Skip to content

Una Respuesta a “Una Respuesta a Sugel Michelén”

septiembre 16, 2011

Lo primero que tengo que decir es que con esta entrada no pretendo defender al pastor Sugel Michelén, quien no necesita mi defensa. Soy yo el que me nutro de sus enseñanzas y el que crezco espiritualmente cada vez que lea sus escritos o escucho sus predicaciones.

Escribo este entrada porque sé que hay lectores de este blog que están siendo seducidos por una terrible doctrina: el hipercalvinismo. Eso es lo que he estado escuchando que está sucediendo en Latinoamérica desde hace un tiempo y créanme cuando les digo que me produce una gran trsiteza.

El 9 de Setiembre el pastor Michelén escribió una excelente entrada titulada, “La doctrina de la elección y el llamado del evangelio,” en la cual dejó sumamente claro la verdad bíblica de la necesidad y el mandamiento que todos los hombres tienen de responder al evangelio para su salvación. Les invito a leer la entrada.

El día de ayer el autor del blog Emperador Desnudo publicó su repuesta al escrito del pastor Michelén que no es más que lo que escribió en sus comentarios en la entrada de Todo Pensamiento Cautivo. Y es a esa respuesta a la que me quiero referir.

Lo primero que debemos saber es que Josbel Perez es un hipercalvinista. Alguien puede afirmar ser calvinista, pero si su doctrina no concuerda con lo que Calvino enseñó, entonces no tiene el derecho de llamarse calvinista. Y lo que ha estado sucediendo en América Latina recientemente es que muchas personas que empiezan a conocer las doctrinas de la gracia han sido engañados por hipercalvinistas creyendo que su doctrina es la verdadera doctrina calvinista. Y es por eso que escribo esta entrada, con el fin de dejar claro que esta doctrina hipercalvinista no es calvinista, ni un mejoramiento del calvinismo, por más que su nombre así lo quiera dar a entender.

Entonces, iniciemos,

Primero, en su critica a Sugel, Perez no está desmintiéndole, sino que en su ignorancia está desmintiendo lo que la Biblia enseña muy claramente. El pastor Michelén escribe lo siguiente,

Algunos se perturban cuando escuchan hablar de la elección soberana de Dios, porque se imaginan a Dios impidiendo a los pecadores no elegidos que se conviertan y se salven. Pero nada puede estar más lejos de la realidad. Dios no se deleita en la condenación de los pecadores (Ez. 18:32), y sí se deleita en la salvación de los perdidos.”

Para Perez esta declaración es una mentira! Perez argumenta que Dios activamente impide que los reprobados, pecadores también, se conviertan y se salven. Pero noten lo siguiente: esto es lo mismo que cree el arminiano! Me estoy refiriendo a la doctrina del hombre de Perez y la del arminiano, pues ambos están afirmando que el hombre tiene la capacidad de convertirse por sí mismo y creer el evangelio. El arminiano cree que esto hace que la salvación sea un acto sinergístico y Perez cree que es por ello que Dios tiene que impedirle al hombre convertirse y creer.

Sin embargo, el pastro Michelén, hablando con la Biblia afirma lo correcto, es decir, que Dios no debe impedirle a los hombres convertirse (y a esto me refiero con arrepentirse e ir a Cristo buscando salvación) y creer. Porqué? Porque los hombres en su estado natural no necesita que Dios haga esto porque sus corazones están muertos y en enemistad con Dios por lo tanto naturalmente no lo harán y desearán hacerlo (Romanos 8: 7-8).

Pero, noten que Perez utiliza el pasaje de Marcos 4:11-12 para apoyar su argumento. Cuando Jesús empieza a enseñar en parábolas sus discípulos están un poco intrigados. Ellos querían saber porque le enseñaba a las multitudes por parábolas y el argumento que provee Jesús es el de Isaías 6:9-10. Ahora, como lo entendieron los apóstoles? Bueno, para entender lo que quiso decir el Señor debemos ir a Isaías 6 y entender porque Dios dijo lo que dijo allí.

Dios por medio de Isaías le dijo a Israel que ellos, a pesar de lo que Dios había hecho por ellos, pecaron en Su contra. En Isaías 1:4 Dios les dice, “Ay gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malhechores, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás!

Ahora, los israelitas sabían que esto era verdad por todo lo que les estaba aconteciendo. Todo lo que Dios les había permitido construir y plantar había sido destruido por sus enemigos. Es por eso que en Su misericordia Dios les pide arrepentimiento. En Isaías 1: 16-20, Dios les dice lo siguiente,

16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; 17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. 18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. 19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; 20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.

La pregunta que surge después de leer este pasaje es la siguiente: Qué era lo que debía escuchar Israel? Bueno, la respuesta es: la palabra de Jehová. Y, cómo era que Israel conocía la palabra de Dios? Por medio de los profetas que Dios levantaba para enseñarle a Israel Su voluntad.

Dios, entonces, levanta a Isaías como profeta para Israel. Este hombre debía entregarle la palabra de Jehová a su pueblo, sin embargo Dios iba a confirmar lo que había dicho, es decir, que Israel era tan depravado y malvado que no escucharían la voz de Dios. Voluntariamente, por causa de su estado natural depravado, no escucharían, ni tratarían de entender, ni ver, lo que Dios les ordenaba, sino que lo desecharían. Y en Isaías 6 vemos a lo que puede llegar la depravación del hombre, ya que Dios les ordena escucharle para que tengan vida, pero el hombre es tan malvado que no lo hace con el fin de no convertirse a Dios y así ser sanado de su pecado. Esa es la doctrina de la maldad del hombre que ha sido enseñada por los calvinistas.

Y es de la misma manera en la que la utiliza Jesús para explicar la razón por la cual enseña en parábolas. Los hombres, incluyendo a los apóstoles, son tan depravados que buscarán taparse los oídos, los ojos, su entendimiento, para no entender lo que Dios les dice con el fin de no convertirse a Él. Es por eso que es Dios quien tiene que hacer el milagro -darle oídos para oír, ojos para ver, entendimiento para entender -en los hombres antes de que ellos puedan hacer caso a Su palabra. Y eso fue lo que experimentaron los apóstoles. Jesús les estaba dejando claro a ellos que ellos no eran más inteligentes ni más espirituales que la multitud, sino que fue por el decreto y la gracia divina por la que pueden entender las enseñanzas del Señor. Y esa es la doctrina de la rtegenertación que ha sido enseñada por los calvinistas.

Sin embargo, vemos en la respuesta de Perez lo lejos que está de la doctrina bíblica, pues él afirma que Dios activamente actúa sobre los reprobados para que no se conviertan ni crean. Es esto lo que vemos en Isaías 1: 16-20? No! Porqué? Porque el hombre es tan depravado que no necesita que Dios les impida convertirse y creer. Por sí solos lo hacen al escuchar el evangelio. Es por eso que los reformadores, incluyendo especialmente a Calvino, nunca formularon una doctrina de la reprobación en la cual Dios reprobara activamente a los hombres, sino que hablaban de una reprobación pasiva entendiendo que el hombre por sí solo ya estaba reprobado. No hay necesidad de que Dios haga algo activamente para que esto ocurra. Muy diferente a lo que sucede en la elección.

Segundo, luego Perez continúa afirmando que el uso de Ezequiel 18:32 por parte del pastor Michelén es “desatinado” y su razón es que, “el mismo contexto está hablando de la casa de Israel, no de pecadores no elegidos.” Y ahora entramos en un grave error doctrinal. Era todo Israel elegido? Y Pablo nos dice que no! No todo Israel era el verdadero Israel (Romanos 9-11). Entonces, a pesar de que Dios se estuviera dirigiendo a Israel afirmando, “yo no quiero la muerte del que muere,” no todo Israel había sido elegido para salvación. Y aún ahí Perez está muy lejos de lo que enseñaron los reformadores.

Perez usa a Gill para justificarse, sin embargo, a pesar de que respeto muchísimo los escritos del gran teólogo, él era un hipercalvinista también. Sin embargo, siempre recuerdo las palabras de Spurgeon con respecto a Gill, quien afirmaba que él [Gill] era hipercalvinista, pero que si sus seguidores se mantenían cerca de sus creencias no se desviarían tan lejos como lo habían hecho algunos en tiempos de Spurgeon, y diría yo hasta en nuestros tiempos.

Pero, Perez toma a Calvino y lo usa para apoyar su doctrina y esto, estimados lectores, es un gravísimo error, porque Calvino nunca creyó las barbaridades que defiende Perez. Noten lo que sí dijo Calvino con respecto a Ezequiel 18:32,

Mientra tanto, Ezequiel anuncia esto  muy cierto tanto como concierne a doctrina, que Dios no desea la muerte del que muere: pues la explicación sigue directamente después, convertíos y viviréis. Porqué Dios no se deleite en la muerte del que perece? Porque Él invita a todos al arrepentimiento y no rechaza a ninguno. Debido a que esto es así, sigue que Él no se deleita en la muerte del que muere: por lo tanto no hay nada en este pasaje dudoso o espinoso…” Comentario Ezequiel 18:32 

 

Y refiriéndose a Ezequiel 18:32 en sus Instituciones de la Religión Cristiana, Calvino afirma lo siguiente,

Si se me pregunta, pues, cuál es el sentido propio y natural de este pasaje, sostengo que la intención del profeta es dar a los que se arrepienten buena esperanza de que sus pecados les serán perdonados. En resumen, puede decirse que los pecadores no deben dudar de que Dios está preparado y dispuesto a perdonarles sus pecados tan pronto como se conviertan a El. No quiere, pues, su muerte, en cuanto quiere su conversión. Mas la experiencia nos enseña que el Señor quiere que aquellos a quienes El convida se arrepientan, de tal manera sin embargo, que no toca el corazón de todos. No obstante, no se puede decir en manera alguna que los trate con engaño; porque aunque la voz exterior haga solamente inexcusables a aquellos que la oyen y no la obedecen, a pesar de ello debe ser tenida como un testimonio de la gracia de Dios con que reconcilia consigo a los hombres. Entendamos, pues, que la intención del profeta es decir que Dios no se alegra de la muerte del pecador, para que los fieles confíen en que tan pronto como se arrepientan de sus pecados, Dios está preparado para perdonarles; y, por el contrario, que los impíos sientan que se duplica su pecado por no haber correspondido a tan grande clemencia y liberalidad de Dios. Así que la misericordia de Dios siempre sale a recibir a la penitencia; pero que no a todos se otorga el don de arrepentirse y convertirse a Dios, no solamente lo enseñan los demás profetas y apóstoles, sino también el mismo Ezequiel.” Instituciones iv.xxiv.xv

 

Lo que notamos en la respuesta de Perez a Michelén es que ignora la doctrina de la voluntad de Dios, entre la voluntad decretiva y la prescriptiva. Y al tener esta confusión, no puede distinguir entre lo que Dios quiere de y para todos los hombres y lo que hace en Sus decretos hacia un pueblo particular.

Es decir, la Biblia muy claramente, como lo vemos en Ezequiel 18, afirma que Dios no se complace en la muerte de los que mueren por causa del pecado. Para eso Dios dio Su Ley, es decir para que los hombres supieran lo que Dios quería de ellos. Sin embargo, el mismo hombre se rebela contra lo que Dios ha establecido. Dios no tiene que actuar obligando al hombre a rebelarse contra Su Ley. Eso lo hace el hombre por sí sólo, demostrando que está muerto espiritualmente.

Ahora, hubo otra intención con la Ley: llevar a los hombres a la desesperación, para que escucharan el evangelio, y por medio de él salvar a los que había decretado elegir en la eternidad. Sin embargo en el evangelio hay un mandamiento, “convertíos y creed!” Y este mandamiento es para todos los hombres. Por eso Cristo, en la Gran Comisión, le ordenó a sus discípulos a ir a todas las naciones a predicar el evangelio. Todos los hombres necesitan escuchar y saber que se les ordena convertirse de sus malos caminos y creer en Jesucristo. Esta es, como decía Calvino, la misericordia de Dios para con todos los hombres.

Sin embargo, volvemos al primer punto, esto es, que todos los hombres, aparte de la acción divina de regeneración, lo único que harán es taparse los oídos para no escuchar. Ellos desean seguir viviendo en su maldad. Pero esto no quita que el deseo de Dios es que ellos no mueran, y queda demostrado en su intención de que todos los hombres escuchen el evangelio.

Tercero, la visión de Dios que presenta Perez está muy lejos de la que muestra la Biblia. Él niega la afirmación del pastor Michelén cuando afirma, “Así que el pecador impenitente no se condenará porque no ha sido elegido, sino porque está muerto en sus delitos y pecados y no desea rendirse ante Dios y aceptar lo que Él ofrece en Cristo de pura gracia en el evangelio (comp. Rom. 3:10-12; Ef. 2:1-3; 4:17-18).”

Para Perez, como vemos en su respuesta a Michelén, Dios es un Ser que hace todo lo posible para condenar al impío. Es más, el mismo Perez ha dicho antes que todas las cosas buenas que Dios le da al reprobado, no es porque hay un amor hacia él como Su criatura, sino que Dios se las da con el propósito de condenarles aún más. Y ese Dios me parece anti-bíblico, como lo vemos explicado por Calvino en Ezequiel 18, a quien lo describe como un Dios de misericordioso. Pero Perez describe a un Dios “engañoso,” diría Calvino. Un Ser que le da cosas buenas a un reprobado, no con el fin de que demostrarle Su bondad y Misericordia, sino para que le sirva de engaño y poder condenarlo con mayor severidad.

El pastor Michelén apoya su argumento con pasajes bíblicos en los cuales se afirma que la paga de la muerte es el pecado. Es decir, el hombre es condenado por su pecado, no porque Dios activamente haya decretado su reprobación. Y esto es lo que Calvino creía de la reprobación. Perez equivocadamente cree que Dios elige a unos para vida eterna y elige a otros para condenación. De nevo, esto no es lo que creía Calvino, ni lo que enseña la Biblia.

Existe en teología la doctrina de la doble predestinación, y dentro de ésta existe una visión que afirma que Dios interviene en la vida de los elegidos para salvarlos, pero que de la misma manera Dios interviene en la vida de los reprobados para crear u obrar incredulidad y rebeldía en sus corazones para condenarlos (en inglés se conoce como “Equal Ultimacy View”). Esto pareciera ser la visión de Perez y lo que Calvino rechazaba en su doctrina de la predestinación.

Ahora, Perez aduce que la condenación de ciertos hombres se da porque Dios no los eligió para salvación. Sin embargo, como mencioné arriba, la Biblia dice que la causa de la condenación es el pecado, como bien lo afirmó el pastor Michelén. Calvino dijo lo siguiente, “La base de la discriminación que existe entre los hombres es la voluntad soberana de Dios y sólo eso; pero la base de la condenación a la que son consignados los reprobados es el pecado y sólo el pecado.” Noten además su comentario de Hechos 2:21,

Por lo tanto, así como ningún hombre está excluído de clamar al Señor, la puerta de la salvación es abierta para todos los hombres; ni hay alguna otra cosa que mantenga a los hombres de entrar, salvo sólo su incredulidad.” Comentario Hechos 2: 21

De nuevo, es el pecado de los hombres, su dureza de corazón como lo dijo Isaías y el mismo Jesús, lo que evita que vengan a Dios en arrepentimiento y fe. No tiene que haber un decreto divino para que estos hombres hagan esto, porqué? Porque esa es su naturaleza. Es su incredulidad, como dice Calvino, lo que los mantiene lejos de la salvación ofrecida por Dios, y por lo tanto es su pecado lo que los lleva al infierno. La reprobación, entonces, como creía Calvino era algo pasivo. Los mismos canones de Dordt afirman esto,

Aún más, la Santa Escritura señala especialmente esta gracia eterna e inmerecida y la aclara aún más para nosotros, en que manifiesta aún más que no todos han sido elegidos sino que algunos no han sido escogidos o han sido pasados por encima por Dios en su elección eterna -aquellos, que, concernientes a quien Dios, en base a Su enteramente libre, justa, irreprochable, e inmutable placer, tomó la siguiente decisión: dejarlos en su miseria común en la cual, por su propia falta, se han lanzado; no darles fe salvadora y la gracia de la conversión; pero finalmente condenarlos y castigarlos eternamente (habiendo sido dejados en sus caminos y bajo su Justo juicio), no sólo por su incredulidad, sino por el resto de sus pecados, para manifestar Su justicia.” Canones of Dordt 1:15

 

Noten lo que dicen los canones: Dios les pasa por encima, es decir, que no actúa o interviene en sus vidas para condenarlos. Ya ellos lo están haciendo por su propia cuenta, sino que les pasa (pasivamente) por encima con Su gracia y no se las da para que no se salven. Porqué? Porque Dios es soberano y Él decidió salvar soberana y libremente sólo a ciertos hombres. Al resto los deja en sus delitos y pecados por lo cual son condenados y experimentarán Su Santa y Justa ira en el infierno (justo lo que afirmó Michelén y contrario a lo que Perez cree).

Ahora, Perez alude a una multitud de pasajes, los cuales ninguno, tomado en su contexto, afirma o confirma su doctrina. Mi intención no es ir pasaje por pasaje analizándolo, pues esto me tomaría más tiempo del que tengo, pero quizás esta pequeña entrada sirva para que algunos lectores vean que el hipercalvinismo de Perez no es calvinismo del todo y se opone a muchas doctrinas bíblicas.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email. 
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

About these ads
15 comentarios leave one →
  1. septiembre 16, 2011 6:22 pm

    Más claro no puede ser. Si Dios se tiene que oponer, es porque tenemos capacidad o algún deseo por el bien y por agradarle. Volvemos al Pelagianismo pero por otro lado.

    • septiembre 16, 2011 7:34 pm

      Ronny,

      Así es! Ese es uno de los puntos más desfavorables en esa doctrina. Gracias por el comentario.

  2. septiembre 16, 2011 7:07 pm

    Hermano Eduardo, muchas gracias por el tiempo que se tomó para escribir esta entrada, es una buena llamada de alerta a mantener los ojos bien abiertos contra el hipercalvinismo que se ha ido masificando a través de internet. Verdaderamente muchas veces he tenido que lidiar con argumentos como el de Perez.. también he podido ver el “Dios engañoso” que presentan y en a veces mi corazón en vez de ser fortalecido con estas enseñanzas ha sido perturbado, gracias por advertirnos acerca de estas enseñanzas.

    Le agradezco nuevamente mi hermano, de Jehová es la salvación y el mandato es dar conocer las buenas nuevas de gozo y paz, el único y sabio Dios reciba la gloria.

    “Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.” 2 Timoteo 2.10

  3. Daniel permalink
    septiembre 16, 2011 7:49 pm

    muy buen articulo!!! Una pregunta aprovechando… Cristo nos mando a predicar a toda creatura, si no les predico a los elegidos como quieran se van a salvar?

    • septiembre 17, 2011 6:17 pm

      Daniel, aunque la pregunta no es para mi, te diré que esa es una respuesta que no sabemos a ciencia cierta, lo que si sabemos es que a Dios le plugo que las personas conozcan la verdad a través de la predicación del evangelio y es nuestro deber en la gran comisión, muchos piensan que si no les predicas como quieran serán salvos, eso seria caer en el hipercalvinismo, lo cual no es bíblico, porque el mandamiento universal de Cristo a cada creyente es: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.” y Pablo claramente nos dice que Dios usa medios, en su carta a los Romanos nos dice “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de la paz, que predican el evangelio de los bienes! Dios nos guie!! Soli Deo Gloria!!

  4. septiembre 16, 2011 10:18 pm

    Hermano, Soli Deo Gloria!!! Gracias por este gran aporte. [Hermana: el resto de tu comentario lo voy a guardar como algo personal. Gracias por tu apoyo].

  5. septiembre 17, 2011 4:39 am

    Excelente nota hermano. Precisamente, hace unos días estuve viendo un video de John Piper donde responde brevemente a la pregunta ¿Qué es el hiper-calvinismo? Dice, en pocas palabras, que fue una palabra técnica del siglo XVIII usada para designar a algunos hermanos ingleses que decían que sólo se debía predicar el Evangelio a aquellos que mostraran “evidencias” de la elección. Andrew Fuller fue el principal oponente de esta enseñanza.

    Estaba leyendo que la Confesión de fe de Westminster dice: “Al resto de la humanidad, agradó a Dios pasarla por alto y destinarla para deshonra e ira por su pecado” (Cap. 3. apartado VII). “Pasar por alto” y “pasados por encima” es lo mismo. De modo que como dice su comentario, los que vayan al infierno lo harán por su propio pecado de incredulidad.

    Estuve un semestre en un seminario arminiano. Me enseñaron que Wesley tenía razón al decir que a menos que alguno lo convenciera que la elección incondicional no implicara la reprobación incondicional. Me di cuenta después de que esto era pura lógica humana sin fundamento bíblico. Creo junto con R. C Sproul y todos los hermanos reformados de este blog que el patrón bíblico es positivo-negativo. Es decir, en el caso de los elegidos Dios interviene positiva y activamente en sus vidas para atraerlos hacia sí, pero en el caso de los malvados Dios los pasa por alto, no obrando el mal en ellos ni impidiendo que se acerquen a al fe, sino dejándolos librados a sus propios pecados.

    Soli Deo Gloria. Dios lo bendiga hermano por este post.

  6. septiembre 17, 2011 3:22 pm

    Eduardo: aunque muchas veces el tema del mal ha sido un misterio para mi, en este ultimo tiempo lo he aceptado tal como se acepta la Trinidad Divina. Es decir, con la lógica no se puede entender.

    Anduve rondando esas doctrinas hipercalvinistas pero por la Gracia de Dios fue que entendí que Dios es intrínsecamente bueno, y por tanto el hace el bien a justos e impíos. El no quiere que el malo muera, sino que se salve.

    Considero que el problema viene por la mucha lectura teológica (lo que no es malo) y la poca relación diaria con Cristo. Nos vamos por el lado de la letra, sin gozar con la guía del Espíritu Santo.

    Bendiciones.

  7. David permalink
    septiembre 17, 2011 5:04 pm

    Hola Eduardo, gracias por tomarte el tiempo de escribir esto… es lamentable que junto con el auge de las doctrinas de la gracia, también lo haya del hipercalvinismo.. convirtiendose en un apoyo mas del arminianismo en realidad…

    Es perturbador… y da mucha tristeza, porque muchos que recien estan siendo atraidos a conocer las doctrinas de la gracia, muchas veces no ven la diferencia y pueden ser fácilmente arrastrados..

    Dios tenga misericordia , y nos permita levantar una generación que crea todo lo que la Biblia enseña.. en su justo balance…

  8. Jose Antonio permalink
    septiembre 17, 2011 7:42 pm

    No sé para que les imponen más cargas a los cristianos complicando más las cosas, que si los puntos calvinistas, que si los reformados. Ya Basta!! dejen tranquilo a los cristianos y confórmense con la sana doctrina de Jesús, dejen de complicar todo.

    • septiembre 18, 2011 12:46 am

      José Antonio,

      Sabes para que sirven las distinciones doctrinales? Para diferenciarnos de otros que dicen seguir la sana doctrina de Jesús y realmente no es así. En un mundo pluralista y posmoderno como el nuestro requiere de distinciones claras con respecto a la doctrina bíblica, porque no me gustaría que me identifiquen con un Testigo de Jehová o un Mormón o un pelagiano, quienes a pesar de afirmar seguir a Cristo, están muy lejos de conocerle.

  9. septiembre 18, 2011 1:01 pm

    Hola Eduardo, en mi opinión Josbel (autor del blog el emperador desnudo) y los que afirman que Dios es el autor del pecado son hypercalvinistas, y como dijo en cierta ocasión el Dr. Sproul: “El hypercalvinismo en verdad es anticalvinismo”. Por otro lado me parece una falta de respeto que pubique una apología de su creencia en contra del pastor Michelén. Creo que en el fondo solo hay afán de notoriedad. Tampoco creo que Josbel entienda la diferencia entre “voluntad decretiva” y “voluntad preceptiva”. “Preceptivamente” no es la voluntad de Dios que el hombre mata pero permite que lo haga y no hace nada para impedirlo. “Decretivamente” cuando Dios dice algo esto se lleva a cabo sí o sí. Pero es lo que suele pasar cuando uno se mete en camisa de once varas.

    Un saludo!

    Juan
    “Predestinado”

  10. septiembre 23, 2011 9:44 pm

    Estimado Eduardo: Gracias por tomar de tu tiempo para comentar acerca de esto. No pude responder con más premura porque estaba envuelto en la Conferencia Bíblica, como sabes. Hoy decidí comenzar a tratar más directamente el tema del pecado y la soberanía de Dios, incluyendo algunos comentarios sobre los decretos de Dios en la salvación de los perdidos y la condenación de los réprobos. Más tarde pienso tratar textos como Ez. 32:18; 1Tim. 2:5 y 2P. 3:9 que algunos toman de apoyo para negar la elección incondicional. Gracias de nuevo por tomar de tu ocupado tiempo para tratar estos temas. Aquí te dejo el enlace del artículo:

    http://www.todopensamientocautivo.com/2011/09/el-control-soberano-de-dios-y-el-pecado/

    • septiembre 24, 2011 1:41 am

      Pastor Sugel,

      He estado leyendo sus artículos y han sido de mucha bendición. Las gracias a usted por enseñarnos con tanta paciencia, amor y sabiduría. Siempre orando por ustedes. Bendiciones.

  11. mauricio permalink
    septiembre 25, 2011 2:25 am

    Hno, Eduardo

    De igual forma gracias a Ud por sus articulos que me edifican y aprendo mucho, siga adelante Dios bendiga su vida, y que Dios sea glorificado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.091 seguidores

%d personas les gusta esto: