ver y comprender la gracia que fue derramada sobre nosotros, los hijos del Altísimo.

Otros textos bíblicos:

Romanos 3:23; 1 Reyes 8:46; Salmo 143:2; 1 Juan 1:8; Romanos 3: 9-12,18; Romanos 1: 18; Romanos 7: 18; Romanos 8: 5-9; Romanos 6: 17-18; Efesios 2: 1-5; Efesios 4: 17-18.

Siga las demás entradas de la serie “Calvinismo”:

  1. Juan Calvino
  2. El Otro Lado de Juan Calvino
  3. Juan Calvino y la Soberanía de Dios
  4. La Controversia sobre Miguel Servetus
  5. Los Cinco Puntos del Calvinismo
  6. Depravación Total
  7. Elección Incondicional
  8. Expiación Limitada
  9. Gracia Irresistible
  10. Perseverancia de los Santos

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

Anuncios
16 comentarios leave one →
  1. Paulo Arieu permalink
    diciembre 7, 2007 3:57 am

    Estoy de acuerdo con la doctrina de la depravación total,porque está claramente revelada en la biblia.
    Pero permítame disentir con la opinión de algunos puntos:
    a.El castigo fue que Dios mató a Adán:
    Yo no estoy de acuerdo que Dios mató a Adán, sino que el pecado mato a Adán, el concepto es parecido pero no igual. La paga del pecado es muerte.
    Si bien Dios estableció las leyes y el las ejecuta,no es DIos matando a Adan,sino el pecado dando su retribución a Adan.
    b.Dios odió a Adán por lo que hizo, debido a que Dios odia todo aquello que va en contra de Su naturaleza
    DIos no odia al pecador. DIos ama al pecador,pero odia el pecado con todas sus fuerzas.
    Podemos ver en Génesis que Dios aún sabiendo que habían pecado, se les acercó, habló con ellos, y luego sin que ellos se lo pidieran, sacrificó animales y cubrió con sus pieles su desnudez.
    El no los rechazó, solo que ejecutó las sentencias que había decretado,
    c. tampoco creo que el que Dios matara a Adán significa que Dios lo hizo totalmente depravado, ya que entiendo que es el pecado el que depravó el corazón de Adán,no Dios.
    Si no,estaríamos atribuyendo al Señor cosas que el no tuvo nada que ver, aunque en su soberanía estuviera conociéndolas.

    Si estoy equivocado,agradecería que coloquen en este lugar su pensamiento, asi todos los lectores de esta página se benefician del diálogo.

    DIos les bendiga.
    Paulo Arieu

  2. Eduardo permalink
    diciembre 7, 2007 10:32 am

    Paulo,

    Muchas gracias por tu comentario. Lo primero que te puedo decir es esto: Cuando vamos a la Biblia, siempre debemos someternos a ella, y nunca llegar a leer la Biblia con nuestras suposiciones acerca de que es lo que nosotros creemos es lo correcto. Debemos dejar que la biblia nos diga que es lo correcto, que es lo que Dios piensa, etc. Esto lo digo porque muchas herejías se han infiltrado en la iglesia de esa manera, un ejemplo:

    “Como Dios es amor (1 Juan 4: 8), entonces Dios no puede enviar a un pecador al infierno.” y caemos en la herejía del Universalismo. O por ejemplo: “Si yo puedo perdonar a una persona que me hace algo malo a mí…entonces Dios por ser infinitamente mejor que yo debe perdonar a todos los pecadores.”

    Sabemos que esto no es cierto. De donde vienen esas ideas? Primero de personas que no leen la Biblia, y segundo, al no leer la Biblia no entienden que el razonamiento del hombre está totalmente corrompido por el pecado y por lo tanto no puede juzgar bien. La Biblia dice que el corazón del hombre es engañoso y no debemos confiar en él; dice que los juicios de Dios están más altos que los nuestros y por lo tanto Él es quien decide como deben ser las cosas y no nosotros.

    “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” Jeremías 17:9

    “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.”Isaías 55:9

    Entonces la Biblia nos dice lo que debemos pensar, y nosotros nos sometemos a su autoridad. Ahora, tu dices: “Yo no estoy de acuerdo que Dios mató a Adán, sino que el pecado mato a Adán,”

    Esto no es correcto por varias razones. Estas minimizando el poder de Dios, y Su gloria. Para ver esto dejame darte un ejemplo: Si mi hijo me desobedece a una orden que yo le di, y yo le doy una nalgada. Quien fue el que lo castigo? Fui yo. Claro que el castigo vino por su desobediencia, pero el castigo vino de mi mano.

    No debes poner al hombre y sus decisiones por encima de Dios. Cuando digo que Dios mató a Adán, estoy diciendo que Dios lo mató espiritualmente, es decir lo maldijo y lo hizo totalmente depravado. Quien maldijo a la creación? Quién hizo que el mundo este como esté? No supongas que el pecado es más poderoso que Dios. Dios hizo al mundo estar como está. Dónde vemos esto?

    1. En Génesis 3 vemos que es Dios quien maldice al hombre, a la mujer, y a toda la creación. Es Dios quien mata espiritualmente al hombre, no es el pecado. Dios lo maldice a causa del pecado, pero al final es Dios usando Su soberanía.

    2. El ejemplo más claro de esto es Romanos 8. Ahí leemos lo siguiente:
    “Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza” Romanos 8:20

    La palabra “vanidad” en ese pasaje es la palabra griega transliterada “matalotes” que significa depravación. Pregunto: Quien sujeto a la creación a depravación? Dios. No es el pecado, sino Dios. Pero ese pasaje nos enseña algo más importante que voy a decirte más adelante…

    Después tu dices: “DIos no odia al pecador. DIos ama al pecador,pero odia el pecado con todas sus fuerzas.”

    Este es un punto que yo diría es un misterio. Porqué un misterio? Si te pones a pensar, cómo es que Dios puede odiar el pecado, pero amar al pecador. Debes recordar que todo nuestro ser: mente, corazón, espíritu es totalmente depravado. La Biblia dice,

    ” ¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?” Jeremías 13:23

    Este verso nos deja ver que todo nuestro ser es perverso. Pablo tambien nos dice que estamos muertos espiritualmente (Efesios 2:1). Y por ello somos hijos de ira (Efesios 2:1-3). Si estamos muertos espiritualmente, quiere decir que no hay una sola cosa en nuestro ser que tenga vida. Nuestra depravación es total. Tanto así que ninguno de nosotros puede buscar a Dios.

    “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.” Romanos 3: 10-12 (ver Salmo 14, 53; 1 Reyes 8:46)

    Esa es la profundidad de nuestra depravación. Inclusive por esa depravación, las cosas buenas que hacemos nosotros son como trapos de inmundicia para Dios. Mira este pasaje,

    “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia” Isaías 64:6

    Si deseas saber como describe Dios nuestras justicias, te digo que la palabra en hebreo para traducir “trapo de inmundicia” es ” ‘ed ” (גר) que es la misma palabra utilizada para describir los trapos utilizados por las mujeres durante su menstruación en Levítico 15: 19-24. Si lees el pasaje de Levítico, la mujer era considerada impura y debía estar fuera del campamento. Pues así de impuros nos considera Dios. Nuestra depravación, dice Dios, es total. Es por esa depravación que Dios echó de Su presencia a Adán. Fue Dios quien lo echó e inclusive puso a un ángel con una espada para que Adán no volviera al jardín (Génesis 3:22-24). Dios echó a Adán del huerto por dos razones:

    1. Debido a que Dios odia el pecado y no puede tener comunión con un pecador. La gloria de Dios es tan poderosa que Adán hubiera muerto si Dios lo deja en el Edén. No fue que Adán tomó sus cosas y se fue…Dios lo echó. Qué quiere decir que Dios sacrificó animales para vestirlos? Dios les estaba enseñando a Adán y a Eva que el pecado debe ser expiado…es decir pagado. Dios fue el primero que hizo un sacrificio para expiar el pecado de la humanidad. Este conocimiento lo tuvo Adán y por eso Abel hizo lo mismo y vivio. Caín no expió su pecado con un animal, sino que trató de tapar su pecado con las obras de sus manos (era agricultor). Esa es la enseñanza. Dios los cubrió, como nos cubrió a nosotros con la sangre de Su Hijo. El último sacrificio hecho también por Dios. Dios hace el primero y último sacrificio para salvar a unos hombres.

    Pero, la Biblia es clara en que Dios odia al pecado y al pecador. Veamos,

    “Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.” Salmo 7:11 (La palabra airado en hebreo es “za’am” que quiere decir aborrecer. Dios aborrece al pecadro)

    “Mas la descendencia de los impíos será destruida.” Salmo 37:28

    “Como escorias hiciste consumir a todos los impíos de la tierra” Salmo 119:119

    “Porque la congregación de los impíos será asolada, Y fuego consumirá las tiendas de soborno.” Job 15:34

    Dios no solo odia el pecado del hombre, sino que odia al pecador, odia al impío, porque todo su ser es depravado.

    Pero dijo que esto es unmisterio porque además podemos leer en la Biblia cosas como esta:

    ” Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?” Ezequiel 33:11

    “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” 2 Pedro 3:9

    Cómo puede Dios odiar al pecador, pero al mismo tiempo desear que se arrepienta? Cómo puede Dios desear destruír a los pecadores, pero a su vez, llamarlos incesantemente para que se arrepientan? Este es el misterio. Creo que no debemos ir más allá y especular cosas para que no pequemos. Pero la Biblia es clara en que Dios odia al impío pero desea que este se convierta.

    Cómo debemos tomar la presencia del pecado en el mundo? Un error es creer en el dualismo, es decir que existen dos fuerzas igualmente poderosas en el universo, el bien y el mal y que están luchando constantemente a ver quien gana. Eso no es bíblico. Dios es el soberano y el mismo Satanás que es el enemigo más poderoso para Dios, es un siervo de Dios, es decir el diablo debe hacer todo lo que Dios le ordene y no puede hacer algo que Dios no le de permiso de hacer (Job 1:6-12).

    El pecado no tomo desprevenido a Dios. Dios no lo creó porque Dios es Santo y en Él no hay nada malo. Pero debemos tener claro que no hay nada que suceda en el universo que Dios no lo haya permitido. Dios permitió que el pecado entrara en el mundo. No fue una decisión de adán ni eva. Fue Dios quien ordenó que el pecado entrara en el mundo, a pesar de que Él no lo creó. Tal es la soberanía de Dios que Él dice,

    “Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?” Daniel 4:35

    “hace todas las cosas según el designio de su voluntad” Efesios 1:11

    Dios ordenó que el pecado entrara al mundo y que ocurriera a través de las acciones del hombre. Para qué? Para exhibir y manifestar Su gloria. Sabemos que todo lo que Dios hace lo hace para que Su gloria sea alabada (Efesios 1: 3-6; 1 Cor 10:31). Romanos 8 nos da una pista para esta pregunta,

    “Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo?” Romanos 8: 20-24

    Aca vemos que Dios sometió a la creación (incluyendo al hombre) a depravación con el propósito de libertarla y que en ese día Su gloria sea alabada. Qué crees que haremos nosotros, Sus hijos adoptivos, cuando en el futuro seamos glorificados? Cuándo veamos que Dios ha quitado nuestras enfermedades, haya quitado el pecado de nuestro corazón? Todos nosotros le alabaremos, pues sólo Su poder pudo haber hecho eso. Sólo Dios pudo habernos salvado de nosotros mismos. Eso es lo que va a ocurrir.

    Otra de las razone spor las que Dios echó del Edén a Adán y puso querubines con espadas de fuego para que no entrara fue la siguiente,

    1. Dios lo echó del Edén para que no comiera del árbol de la vida. Porqué Dios no quería eso? En el plan de Dios, estaba la redención de algunos hombres que serían descendientes de Adán (Romanos 8:23). Dios había planeado sacrificar a Su hijo para salvar a esos hombres. Si Adán hubiera comido del árbol de la vida, no hubiera muerto nunca, y su pecado hubiera permanecido para siempre. Dios en su sabiduría impidió a Adán comer del árbol y estar eternamente lejos de Él. Dios prhibió que Adán viviera eternamente en pecado.

    La presciencia de Dios no se basa en que Dios como lo sabe todo, entonces hace de acuerdo a lo que ve en el futuro. Jamas. Eso haría que Dios sea limitado, pues no puede hacer según lo que quiere, sino que es limitado por lo que hacen sus criaturas. Daniel 4:35 nos dice que Dios hace lo que quiere. Él es Dios. Además esa presciencia de Dios se basa en que Él ha determinado todo lo que sucede, Isaías dice,

    “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antig:uedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré. ” Isaías 46:9-11

    Dios lo sabe todo porque Él así lo ha determinado en la eternidad. Esto lo vemos en la historia de José el hijo de Jacob, que fue Dios quien había ordenado que José fuera a Egipto y lo hizo a través del pecado de sus hermanos. Además sacrificó a Su Hijo, lo cual había determinado desde antes del afundación del mundo (Apocalipsis 13:8) y lo hizo a través del pecado de los judíos, gentiles, Herodes, Pilato, etc (Hechos 4: 27-28).

    Todas las cosas ocurren porque Dios lo ha determinado. El pecado exostió porque Dios lo ordenó sin que Él haya creado el pecado o tenga placer en él. Esta doctrina no es nueva, ni viene de la reforma. Si estudiamos los escritos de hombres como Ireneus, Policarpo, Clemente de Alejandría, Agustín, etc, vemos que esta doctrina es la correcta y la que ha pertenecido a la iglesia desde su fundación.

    Se que es muy corto para explicar esto en un comentario, pero quizas lo pueda hacer más adelante en una entrada o en un podcast si es que no quedo clara mi explicación. Me avisas.

  3. Paulo Arieu permalink
    diciembre 7, 2007 1:32 pm

    Eduardo: Muchas gracias por tu respuesta:
    ok, vos decis que :
    Dios ordenó que el pecado entrara al mundo, yo siempre entendí que Dios permitió que el pecado entrara al mundo.Eso es lo mismo? Eso es la soberanía de Dios ?

    Gracias por tu explicación. Yo sigo atentamente las notas ya que me son de mucha bendición, ya que además, permiten participar y evacuar dudas.

    Gracias por responder con espíritu de mansedumbre.

    Seguiré checkeando las notas y evaluándolas.

    Paulo Arieu

  4. Eduardo permalink
    diciembre 7, 2007 3:23 pm

    Paulo,

    Gracias a ti por tus comentarios. La soberanía de Dios significa que Dios es el Amo y Señor del universo. Dios es el Creador. Todos somos Sus criaturas. Y como dice Daniel 4:35, Dios hace en el cielo y en los habitantes de la tierra según Su placer. Nadie puede decirle a Dios como hacer las cosas, porque Dios nos dice en Isaías 55 que Sus juicios son mál altos que los nuestros.

    Lo que nos dice la Biblia es que todo en el universo ocurre porque Dios lo ordena. La tierra rota de cierta manera, la luna de otra, el sol brilla, etc, porque Dios así lo ha ordenado. Satanás no puede tocar a ninguna persona si Dios no se lo permite, esto incluye a los no creyentes. Satanás no puede atacar a alguien si Dios no se lo permite. Si Dios ordena que alguna persona muera, indudablemente va a morir…no importa lo que esa persona haga para evitarlo. Dios hará lo que ha determinado hacer para quitarle la vida a esa persona. Estos son ejemplos.

    El decir que Dios permite una cosa, es correcto, siempre y cuando sepamos que esa cosa no puede existir si Dios no decreta su existencia. Dios debe ordenar que esa cosa venga a existir para que esa cosa pueda aparecer. Eso es lo que ocurrio con la creación. Dios dijo: Hagase la luz, y se hizo la luz. Pero, debemos tener cuidado de decir, que Dios fue el que de Su propio ser creó el pecado. Esto es de cuidado porque sabemos que en Dios no existe nada malo.

    Lo que te recomiendo es: siempre tener presente que Dios es el soberano; que el pecado no pudo existir si Dios no lo hubiera ordenado y al haberlo ordenado lo permitió.

    Una historia que puedes leer y te recomiendo es la historia de José el hijo de Jacob. Lee los capítulos de Génesis 37 al 50. Después de leerlo, vuelve a leer Génesis 45:7 y Génesis 50:20 y luego Salmo 105:16-22. Cuando los leas preguntate esto:

    1. Cómo terminó José en Egipto? Fue el pecado de sus hermanos o una orden de Dios?
    2. Dios actuó en respuesta al pecado de los hermanos de José o fue un plan eterno?
    3. Cuál fue la razón por la que José terminó en Egipto?

    Si deseas discutir este pasaje, escribeme a info@sujetosalaroca.com y con mucho gusto te puedo ayudar.

    Gracias de nuevo por tu comentario.

  5. Paulo Arieu permalink
    diciembre 7, 2007 4:15 pm

    Eduardo,
    Gracias por responderme.
    Sigo sin entender el terrible decreto de Dios :” el pecado”
    De que manera Dios ordenó el pecado y no tan solo permitió que entrara al cosmos, por medio de la rebelión de Lucifer y sus ángeles?
    Cuesta creer que Dios haya ordenado que el pecado entrara. Aunque entiendo que nada escapa al control del Señor.
    Tu primer comentario es un muy buen agregado a la nota básica.
    Gracias, de nuevo.
    Paulo Arieu

  6. Eduardo permalink
    diciembre 7, 2007 5:34 pm

    Paulo,

    Ninguno de los teólogos que he leído lo puede explicar. Eso no es algo que lo debamos saber…Cómo Dios ordena que el pecado exista sin ser Dios el autor del pecado? No sé. John Piper dice,

    “No hay ninguna maldad en Dios al ordenar el pecado” Spectacular Sins and Their Global Purpose in the Glory of Christ Series 2007. The Fall of Satan and the Victory of Christ. (Te recomiendo este video: http://www.desiringgod.org/ResourceLibrary/Sermons/ByDate/2007/2328_The_Fall_of_Satan_and_the_Victory_of_Christ/)

    Wayne Grudem dice,

    “También, no debemos pensar que el pecado sorprendió a Dios o lo retó, o venció Su omnipotencia o Su control providencial sobre el universo. Por lo tanto, a pesar de que nunca debemos pensar que Dios pecó o que debe ser culpado por el pecado, aún así debemos afirmar que el Dios “que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1:11), el Dios que “hace según Su voluntad en el ejército del cielo como en los habitantes de la tierra; y nadie podrá detener su mano y decirle: Qué haces?” (Daniel 4:35) ordenó que el pecado entrara a la tierra, a pesar de que Él no tiene placer en él y a pesar de que ordenó que ocurriera a través de las acciones de las criaturas morales.” Systematic Theology. Página 492.

    No creo que nosotros debamos comprenderlo. Pero si creo que debemos saberlo. Debemos confiar en la infinita sabiduría de Dios, de que cuando ordenó que el pecado existiera, era para que Su gloria fuera magnificada. Quizás eso no sea claro para nosotros, pero cuando leemos la Biblia, y vemos la historia de la redención, podemos ver que el pecado de la humanidad sirve para que las criaturas alaben la gloria de Dios. Cómo? Qué ocurre cuando asesinan a un cristiano que está predicando en Africa? Quién es glorificado? El cristiano valiente o el Dios que lo transformó para que el cristiano viera a Dios como el más grande tesoro? Al final toda la humanidad sabrá la gloria de Dios. Dios nos dice algo muy impactante,

    “¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?” Romanos 9: 21-24

    Dios ha preparado unos vasos para destrucción, que sabrán y verán la gloria de Dios, y ha preparado otros vasos de gloria, los cuales serán salvos de la ira de Dios. Estos últimos vasos alabaran a Dios cuando presencien esa ira de Dios, y vean lo que ellos no sufrieron, por la gracia de Dios que fue derramada sobre ellos. Todos los nacidos de Dios sabrán que su salvación se la deben a Dios, pues si dependieran de ellos mismos, serían destruídos como los vasos primeros. Esto magnificará la gloria de Dios, pues resalta Su Santidad, Su Justicia, Su Amor, Su Ira contra el pecado, Su Omnipotencia, etc. Eso es lo que Dios está trabajando en la creación. Dios está activamente trabajando para que Su gloria sea magnificada. Cuando vemos esto, podemos suponer, que no hay otra mejor manera de que la gloria de Dios sea mostrada a los nacidos de Dios. Esto lo sabemos porque eso fue lo que Dios hizo, y si Dios lo hizo así, entonces es lo mejor.

    Mi único consejo es: Dios ordeno el pecado. Cómo lo hizo? Nadie lo sabe. Quizás nunca lo sabremos. Pero lo importante es saber que Dios nos ha rescatado de ese pecado que Él ordenó que entrara al mundo. Lo más claro es Romanos 8: 18-25.

    NO se si te puedo ayudar más…Me avisas.

  7. Paulo Arieu permalink
    diciembre 8, 2007 1:44 am

    Eduardo, realmente la expresion “ordeno” no esta en la biblia,supongo que es una conclucion teológica,no es asi?
    Todo parece un gran juego de palabras. Crees que si concluyo que el lo permitio, por razones que solo le incumben a el en su soberanía, violo alguna regla de interpretación ?

  8. Eduardo permalink
    diciembre 8, 2007 12:46 pm

    Paulo,

    Lo único que te puedo decir es esto: No creo que sea malo, si en tu mente está claro que Dios es el soberano y nada ocurre en el mundo sin Su ordenanza. Cuando decimos que Dios “permite”, entonces le quitamos la responsabilidad a Dios de ser el autor del pecado, lo cual es lo correcto. Pero como te dije antes, es un misterio para nuestro intelecto, porque ese pecado no pudo existir sin que Dios no lo hubiera ordenado. Pero sabes que me ayudó mucho a mí para comprender todo esto? El pasaje de Romanos 8: 18-25, en donde vemos que Dios sometió a la creación a depravación para liberarla en un futuro. Porqué lo hizo así? Nadie lo sabe. Debemos saber que si Dios lo hizo así es porque es la mejor manera de mostrar Su gloria a sus criaturas. Otro pasaje es el de Lamentaciones 3: 37-39, que dice así,

    “¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno? ¿Por qué se lamenta el hombre viviente? Laméntese el hombre en su pecado. ”

    Qué dice ese pasaje? Ese pasaje habla de la soberanía de Dios y sobre lo que estamos hablando. Cuando eso dice en el verso 38, se refiere a algo que ocurre en la perspectiva del hombre, es decir, Jeremías se está lamentando de lo que le está ocurriendo a Judá, y desde su perspectiva lo que le ocurre a su pueblo es malo. Por elllo dice que Dios es quien envía el bien y el mal. Pero desde la perspectiva de Dios todo es bueno porque a través de ello está llevando a cabo Su voluntad (Efesios 1:11), lo cual es Redimir a Su pueblo.

    • Daniela permalink
      noviembre 2, 2010 11:12 pm

      Pues no se si te llego mi comentario…pero en fin en realidad quiero saber lo q dice el punto calvinista…..pues yo se q Dios no ama al pecado ni mucho menos al pecador eso es lo q dice salmos 5;5 y lo q dice la biblia eso es la verdad ella no se puede cambiar por nada es inalterable pero aunq hay algunos q lo han hecho para su propia ganancia espero q DIOS nuestro señor Jesucristo nos libre de ello pero mi pregunta es esta…Fue DIOS el

  9. Paulo Arieu permalink
    diciembre 9, 2007 12:18 am

    Ok.Muchas graciuas,hermano,DIos te bendiga.
    Paulo Arieu

  10. Jaime permalink
    junio 15, 2008 3:47 pm

    Un férreo opositor de la doctrina evangélica de la depravación total, llamado Huig Grotius, discípulo de Jacobo Arminio, sostenía que hay un conocimiento natural en el hombre que no proviene de la revelación divida en su Palabra sino de la razón y que le guía en el camino de la salvación. Al lado de esto Grotius formuló el axioma de que el derecho natural existiría aunque no existiera Dios.
    Por eso, el arminianismo de ayer y el de hoy, aunque no sepa que es arminiano, constituye un humanismo radical y antibíblico por más de que quiera usar ropaje y maquillaje bíblico.

  11. junio 16, 2008 8:16 pm

    Me parece que el hecho de decretar el pecado no es lo mismo que ser el autor de él.

    Dios claramente decretó tanto el ingreso del pecado en el mundo como todos los pecados de toda la gente, sino fuera así Él no sería soberano y hay muchos pasajes que hablan de eso.

    Un ejemplo es Hechos 2.23. La palabra “consejo”, que aparece en la versión Reina Valera, en griego es “boulé” que mejor traducido es propósito, intención o plan como lo hace la versión Biblia de Las Américas.

    El pecado de matar a Jesús ocurrió porque así era el plan de Dios, a pesar de que Pedro dice esto a los judíos ellos no piensan “entonces es la responsabilidad de Dios” sino que ellos “Al oír esto, se compungieron de corazón” (Hechos 2:37) y se arrepintieron.

    Dios usa el pecado para sus planes, Él habla de Nabucodonosor y Ciro como sus siervos. Actúa por medio de Satanás (ver 2 Samuel 24:1 1 Crónicas 21:1). Todo ésto sin ser Él el autor del pecado ni ser responsable por él.

    Gordon Clark y Vincent Cheung son dos autores reformados que dicen que para ellos aquí no hay contradicción, misterio ni paradoja. Recomiendo la lectura de “God and Evil” del Clark y “The autor of Sin” de Cheung (http://www.vincentcheung.com/books/authorsin.pdf).

    Gracias Eduardo por la oportunidad de escribir aquí y por tus acertadas respuestas.

    Bendiciones

  12. Daniela permalink
    noviembre 2, 2010 8:53 pm

    Daniela Hay!!!pues mira esto es un poco durito por la razon que uno de los puntos de calvino fue q el hombre es totalmente depravado todo lo q el hace es realmente asquerozo delante de DIOS.esto si q lo acepto se podria decir y si es cierto estoy muy deacuerdo con ello.Pero cuando dice q fue DIOS el q le mato pues fue espiritualmente claro yo lo entiendo.
    Pero cuando dice q fue DIOS el lo hizo totalmente depravado?
    Nose como usted me podria explicarme esto
    gracias.

Trackbacks

  1. Enlaces relacionados con La Reforma Protestante « Paulo Arieu Theologies Web
  2. Calvinista de 4 Puntos | El teologiyo
  3. Es la Fe la Causa del Nuevo Nacimiento? | CRISTIANO REFORMADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: