Saltar al contenido

El Problema con la Tradición

abril 14, 2010

Me estoy refiriendo al tema de la interpretación de la Biblia. Todos nosotros debemos aceptar la realidad que afirma que ningún intérprete es neutral frente a un texto. Todos llevamos con nosotros presuposiciones que nos hacen interpretar un texto de una u otra manera. Sin embargo, el principio básica de la hermenéutica es aquel que nos dice que toda persona que quiera interpretar la Biblia, debe dejar que el texto hable, evitando imponer sus creencias, tradiciones (presuposiciones) sobre el mismo. Esta es la diferencia entre hacer exégesis vs. eiségesis, en la cual se le introduce al texto las creencias del intérprete.

Y deseo el día de hoy comentar un poco sobre este artículo, publicado en la sección de Opiniones de uno de los periódicos más importantes de Costa Rica. En él, el autor cae como intérprete de la historia, al atar las cruzadas católico-romanas con el verdadero cristianismo. El autor erra al creer que el llamado que hace esta iglesia misionera en Costa Rica de, “Cristo murió por todos. Y usted ¿por cuántos?,” está llamando a los cristianos del país a sacrificar sus vidas de la misma manera en la que lo hacen los terroristas musulmanes. El autor escribe,

Me deja un sentimiento de desasosiego pensar que incitar así a la muerte activa no está lejos del suicidio guerrero que tan perplejos nos deja en el fundamentalismo islamista.”

En realidad yo no sé cuál es el contexto en el que se escribió ese anuncio en dicha iglesia, pero queda claro que el escritor cayó esclavo de sus tradiciones humanistas (ateas) e intenta por medio de ellas refutar el verdadero cristianismo. Porqué digo que son tradiciones lo que han esclavizado la interpretación del autor? Porque esto no es lo que enseña el cristianismo bíblico.

Sin embargo, tenemos otros dos ejemplos de tradiciones humanas en los comentarios. Dos comentaristas cometen graves errores que demuestran sus ataduras a sus propias tradiciones “cristianas.” El primer ejemplo es el de un hombre llamado José Mauricio Quesada escribió lo siguiente,

La pregunta esta tremendamente mal planteada, porque nadie mas excepto Jesus podria haber dado su vida para que nosotros pudieramos ser salvos. No es necesario que ninguno de nosotros muera por otros como una forma de imitar el sacrificio de Jesus, lo que Dios espera de nosotros es que aceptemos a Jesus como nuestro Senor y Salvador, ya que el sacrificio ya fue hecho por el. Una vez que le aceptamos como nuestro Salvador, el Espiritu Santo habitara en nosotros y sera alli cuando empieza la verdadera vida en nosotros por medio de nuestro Senor Jesucristo.”

Ciertamente debemos reafirmar las palabras suyas al inicio, “nadie mas excepto Jesus podria haber dado su vida para que nosotros pudieramos ser salvos. No es necesario que ninguno de nosotros muera por otros como una forma de imitar el sacrificio de Jesus.” Como bien escribe el comentarista, ningún hombre pudo haber servido como sacrificio para propiciar a Dios (Salmo 49: 7-8). Sino que, como bien sentenció Anselmo de Canterbury en su obra Cur Deus Homo?, solamente Cristo, Dios-hombre, pudo servir como sacrificio perfecto para aplacar la ira del Dios Santo y Justo contra pecadores (Salmo 49: 15; 1 Pedro 3: 18; Hebreos 7-10).

El problema del ateo es que en su filosofía humanista niega la realidad que le es tan claramente visible: el hombre no es bueno. Si el autor del artículo hace un auto-examen de su propia vida se dará cuenta que es un pecador, y su misma conciencia le dice que merece ser castigado por cada pecado cometido (Romanos 2:14-15). El problema del ateo es ignorar la depravación de los hombres y su patético estado espiritual.

Ahora, José Mauricio cae en otra trampa de sus tradiciones. En su comentario dice lo siguiente,

lo que Dios espera de nosotros es que aceptemos a Jesus como nuestro Senor y Salvador, ya que el sacrificio ya fue hecho por el. Una vez que le aceptamos como nuestro Salvador, el Espiritu Santo habitara en nosotros y sera alli cuando empieza la verdadera vida en nosotros por medio de nuestro Senor Jesucristo.

Cuál es esta tradición? José Mauricio cae en la trampa de aquella doctrina humanista que se ha infiltrado en la iglesia que enseña que el hombre es un ser con la capacidad de hacer tanto el bien como el mal. Esta doctrina fue inicialmente enseñada por Pelagio, pero que luego entró en la iglesia como semi-pelagianismo. Esta doctrina es lo que enseña Roma y lo que enseña el Arminianismo, tradición que forma parte de la doctrina de la gran mayoría de las iglesias evangélicas del mundo. No es esto lo que a usted le han enseñado desde niño?

Sin embargo, el comentarista erra al juzgar las Escrituras por sus propias tradiciones. En lugar de dejar que la Biblia le explique el estado espiritual del hombre, de la salvación, y del mismo caracter de Dios, José Mauricio ha decidido apelar a lo que ha sido enseñado por tantos años: “el hombre es el soberano en su salvación. Dios está simplemente ofreciéndole la salvación a todos los hombres, esperando que algunos la encuentren por sus propias decisiones.

El arminianismo podrá apelar a la búsqueda de la gloria de Dios, pero borran con el codo lo que escriben. Sus doctrinas rechazan la soberanía de Dios en la salvación de los hombres. Al final, según su sistema teológico, Dios estará frustrado por toda la eternidad, pues nunca pudo cumplir con su propósito de salvar a toda la humanidad.

Pero, la Biblia enseña algo muy diferente. La Biblia enseña que Dios es soberano y que Su voluntad será una realidad. El profeta Isaías dice cosas como, “9 Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, 10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antig:uedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; 11 que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.” (Isaías 46: 9-11). O el mismo Nabucodonosor, de quien escribe la Biblia que afirmó lo siguiente, “Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?” (Daniel 4: 35).

Y en el Nuevo Testamento tenemos al apóstol Pablo afirmando lo siguiente, “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1: 11). Cuál es la verdad? Estará Dios frustrado por toda la eternidad porque quería salvar a todos los hombres, pero sólo pudo salvar a algunos? O será que Dios salvará perfectamente a aquellos a quienes Él, en Su misericordia, ha decidido rescatar de la esclavitud al pecado a la que ellos mismos se sometieron voluntariamente?

La verdad bíblica es que el hombre en su estado natural es totalmente depravado (Jeremías 17: 9; Génesis 6:5), muerto en sus delitos y pecados (Efesios 2: 1-3) y por lo tanto sus enemigos (Romanos 5: 10; Colosenses 1:21). La verdad bíblica es que ningún hombre en su estado natural puede o quiere obedecer a Dios (Romanos 8: 7-8). Es por ello que no le buscan, ni le aman (Romanos 3: 9-12).

Por ello es necesario, como le enseñó el Señor Jesucristo a Nicodemo, que el hombre nazca de nuevo (Juan 3: 1-8). Ahora, la tradición de José Mauricio le dice que una vez que el hombre cree, Dios le hace nacer de nuevo. Volvemos a la supuesta soberanía del hombre en su salvación. Pero, es esto lo que enseñó Cristo en Juan 3? O es esto lo que enseñó el Señor por medio del apóstol Juan en 1 Juan 5: 1? No está claramente demostrado que la regeneración precede a la fe? Qué escribió Juan?

Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él.” 1 Juan 5: 1

La verdad es que Dios debe regenerar a un pecador antes de que éste pueda creer. Y Además, esa fe salvadora y al arrepentimiento necesario para la salvación son un regalo de Dios (Efesios 2: 8-10). Entonces, de que se jactará un hombre? La respuesta bíblica es: de nada! Toda la gloria es para Dios.

Y hago otra pregunta: Dónde vemos en el Nuevo Testamento a Pablo, Pedro o a algún otro apóstol llamar a las multitudes diciendo, “Todo lo que tienen que hacer es aceptar a Cristo en su corazón para ser salvos!” La verdad es que nunca! El llamado de los apóstoles era “Arrepiéntase y crea.” Porqué? Porque si la salvación es de Dios, y Él es quien trae a los pecadores al arrepentimiento y a la fe salvadora (Juan 6: 37-44; Efesios 2: 8-10), los apóstoles sabrían que sería Dios, quien mediante la predicación del evangelio regeneraría a los que Él había escogido para formar parte de SU pueblo y les otorgaría lo necesario para su salvación.

Otro error de Carlos Mena, otro comentarista es el de caer en el universalismo. Carlos escribe lo siguiente,

Cristo murio por nosotros , para salvarnos de nuestros pecados, aun para los que no creen en EL, tal ves algun dia crean, Resucito y vencio a la muerte y es Misericordioso con Todos, es un Dios de Vida, los fundamentalismos no caben aqui, llamase Fundamentalisno Islamista, O Fundamentalismo del mercado o fundamentalismo del ateismo que se esta poniendo muy de moda….Cristo es un Dios de Vida y Amor.”

No creo que este comentarista sea un universalista, sin embargo está atado a esas tradiciones que enseñan que la expiación de Cristo es universal o ilimitada. Pero, es esto lo que enseña la Biblia? No dijo el Señor que vino a dar su vida por sus ovejas? No dijo el Señor que vino a dar su vida por muchos? No oró el Señor sólo por los que Dios le había entragado? O Oró por toda la humanidad? (ver Juan 10, Juan 17, Marcos 10:45). Este es otro ejemplo de la tradición afectando la interpretación bíblica.

Nuestra meta como intérpretes de la Biblia es dejar de lado nuestras presuposiciones y tradiciones y permitir que la Biblia corrija todos nuestros errores. La Biblia debe ser la que construya nuestra cosmovisión.

sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

About these ads
2 comentarios leave one →
  1. abril 30, 2010 3:39 pm

    Es decir que Dios escoge a quien a de salvar y a quien no?

    Es decir que Dios hace acepcion de personas?

    Si Dios es asi donde esta el libre alvedrio y la voluntad del hombre? nos hizo mrionetas? no nos permite elegir?

    No quiero entrar a argumentar en doctrinas..arminianos o no , calvinistas…y todo eso. solo quiero en lo posible su respuesta conforme a las escrituras…gracias y que Dios lo bendiga.

    • abril 30, 2010 5:46 pm

      Diana,

      Voy a contestar tus preguntas.

      1. Dios escoge a quien salva y a quien no? Así es! Esa es la verdad bíblica (ver Romanos 9:6-24; Juan 6: 37-44; Juan 10:14-30; Efesios 1: 3-6; Hechos 13: 48; 1 Pedro 1: 1-2; Romanos 8: 28-30; 2 Pedro 1: 3)

      2. Dios hace acepción de personas? No! Dios no hace acepción de personas, pues ha decidido salvar a judíos, nigerianos, kenianos, canadienses, americanos, costarricenses, salvadoreños, escoceses, hombres, mujeres, niños, etc. Dios., según afirma la Biblia ha llamado y creado a un pueblo de hombres de todas naciones, lenguas (Apocalipsis 5: 9).

      3. Donde está el libre albedrío y la voluntad del hombre? Nos hizo marionetas? No nos permite elegir? La Biblia no afirma que somos marionetas, sin embargo debemos aceptar que Dios hace y dirige todas las cosas, inclusive las acciones humanas, según el puro afecto de Su voluntad (Isaías 46: 9-11; Daniel 4: 35; Genesis 50:20; Efesios 1: 11; Isaías 10). El hombre no es libre en el sentido que puede elegir hacer cosas buenas o malas. La verdad es que el hombre está muerto espiritualmente (Efesios 2: 1-3) y or lo tanto no puede ni quiere obedecer a Dios (Romanos 8: 7-8). Es por eso que Cristo afirma que todos los hombres son esclavos del pecado (Juan 8: 34). El hombre se ha entregado voluntariamente al pecado al cual se ha entregado en esclavitud. Y si es esclavo, crees que puede hacer otra cosa que no sea pecar? La respuesta bíblica es negativa (Romanos 8: 7-8). Es por eso que Pablo afirma el estado perdido de todos los hombres (Romanos 3: 9-12).

      Y Jesús continúa enseñando que los hombres odian a Dios (Juan 3: 19-20). Entonces, en realidad el hombre no es libre, sino que está atado o en otras palabras, depende de su naturaleza. Es la naturaleza del hombre la que le hace decidir por una u otra cosa. Cuál es la naturaleza humana? No es el pecado? Entonces, ciertamente no puede hacer otra cosa que no sea pecar. Si al hombre natural le ponen a escoger entre obedecer a Dios o pecar, su naturaleza va a determinar que escoja el pecado.

      Es por ello que Dios en Su misericordia tiene que hacer un milagro para redimir a los hombres. Y ese milagro se llama regeneración, o nuevo nacimiento (Juan 3: 1-10). Esa regeneración es una obra del Espíritu Santo en el corazón de un hombre en la cual quita el corazón de piedra y pone un corazón de carne, en el cual escribe la ley de Dios para que pueda y quiera obedecerla. Y no sólo eso, sino que le da a Su Espíritu Santo para que more en él y le guíe en su santificación. Además le otorga la fe y el arrepentimiento para odiar su pecado y creer en Jesucristo, quien es el que el único que pudo morir en su lugar para resucitarlo a la vida espiritual y darle la justicia que ese pecador carecía (leer Jeremías 31: 31-34; Ezequiel 36: 22-32; Efesios 2: 8-10; 2 Timoteo 2: 25).

      Todo esto con qué fin? Para que toda la gloria sea para Dios. Ningún hombre tendrá de que gloriarse cuando llegue al cielo pues su salvación le ha sido regalada por Dios, habiendo sido él un enemigo de Dios (Romanos 5: 10).

      Esta es la doctrina de Jesús, y es la doctrina bíblica.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.031 seguidores

%d personas les gusta esto: