Skip to content

Depende Aún el Cristiano de la Ley?

abril 29, 2009

La semana anterior surgió una pequeña discusión con un comentarista frecuente de este blog, acerca de sí la Ley de Dios dada a Moisés debe ser mantenida por los creyentes y por la iglesia post-apostólica.

Definitivamente esta discusión no es nueva, sino que se ha dado desde que los apóstoles empezaron apredicar el evangelio. El argumento es el siguiente: “La fe en Cristo libera a todo creyente de observar la Ley Mosaica.” A esto se le conoce como antinomianismo, térmno que viene del griego anti que significa “en contra” y nomos que significa “ley.” Al igual que muchos, el comentarista utilizó el pasaje de Romanos 3: 20, que dice,

ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

Pero otros creyentes que argumentan a favor del antinomianismo, utilizan otros pasajes. Veamos algunos de ellos,

Romanos 3: 28: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”

Romanos 6: 14: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”

Romanos 7: 6: “Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”

Si examinamos detenidamente el contexto en el que se encuentran estos versos notaremos que Pablo no está implicando que el creyente deba dejar de observar la Ley. Pero no nos adelantemos,pues esto lo analizaremos más adelante. Primero, hablemos un poco de la historia del antinomianismo.

El Antinomianismo en la Historia de la Iglesia

A pesar que fue Martín Lutero quien primero utilizó este término, es claro que la idea estaba presente en la iglesia primitiva, pues lo notamos en el Nuevo Testamento.

Lo notamos en la epístola de Pablo a los Romanos, cuando el apóstol se defiende en contra de los argumentos de unos cristianos que creían que podían continuar pecando debido a que, según ellos, no estaban sujetos a la Ley. Pablo les dice, “¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera” (Romanos 6: 15).

De igual manera ocurrió en Corinto. Habían algunos que al creer que por ser cristianos podían vivir en la carne, cometían graves pecados y hasta entraban en pleitos unos contra otros. Pablo les escribe y los amonesta por sus acciones (1 Corintios 5,6).

Para muchos gnósticos del primer siglo,  la ley mosaica era mala debido a que había sido establecida por el semi-dios, y no por el Dios verdadero. Muchos de estos grupos gnósticos predicaban una total libertad a la ley, yendo al extremo de decir que la prostitución no era un pecado.

Luego, en el segundo y tercer siglo de nuestra era, existió la secta de los Adamitas, quienes llamaban a su iglesia, “El Paraíso,” y mantenían que la Ley Mosaica no era para los creyentes novo testamentarios, por lo cual, por ejemplo, no se casaban.

Pero, no fue sino hasta el siglo XVI, cuando se da una de las más grandes luchas en contra del antinomianismo. Fue en la lucha entre Lutero y uno de sus antiguos estudiantes, Johann Agricola. Lutero enseñaba en la universidad que en el Antiguo Testamento la Ley tenía únicamente un valor negativo para preparar a los pecadores para la gracia, al reconocer su propio pecado. Agriola negó esta enseñanza  y promulgaba que el arrepentimiento debía ser inducido únicamente por la predicación del evangelio de salvación por gracia por medio de la fe en Cristo.

Esta lucha se extendió de 1537 a 1540, cuando Lutero escribió uno de sus grandes tratados, “Contra los Antinomianos” (1539). En esta obra el reformador enseñaba que la ley era necesaria para disciplinar a los cristianos. El asunto no quedó claramente definido sino hasta 1577, cuando en la Fórmula de Concord, se favoreció al luteranismo. En esta formula se reconocieron tres usos para la ley: primero, revelar el pecado; segundo, establecer una decencia general en la sociedad, y tercero, proveer una regla de vida para aquellos que han sido regenerados por medio de la fe en Jesucristo.

Otra controversia surgió en el siglo XVII cuando Anne Hutchinson promovió la idea que los cristianos no estaban sujetos al pacto de la Ley, sino al pacto de la gracia. Esta mujer mantenía reuniones en su casa en Nueva Inglaterra para enseñar a los nuevos colonos que la lay no debía ser observada por el cristiano. En 1637 se formó un sínodo de las iglesias Congregacionales en donde se condenó a Hutchinson de antinomiana, hereje, y fue desterrada de Nueva Inglaterra, por lo que se trasaladó a Rhode Island en 1638.

Y en nuestros días, ese pensamiento gnóstico está aún presente. Muchos cristianos creen y enseñan que la Ley Mosaica no debe ser mantenida por los creyentes. Con estas doctrinas han surgido movimientos heréticos con enseñanzas como “el cristiano carnal,” y “la salvación sin sumisión al Señorío de Cristo.” Vemos en nuestros tiempos a “cristianos” que creen poder vivir en la carne, por la sencilla razón de que ya no están atados a la ley.

La Ley Mosaica

La palabra Torah (tôrâ) qquiere decir “ley, instrucción.” Para los judíos, los cinco primeros libros del Antiguo Testamento corresponden a la Ley. Entonces, cuando hablamos de la ley dada a Moisés, no estamos hablando exclusivamente de los diez mandamientos. Los judíos ven el la Torah 613 leyes dadas por Dios a Moisés, y que deben ser seguidas por Israel. Estas leyes comprenden leyes morales, civiles y ceremoniales.

Pero, antes de saber si el cristiano debe mantener la ley o no, debemos preguntarnos: Qué piensa Dios de Su Ley? En Deuteronomio leemos una orden que le da Dios al pueblo de Israel. En el capítulo 6 leemos lo siguiente,

1 Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; 2 para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. 3 Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. 4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.  8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;  9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

En este pasaje podemos notar que los mandamientos que Dios le había dado a Su pueblo eran de suma importancia. No sólo debían conocer de ellos, sino que debían ponerlos en su corazón, enseñarlos a sus hijos, escribirlos en sus casas, etc. Porqué? Porque la ley de Dios era algo bueno.

Debemos comprender que todo lo que Dios hace es infinitamente bueno. Porqué? Porque Él es infinitamente bueno. Todo lo que Dios hace y ordena es bueno porque Él es bueno, es decir, que todo lo que Dios hace revela Su caracter. Si Dios es infinitamente bueno, entonces Su ley es infinitamente buena. Por ello notamos a David contando las siguientes palabras,

Salmo 19: 7-8: 7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.”

En otro de sus salmos leemos acerca del deseo de David por la ley de Dios. En el Salmo 119 leemos cosas como,

Bienaventurados los perfectos de camino, Los que andan en la ley de Jehová. (v. 1)

Tú encargaste Que sean muy guardados tus mandamientos.(v. 4)

Te alabaré con rectitud de corazón Cuando aprendiere tus justos juicios.(v. 7)

¿Con qué limpiará el joven su camino?  Con guardar tu palabra. Con todo mi corazón te he buscado;  No me dejes desviarme de tus mandamientos.(vv. 9-10)

Abre mis ojos, y miraré Las maravillas de tu ley. (v. 18)”

Según la Biblia, la ley de Dios es perfecta, maravillosa, recta, trae bendición a quien la guarda, etc. Porqué es perfecta? Porque define lo que es verdaderamente bueno. Es decir, la ley de Dios dicta lo que es bueno para Dios, y esto la hace perfecta.

Ahora, si Dios dice en el Antiguo Testamento que Su ley es perfecta y buena, porqué habría de desecharla para los cristianos? Si Dios ha establecido que algo es bueno y perfecto, esto lo será eternamente. Dios no puede decir que algo es bueno hoy y malo mañana, pues si lo hiciera así, entonces no sería bueno inicialmente. Todo lo que Dios ha decretado es bueno eternamente, debido a que todo es para Su gloria. La ley es perfecta siempre porque manifiesta Su Gloria.

La Gracia Vuelve Inoperante a la Ley?

Esta es la pregunta que quiero contestar. Lo que vemos en el Nuevo Testamento es que el evangelio no cambia la ley. La Ley continúa siendo perfecta, justa, recta, maravillosa, etc. Pero de la manera en la que la Ley no es alterada, nuestra relación con la ley si lo es.

Como he dicho, existen algunos que creen que el antiguo pacto ha sido cancelado. Aducen que enseñar que el cristiano debe mantener la ley es una enseñanza imperfecta. Dicen que es volver a hacer al creyente un esclavo de la ley.

Pero este tipo de creencias son contrarias a lo que encontramos en el  Nuevo Testamento. Lo vemos en los pasajes que cité al inicio de esta entrada. Si vemos el contexto en que se encuentran esos versículos, notaremos que nunca se está refiriendo a que el cristiano no deba mantener la ley. Nunca se nos enseña que el creyente esté libre de la ley. Lo que notamos es que ningún hombre puede ser justificado por la ley. Se nos dice que ningún hombre podrá salvarse manteniendo la ley. Porqué?

La ley y el pecador no son compatibles. La ley fue dada para que fuera disfrutada por un hombre perfecto. Adán, antes de Génesis 2 debió deleitarse en todos los mandamientos de Dios. Pero, una vez que decidió romper uno de sus mandamientos, esa posibilidad se rompió. Ya no fue posible que el hombre pudiera seguir la ley correctamente.

Una vez que Dios vuelve a dictar Su perfecta Ley a Israel a través de Moisés, la idea no fue decirle al hombre que tenían la posibilidad de mantenerla. Muchos creen que Dios le dio la Ley a Israel con el propósito de que la cumplieran al pie de la letra. Hombres como Pelagio creyeron esto, y formularon doctrinas heréticas a partir de ella. Definitivamente Dios requería que los hombres la cumplieran. Él mismo dijo, “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mateo 5: 48).  Pero Dios sabía que para el hombre pecador era imposible. Entonces, de ser así, para qué darla?

Debe quedar claro de la lectura del Antiguo Testamento que para el hombre era imposible cumplir la ley. Los judíos lo intentaron y con ello surgió el fariseísmo y sus reglas. Los judíos inventaron cientos de reglas externas que harían parecer que un hombre podía mantener la ley, pero Cristo reveló que la ley no era un conjunto de reglas externas, sino que eran leyes que debían ser mantenidas internamente. Esto lo vemos en el sermón del monte, cuando Cristo habla del divorcio y del adulterio. No se trataba de tener sexo con otra mujer para ser adúltero, sino de no desear a una mujer con los ojos. Eso era lo mismo que el acto externo. Lo mismo con el asesinato.

Dios dio Su ley para que sirviera como un ayo. Qué quiero decir? La Ley debió servirles a los israelitas para que vieran su pecado, para que se arrepintieran y pidieran misericordia a Dios. Si Dios exigía perfección; si Dios exigía que Su ley debería ser observada en su totalidad sin fallas, entonces, esto debió hacer que los israelitas cayeran de rodillas pidiendo misericordia. Qué le ocurriría a aquel que violare tan sólo una de esas leyes? Sería maldito (Deuteronomio 27).

Si un hombre iba a ser justificado por la ley, debía mantener toda la ley. Pero debido a que el hombre nace pecador, es imposible que la mantenga en su totalidad durante toda su vida, por lo tanto Pablo dice en Romanos 3,

19 Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios;  20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

Entonces, ningún hombre será justificado por la ley. Porqué? Porque ningún hombre puede mantener la ley en su totalidad. Por ello todos los hombres están bajo maldición. Qué debía hacer la ley? Ya dije antes, que debía servir como un ayo. Ayo hacia qué o quién? Un ayo hacia Cristo. No sólo debía servir como recordatorio de que todos los hombres están condenados y están bajo la ira de Dios por no mantener la Ley como Dios lo exige, sino que también debía servir como recordatorio de que Dios sería quien salvaría a Su pueblo. Si Israel no podía salvarse a sí mismo manteniendo la Ley, pues desde que fueron concebidos estaban incapacitados para mantenerla totalmente, entonces tendría que ser Dios quien salvara a Su pueblo.

Aquí es donde entra Cristo. Fue Cristo quien salvó a Su pueblo. Cómo? Cumpliendo toda la Ley de Dios a la perfección. Nunca pecó. Ni fue concebido en pecado, pues no fue concebido por un hombre, sino por el Espíritu Santo. Cristo vivió la vida que debío vivir cada miembro de Su pueblo. Cristo cumplió la ley en lugar de la Iglesia. Es entonces por medio de la fe en Jesucristo por el cual el hombre es justificado. Es por la creencia de que sólo Cristo, quien es Dios mismo, pudo mantener la ley viviendo una vida perfecta; la vida que debimos haber vivido nosotros; y que sólo Él pudo cargar con los pecados de Su pueblo y morir en su lugar, por la que un hombre es justificado. Es por la fe y no por mantener la ley por la que un hombre es justificado. Porqué? Porque, como ya dije, ningún hombre puede mantener la ley.

Pero, cómo fueron justificados los hombres en el Antiguo Testamento? De la misma manera en la que somos justificados nosotros, por fe. N es esto lo que dice Pablo de Abraham? Abraham no pudo mantener la ley de Dios, pero tuvo fe y por esa fe fue justificado. Por su fe fue contado como justo, perfecto, sin serlo. La justicia y perfección de Cristo le fue imputada y por ello fue salvo. No por obras, sino por fe.

Pero, antes mencioné que la ley no estaba hecha para ser seguida por la carne, sino por el Espíritu. Para explicar esto veamos como lo describe John Piper,

Ahora, antes de mostrarles por qué pienso que esto es lo que quiere decir (que la justificación es solo por fe sin las obras de la ley), permítanme ilustrarlo. Chicos, escuchen atentamente aquí, porque ustedes conocen de montaña rusa mejor que yo. Supongan que están de pie sobre una de los carriles de una montaña rusa, en el mismo fondo de una de las pendientes más hondas, con una pendiente al frente de trescientos pies de alto, casi vertical. En la cima están los carros de la montaña rusa enganchados y listos para bajar hacia el otro lado de la pendiente. Y supongan que alguien (llámenlo Sr. Moisés) dice:

- Asciendan por esos carriles. Suban hasta la cima de está montaña rusa por estos carriles’ -Y supongan que dice:- Si llegan hasta la cima de la montaña rusa, montarán toda la tarde con todo el impulso que necesitan para mantenerse en movimiento.

Entonces, comienzan a escalar las pistas, mano sobre mano, tablón por tablón, entre los rieles, cuando, de repente, oyen a otro hombre (llámenlo Sr. Pablo) diciendo:

- Esperen, no hagan eso. Estas pistas y tablones no están hechos para escalar así. Vengan aquí, al suelo, y escuchen mí consejo’.

En este instante, ciertos espectadores podrían interrumpir y decir:

- ¡Hey, el Sr. Moisés dijo que ellos debían ascender por estas pistas! -esa es su ley. Él dijo: ‘Suban hasta la cima de está montaña rusa por estos carriles’. Ahora les está diciendo que se bajen de los carriles y vayan hacia usted que está en el suelo. Usted les va a arruinar la tarde. Está invalidando la ley del Sr. Moisés’.

Pero el Sr. Pablo dice:

- No, no. Eso no es lo que está ocurriendo. Vengan, les mostraré. No estamos cancelando la ley del Sr. Moisés, la estamos cumpliendo de la única forma en que puede ser cumplida.

Entonces les señala una grúa con un largo cable y unos arreos en la punta del cable. Y les señala al hombre sentado allá arriba, en la cabina de esta grúa, probablemente a cuatrocientos pies de altura en el aire. Saluda con la mano y sonríe, y el Sr. Pablo dice:

- Permítanme ponerles estos arreos. Y si confiaran en el hombre que está en la cabina, en el cable y en los arreos, él les levantará y pondrá en el carro de la montaña rusa. Yo les prometo que de está manera es mucho más seguro.

Y usted reflexiona, y confía en él, y él lo levanta en los arreos durante todo el trayecto hacia arriba y le coloca en la montaña rusa. Entonces la montaña rusa comienza a rodar. Y a medida que se incrementa la velocidad en el descenso, no solo siente la fuerza de gravedad, sino la tremenda oleada de poder que entra en vigor en el ascenso. Usted va por toda la vía recorriendo el circuito de la montaña rusa, y llega abajo, a la pendiente donde había estado parado y desde donde había comenzado a escalar. Alcanza el fondo de esa pendiente a cerca de ochenta millas por horas y avanza hacia arriba por los mismos rieles que pensó que tenía que escalar. Y continúa haciéndolo.

Mira hacia abajo y ve al Sr. Moisés y al Sr. Pablo con los brazos sobre los hombros del otro como los mejores amigos, sonriendo, como si nunca hubiese existido tensión alguna entre ellos.

Ahora bien, ¿cuál es el punto? El punto es que el Sr. Moisés dijo, “asciende por estas pistas…suban hasta la cima de ésta montaña rusa por estos carriles”. Hablaba en serio. Eso es lo que la ley demanda. Pero él no tenía en mente que usted trataría de escalarlas palmo a palmo y tablón por tablón. No es para eso que están hechos los tablones. Esta no es una escalera con raíles para escalar. Esta es un carril para que fluya el poder. También ocurre así con la ley moral en el Antiguo Testamento. No es una escalera por la cual subir, sino un carril para fluir en el poder del Espíritu Santo.

Así que cuando el Sr. Pablo se acercó y dijo:

-No escalen esas pistas hacia la cima. Vengan para acá, a estos arreos.

Algunos pensaron que él estaba diciendo: ‘Abandonen la ley del Sr. Moisés; invaliden el camino de los mandamientos’. Pero eso no es lo que Pablo estaba haciendo, no estaba invalidando los mandamientos; los estaba confirmando. El mandamiento era: ‘Asciendan por estos carriles. Suban hasta la cima de está montaña rusa por estos carriles’. Y eso es exactamente lo que ocurrió cuando usted confió en el hombre para que le llevara hasta los carros, y le pusiera a rodar con un poder que no proviene de usted. Usted se acercó y ‘ascendió por esos carriles’. Y ‘subió hasta la cima de esta montaña rusa’. El mensaje del señor Pablo acerca de alcanzar la cima por medio de la fe sola, sin escalar (sin las obras de la ley) no invalidaba los mandamientos del Sr. Moisés. De hecho, ese mensaje de fe confirmaba los mandamientos.” [1]

Qué Ocurre en la Regeneración?

Esto es de suma importancia para comprender que la ley no es algo ajeno al creyente. veamos lo que dice Dios de la regeneración,

22 Por tanto, di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor: No lo hago por vosotros, oh casa de Israel, sino por causa de mi santo nombre, el cual profanasteis vosotros entre las naciones adonde habéis llegado. 23 Y santificaré mi grande nombre, profanado entre las naciones, el cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, dice Jehová el Señor, cuando sea santificado en vosotros delante de sus ojos. 24 Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país. 25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. 27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. 28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios. 29 Y os guardaré de todas vuestras inmundicias; y llamaré al trigo, y lo multiplicaré, y no os daré hambre. 30 Multiplicaré asimismo el fruto de los árboles, y el fruto de los campos, para que nunca más recibáis oprobio de hambre entre las naciones. 31 Y os acordaréis de vuestros malos caminos, y de vuestras obras que no fueron buenas; y os avergonzaréis de vosotros mismos por vuestras iniquidades y por vuestras abominaciones.  32 No lo hago por vosotros, dice Jehová el Señor, sabedlo bien; avergonzaos y cubríos de confusión por vuestras iniquidades, casa de Israel.

Noten lo que Dios dice en los versículo 25 al 27. En la regeneración Dios cambia el corazón de piedra del hombre natural, pone un corazón de carne. Además pone a Su Espíritu en él. Para qué? Para, “que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.” Dios pone a Su Espíritu en el hombre que ha rgenerado con el fin de que pueda guardar, observar y poner en obra Sus mandamientos. Esto es lo que dice Piper. La Ley de Dios no fue hecha para la carne, sino para que fuera puesta en obra por un hombre que ha sido regenerado, es decir, por un hombre que ha nacido de nuevo y que tiene al Espíritu Santo que produce en él el querer y el hacer (Filipenses 2: 12-13).

Entonces, para finalizar, la ley no es ajena al creyente, sino que es algo que ahora, luego de haber sido regenerado puede poner en obra; es algo que ama seguri; es algo en lo que se deleita, es algo en lo que se maravilla. La ley de Dios es ahora lo más deseable para el creyente, ya que tiene un nuevo corazón que desea seguir y mantener la ley.

La ley será perfecta eternamente. Y al ser así, debe ser algo que todo creyente ame seguir y observar, pues en Él se manifiesta la perfección de Dios.


sujetosalaroca.org
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Únete al grupo en Facebook aquí.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

About these ads
99 comentarios leave one →
  1. abril 29, 2009 4:26 pm

    Hello, muy buena exposición. Sólo tengo una pequeña acotación que estoy segura lo tienes en mente. Respecto a lo que expones:

    “Abraham no pudo mantener la ley de Dios, pero tuvo fe y por esa fe fue justificado. Por su fe fue contado como justo, perfecto, sin serlo. La justicia y perfección de Cristo le fue imputada y por ello fue salvo. No por obras, sino por fe”

    Hay una leve y sutil diferencia entre ser justificado por fe y ser justificado mediante la fe. Sólo es un sutil cambio en la preposición por, porque da la impresión que la fe nos justifica cuando en realidad la fe es el instrumento por medio del cual somos justificados por la inmolación del cordero. La sangre de Cristo es el objeto por el cual recibimos la justificación, su sacrificio vicario, el traspaso de su vida perfecta, nos justifica ante Dios. En el AT Dios expresa que la vida de un animal (expiatorio) estaba en la sangre. Asi mismo, la vida perfecta de Cristo estaba contenida en su sangre, y su sangre fue ofrecida como ofrenda y esa ofrenda fue aceptada porque satisfacía las demandas de Dios y Su Justicia perfecta. Esa transacción es nuestra Justificación.

    Bendiciones.

  2. Renton permalink
    abril 30, 2009 11:03 am

    Siento disentir de nuevo pese a los argumentos que desarrollas en esta trabajadísima entrada.

    La Ley que salva es la de la fe la cual es anterior a la ley mosaica, en otras palabras, si una de las funciones de la ley mosaica era llevarnos a Cristo, qué sentido tiene seguir observando la ley (mosaica)?

    La ley de la fe es eterna, no así la mosaica:

    Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.
    Hebreos 8:13

    En lo que tanto Moisés y Pablo están de acuerdo es en ascender a la montaña rusa de la metáfora piperiana, ahora bien, los métodos son distintos pese a seguir un mismo objetivo: la cima (salvación).

    Qué sentido tiene emplear el titánico método de escalada de Moisés si resulta que se nos ofrece uno alternativo (los arreos de Jesús)..?

    La Ley que hemos de observar es la Ley de Cristo que leemos en Romanos 8:2

    Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

    La ley de pecado y muerte es la mosaica la cual era de imposible cumplimiento, por consiguiente, si resulta que la Ley de del Espíritu (la que estará grabada en nuestros corazones que profetizó Jeremías) nos libra de la mosaica, no tiene sentido sostener la validez de ésta última.

    :|

    • abril 30, 2009 12:34 pm

      Renton,

      Cual es la ley de Cristo? Toda la ley de Dios es perfecta. La ley de Dios manifiesta lo que Dios pide de nosotros. CUál es el problema? Que el hombre natural no puede cumplir esa ley. Porqué? Porque es un hombre pecador, y todo lo que hace por la carne es pecado. El hombre natural no puede cumplir la ley de Dios en su estado natural. Quien es el unico que pudo cumplir esa ley a la perfección? Cristo. Cristo vino a la tierra precisamente para cumplir esa ley de Dios a la perfección. Por ello se puede decir que no tuvo pecado, ya que no violó ningún requisito de esa ley. Al haber cumplido esa ley, aquellos hombres que creen en Él obtendrán esa justicia perfecta como algo imputado.

      Lo que debe quedarte claro es que todo aquel que ha nacido de nuevo YA HA CUMPLIDO ESA LEY A LA PERFECCIÓN! Porqué? Porque Cristo la cumplió en nuestro lugar. Cristo vivió una vida perfecta para que ese requisito (perfección) fuera de aquel que cree en Él. Así mismo Cristo murió en lugar de aquellos que creerían en Él, para que el pecado de esos hombres fuera castigado en su lugar.

      Entonces, no sólo lo que Dios exigía en cuant a la perfección ya ha sido cumplido por el cristiano, sino que también su pecado ya ha sido castigado. Por ello el diablo ya no puede acusarnos ante Dios, pues ya nuestro pecado ha sido castigado y por tanto Dios declara que somos Justos.

      Creo que tu estás confundiendo el seguir la ley para ser justificado. Jamás he dicho eso. El cristiano no trata de mantener la Ley para ser justificado. Hacer eso es la muerte, pues sólo la fe en Cristo puede justificar. Ese es el argumento de PAblo en sus epístolas. El cristiano sigue y ama la Ley de Dios precisamente porque ahora tiene las herramientas necesarias para hacerlo. Cuáles son? Un corazón nuevo, y el Espíritu Santo que provoca en el creyente el deseo de amar esa Ley perfecta, y de seguirla. Porqué seguirla? Porque es perfecta y porque es lo que Dios le exige a los hombres. Entonces, a pesar de que el cristiano continúa pecando, es decir violando la Ley de Dios, ya la ha cumplido a la perfección por medio de la fe, pero lo importante es que ahora busca guardarla y la ama porque manifiesta la justicia perfecta de Dios.

      La Ley Mosaica fue dada por Cristo. No puede ser desechada porque es perfecta y es lo que Dios le exige a todos los hombres. Es un estandar de perfección que Dios nos exige. Pero, repito, sólo aquellos que creen en Cristo ya la han cumplido, porque Cristo la cumplió por ellos. Ahora, por la regeneración del Espíritu Santo, los creyentes no sólo tienen la ley escrita en sus corazones como dice Ezequiel, sino que aman esa ley, y andan caminando por esos estatutos.

      Te hago la pregunta de nuevo? Cúal es la ley de Cristo? Qué dice esa ley? La Ley del Espíritu qué dice? Debe andar el creyente esperando a que el Espíritu Santo le diga qué es pecado y qué no? Jamás! Cuando Pablo se refiere a la ley del pecado, refiriéndose a la Ley Moisaica se refiere a que la ley es la que manifiesta el pecado. Es esa ley que Dios le dio a Moisés la que le dice a los hombres que están en pecado. Y el hombre natural no puede satisfacer sus demandas porque son perfectas. Para eso vino Cristo. La Ley servía para manifestar el pecado y para llevar a los hombres a Cristo. Una vez que un hombre llega a Cristo por fe, esa justicia perfecta le es imputada y con ese nuevo corazón la puede observar. Cuando peca, sabe que ha violado uno de los mandamientos del Dios al que ama.

      El observar la ley tiene todo el sentido del mundo, por la sencilla razón que la ley es perfecta, eterna, y nunca será desechada. Y es una ley que deben mantener todos los hombres para poder ser salvos. Unos la cumplirán por medio de la fe, y otros no la cumplirán y serán echados al infierno. Así será el juicio. Quienes pecaron contra Dios y quienes fueron justificados por fe. Cual es el parametro? La Ley mosaica.

  3. abril 30, 2009 7:18 pm

    Eduardo,

    Muy buena entrada. Sabemos que no dependemos de la ley para nuestra salvación; antes bien, de la fe en Cristo y su obra redentora. Pero es necesario que la ley perfecta de Dios sea observada por el cristiano para el ordenamiento moral y civill . Hace unos días me vi enfrascado en un ligero debate dentro del grupo de jovenes de mi congregación en donde se hablaba de la pena de muerte; decidí ponerme a favor (auunque en nuestro actual sistema no la apoyo) para examinar la reacción de los que estaban en contra, y tristemente las declaraciones se acercaban a un pensamiento antinominiano. Quisiera pedirte tu posición en este tema. Es decir, hasta qué punto es válida nuestra teonomía, su relación con el orden social y los valores del Reino expresados en el Sermón del monte, de tal forma que no caigamos en el antinomianismo.

    Espero podamos tratar el tema,
    Bendiciones

  4. Renton permalink
    abril 30, 2009 10:25 pm

    Eduardo:
    Creo que tu estás confundiendo el seguir la ley para ser justificado. Jamás he dicho eso

    Ni yo he insinuado tal cosa…

    Un corazón nuevo, y el Espíritu Santo que provoca en el creyente el deseo de amar esa Ley perfecta

    Exacto, pero esa Ley perfecta de la que hablas no es lógicamente la mosaica si no la Ley de Cristo.

    Para que entiendas qué quiero decir observa el siguiente versículo:

    Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?

    El sacerdocio mosaico -levítico- era imperfecto en tanto que el de Melquísdec, aquel al cual pertenece Jesús- es perfecto y eterno.

    Y observa el versículo que sigue a este:

    Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley

    Entiendes?

    En el primer pacto tenemos los sacerdotes levíticos mientras que en el Nuevo Pacto tenemos que cada creyente es un sacerdote que representa -no al pueblo como era el caso del primer pacto- si no a Dios mismo.

    Ha cambiado el sacerdocio?

    Por supuesto.

    Es necesario -de acuerdo a las Escrituras- que haya un cambio de Ley.

    Naturalmente.

    Por eso leemos en Hebreos 8:7 que Porque si aquel primero hubiera sido perfecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo.

    Nótese el uso del modo condicional lo cual indica que el primer pacto NO era perfecto…

    El primer pacto, la Ley mosaica cumplió una función: llevarnos a Cristo, no obstante, una vez llegada la Promesa el viejo pacto se declara obsoleto (Heb 8:13).

    Que quede claro que no ho hablo de Justificación, hablo de Salvación.

    Observa al mismo tiempo Hebreos 9:10

    …ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, válidas sólo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo

    Válidas sólo hasta… parece bastante claro.

    Te hago la pregunta de nuevo? Cúal es la ley de Cristo? Qué dice esa ley? La Ley del Espíritu qué dice? Debe andar el creyente esperando a que el Espíritu Santo le diga qué es pecado y qué no? Jamás!

    Nunca imaginé que preguntarías algo así…

    La Ley de Cristo es la Ley del Espíritu, la Ley de Dios que leemos en 1 Corintios 9:21 (a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin Ley de Dios, sino bajo La ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley, ahora bien, la Ley de Cristo no es esa parodia que has dibujado y en Gálatas 6:2 (Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y así cumplireis la ley de Cristo.)…

    No obstante, la solución creo que está en 1 Juan 2:6, observa:

    El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

    Esa es la Ley de Jesús, andar como él anduvo, observar los dos mandamientos que resumían y ampliaban la Ley y los Profetas: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo.

    Es decir, jamás ejercer la violencia, anteponer las necesidades ajenas a las propias, hacer todo para edificación, abstenernos de los excesos de la carne, tener espíritu de servicio y no de ser servido, en resumen: amar, amar y amar, primero a Dios, y después al prójimo.

    Esa es la Ley de Jesús Eduardo, así es como él anduvo y así es como hemos de andar.

    :|

    • mayo 1, 2009 2:42 am

      Renton,

      Por supuesto que el sacerdocio levitico no era perfecto, al igual que el pacto de noe…etc. Pero estas diciendo que la ley de Dios no era perfecta? Todos los ejemplos que has usado no te ayudan en tu argumento de que el cristiano no debe seguir la ley de Dios, sino que explican que ningun hombre puede ser ustificado por la ley de Moises. Porque? Ya o he explicado: Porque la ley de Dios muestra el pecado del hombre y lo lleva a Cristo. Pero el hombre que es regenerado tiene la capacidad (por el Espiritu Santo) de cumplir esa Ley Mosaica. Eso es la ley que Dios ha puesto en los corazones de los creyentes segun Jeremias y Ezequiel.

      Cual es la Ley de Jesus? No dijo Jesus que El y el Padre eran uno? Entonces la Ley de Jesus es diferente a la ley de Dios? Jamas sea pensada tal cosa.La Ley de Dios es perfecta y perpetua…porque perpetua es la ley y los mandamientos de Jehova. El hombre natural no la puede mantener, pero el creyente por fe la ha cumplido en Cristo, y la ama y la desea observar porque es lo que Dios ha establecido que es lo que hace a un hombre perfecto. Tu posicion es lo que se conoce como antinomianismo y ha sido declarada como una herejia por Pablo y por la iglesia a traves de su historia.

      No te estoy enganando! Aprende a escuchar. Lee a los grandes hombres de Dos acerca de la ley y el cristiano.

  5. Renton permalink
    mayo 1, 2009 3:17 am

    Eduardo:
    Pero estas diciendo que la ley de Dios no era perfecta?

    Estoy diciendo lo que dicen las Escrituras, que la Ley de Moisés no era perfecta ni estaba destinada a ser eterna.

    Dicha Ley tenía una función: mostrar el pecado del hombre y evidenciar la necesidad de un Salvador.

    Pero el hombre que es regenerado tiene la capacidad (por el Espiritu Santo) de cumplir esa Ley Mosaica. Eso es la ley que Dios ha puesto en los corazones de los creyentes segun Jeremias y Ezequiel.

    No, no de cumplir la Ley mosaica, de cumplir la Ley de Cristo, la Ley de la fe, aquella cuya piedra angular está formada por los dos mandamientos de los que habló Jesús: amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.

    Es por ello que es necesaria la regeneración del creyente, la transformación del corazón de piedra por uno de carne porque en caso contrario, no hay ser humano que ame a Dios.

    Recuerdas el reproche de Dios? Este pueblo me honra con sus labios pero su corazón está lejos de mí…

    Dios regenera al creyente y le capacita para cumplir su Ley, la Ley del Espíritu, es esa Ley la que profetizaron Jeremías y Ezekiel.

    Cual es la Ley de Jesus? No dijo Jesus que El y el Padre eran uno? Entonces la Ley de Jesus es diferente a la ley de Dios?

    La Ley mosaica es diferente de la de Cristo, hace eso esquizofrénico a Dios?
    No, porque el problema es que confundes una ley con la otra, y como te he mostrado, ambas son diferentes.

    Recuerda:
    Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley
    Hebreos 7:12

    Lo repito, ha habido cambio de sacerdocio?

    Por supuesto, porque no hay Templo, no hay levitas y tras Jesús todo creyente es sacerdote.

    Ha de haber cambio de Ley?

    Naturalmente.

    De qué Ley estamos hablando por consiguiente?

    No de la Ley mosaica la cual era válida sólo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo, sino la Ley de Cristo, es decir, la observación de los dos mandamientos, el desarrollo de los Frutos del Espíritu, el moldeamiento del carácter y mente del creyente a imagen de Jesús… esa, esa es la Ley de Cristo: andar como él anduvo.

    Tu posicion es lo que se conoce como antinomianismo y ha sido declarada como una herejia por Pablo y por la iglesia a traves de su historia

    No entiendes de qué te estoy hablando Eduardo, yo, parafraseando a 1 Corintios 9:21 no estoy yo sin Ley de Dios, sino bajo La ley de Cristo

    Respóndeme por favor, ha cambiado el sacerdocio tras la venida de Jesús?

    :|

    • mayo 1, 2009 10:53 pm

      Renton,

      Veamos,

      Cuál era el propósito de la Ley? No fue la Ley lo que debió obedecer Adán? Por supuesto que sí. Dios creó al hombre con un sentido del bien y del mal, es decir, obedecer a Dios en todo lo que decía era bueno, y desobedecerle era malo (pecado). Adán desobedeció. Qué hizo Dios en Sinaí? Dictó una nueva ley? No! Esa ley está escrita en los corazones de todos los hombres. Dios le ratificó a MOisés la ley que ya todos los hombres conocían, la ley que todos los hombres tenían escrita en sus corazones de piedra.

      Pero Dios, haciendo un pacto con Su pueblo, les da Su Ley, como un pacto hecho por Él, aquel que respete esa Ley será parte de Su pueblo. Qué pasó? La Ley dada a Moisés demostró que no podía traer a los hombres al arrepentimiento, ni siquiera pudo hacer que los hombres fueran justos ante Dios. Porqué? Porque la Ley era imperfecta? Jamás! Eso no es lo que dice la BIblia. La Ley no podía hacer que los hombres fueran justificados debido a que se requería de hombres regenerados, es decir, hombres que tuvieran vida espiritual. Sólo por medio del Espíritu Santo puede un hombre cumplir la Ley.Porqué? La razón de esto no está en que un hombre que ha sido regenerado pueda cumplir la Ley, sino porque mediante la fe en Jesucristo, ese hombre ya cumplió la Ley, pues Cristo la cumplió en su totalidad.

      Ahora, ese hombre regenerado que ha sido justificado por medio de la fe, como dice Ezequiel y Jeremias, no sólo puede, sino que desea obedecer a la Ley de Dios. Es esa ley de la que habla Ezequiel diferente a la Ley Mosaica? NO! Si revisas el contexto te darás cuenta de que está hablando de la Ley de Dios. Cuál? La Torah.

      Pero, hazte esta pregunta: Cómo serán juzgados los hombres en el juicio final? No dice Pablo que será viendo si cumplieron o no la Ley de Moisés, esa ley que está escrita en los corazones de todos los hombres? Veamos,

      “12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados; 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados. 14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, 15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, 16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio. ” Romanos 3: 12-16

      Los hombres serán juzgados conforme a lo que dice la Ley. Cuál ley? La ley de Cristo? No. La ley eterne y perpetua de Dios, la cual no sólo está grabada en los corazones de todos los hombres, sino que es la que Dios le dio a Su pueblo como señal de pacto. Sólo los que hacen la ley serán justificados. Cómo hacemos o cumplimos la ley? Mediante la fe en Cristo. Por esa fe somos justificados. Es decir, esa ley ha sido cumplida en nosotros por Cristo. Pero somos libres de esa ley? Jamás. Es ahí donde estás confundido. Tu confundes la idea de que la ley no puede justificar a un hombre con la idea de que todos los hombres deben hacer lo que esa ley dice.

      Tienes razón de que la ley no puede justificar a nadie porque los hombres naturales no tienen la capacidad de observar la ley. Porqué? Porque no tienen vida espiritual, y la ley es una ley espiritual. Pero una vez que un hombre es regenerado por el Espíritu Santo, no solo ha cumplido la ley que Dios ha establecido perfectamente, no por sus obras, sino porque Cristo vivió esa ley perfectamente en lugar nuestro. Pero además ese hombre regenerado tiene las armas para poder observar esa ley, esto es: amor por Dios y amor por el prójimo. El creyente ya no piensa en sí mismo, sino que piensa en Dios primero y en su prójimo. Este es el resumen de la ley. El creyente no codicia lo que tiene su projimo porque le ama; el creyente ya no odia a su prójimo porque le ama; el creyente ya no hurta porque ama a su prójimo, etc. El creyente observa esa ley espiritual que Dios le dio a Moisés en Sinaí.

  6. mayo 1, 2009 9:36 pm

    Me tomo la libertad de opinar ya que creo que Renton está apuntado a una esfera diferente que la de Eduardo.

    Creo que Renton se refiere a la ley mosaica (Antiguo Pacto) en el orden de los ritos y la suma de todas las exigencias de esa ley.

    Eduardo lo toma en un sentido moral, como norma de vida, donde toda la Ley se resume en esto: Amarás a Dios…. y a tu prójimo como a ti mismo. El amor es el cuplimiento de la Ley.

    El problema acá está en entender el verdadero significado y alcance de la palabra amor. Los emergentes y liberalistas creen que amor es sinónimo de:”Ecumenismo, tolerancia, no ortodoxia en absoluto, etc” Para ellos estas actitudes reflejarían amor. El no advertir del juicio y de la condenación es para ellos un acto de respeto y amor.

    Lo que los antinomianistas hacen es quitar del todo la esencia de Ley para vivir en una especie de “libertinaje moralista”.

    Es cierto que la ley de Cristo fue un poco mas allá que la Ley Mosaica en el sentido de profundizar y raer con toda la religiosidad que imputaron en la Ley.

    Ejemplos:
    1. Cristo no descansó del todo en sábado (no como los fariseos) pero sin embargo guardó el sábado mejor que todos los hombres que han pisado la tierra.
    2. Cristo no absolvió al culpable, sin embargo hizo juicios con misericordia (mujer adúltera)
    3. Cristo hizo angustiar a sus padres alejándose de ellos en Jerusalén a la edad de 12 años, sin embargo honró a sus padres de la forma mas perfecta como nadie en la tierra.

    Hay muchos mas ejemplos, lo que quiero decir es que la Ley de Cristo según lo habla Renton contiene una parte o una arista de la verdad, y como lo explica Eduardo (de hecho muy bien explicado) es la misma verdad mirada desde otro ángulo, del punto de vista que los que somos nacidos de nuevo mediante el Espíritu Santo podemos entender y aplicar la perfecta Ley, sin las adiciones fariseas. Por ningún motivo podemos decir que vivimos sin Ley, sino mas bien tenemos la perfecta Ley escrita en nuestros corazones pero que debemos ir atesorándola. ¿Cómo? leyendo la Torá y haciendo nuestra esa ley.

  7. Renton permalink
    mayo 1, 2009 11:35 pm

    Eduardo:
    (Me gustaría comentar esa parte que dices que Adán desobedeció la Ley mosaica pero lo haré más adelante para no desviarnos del tema principal)

    Porqué? Porque la Ley era imperfecta? Jamás! Eso no es lo que dice la BIblia.

    Eso es lo contrario de lo que dice la Bíblia, lo vuelvo a copiar, observa:

    Porque si aquel primero hubiera sido perfecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo.

    Repito, nótese el uso del modo condicional lo cual indica que el primer pacto NO era perfecto, y si el pacto en sí no era perfecto, tampoco lo era la Ley…

    En efecto, de haberlo sido no habría sido necesario la venida de Cristo.

    Cuál ley? La ley de Cristo? No. La ley eterna y perpetua de Dios

    Exacto, pero esa Ley no es la mosaica, te lo vuelvo a mostrar:

    …ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, válidas sólo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo

    Válidas sólo hasta… de estas palabras no se desprende eternidad Eduardo, además, qué dice después?

    el tiempo señalado para reformarlo todo

    Estoy seguro que sabes qué es una reforma… si la Ley fuese eterna e inalterable, no tendría lugar reforma alguna.

    la Palabra es bastante clara al respecto, ahora bien, lo que no entiendes es que la Ley de Cristo va más allá que la mosaica porque la del Espíritu contempla aquello esencial de la mosaica.

    En la Ley mosaica había parte de la Ley de Cristo (Amarás al prójimo como a ti mismo) y una gran cantidad de leyes destinadas a mostrar el pecado del hombre.

    Esa parte superficial es la que cae en la Ley de Cristo.

    Recuerda:
    Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley
    Hebreos 7:12

    Contéstame Eduardo, ha habido cambio de sacerdocio?

    Por supuesto, porque no hay Templo, no hay levitas y tras Jesús todo creyente es sacerdote.

    Ha de haber cambio de Ley?

    Naturalmente.

    Lo vuelvo a decir, no soy antinomiano (Cuántas veces me has acusado de herético por no entender de qué te hablo?) yo, parafraseando a 1 Corintios 9:21 no estoy yo sin Ley de Dios, sino bajo La ley de Cristo…

    Respóndeme a las preguntas que te he hecho por favor porque si no no llegaremos a ningún sitio…

    :|

    • mayo 2, 2009 12:16 am

      Renton,

      El error que estas cometiendo es que estas discutiendo el proposito de la ley: la justificacion de un hombre, en lugar de estar discutiendo si la ley es válida para el creyente hoy en día. Por supuesto que la ley no podía ni nunca podrá justificar a un hombre. Sólo la fe en Jesucristo podrá hacerlo y eso puede ocurrir solo en un hombre regenerdo.

      Revisa los pasajes que ha colocado. Ninguno refuta la idea que el cristiano no debe mantener la ley. Sino que prueban la idea de que la ley no podía justiifcar a los hombres.

      Que tiene que ver el sacerdocio con la idea de que el creyente tenga o no que mantener la ley mosaica? El sacerdocio al igual que la ley no servían para justificar ni perdonar a los hombres. Sólo la fe puede hacer eso. Los levitas hacian sacrificios, que debían repetirse dia tras dia porque no podían remover el pecado, sino que eran una sombra del sacrificio perfecto y del perfecto sacerdote. La Ley no podía justificar a los hombres, sino que era un ayo para llevar a los hombres a Cristo quien era el unico que pudo cumplir la ley que Dios exigía para que los hombres que creyeran en el pudieran recibir Su justicia perfecta.

      Debes proveer mejores argumentos. Los qque has traído a la discusión no prueban tu punto, ni lo apoyan.

      La pregunta es: Debe el cristiano observar la Ley Mosaica? Otra pregunta: Cuan es la ley de Cristo? Qué dice?

  8. Renton permalink
    mayo 2, 2009 2:43 am

    Eduardo:
    Que tiene que ver el sacerdocio con la idea de que el creyente tenga o no que mantener la ley mosaica?

    Ya te lo he explicado varias veces, el cambio de sacerdocio demuestra que la Ley vigente entonces, está prescrita en la actualidad.

    Una vez más cito Hebreos 7:11-12

    11 Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?

    12 Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley;

    La Ley mosaica era funcional y circunscrita a un tiempo concreto, a partir de Jesús, la Ley del Espíritu hace obsoleta la mosaica.

    Debe el cristiano observar la Ley Mosaica?

    No, debe observar la de Cristo la cual contempla y amplía la mosaica.

    Cuan es la ley de Cristo? Qué dice?

    Dice lo siguiente: El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.
    1 Juan 2:6

    (Es decir:

    Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

    Este es el primero y grande mandamiento.

    Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

    De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.
    Mateo 22:37-40)

    En otras palabras, la Imitación de Cristo de Tomás Kempis…

    Tal como dice Jim MacClarty, cuando nosotros sostenemos una cosa y la Bíblia otra, quiere decir en un 100% de los casos que estamos equivocados.

    Conclusión:
    El cristiano no debe mantener la Ley mosaica porque la Bíblia dice que cambiado el sacerdocio, es necesario que cambie la Ley.

    Y ahora una vez más ruego que me contestes, ha cambiado el sacerdocio?

    (Si contestas que no contradices la Bíblia, y si contestas que sí concluyes que la Ley vigente debe cambiar, por consiguiente, no tiene sentido sostener que los cristianos hemos de observar una ley caduca…)

    :|

    • mayo 2, 2009 3:15 am

      Renton,

      El que el sacerdocio levítico haya sido terminado con la llegada del perfecto sacerdote no es de ninguna manera indicativo de que el creyente no deba seguir la ley mosaica. La terminación del sacerdocio levítico demuestra que los sacerdotes del Antiguo Testamento eran imperfectos como representantes del pueblo. Además demuestra que los sacrificios eran imperfectos para quitar el pecado del pueblo de Dios. Pero NO demuestra de ninguna manera que la ley haya cambiado. Como va a haber cambiado? Tu citas los dos grandes mandamientos, pero ignoras que Cristo estaba resumiendo la Ley Mosaica. De que tratan los primeros tres mandamientos? No tratan de amar a Dios sobre todas las cosas? De que tratan el resto de los mandamientos? No tratan acerca del amor al prójimo? El resumen de la Ley Mosaica es amor por Dios y por el prójimo. Eso es lo que Cristo estaba enseñando.

      Estas diciendo que no debemos observar a ley mosaica? Es decir, ya no debemos observar el mandamiento de no matar, ni de hurtar, ni de codiciar, ni el de adulterar, ni el de amar a Dios por sobre todas las cosas? Esa es la ley Mosaica, y es es la ley de Cristo. Y esa ley sólo la puede seguir un hombre que ha sido regenerado.

      El fin del sacerdocio levítico no demuestra que la ley haya caducado, sino que el sacerdocio humano ha caducado. Cumplió su trabajo hasta que Cristo, Dios mismo, el sacerdote perfecto vino a la tierra y sirvió como el perfecto mediador entre Su pueblo y Dios, y como perfecto sacrificio (sin mancha/sin pecado). Repito: Qué dice la Ley de Cristo? Es imitar a Cristo? Cuál fue el ejemplo de Cristo para Su pueblo? No fue cumplir la Ley Mosaica a la perfección? No fue hacer la voluntad del Padre sobre la suya? Ese es el ejemplo de Cristo para nosotros: Como vivir una vida perfecta? Respuesta: Siguiendo los mandamientos de Dios. El evangelio es entonces que Cristo ya cumplió esa ley por nosotros para que ahora nosotros podamos observarla con amor y pasión, pues hacerlo trae gloria a Dios.

      • Renton permalink
        mayo 2, 2009 12:59 pm

        Eduardo:
        que el sacerdocio levítico haya sido terminado con la llegada del perfecto sacerdote no es de ninguna manera indicativo de que el creyente no deba seguir la ley mosaica.

        Eso NO es lo que dice la Bíblia… si resulta que cambiado el sacerdocio debe haber cambio de Ley -de Ley de Dios por supuesto- al creyente no le queda otra que observar la Ley vigente y nunca una caduca.

        Pero NO demuestra de ninguna manera que la ley haya cambiado. Como va a haber cambiado?

        !????
        Porque lo dice la Bíblia!

        Estas diciendo que no debemos observar a ley mosaica? Es decir, ya no debemos observar el mandamiento de no matar, ni de hurtar, ni de codiciar, ni el de adulterar, ni el de amar a Dios por sobre todas las cosas?

        No la mosaica si no la Ley del Espíritu/Cristo la cual contempla los susodichos mandamientos… no lo entiendes Eduardo?
        Jesús jamás hizo esas cosas, es más, fue más allá, cumplió la Ley del Espíritu a la perfección, y al cambiar el sacerdocio se pone en evidencia que la Ley mosaica como tal, ha quedado desfasada y se queda corta en las exigencias de Dios.

        Dios no quiere sacrificios ceremoniales si no sacrificios de corazón, por ejemplo, perdonar a quien te ha insultado, abstenerte de sexo -incluso de pensamiento- fuera del matrimonio, etc… esos son los sacrificios agradables a Dios, de hecho, esos son los que siempre le han agradado, recuerda Isaías 58:5-8.

        Un ejemplo para que entiendas de qué te hablo, la ley penal para los menores de edad es diferente de la de los indiciduos mayores de edad.

        Cuando una persona llega a la edad adulta no puede ser penado bajo la legislación de los menores de edad, significa eso que no se le puede juzgar por nada que era penable cuando era niño?

        No, es igualmente penable, de hecho es reo de un mayor número de delitos, el asunto es que en ese momento cae bajo una legislación diferente…

        A partir de Cristo ya no somos niños, se nos exige más, es cierto, pero también se nos capacita de acuerdo a la Ley.

        Espero haberme hecho entender.

        Eso es lo que quise decir que la Ley de Cristo contempla y supera la mosaica.

        Y eso es lo que dice la Bíblia.

        Cuál fue el ejemplo de Cristo para Su pueblo? No fue cumplir la Ley Mosaica a la perfección?

        Observó Jesús los sábados? Practicó las abluciones establecidas? No estableció nuevas regulaciones..?
        Viviana ha dado ejemplo de ello…

        Creía que el Sola Escriptura era fundamental para ti, no obstante, a pesar de que leemos que cambiado el sacerdocio es necesario un cambio de Ley, tú te obcecas en oponerte a la Palabra… de verdad que no te entiendo.

        Entiende lo que te digo Eduardo, NO me opongo a los fundamentos de la Ley mosaica, simplemente sostengo en apoyo a las Escrituras que la Ley de Cristo contempla lo fundamental de la mosaica y la supera en demandas…

      • mayo 2, 2009 9:33 pm

        Renton,

        Tu dices, “Observó Jesús los sábados? Practicó las abluciones establecidas? No estableció nuevas regulaciones..?” por supuesto que si. El Nuevo Testamento demuestra que Cristo observaba los dias de reposo. Iba a las sinagogas. Si no lo hubiera hecho hubiera pecado porque hubiera roto los mandamientos de Dios. Cristo observo toda la ley Moisaica a la perfeccion. Lee Mateo 5 por favor. Cristo tuvo que cumplir la ley mosaica a la perfeccion porque esa es la voluntad del Padre para todos los hombres. Eso es lo que determina siu un hombre es perfecto o no.

        Es increible que pienses cosas como esas. Si Cristo no hubiera cumplido la ley como dice el NT, entonces hubiera sido un pecador. Y eso si que es una blasfemia.

        Te repito, tus argumentos son incorrectos para esta discusion porque no tienen nada que ver el fin del sacerdocio con la ley mosaica.

  9. mayo 2, 2009 7:15 am

    Creo que Renton está sacando de contexto los pasajes de Hebreos. Estos pasajes hay que entenderlos a la luz de toda la carta, comenzando por sus destinatarios. En fin, ese no será mi tema aquí.

    La ley de Moisés es un reflejo del orden nómico y diquético de Dios para la creación; esta ley es expresión de la voluntad de Dios para su pueblo, por lo tanto es, en palabras de Pablo: santa, justa y buena. (Ro. 7:12). No hay vuelta de hoja, la ley dada a Moisés es perfecta; el pacto no lo era; ¿porqué? porque estaba en una situación condicional; no era perfecto no por Dios, sino por el pueblo, que falló. Este nuevo pacto, en el cual vivimos, es perfecto, porque quien se encargó de cumplir con la ley (no abrogarla) lo hizo perfectamente, se adueñó de ella y la cumplió en sus dos puntos principales: amar a Dios y a su prójimo; y en los consecuentes. Jesús cumplió no una ley nueva, sino la ley de Moisés, la cumplió con gozo y con prontitud. Tampoco quiero extenderme en esto porque Eduardo lo ha dejado muy claro.

    A lo que voy es que la concepción de Renton me huele a luteranismo tardío (Melanchton). No tanto a antinomianismo como tal, que el propio Lutero combatió; sino a algo más profundo, un motivo básico aescritural que acepta la ley y el evangelio en términos dualistas y no en términos escriturales. Eduardo nos decía al principio que los gnósticos veían esto precisamente, una dualidad entre evangelio y ley; uno era mejor que otro, ellos llegaron al extremo de argumentar que existían por lo tanto dos dioses y se volvieron completamente antinominianos, desechando la ley como mala, putrefacta, hecha por el dios imperfecto.

    Este gnosticismo se fue metiendo poco a poco en los padres de la iglesia y en la escolástica medieval hasta llegar a Aquino u Occam, quen tuvo una postura errada de la ley.

    El propio Lutero no se pudo safar de la influencia proveniente de Guillermo de Occam, y viendo esta dualidad, en palabras de Dooyeweerd, despojó a la ley de su valor como ordenanza creacional, es decir, si bien reconoció la ley como aquella que nos lleva a Cristo en el sentido paulino, argumentó que en la vida de la gracia, el cristiano era libre de la ley misma y se sujetaba únicamente a la ley de Cristo. A propósito, Kempis fue uno de los grandes representantes de esta escolástica del alto medievo, que estuvo dominada por un pensamiento apóstata, también será tema para otra ocasión.

    Con esta visión dialéctica, están separando la voluntad de Dios como creador, con su orden establecido; y la voluntad de Dios como redentor.

    La ley y el evangelio son dos aspectos del orden de Dios que no están en conflicto, antes bien, son la (no las) voluntad de Dios expresada para Su pueblo.

    Por tanto, el creyente está sujeto al orden de la ley, no para salvación, sino como orden creacional de Dios. Cristo cumplió con la ley por amor, por obediencia al orden establecido desde el principio, y “el que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo”.

    • mayo 2, 2009 8:33 am

      Renton,

      Qué pensaba Cristo de la Ley? Para Cristo la ley seguía en vigencia hasta el juicio final. Entonces, porqué piensas, al igual que muchos otros, que el cristiano debe desechar la Ley Mosaica. Lee el sermón del monte, Cristo enseñó lo siguiente con respecto a la ley,

      Mateo 5: 17-20: “17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. 18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. 19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. 20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. ”

      No sólo debe el creyente enseñar los mandamientos de Dios, sino que los debe hacer. Sólo así podrá ser llamado grande en el reino de los cielos. El que haga lo contrario será llamado pequeño.

  10. Juan permalink
    mayo 2, 2009 1:23 pm

    Renton:

    Veo que estás mezclando la ley ritual y ceremonial del antiguo pacto con la Ley moral y eterna de Dios escrita con su propio dedo. Todo lo relacionado a las leyes ceremoniales relacionadas con el sacerdocio de Aarón y los sacrificios de animales eran sombra de Cristo, por tanto una vez que llega Cristo las sombras desaparecen, pero la Ley moral es eterna. De no haber Ley en la actualidad tampoco existiría el pecado porque ¿Qué es el pecado sino la transgresión de la Ley?

    “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley” (1 Jn 3.4).

    En cuanto a La Ley de Cristo no es otra que la misma Ley del Padre revelada a Moisés en el monte Sinaí. Fíjate que Jesús nos manda a guardar sus mandamientos, sin embargo por otro lado se nos dice que no hay nuevos mandamientos excepto el de amarnos unos a otros como Él nos amó:

    “Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio” (1 Jn 2.7).

    En estas palabras, el apóstol Juan mantiene para los cristianos las observancias de los mandamientos morales que permanecen vigentes en el nuevo pacto, entendiendo que éstos nunca fueron dados por Dios como medio de obtener la salvación, ya que una Ley perfecta solo podía ser plenamente obedecida por un hombre perfecto, es decir, Cristo y, como bien dice Eduardo, en la obediencia perfecta de Cristo también nosotros somos justificados por la satisfacción del corazón del Padre en la perfecta justicia de Su Hijo.

    De manera que somos salvos por la sola gracia y por la sola fe pero con el fin, de que después de haber sido hechos una nueva creación, andemos en las obras que el Padre mandó de antemano en su Ley. La Ley y La Gracia no son cosas opuestas sino que andan juntas como el cuerpo y el alma.

    “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef 2.10).

    Dios les bendiga!

  11. Renton permalink
    mayo 2, 2009 1:25 pm

    Eduardo:
    que el sacerdocio levítico haya sido terminado con la llegada del perfecto sacerdote no es de ninguna manera indicativo de que el creyente no deba seguir la ley mosaica

    Eso NO es lo que dice la Bíblia… si resulta que cambiado el sacerdocio debe haber cambio de Ley -de Ley de Dios por supuesto- al creyente no le queda otra que observar la Ley vigente y nunca una caduca.

    Pero NO demuestra de ninguna manera que la ley haya cambiado. Como va a haber cambiado?

    !????
    Porque lo dice la Bíblia!

    Estas diciendo que no debemos observar a ley mosaica? Es decir, ya no debemos observar el mandamiento de no matar, ni de hurtar, ni de codiciar, ni el de adulterar, ni el de amar a Dios por sobre todas las cosas?

    No la mosaica si no la Ley del Espíritu/Cristo la cual contempla los susodichos mandamientos… no lo entiendes Eduardo?
    Jesús jamás hizo esas cosas, es más, fue más allá, cumplió la Ley del Espíritu a la perfección, y al cambiar el sacerdocio se pone en evidencia que la Ley mosaica como tal, ha quedado desfasada y se queda corta en las exigencias de Dios.

    Dios no quiere sacrificios ceremoniales si no sacrificios de corazón, por ejemplo, perdonar a quien te ha insultado, abstenerte de sexo -incluso de pensamiento- fuera del matrimonio, etc… esos son los sacrificios agradables a Dios, de hecho, esos son los que siempre le han agradado, recuerda Isaías 58:5-8.

    Un ejemplo para que entiendas de qué te hablo, la ley penal para los menores de edad es diferente de la de los indiciduos mayores de edad.

    Cuando una persona llega a la edad adulta no puede ser penado bajo la legislación de los menores de edad, significa eso que no se le puede juzgar por nada que era penable cuando era niño?

    No, es igualmente penable, de hecho es reo de un mayor número de delitos, el asunto es que en ese momento cae bajo una legislación diferente…

    A partir de Cristo ya no somos niños, se nos exige más, es cierto, pero también se nos capacita de acuerdo a la Ley.

    Espero haberme hecho entender.

    Eso es lo que quise decir que la Ley de Cristo contempla y supera la mosaica.

    Y eso es lo que dice la Bíblia.

    Cuál fue el ejemplo de Cristo para Su pueblo? No fue cumplir la Ley Mosaica a la perfección?

    Observó Jesús los sábados? Practicó las abluciones establecidas? No estableció nuevas regulaciones..?
    Viviana ha dado ejemplo de ello…

    Creía que el Sola Escriptura era fundamental para ti, no obstante, a pesar de que leemos que cambiado el sacerdocio es necesario un cambio de Ley, tú te obcecas en oponerte a la Palabra… de verdad que no te entiendo.

    Entiende lo que te digo Eduardo, NO me opongo a los fundamentos de la Ley mosaica, simplemente sostengo en apoyo a las Escrituras que la Ley de Cristo contempla lo fundamental de la mosaica y la supera en demandas…

    • mayo 2, 2009 9:14 pm

      Renton,

      La ley Mosaica era una ley espiritual, pues solamente podia ser cumplida por una persona que haya sido regenerada. Lee Mateo 5 donde Cristo mismo dice que la ley no caduca. En donde dice la Biblia que la ley mosaica ha caducado? En ningun lado!

      Debes entender que la ley mosaica es una ley espiritual la cual solo podia mantenerse por una persona espiritualmente viva. El fin del sacerdocio no indica que la ley haya caducado. Tus argumentos estan incorrectos.

    • Juan permalink
      mayo 3, 2009 12:38 pm

      Renton

      La ley de Cristo no es otra que la ley del Padre, no habla de algo diferente pero ¿Por qué se le llama la Ley de Cristo? Porque ya Cristo estaba con Moisés en la apariencia del Ángel de Jehová entregando la Ley del Padre. Cuando Jehová se aparece a Moisés siempre lo hace por medio de su Hijo aún en medio de la zarza. Fíjate que quien habla y a quien Moisés adora es al Ángel de Jehová (Ex 3).

      También por este motivo el apóstol Pablo dice que la ley fue dada por la mediación de ángeles, haciendo una clara referencia al Cristo preencarnado:

      “Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador. Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno” (Gá 3.19-20).

      Aquí, cuando Cristo aparece como el Ángel de Jehová está indicando que es su mensajero, La Palabra viva que sale de la boca de Dios. Por tanto, hablar de la ley de Cristo no es distinto a hablar de la ley del Padre pues todo el mensaje de Cristo en su ministerio terrenal se basaba en las cosas ya reveladas por el Padre, solo que explicadas con mayor claridad pues Él le ha dado a conocer.

      “El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió” (Jn 14.24).

      En cuanto a la ley del Espíritu es más de lo mismo. La ley del Espíritu no es un mero impulso interior a hecer el bien sino la misma Ley de Dios revelada a Moisés pero escrita en los corazones de los escogidos de Dios y como parte del Nuevo Pacto:

      “Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor,
      En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; No como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos no permanecieron en mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor:
      Pondré mis leyes en la mente de ellos,
      Y sobre su corazón las escribiré;
      Y seré a ellos por Dios,
      Y ellos me serán a mí por pueblo” (Heb 8.8-10).

      ¡Este es el nuevo pacto! La misma Ley escrita en nuestros corazones y esta ley, por ser Palabra de Dios, produce vida en el creyente.

  12. Renton permalink
    mayo 2, 2009 10:13 pm

    Eduardo:
    donde dice la Biblia que la ley mosaica ha caducado? En ningun lado!

    Por supuesto que sí Eduardo, te lo he mostrado antes y te lo vuelvo a mostrar, fíjate:

    Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley
    Hebreos 7:12

    Ha cambiado el sacerdocio?

    Sí, ni tú ni yo pertenecemos a la tribu de los levitas.

    Es necesario que haya cambio de Ley según la Bíblia?

    Por supuesto, porque la Bíblia es la Palabra de Dios y no puede mentir; por consiguiente, la Ley mosaica y la Ley de Cristo NO pueden ser la misma.

    Ya que confundir una con la otra es contradecir la Palabra de Dios, es lógico deducir que dicha confusión es simplemente un problema de interpretación.

    Al mismo tiempo, este pasaje por sí sólo demuestra la temporalidad y funcionalidad de la Ley mosaica; ahora bien, una vez llegado el objeto de la fe (Jesús), los receptores de la fe pasan a ser sacerdotes… por consiguiente, ya no están bajo el ayo que suponía la Ley mosaica si no bajo la autoridad de la Ley de Cristo.

    La Ley mosaica no fue dada por Dios a los judíos con carácter eterno si no con el fin de evidenciar su pecado y hacer evidente la necesidad de un Salvador: Jesucristo.

    El problema es que confundes la Ley mosaica con la Ley de Dios, la primera es temporal, la segunda eterna.

    La Ley que debe seguir todo cristiano es la Ley de Cristo la cual contempla aquello básico de la mosaica y la supera como te he mostrado.

    El fin del sacerdocio no indica que la ley haya caducado [...] no tienen nada que ver el fin del sacerdocio con la ley mosaica

    No te ofendas, pero entre la opinión de cualquier hombre -incluso la mía- y la de la Bíblia, me quedo con la de la Bíblia.

    Por otro lado, qué sentido tiene proclamar el Sola Scriptura si ignoramos la Bíblia cuando nos conviene?

    Eduardo, hazte un favor, reflexiona sobre lo que he escrito, reza a Dios para que te dé inteligencia espiritual y elimine todo rasgo de orgullo que pudiera impedir que reconocieras un error de interpretación y entonces y sólo entonces, contesta a mis comentarios.

    • mayo 3, 2009 3:00 am

      Renton,

      Sabes de que ley está hablando Hebreos 7? Has leído el pasaje completo? La ley de la que se está hablando en Hebreos 7: 12 es la misma de la que se habla en el versículo 16. Cuál es esa ley? La ley del mandamiento acerca de la descendencia. Qué quiere decir esto? Que ya no son los levitas de los que viene el verdadero sacerdote, como lo fue en el An tiguo Testamento, sino que le verdadero y perfecto sacerdote vendrá de otra tribu, es decir, de otra descendencia…Judá! La ley acerca del sacerdocio cambió cuando Cristo vino. El sumo sacerdote no sería de la tribu de los levitas, sino de la de Judá.

      Nunca el pasaje se está refiriendo a la ley mosaica. Cometes un error al ignorar el contexto de Hebreos 7: 12/ Leelo bien y te darás cuenta. La Ley de Dios sigue en vigencia como lo dijo Cristo en Mateo 5…

  13. Renton permalink
    mayo 3, 2009 3:52 am

    Eduardo:
    Cuál es esa ley? La ley del mandamiento acerca de la descendencia. Qué quiere decir esto? Que ya no son los levitas de los que viene el verdadero sacerdote, como lo fue en el Antiguo Testamento

    … Y no es eso una vulneración de la Ley mosaica la cual establece que los sacerdotes deben venir de la tribu de Laví?

    Y siguiendo tu línea argumental, los levitas siguen siendo sacerdotes?

    Y si lo son, los creyentes en Cristo no somos sacerdotes de Dios?
    La Ley mosaica no dice nada al respecto…

    Y si no somos sacerdotes tampoco somos parte del pueblo santo de Dios?

    Con tu respuesta provocas más problemas y preguntas de imposible respuesta.

    No Eduardo, la Ley de la que se habla en el versículo 12 alude a la Ley del versículo 11, observa:

    Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la Ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?

    Y entonces concluye:

    Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de Ley;

    En el versículo 11 se habla de la Ley en su totalidad mientras que en el 16 se habla de un aspecto concreto de la Ley: la descendencia.

    La Ley mosaica regulaba un sinfín de aspectos, la descendencia era uno de ellos.

    La Ley de Dios sigue en vigencia como lo dijo Cristo en Mateo 5…

    La Ley de Dios sigue vigente sin duda alguna, la que está abrogada es la Ley mosaica… cómo sabemos esto?
    Pues porque al cambiar el sacerdocio, debe cambiar la Ley…

    Si la Ley mosaica tuviera todavía vigencia, nosotros los creyentes en Cristo la vulneraríamos contínuamente, no te das cuenta?

    Por tu respuesta es obvio que no me has hecho el menor caso, no has reflexionado ni rezado a Dios para que te dé humildad e inteligencia espiritual, has encarado el texto dispuesto a aventurar una respuesta con la que salirte con la tuya… con la tuya Eduardo, no con lo que dice la Palabra.

    Sea como sea, el Nuevo Testamento está lleno de argumentos en contra de la eternidad de la Ley mosaica, recuerdas por ejemplo Hebreos 9:10?

    ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, válidas sólo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo

    Si tal como dices la Ley mosaica fuera eterna, jamás se la limitaría a un período concreto de tiempo: la venida de un Redentor que nos libraría de la Ley.

    Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos
    Gálatas 4:4-5

    Por qué crees que Pablo compara la Ley mosaica con un ayo?

    Por su temporalidad, su limitación temporal.

    Ni la Ley mosaica sirve para justificar a nadie ni es útil para regular la vida del creyente puesto que nunca ningún autor de ninguna epístola recurrió a las leyes mosaicas a la hora de regular el día a día del cristiano.

    En qué parte de la Ley mosaica se enseña que el hombre debe apartarse de los deseos mundanos? o que jamás debe recurrir a la violencia? ni tener malos pensamientos? o rezar por los que nos persiguen? o no practicar siempre las abluciones? o a poder realizar buenas acciones los sábados? o a convivir con los no creyentes?

    Abrazando la caduca Lay mosaica rebajas la Ley de Cristo…

    • mayo 3, 2009 4:38 am

      Renton,

      Ya esta discusión se ha tornado circular pues no has podido admitir tus inconsistencias en tus argumentos. La ley a la que se refiere Hebreos 7 es la ley con respecto a los levitas, y esa ley ya se sabia que iba a ser cambiada desde Genesis 49, cuando se hace la promesa que el mediador perfecto, el verdadero sacerdote derramaría su propia sangre por su pueblo, y que este vendria de la tribu de Juda.

      En Mateo 5 se esta refiriendo a la ley de Moises y a los profetas. Como se le conocia a el Pentateuco? La ley de Moises. Y como se le conocia a el resto del Antiguo Testamento? Los profetas. Eso es irrefutable, pero tu sigues no queriendo admitir esto. La ley de Dios es la ley Mosaica. Esa ley es la misma ley de Cristo. Porque? Porque Cristo y el Padre son uno, y uno no puede contradecir al otro.

      Tu error está en pensar que las leyes ceremoniales eran permanentes. Eso no es lo que estoy diciendo. Las leyes ceremoniales tenian el proposito de mostrar la obra de Cristo. De eso no hay duda alguna. El cristiano ya no debe observar esas ceremonias porque ya Cristo vino y ya hizo su obra.

      Pero en cuanto a la ley moral y civil, el creyente debe observarlas. Cristo no dio nuevos mandamientos, sino que enseñó la correcta interpretación de la ley, pues los fariseos la habían tergiversado y la habían transformado en una ley que debía ser cumplida sólo en lo externo, y no en el interior. Cristo les demuestra por ejemplo que adulterar no es sólo tener sexo con otra mujer aparte de la esposa, sino el hecho de desearla. Eso es lo que la Ley Mosaica decía, pues era una ley espiritual, pero los hebreos la transformaron en leyes meramente externas, lo cual Cristo refuta. La ley Mosaica era algo que debía hacerse con el corazón circuncidado.

      Estas confundido y cualquiera te puede decir esto, como ya lo han hecho varios aquí. Confundes las leyes ceremoniales con las leyes morales y civiles, de la Ley Mosaica.

  14. Renton permalink
    mayo 3, 2009 12:37 pm

    Eduardo:
    La ley de Dios es la ley Mosaica. Esa ley es la misma ley de Cristo. Porque? Porque Cristo y el Padre son uno, y uno no puede contradecir al otro

    No me importa volverte a explicar qué quiero decir porque es mi obligación así pues, lee por favor lo siguiente.

    Es la ley penal para los menores de edad diferente de la de los adultos?

    Por supuesto, porque cuando una persona llega a la edad adulta no puede ser penado bajo la legislación de los menores de edad, significa eso que no se le puede juzgar por nada que era penable cuando era niño?

    No, la persona es penable, sin embargo, una vez pasada la mayoría de edad ese indivíduo cae bajo una legislación diferente…

    A partir de Cristo ya no somos niños, se nos exige más, es cierto, pero también se nos capacita de acuerdo a la Ley.

    Ya te he mostrado que confundes Ley de Dios con Ley mosaica porque la primera es eterna -aquello que es penable en la minoría y mayoría de edad- mientras que la mosaica es temporal.

    Por eso te pregunto, es la Ley mosaica eterna?

    Para ayudarte en tu respuesta te adjunto un par de versículos, primero nuestro viejo amigo, el versículo de Hebreos 9:10:

    ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, válidas sólo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo

    Y después otros versículos que demuestran la temporalidad de la mosaica:

    Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra
    Romanos 7:6
    (Nótese distinción de regímenes, de legislaciones…)

    De manera que la ley fue nuestro ayo para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe. Mas, venida ya la fe ya no estamos bajo ayo
    Gálatas 3:24-25
    (Un ayo es un siervo que cumplía una función concreta…)

    y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido.
    2 Corintios 3:13
    (Aquello que debía ser abolido es la Ley mosaica la cual daría pie a la Ley de Cristo)

    Qué sentido tiene que Jesús nos redima de la maldición de la Ley… para que sigamos observando dicha Ley?

    Por eso te pregunto, es la Ley mosaica eterna?

    Dicha Ley ni justifica ni regula la vida del creyente mientras que la de Cristo sí que lo hace… por consiguiente, es un error confundir una con la otra.

    :|

    • mayo 3, 2009 1:17 pm

      Renton,

      Ya te he dicho que esos argumentos tuyos no son válidos porque el contexto no está hablando de que la ley mosaica haya sido nulificada para el creyente. Ninguno de ellos? No es la Ley Mosaica la Ley de Dios? Quien dictó la ley Mosaica? No fue Dios. Y no es todo lo que Dios hace eterno, bueno, etc? PPor supuesto que sí.

      El error en el que has caído es creer que la pena de la ley es lo mismo que la ley. Lo que la ley no pudo hacer fue justificar a un hombre natural, debido a que el hombre natural es incapaz de seguir una ley que es espiritual. Para que un hombre pudiera cumplir la ley debía ser perfecto, es decir debía tener vida espiritual. Y eso sólo Cristo lo pudo hacer. Cristo vino a la tierra a vivir y cumplir toda la Ley y los profetas (esa ley es la Torah). Con que razon hizo Cristo eso? Pues para poder vivir la vida que Su pueblo nunca podría vivir, pues eran hombres y todo hombre peca, y además para sufrir el castigo que esa ley mosaica pedí por el pecado de un hombre, es decir la muerte. Con qué fin? Con el fin de que los pecados de Su pueblo ya fueran castigados.

      Entonces la justicia de Cristo le ha sido imputada a todo aquel que tiene fe, es decir a todo aquel que ha nacido de nuevo, y el pecado de estos hombres, le fue imputado a Cristo. Ahora, ese hombre qu ha nacido de nuevo, debido a que tiene el Espíritu Santo en su corazón y ya tiene vida espiritual, tiene la capacidad de andar por los caminos de Dios, es decir tiene la capacidad de observar la ley. Pero debe quedar claro que ese hombre, por medio de su fe ya ha cumplido esa ley a la perfección, pues Cristo siguió y observó la ley a la perfección. Pero ahora ese hombre a pesar de que peca, ama esa ley, y puede seguirla por el Espíritu. Esa ley es espiritual y al ser una nueva criatura y tener vida espiritual puede observarla.

      La ley de Diios, la ley Mosaica, la ley del Espíritu son la misma cosa, pues Dios es uno. Debes aprender a leer el contexto para saber que es lo que está diciendo un versículo. Todos estos versículos no demuestran que la ley de Dios (mosaic) haya caducado. El contexto es claro. La misericordia de Dios se trata de esto: que Él dio una ley que representaba lo que Él le exigía al hombre para ser perfecto como Él es perfecto. El hombre demostró que era incapaz de mantener la ley, y por lo tanto como dijo Dios, si no la cumple a la perfección, debe morir. Pero, en Su misericordia, no sólo envió a Su Hijo para que viviera esa ley a la perfección y la cumpliera a la perfección, para imputarle esa Justicia a aquellos a quienes había elegido, y así redimirlos de la maldición de esa ley que era la muerte. Sino que además, por medio del Espíritu Santo regenera a esos hombres dándoles vida espritual para que puedan seguri Sus caminos y mandamientos (la torah).

      Te recomiendo que leas y estudies este tema porque estás aplicando mal los conceptos y este no es un medi para enseñarle a nadie. Lee lo que otros te han escrito aquí mismo. Te darás cuenta que el error es tuyo. Habla con tu pastor para que te explique todos esos versículos. Bendiciones!

  15. Renton permalink
    mayo 3, 2009 1:52 pm

    Eduardo:
    Y no es todo lo que Dios hace eterno, bueno, etc? Por supuesto que sí.

    Por supuesto que no.
    Ni este mundo ni estos cielos son eternos, lo serán los de la Jerusalen celestial, no obstante, si según tú la Ley mosaica es eterna, por qué leemos en Hebreos 9:10 -entre otros versículos- lo contrario?

    Una vez más adjunto dicho versículillo:
    ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, válidas sólo hasta el tiempo señalado para reformarlo todo

    Qué quiere decir válido sólo hasta para ti, eternidad?
    Por supuesto que no.

    Dónde leemos que la Ley mosaica sea eterna?

    Lo que sí que leemos es que es temporal, por consiguiente tu argumentación es fruto de un análisis incorrecto.

    Cuando entiendas esto entenderás que la Ley de cristo y la mosaica son diferentes en cuanto a fines y funciones.

    Al mismo tiempo es importante especificar que el hecho de que la Ley de Dios sea diferente de la mosaica NO implica que todo aquello que penaba la segunda -la mosaica- no sea contemplado por la primera -la de Cristo- esa es otra de las cosas que me gustaría hacerte entender.

    Te ruego que me muestres versículos del Nuevo Testamento donde claramente leamos que la Ley mosaica es eterna, aunque lo cierto es que nos encontraremos con un problema de los gordos porque abundan los versículos que sostienen lo contrario.

    Por cierto, eres sacerdote levita?

    No es cierto que eres un gentil?

    Y si lo eres, por qué vulneras la Ley mosaica que estipula que sólo los levitas pueden hacer sacrificios y representar al pueblo delante de Dios?

    Juan:
    ¿Por qué se le llama la Ley de Cristo? Porque ya Cristo estaba con Moisé[...] uien Moisés adora es al Ángel de Jehová (Ex 3)

    Siento disentir, la Ley mosaica fue entregada por Dios, no obstante, la Ley de Cristo es aquella Ley profetizada por Ezekiel la cual sería grabada en nuestros corazones de carne una vez arrancado el de piedra.

    Nuevo Pacto, nuevo sacerdocio, nueva Ley Juan…

    Por favor, no lo veas como antinomianismo, no estoy diciendo que estemos libres de cualquier aspecto que fue regulado en la caduca Ley mosaica, lo que digo es que la Ley del Espíritu es Andar como él anduvo, y eso implica observar los aspectos fundamentales de la mosaica e ir más allá.

    Por ejemplo, dónde leemos en la Ley mosaica que se deba predicar a los gentiles?
    O que no sea necesario practicar las abluciones antes de las comidas?
    O que se pueda hacer el bien en sábado?
    O que… entiendes?

    La Ley mosaica permite el asesinato, la de Cristo jamás… antes morir que matar.

    Al mismo tiempo me adjuntas un versículo que no me había dado cuenta y que refuerza mis argumentos de la temporalidad de la Ley mosaica, observa:

    , ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente
    Gálatas 3:19

    Quién es la simiente?

    Jesús nuestro Señor.

    El Hasta que implica eternidad?

    En absoluto, implica temporalidad.

    Al mismo tiempo observa un aspecto importante, Pablo dice fue añadida… esto implica que la Ley de Dios -la del Espíritu- es anterior y diferente de la mosaica.

    En efecto, ésta última tiene una serie de añadidos que son innecesarios e impensables bajo la Ley eterna de cristo.

    La lapidación a modo de ejemplo…

    Dios te bendiga tu buen hacer!

    • mayo 3, 2009 7:57 pm

      Renton,

      Estudia el tema. Todos tus argumentos demuestran tu confusión. No logras entender que la ley no pudo justificar, no porque era imperfecta, sino porque no era para ser seguida por la carne, sino por e espíritu, pues era una ley espiritual. Tu posición es la de un antinomialista, pues no logras entender el proposito de la ley Mosaica ni su origen. Calvino escribió,

      “Para resumir, la ley es una exhortació para los creyentes. No es aqlgo para atar sus conciencias con una maldición, sino para quitarles su vagancia, y urgirles repetidamente, y pellizcarles para despertarlos de su imperfeción. Por lo tanto, muchos, deseando expresar su liberación de la maldición de la ley, han dicho que la ley ha sido abrogada para los creyentes. No que la ley no haga hacer a los creyentes lo que es correcto, sino que ya no es para ellos lo que era antes: no puede condenar y destruir sus conciencias asustándolos con el mensaje de muerte. ” Institución 2. 7. 6-14

      Este es precisamente el punto en el que tu estas confundido. Tu asumes que debido a que la ley ya no puede condenarnos, entonces ha caducado, pero lo que enseña el NUevo Testamento es que la ley ya no nos puede condenar, pero que sigue vigente para el creyente para que haga lo que es correcto.

      Mi único consuelo es que mi posicion está basada en la de grandes hombres de Dios como Calvino, Spurgeon, Piper, Edwards, Agustín, etc. Leyendo a estos hombres es que puedo saber si mi posición al leer las Escrituras es la correcta. Y estoy satisfecho de que así es. Mi consejo es que leas y estudies el tema, pues este debate ya ha llegado a su conclusión por mi parte. Bendiciones!

  16. Diego Román permalink
    mayo 3, 2009 7:18 pm

    Amado Eduardo,

    Gracia y paz de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo. He leído la discusión entera y debo presentar defensa y abogar por la Biblia que enseña claramente que la ley de Moisés no es la perpetua Ley de Dios.
    Abraham, por ejemplo, antes de que la Ley de Moisés fuese dada, guardó los preceptos, mandamientos, estatutos y leyes de Jehová (Ge. 26:5).
    Vemos que no por la ley (Mt. 3:9), fue dada a Abraham la promesa sino por la fe (Ro. 4:13).
    Esto es: la justica de Dios por la fe de Jesucristo (Ro. 3:27) es anterior a la Ley de Moisés; puesto que antes de que Abraham fuese Cristo es (Jn. 8:58).
    Asimismo vemos que Abraham murió y los profetas (Jn. 8:52) mas Cristo permanece para siempre (Jn. 12:34). Él habló desde el principio (Is. 48:16); anunció, salvó e hizo oír (Is. 43:12) para que creamos que Él es (Jn. 13:19).

    Por otro lado vemos que existe un sacerdocio sin genealogía, es decir no basado en la herencia genético, anterior a la ley de Moisés: Melquisedec, rey de justicia y rey de paz, sacerdote de la Ley de Cristo, sin principio de días, ni fin de vida y permanente, hecho semejante al Hijo de Dios (Heb. 7:1-2).
    ¿Porqué? Porque el pacto primero fue ratificado por Dios para con Cristo y la ley que vino después, no lo abrogó (Ga. 3:17), pues el pacto y sacerdocio de Cristo es eterno (Heb. 7:21).

    Abraham tuvo dos hijos: el de la esclava, nacido según la carne, mas el de la libre, por la promesa y la escritura dice: echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre, que es la Jerusalén de arriba (Ga. 4:23-31).
    Porque Cristo es mediador de un mejor pacto establecido sobre mejores promesas (Heb. 8:6) y este nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer (Heb. 8:13).
    Así que los que están en Cristo tienen libertad de la ley mosaica (Ro. 6:18, Ro. 6:22, Jn. 8:31-32, 36, 1 Co. 9:1, 1 Pe. 2:16) puesto que han muerto a ella (Ro. 7:3-6) para así servir bajo el nuevo régimen del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra, porque la letra mata, mas el espíritu vivifica (2 Co. 3:6) y la ley de Moisés no fue sino sombra (Heb. 8:4-6, Heb. 10:1, 9-18, Col. 2:16-17) y .
    Esto porque la ley de Moisés fue escrita en piedra más la ley de Cristo en el corazón (Ez. 11:19, Ez 36:26, 2 Co. 3:3).
    Cristo nos ha abierto el entendimiento para comprender las Escrituras (Lc. 24:25) y ver esta realidad mediante el Espíritu (Jn. 15:26) que nos enseña todas las cosas (Jn. 14:26) y guía a toda verdad (Jn. 16:13) a través de la palabra de Dios, que es su espada (Ef. 6:17) para llevarnos a un mayor, mejor y mejorado entendimiento del pecado, la justicia y el juicio de Dios (Jn. 16:8).
    Ahora, pues, la palabra de Dios que mora en abundancia en nosotros (Col. 3:16) es viva y eficaz, penetra hasta partir el alma y espíritu y discierne nuestros pensamientos y las intenciones de nuestro corazón (Heb. 4:12), porque la carne para nada aprovecha mas las palabras de Cristo son Espíritu y vida (Jn. 6:63).

    Mas el hombre natural, carnal, bajo la ley mosaica, no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios porque éstas se han de discernir espiritualmente (1 Co. 2:14).
    Porque lo que era imposible para la ley por cuanto eramos débiles por la carne, Dios enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne, para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros (es decir que muriésemos con Cristo mediante la fe, Ga. 2:20), porque el cuerpo es de Cristo (Col. 2:17).
    “…porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
    Mas nosotros no vivimos según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en nosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”
    Ro. 8:3-9).

    Así que la ley mosaica sólo ha sido un ayo para llevar a los creyentes a Cristo (Ga. 3:24) y a la ley del Espíritu, porque el que se circuncida con circuncisión hecha a mano de nada le aprovecha Cristo, sino que se desliga de él y cae de la gracia (Ga. 5:2-4).
    Entonces la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús nos ha librado de la ley del pecado y de la muerte (Ro. 8:2); porque si somos guiados por el Espíritu, no estamos bajo la ley (Ga. 5:18).

    Esta nueva libertad es la verdadera la ley de Dios. Dios es amor (1 Jn. 4:7) y este nuevo hombre permanece en Dios (1 Jn. 4:16) y guarda la ley de Cristo, siguiendo y obedeciendo este camino más excelente (1 Co. 12:31, 1 Co. 13, 1 Jn. 2:5), que se manifiesta mediante el servicio, el sacrificio (1 Co. 9:19) y la auto-negación en amor, sobrellevando los unos las cargas de los otros (Ga. 6:2), considerándonos unos a otros para estimularnos a las buenas obras (Heb. 10:24) y llevando así fruto espiritual para Dios, contra el cual no hay ley (Ga. 5:23).
    Éste es el mandamiento nuevo: que nos amemos como Él nos amó (Jn. 13:34) y así andar como Él anduvo (1 Jn. 2:6), no estando sin la ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo (1 Co. 9:21) que es la auténtica ley de Dios, amándonos los unos a los otros (Jn. 13:35, 1. Co. 12:25), para gloria de Él primeramente (Mt. 22:37) y para salvación de los hijos de Dios dispersos entre las naciones (Mt. 22:39-40, Jn. 11:52).
    Puesto que el que en Él cree, las obras que Él hace las hace también (Jn. 14:12).

    La ley de Cristo es dada en el Sermón del Monte. El Señor dice: Oísteis que fue dicho a los antiguos (Ley mosaica) pero yo os digo (Ley de Cristo). No da una explicación de la antigua ley sino que manifiesta la ley eterna de Dios, Su ley (yo os digo), que él cumplió de manera perfecta como imagen de Dios (2 Co. 4:4), bajo la guianza del Espíritu.
    Así vemos diferencias, no en cuanto a lo ceremonial sino en cuanto a lo moral: el adulterio (Mt. 5:28), el divorcio (Mt. 5:32), los juramentos (Mt. 5:34), la relación con los enemigos (Mt. 5:39, 5:44), con el prójimo (Mt. 5:22, Lc. 10:25-37, 1 Co. 10:32), los gentiles (Ef. 3:6, Ro. 3:29, 1 Co. 12:13, Ro. 9:24) y las mujeres (Ga. 3:28).
    Esta nueva realidad en Cristo lleva también hacia su ley: para que el mundo crea (Jn. 17:21).

    Ciertamente vemos también un nuevo orden en cuanto a nuestra relación con Dios, reflejada en la regeneración o nuevo nacimiento (Jn. 3:5): el paso de ser siervo a ser hijo (Jn. 8:35), en cuanto a la herencia, permanencia y petición (Jn. 15:7, Lc. 11:9, Jn. 16:24). Teniendo confianza para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo (Heb. 10), por el camino nuevo y vivo que él nos abrió, purificados los corazones (Ro. 2:29) y lavados con agua pura (Ro. 6:4, Jn. 8:35).

    Así que hay una nueva economía, dispensación o ley: “Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará” Lucas 16:9
    Pues el que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente mas el que pisotea al Hijo de Dios, y tiene por inmunda la sangre del pacto y hace afrenta al Espíritu de gracia recibirá mayor castigo (Heb. 10:28-29).
    Esto es porque la antigua ley mosaica ya no es vigente si no que ha sido abolida (2 Co. 3:13), pues no se pueden aplicar y ejecutar dos leyes a una misma persona para juzgarla y el juicio ha pasado a depender de la fe en Cristo (Mr. 16:16) para todos aquellos que han oído, según el mandamiento del Dios eterno, que se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe (Ro. 16:26).

    Al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.

    • mayo 3, 2009 7:37 pm

      Diego,

      Si lees bien mis comentarios leeras que he dicho que la ley Mosaica no es algo nuevo dado a Israel en Sinaí. Esa es la ley que Dios le ha dado a todos los hombres y que ha escrito en sus corazones, como lo dice Romanos 2. Lo que ocurrió en Sinaí fue una señal del pacto entre Dios y Su pueblo, y esta señal era Su ley. Con qué fin? Que Israel siguiera esos preceptos y fuera Su pueblo. Esto era lo que hacía un rey cuando tomaba a un pueblo como su vasallo. Ese pueblo debía adoptar las leyes que ese rey establecía, si quería vivir y ser parte de ese pueblo. De la misma manera, Dios tomó como vasallo a Israel y le dio una ley que es eterna y que está escrita en los corazones de todos los hombres. Esa ley fue escrita en el corazón de Adán y en el resto de su descendencia.

      Si notas lo que dice Génesis, luego del pecado de Adán, la humanidad se fue haciendo cada vez más perversa, olvidando y violando la ley que Dios había establecido. Fue entonces cuando Dios le promete a Abraham que de su descendencia tomará a Su pueblo. Una manera de que Israel supiera que era el pueblo de Dios era mediante el pacto de la Ley. Esa ley mosaica no es meas ni menos que el recordatorio de la ley eterna de Dios, la cual está grabada en los corazones de todos los hombres, y bajo la cual se realizará el juicio de toda la humanidad en la segunda venida de Cristo.

      La ley mosaica es entonces la ley eterna de Dios, la cual manifiesta su Justicia, Su poder, Su gloria. La ley mosaica es la ley de Cristo y la ley del Espíritu Santo, pues fue dictada por la Trinidad como aquella ley que debía ser obedecida por toda la humanidad. Esa ley sigue vigente hoy en día para los incrédulos y para os creyentes.

  17. Renton permalink
    mayo 3, 2009 8:21 pm

    Diego Román:
    WOW… amén hermano, Gloria a Dios por la claridad de mente que te ha conferido y gracias por el esfuerzo!

    Eduardo:
    No logras entender que la ley no pudo justificar…

    Nunca he negado tal cosa, ahora simplemente quiero hacerte ver que la Ley de Cristo y la mosaica no son la misma, de ahí que te haya pedido algún versículo del Nuevo Testamento donde se afirme que la Ley mosaica es eterna.

    Pues eso, dónde leemos en el Nuevo Testamento que la Ley mosaica sea eterna?

    Lo que sí leemos es que es temporal.

    Es la Ley de Dios temporal?

    No.

    Por consiguiente, la Ley mosaica y la Ley del Espíritu/Cristo no son la misma.

    Tu posición es la de un antinomialista…

    En absoluto, observa lo que te ya te he escrito más de una vez:
    Un ejemplo para que entiendas de qué te hablo, la ley penal para los menores de edad es diferente de la de los indiciduos mayores de edad.

    Cuando una persona llega a la edad adulta no puede ser penado bajo la legislación de los menores de edad, significa eso que no se le puede juzgar por nada que era penable cuando era niño?

    No, es igualmente penable, de hecho es reo de un mayor número de delitos, el asunto es que en ese momento cae bajo una legislación diferente…

    A partir de Cristo ya no somos niños, se nos exige más, es cierto, pero también se nos capacita de acuerdo a la Ley.

    Por consiguiente, y , parafraseando una vez más a 1 Corintios 9:21 no estoy yo sin Ley de Dios, sino bajo La ley de Cristo

    Te ruego que no me vuelvas a acusar de hereje antinómico o de compartir otro tipo de herejía, es algo cansino…

    Mi consejo es que leas y estudies el tema, pues este debate ya ha llegado a su conclusión por mi parte. Bendiciones!

    Lo cual es una manera de evidenciar tu incapacida por mostrar un solo versículo donde se sostenga que la Ley mosaica es eterna…

    Creo que Diego Román nos ha dado a todos una lección de lo que es Sola Scriptura.

    • mayo 4, 2009 3:32 am

      Renton,

      No muestra mi incapacidad. No leíste Mateo 5? Qué dijo Jesús mismo? El dejar el debate muestra solamente que no estoy en la disposición de enseñarle algo a alguien que no quiere comprender, y que hace un ainterpretación incorrecta de pasajes bíblicos que ni siquiera soportan su posición. Así de sencillo.

      Por ello mi consejo es lee lo que dicen los grandes hombres cristianos del presente y del pasado y aprende de ellos. Estos comentarios no pueden servir para enseñarle a nadie.

      Qué dice Pablo en 1 Corintios 9? Pablo está diciendo que para ganar almas, cuando estaba con los judíos hacia lo que los judíos hacían, es decir, no comía cerdo, porque los judíos seguían esa ley ceremonial. De la misma manera hizo con Timoteo, quien siendo hijo de una judía y un gentil (griego) lo circuncidó para poder entrar en medio de los judíos y llevar el evangelio. No porque creyera que la circuncisión fuera necesaria, sino porque era una manera de evangelizar a los judíos.

      Ahora, luego dice que para poder evangelizar a los judíos dejaba de lado esas cosas, y comía y hacía lo que para los judíos hubiera sido ofensivo, como comer cerdo, etc. Porqué? No porque no estuviera sin ley, pues si la tenía, pero bajo la ley de Cristo. Cuál es la ley de Cristo? Ya que nunca respondiste a mi pregunta, te la voy a responder: la ley de Cristo es la ley del amor. Por amor a los gentiles Pablo hacía ciertas cosas que para los judíos eran ofensivas.

      Pero es la ley de Cristo diferente a la ley de Dios? No! La Ley mosaica es una ley de amor. Eso fue lo que Cristo dejó claro cuando resumió la ley. La ley mosaica se basa en el amor a Dios por sobretodas las cosas y por el amor al prójimo. Esa es la ley del amor, la ley de Dios y la ley de Cristo. Y es algo que tu ignoras. La ley mosaica era una ley basada en el amor. Si yo amo a mi projimo, no le voy a robar; si amo a mi projimo no voy a codiciar sus cosas; si amo a mi projimo no le voy a odiar pues es como asesinarlo, etc. La ley mosaica es una ley de amor. Hasta que no comprendas eso no podrás comprender la ley de Cristo.

  18. mayo 3, 2009 8:43 pm

    Renton:

    Este pasaje “Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. Hebreos 8:13″, lo usaste para confirmar que la Ley ha desaparecido, pero en realidad hiciste una mala exégesis.

    Ese pasaje quiere decir que el Antiguo Pacto estaba por desaparecer, la Ley no es sinónimo de Pacto.

    El Antiguo Pacto consistía en que un hombre o mujer, podía ser Justificado(a) con la observancia de la Ley. Y obviamente por mucho que quisieron no alcanzaron la Justificación por las obras de la Ley.

    El nuevo pacto es glorioso y perfecto porque perfecciona y completa la obra de Dios de crear un pueblo para Sí. El Nuevo Pacto pone las mismas leyes en el corzón y la Justificación no viene por la observancia de la Ley, sino mediante la fe en el sacrificio vicario de Cristo.

    Jesús dijo claramente (y no es un texto ambiguo de difícil exgésis):

    Mat 5:17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
    Mat 5:18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará
    de la ley, hasta que todo se haya cumplido.
    Mat 5:19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.
    Mat 5:20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

    Bendiciones

  19. Renton permalink
    mayo 3, 2009 8:56 pm

    Eduardo:
    Mi único consuelo es que mi posicion está basada en la de grandes hombres de Dios como Calvino, Spurgeon, Piper, Edwards, Agustín, etc.

    En la página de John Piper leemos:

    John Piper has some things in common with each of these views, but does not classify himself within any of these three camps. [...]
    In regards to his views on the Mosaic Law, he seems closer to New Covenant Theology than Covenant Theology, although once again it would not work to say that he precisely falls within that category.

    Qué defiende el New Covenant Theology con respecto a la Ley mosaica?

    The Mosaic Law is a unity, they say, and so if part of it is canceled, all of it must be canceled.
    On top of this, they say that the New Testament clearly teaches that the Mosaic Law as a whole is superseded in Christ.

    It is, in other words, no longer our direct and immediate source of guidance.
    (No es nuestra fuente directa de regulación)

    The Mosaic Law, as a law, is no longer binding on the believer.
    (La Ley mosaica, como Ley, ya no se ajusta al creyente)

    Pues no, tampoco te queda ese consuelo… es broma!

    :]

    • mayo 4, 2009 3:14 am

      Renton,

      Disculpa pero el link hacia lo de John Piper no dice que Piper crea en el New Covenant Theology ni en el Covenant Theology. Cometes el mismo error que haces con la Biblia, es decir le insertas algo que el texto no dice. Lee los sermones de Piper sobre los versículos que tu utilizas para tu posicion y te daras cuenta de sus verdaderas creencias con repecto a la ley.

      De nuevo, haces eiségesis hasta de Desiringgod.org!

  20. mayo 3, 2009 8:59 pm

    En el pasaje anterior de Mateo 5:17-20, Cristo les estaba diciendo lo siguiente:

    “Miren, yo voy a cumplir toda la Ley a la perfección, y esta Ley seguirá en vigencia mientras exista la tierra y el cielo. Si ustedes no alcanzan un estándar mayor de moralidad y santidad que los fariseos (los cuales se creían muy perfectos), no podrán entrar en el Reino de los Cielos, porque el estándar de Dios es mucho mayor que el de los fariseos. Oyeron que la Ley les enseña que no deben matar, pero en realidad significa que no deben enojarse con su hermano ni maldecirlo…” (obviamente es una paráfrasis mía).

    Lo que Cristo hace es enfrentarlos con la imposibilidad de que el hombre pueda alcanzar la justificación, les pone la vara mas alta aún que la Ley mosaica… pero al final de su sermón les dice que hay una roca en la cual deben afirmarse y construir su vida…

    Y en general me he dado cuenta que la Biblia está llena de pasajes que “avisan” o advierten lo estrecho del camino, para que uno no se engañe y no crea que es salvo sólo por una postura intelectual, sino mas bien que se examine continuamente y se arrepienta de sus acciones (pecados) que son contrarias al nivel moral que Dios demanda.

    Algunos creen que esa cantidad de mensajes están ahi escritos, debido a que la salvación se puede perder, pero en realidad están ahí para advertir del camino y enderezar las sendas del pueblo escogido.

    Bendiciones.

  21. Juan permalink
    mayo 3, 2009 11:23 pm

    Diego

    Has hecho un tremendo potaje con la Biblia metiendo tremenda cantidad de textos y haciendo interpretaciones de cosas que no se enlazan entre sí ¡Tremendo cacao!

    El antinominianismo es una artimaña de Satanás para que el hombre no pueda ser salvo. Si no hay ley no hay pecado, y si no hay pecado ¿Para qué arrepentirse? Por eso Pablo describe a la ley como un ayo que nos conduce a Cristo pues en ella somos concientes de nuestra maldad y de la necesidad de aferrarnos a la justicia y la gracia de Jesucristo. Una vez justificados en Cristo andamos en la Ley de Dios para crecer en obediencia y santidad aunque seamos salvos solo por la gracia.

    Es sencillo hermanos, no se compliquen.

  22. Renton permalink
    mayo 4, 2009 3:30 am

    Eduardo:
    el link hacia lo de John Piper no dice que Piper crea en el New Covenant Theology ni en el Covenant Theology

    Perdona pero sí lo dice, observa:

    In regards to his views on the Mosaic Law, he seems closer to new covenant theology than covenant theology

    Él parece estar más cerca de la New Covenant Theology que de la Covenant Theology…

    Qué dice la NCTheology con respecto a la Ley mosaica?

    There are many similarities between the Law of Christ and Mosaic Law, but that does not change the fact that the Mosaic Law has been canceled and that, therefore, we are not to look to it for direct guidance but rather to the New Testament.

    O sea:
    Hay muchas similaridades entre la Ley de Cristo y la Ley mosaica pero esto no cambia el hecho de que la Ley mosaica ha sido cancelada y que, por tanto, no recurrimos a ella a la hora de buscar orientación alguna lo cual sí hacenos con el Nuevo Testamento.

    La cosa está clara…

    Y ahora por favor, muéstranos un versículo del Nuevo Testamento donde se sostenga que la Ley mosaica es eterna porque, dado que hay varios que afirman su temporalidad, tenemos todo el derecho de pensar de que la Ley de Cristo y la mosaica no son la misma Ley.

    :|

    • mayo 4, 2009 4:01 am

      Renton,

      Ya que veo que no has leído Mateo 5, te lo voy a escribir aquí,

      ” 17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. 18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. 19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. 20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

      La ley mosaica no ha sido abrogada para ningún hombre, creyente o incrédulo, pues todos los hombres serán juzgados por ella.

      Qué dice Spurgeon en su meditación del Salmo 19,

      “La voluntad revelada de Dios nunca será cambiada; aún Jesús vino no a abrogar sino a cumplir, y aún la ley ceremonial fue sólo cambiada con respecto a su sombra, la sustancia intencionada por ella es eterna. Cuando los gobiernos de las naciones son afectados con revolución, y las viejas constituciones estén siendo repeladas, es confortante saber que el trono de Dios no se mueve, y su ley es inalterable.”

  23. Renton permalink
    mayo 4, 2009 3:53 am

    Eduardo:
    La ley mosaica se basa en el amor a Dios por sobretodas las cosas y por el amor al prójimo. Esa es la ley del amor, la ley de Dios y la ley de Cristo. Y es algo que tu ignoras. La ley mosaica era una ley basada en el amor.

    Eso es algo que te vengo diciendo desde hace la tira de comentarios… me parece increible que lo saques ahora a colación como si el argumento fuera nuevo para mí.

    No obstante, si según tú la Ley mosaica y la del Espíritu es la misma, por qué los apóstoles abogaban por ignorar aspectos fundamentales de la Ley mosaica?

    Por tanto, nadie os juzgue en comida bebidas días de fiestas, nuevas lunas o sábados.
    Todo ese es sombra de lo por venir, pero la realidad es Cristo

    Colosenses 2:17

    Vamos Pedro, mata y come!
    Hechos 10:14

    Y una vez más te pregunto, eres de la tribu de Leví?
    Y si no lo eres, por qué vulneras la regulación sacerdotal?

    Y ahora una vez más, si es tan obvio que la Ley de Cristo y la mosaica son la misma, no debe ser menos sencillo encontrar versículos del Nuevo Testamento que afirmen que la Ley mosaica es eterna…

    No sostengo lo que sostengo por gusto, lo sostengo porque es lo que leo en la Bíblia, muéstrame versículos que apoyen tu postura y la defenderé con la misma fuerza con la que ahora apoyo la mía.

    Pablo está diciendo que para ganar almas, cuando estaba con los judíos hacia lo que los judíos hacían, es decir, no comía cerdo, porque los judíos seguían esa ley ceremonial

    Quieres decir que por amor podemos vulnerar las diferentes regulaciones mosaicas?
    En serio Eduardo, cada vez lo complicas más…

    mi consejo es lee lo que dicen los grandes hombres cristianos del presente y del pasado y aprende de ellos

    Por de pronto puedo decir que coincido con nada más y nada menos que John Piper.

    :|

    • mayo 4, 2009 4:12 am

      Renton,

      Las leyes ceremoniales que eran parte de la ley Mosaica (Pentateuco) eran una sombra de lo que Cristo haría, pero la ley moral es diferente. Ya te expliqué lo del sacerdocio y no lo voy a volver a explicar. Esto no tiene nada que ver con la ley moral.

  24. Renton permalink
    mayo 4, 2009 4:18 am

    Eduardo:
    La ley mosaica no ha sido abrogada para ningún hombre, creyente o incrédulo, pues todos los hombres serán juzgados por ella

    Entonces por qué unos versículos más abajo el mismo Jesús dice lo siguiente?

    33 Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos.

    34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios;

    [...]
    37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

    La Ley mosaica permite el juramento y ahí tenemos a Jesús diciendo que todo lo que no sea afirmar o negar viene del mal… la Ley mosaica fue dada por Dios, quiere decir Jesús que ésta viene del mal?

    Por supuesto que no, el asunto es que hay que saber de qué habla Jesús.

    Algo parecido pasa con el divorcio, con el hecho de no respetar las comidas, los sábados, el sacerdocio…

    Jesús habla de la Ley de Dios, no de la mosaica, lo que está haciendo es establecer la autoridad de la eternidad de la Ley del Espíritu por encima de la mosaica.

    No te das cuenta que conviertes a Dios en un ser contradictorio?

    El asunto es que mal interpretas el pasaje en cuestión porque sabes bien, que la Bíblia se interpreta a sí misma y si en un sitio parece que dice una cosa y en diez dice lo contrario, hemos de leer el conjunto y harmonizarlo.

    Por otro lado, si resulta que todos los hombres seremos juzgados por la Ley mosaica estamos perdidos…

    (Por cierto, cómo puede ser que el último comentario sea del 2 de mayo si ya estamos en 4 de mayo?)

    • mayo 4, 2009 4:44 am

      Renton,

      Cuando Jesús dice, “Oísteis que fue dicho a los antiguos…” lo que está haciendo es refutando la interpretación que le habían dado los judíos a la ley. Para los judíos era lícito para un hombre casado ver a una mujer con lujuria, pero era ilícito tener sexo con ella. Pero eso no es lo que dice la ley mosaica. Eso fue un invento judío debido a la mala interpretación de la ley. La ley de Dios muestra que el amor hacia Dios y hacia el prójimo es la base de la ley. Por lo tanto desear a una mujer es tan malo como tener sexo con ella.

      Cristo no está dando nuevas leyes, sino que está explicando lo que la ley mosaica dice verdaderamente. Es lo miso que dice si odiamos a otro hombre. El hacerlo es igual que asesinarlo.

      La ley mosaica es la ley de Dios. Quien dio la ley Mosaica? Dios. No es Dios el autor de la ley Mosaica? NO es Dios el autor del Pentateuco? Por supuesto que sí. De donde sacas que la ley de Dios es diferente a la ley Mosaica? Debes aprender a leer el contexto.

      Todos los hombres seremos juzgados por la ley Mosaica. Estaremos perdidos todos los hombres? Jamás. Porqué? Porque Cristo cumplió la ley Mosaica a la perfección en lugar de los elegidos. Esa justicia perfecta le ha sido imputada a los elegidos. Entonces en el día del juicio, unos habrán cumplido la ley en Cristo, y otros no. Los que no serán condenados.

      Si ni siquiera comprendes lo que es la ley mosaica, entonces no puedes comprender porque esa ley está vigente aún.

  25. Renton permalink
    mayo 4, 2009 4:25 am

    Eduardo:
    Las leyes ceremoniales que eran parte de la ley Mosaica (Pentateuco) eran una sombra de lo que Cristo haría, pero la ley moral es diferente.

    La clasificación de las diferentes leyes mosaicas en ceremoniales, morales y demás es producto de la teología cristiana Eduardo, dicha división se hizo para poder realizar así un mejor estudio, Moisés no entregó unas leyes separadas de las otras.

    La Ley mosaica es un conjunto de leyes sociales, morales, ceremoniales, etc… no tiene sentido que a conveniencia establezcas la eternidad de unas y la temporalidad de otras.

    Por qué te ves obligado a hacer este juego malabar?
    Porque en caso contrario tu tesis se derrumba.

    Y eso es pura eiségesis.

  26. Renton permalink
    mayo 4, 2009 11:23 am

    Eduardo & Vivian & Juan:
    Cuando Jesús dice, “Oísteis que fue dicho a los antiguos…” lo que está haciendo es refutando la interpretación que le habían dado los judíos a la ley

    En absoluto, observad un pasaje que trata el mismo tema y veréis qué quiero decir, me refiero a Mateo 19 3-8 donde Jesús habla de nuevo del tema del divorcio:

    3 Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?

    4 Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo

    5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?

    6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

    Esta es la Ley de Dios, la de Cristo, la Ley eterna que siempre ha sido y que después de la redención se vuelve a establecer.

    Pero veamos qué pasa después:

    7 Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?

    Los fariseos sacan a colación la Ley mosaica, argumenta lógicamente, que Moisés -a instancias de Dios- les dio una regulación diferente al respecto.

    Pero qué dice Jesús?

    8 El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así.

    En efecto, he aquí una clara distinción entre la Ley eterna de Dios, la primera y la que se restaura tras Jesús y la Ley temporal y circunstancial de Moisés.

    Una de las cosas que aprendí de ti Eduardo es la de contemplar la Bíblia como un todo, y eso es lo que hago.

    Es cierto que Jesús habla de la Ley, pero no es menos cierto que Jesús era casi siempre intencionadamente ambíguo para que viendo no vean y oyendo no oigan.

    Fijaos qué quiero decir, en Mateo 5 Jesús claramente dice:

    No penséis que he venido para abrogar la Ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir

    Y no obstante, unos versículos después, Él mismo establece regulaciones diferentes de la Ley mosaica…

    No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos.
    (Ley mosaica)

    Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.
    (Ley de Cristo)

    Por consiguiente, si no queremos hacer enloquecer a todo cristiano que se acerca de buen corazón a las Escrituras, hemos de deducir que la Ley de la que habla Jesús no es la Ley mosaica -la cual es circunstancial y circunscrita a un período concreto de tiempo- si no de la Ley eterna de Cristo.

    Recordad, Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres, o sea, por la dureza de vuestro corazón de piedra, pero ahora, con un corazón de carne, Dios nos ha capacitado a cumplir su Ley eterna: La Ley del Espíritu.

    Eduardo, por qué si yo publico mensajes sin que sean en respuesta a ninguno, aparece siempre el último tu mensaje del 2 de mayo?

    • mayo 4, 2009 12:10 pm

      Renton, De nuevo te equivocas en la interpretación de Mateo 19. Eso no es lo que Cristo está diciendo. Al principio Diios creó al hombre y a la mujer para que fueran una sola carne. Pero luego de la caída, y conforme pasaban los años la maldad de los hombres iba creciendo. Muchos tomaban dos o más mujeres para sí. Moisés permitió el divorcio, y con esto quiero decir Dios, precisamente debido al pecado del hombre, y con el motivo de proteger a la mujer. En el pueblo judíos sucedió algo interesante. Si el hombre deseaba a otra mujer que no fuera su esposa, sencillamente dejaba a su esposa y ya. Esta mujer quedaba totalmente desamparada porque ya no podía casarse. Y por supuesto siendo mujer no tenía como mantenerse. Estas mujeres morían de hambre. Entonces Dios permitió que se diera el divorcio precisamente a causa del pecado del hombre y con el fin de proteger a estas mujeres. Una vez que el hombre le daba carta de divorcio, esta mujer ya podía casarse, pues en esa carta debía decirse porque ocurría el divorcio. Otro hombre leería la carta y si el divorcio no ocurrió a causa de la mujer, entonces podría saber que la mujer era recta y se podía casar con ella. Pero nunca fue este e propósito de Dios, y eso es lo que Jesús les está enseñando, porque la historia demuestra que esta era una práctica común entre los judíos del tiempo de Cristo.

      Ahora, Cristo explica esa ley, y señala que la única condición por la que puede ocurrir el divorcio es por causa de adulterio. Porqué? Porque los judíos se divorciaban por cualquier cosa. Si la mujer no les cocinó algo rico, entonces se podían divorciar. Si discutieron con su mujer, entonces se podían divorciar. Crsto entonces explica que la ley no fue dada para eso, sino para que fuera utilizada sólo en caso de adulterio.

      Lee y aprende del contexto en el que ocurren las cosas para que veas que Jesús nunca cambió la lay mosaica, sino que explicó su verdadero sentido.

  27. Renton permalink
    mayo 4, 2009 12:31 pm

    Eduardo:
    Moisés permitió el divorcio, y con esto quiero decir Dios, precisamente debido al pecado del hombre, y con el motivo de proteger a la mujer

    Esto es terriblemente contradictorio…

    Sostiene s que la Ley eterna de Dios y la mosaica son la misma… pero que se permite su vulneración a causa del pecado.

    No estaba la Ley mosaica diseñada para mostrar el pecado del hombre?

    También dices que la Ley mosaica es una ley de amor, donde los dos mandamientos de Jesús son su piedra angular.

    Esto es cierto, pero después dices que -por amor- el hombre puede saltarse algunas leyes mosaicas…

    Por consiguiente, la Ley de Cristo invalida muchos aspectos de la mosaica… y no obstante, a pesar de decir lo mismo que te vengo diciendo yo desde el principio, me lo presentas como si fuera un argumento tuyo.

    Esto es de locos Eduardo.

    Pero nunca fue este e propósito de Dios, y eso es lo que Jesús les está enseñando

    Exacto, a pesar de que la Ley mosaica estipuló otra cosa, la Ley de Dios era otra.
    Estás diciendo lo mismo que sostengo yo, lo que no entiendo es que digas que decir una cosa y otra diferente es lo mismo…

    Crsto entonces explica que la ley no fue dada para eso, sino para que fuera utilizada sólo en caso de adulterio

    No, no es eso lo que leemos en la Ley mosaica la cual permite divorciarse si el hombre nota en la mujer Algo torpe… Deuteronomio 24:1

    Algo torpe no es engañar al marido…

    Los judíos que se divorciaban de sus mujeres por las causa que explicas en realidad no vulneraban la Ley mosaica.

    Además observa qué dice Jesús en Mateo 19:

    Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así.

    No dice que la Ley fue la misma siempre y vosotros la habéis malinterpretado a conveniencia, lo que claramente dice es que a causa de la naturaleza perversa del hombre, Dios reguló algo diferente a lo estipulado al principio.

    La diferencia entre una Ley y otra, una situación circunstancial y otra eterna es evidente.

    Estoy aprendiendo mucho gracias a este debate.

  28. Juan permalink
    mayo 4, 2009 2:24 pm

    Estimado Renton

    Me dijiste que disentías conmigo porque Cristo no entregó su Ley a Moisés, sin embargo Jehovah entrega su Ley a Moisés a través de Su Ángel, a quien por cierto Moisés adora porque era una manifestación del Cristo pre-encarnado (Ex 3). Dios nunca ha tratado con el hombre directamente sino siempre con un mediador. Ya en el AT Cristo se vislumbra como el mediador del nuevo pacto. Lee el pasaje porque tengo la impresión de que no los lees. Eres un buen emisor pero no muy buen receptor.

    Me dejas perplejo cuando hablas de la ley moisaica y de la Ley de Dios como si fueran cosas distintas. No me digas que a estas alturas también hay que explicarte que ni Moisés ni ninguno de los profetas hablaron por cuenta propia sino que fueron inspirados por Dios! Por tanto la ley de Moisés no es suya, es de Dios, la Ley de Dios.

    Debe quedarte claro que no hablamos de leyes ceremoniales como las abluciones, los sacrificios, el sacerdocio aarónico ni nada de esto que, evidentemente, tienen su cumplimiento en Cristo y que tú confundes, sino de la Ley moral. Esta Ley permanece, no como medio de justificación sino como un correctivo para todos los que quieren andar en justicia ¿No dijo Cristo que es necesario que cumplamos con toda justicia? ¿A qué se refiere sino a toda demanda proveniente del Padre? En La Escritura los términos ley, justicia, testimonio, precepto , etc., hacen referencia a La Ley de Dios y también por eso el rey David, haciendo homenaje y referencia a la Ley, dice que es eterna: “Tu justicia es justicia eterna, Y tu ley la verdad” (Sal 119.142).

    En cuanto al divorcio investiga los pensamientos predominantes en la época de Jesús sobre los maestros Hillel y Shammai y sabrás porqué el Señor dice lo que dice.

    Sobre los juramentos debes saber que Jesús estaba bajo juramento ante Pilatos, que Pablo también juraba siendo cristiano. Todo esto requiere una exégesis y una larga explicación, pero como dice Eduardo este blog no es para eso. Me parece muy bueno el consejo que te dió sobre consultar a tus maestros. Espero que estén a la altura de las circunstancias y puedan aclararte las ideas.

  29. mayo 4, 2009 5:20 pm

    Yo pienso que Renton está ahogandose en un vaso de agua, lo que está vigente no es la ley mosaica literal, sino la ley de Dios que estaba implícita en la ley mosaica.

    Es cierto que nosotros no ofrecemos sacrificios de palomas, ni de harina, ni de aceite, ni de machos cabríos, y no lo haremos jamás, porque esto era una sombra de toda la obra salvífica de Cristo.

    Tampoco al casarnos consideramos como opción el divorcio, porque a pesar que la ley mosaica lo permitía (sólo como una concesión para proteger a la mujer que quedaba en posición desfavorable), ahora Dios mediante Cristo y su obra mas excelente, podemos entender desde dentro de nuestro corazón que la voluntad de Dios es otra. Igualmente sigue en vigencia que si estoy casada en Cristo, pero mi marido es infiel, Jesús permite el divorcio porque la unión de una sola carne ha quedado deshecha y el matrimonio no podrá glorificar a Dios y que no habrán dos unidos como manda Dios, sino tres (el hombre, su mujer y la amante).

    Pero, a veces Dios nos revela el cómo actuar en el mundo moderno, de acuerdo a los principios establecidos en la ley mosaica, no literalmente, sino que el principio implícito en ella. Es por eso que lo que está implícito debe ser revelado por el Espíritu Santo para aplicar este principio en nuestros problemas del mundo moderno.

    Bendiciones.

  30. Renton permalink
    mayo 5, 2009 10:57 am

    Viviana:
    lo que está vigente no es la ley mosaica literal, sino la ley de Dios que estaba implícita en la ley mosaica.

    Viviana, si has leído mis comentarios podrás comprobar que vengo diciendo eso desde el principio, es decir, que la Ley de Cristo contempla y supera la caduca Ley mosaica.

    Leed los comentarios de todo el mundo por favor porque si no damos vueltas y no avanzamos.

    a veces Dios nos revela el cómo actuar en el mundo moderno, de acuerdo a los principios establecidos en la ley mosaica, no literalmente, sino que el principio implícito en ella

    Piensa en esto, si las leyes de Cristo regulan cualquier circunstancia vital y que la Ley mosaica no, y si la eterna Ley del Espíritu/Cristo contempla la mosaica, por qué deberíamos consultar ésta última antes que la vigente, la de Cristo?

    No Viviana, si de la mosaica sabemos que Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente (Gálatas 3:19), y resulta que la simiente es Jesús, por qué aferrarnos a lo que no es la Voluntad de Dios?

    Esto no es una apologética del antinomianismo, es constatar que ahora estamos bajo la Ley de Cristo para alabanza de la Gloria de la Gracia de Dios.

  31. Renton permalink
    mayo 5, 2009 11:09 am

    Juan:
    Me dijiste que disentías conmigo porque Cristo no entregó su Ley a Moisés

    Juan, en ningún momento he dicho eso; puedes comprobarlo en cualquier momento leyendo los comentarios anteriores.

    Me dejas perplejo cuando hablas de la ley moisaica y de la Ley de Dios como si fueran cosas distintas

    A mí me admira que hasta ahora no hayáis entendido qué quiero decir.
    Decir que ambas leyes son distintas no es decir que Moisés creó por inspiración propia el pentateuco.

    Lo que quiero decir es que Dios entregó a Moisés una Ley que cumplía una función y que estaba limitada en el tiempo mientras que la Ley de Cristo, es el fin, es la eterna Ley de Dios.

    De ahí que hayan aspectos de la Ley de Dios que aparezcan en la mosaica.

    Debe quedarte claro que no hablamos de leyes ceremoniales como las abluciones, los sacrificios, el sacerdocio aarónico ni nada de esto que, evidentemente, tienen su cumplimiento en Cristo y que tú confundes, sino de la Ley moral

    Fantástico, eso es lo que vengo diciendo desde el principio.
    No obstante, debes tener en cuenta que dentro de la Ley mosaica no hay distinción entre lo que son aspectos morales, sociales, alimentícios, legales… la Ley mosaica es un conjunto, y no es válido decir que hay puntos que son
    eternos y otros no (lo cual , por cierto, no es insinuado si quiera en ninguna epístola…).

    Además, no es cierto que quien incumple un solo punto se hace reo de toda la pena?

    Por consiguiente, lo que afirmas es insostenible.

    • Juan permalink
      mayo 6, 2009 2:12 pm

      Renton,

      En uno de tus comentarios con fecha 3 de mayo, después de escribirle a Eduardo me escribes a mí lo siguiente:

      ——————————————————-
      Juan:
      ¿Por qué se le llama la Ley de Cristo? Porque ya Cristo estaba con Moisé[...] uien Moisés adora es al Ángel de Jehová (Ex 3)

      Siento “DISENTIR”, la Ley mosaica fue entregada por Dios, no obstante, la Ley de Cristo es aquella Ley profetizada por Ezekiel la cual sería grabada en nuestros corazones de carne una vez arrancado el de piedra.
      ——————————————————–

      En este comentario afirmas que Cristo no estaba entregando la Ley de Dios a Moisés y hablas de la Ley de Cristo como algo nuevo que aparece en el nuevo pacto presentándolo incluso como algo opuesto. A mi juico yerras y mucho. Cristo entregó bajo la forma del Ángel de Jehová su ley eterna a Moisés y el mismo Esteban así lo entendió:

      “Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego de una zarza. Entonces Moisés, mirando, se maravilló de la visión; y acercándose para observar, vino a él la voz del Señor: Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob. Y Moisés, temblando, no se atrevía a mirar. Y le dijo el Señor: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra santa” (Hch 7.30-33).

      También el apóstol Pablo entendió lo mismo:

      “Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles EN MANO DE UN MEDIADOR. Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno” (Gá 3.19-20).

      También por eso, y haciéndose eco de las palabras de Cristo en Mateo 5, hace énfasis en el espíritu de la misma (como hizo Cristo frente a los fariseos) como norma de vida para el cristiano:

      “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor” (Ro 13.8-10).

      Por último, cuando dices que “el fin de la Ley es Cristo” no quiere decir que la ley acaba cuando llega Cristo sino que en Cristo se encuentra el propósito de la misma. El fin quiere decir el propósito o el objetivo, no la terminación.

      Las leyes dadas a Moisés sí hacen esas distinciones que tú no ves y nosotros solo le damos vigencia a lo que Cristo y sus apóstoles le dieron.

      Las leyes ceremoniales y rituales pertenecían a la antigua forma de culto y el Templo como centro del mismo, con sus sacrificios de animales, abluciones y todas esas cosas que se cumplen en Cristo, pero las que tienen un aspecto moral siguen vigentes. El adulterio sigue siendo pecado, como matar, adulterar, consultar a los adivinos, blasfemar, etc. Estos principios pemanecen.

      Es sencillo Renton.

  32. Axl permalink
    mayo 7, 2009 11:29 am

    Rentón, sepa que muchos estamos con usted.
    Que Dios le bendiga y le siga dando claridad de mente y discernimiento espirtual.

    • Juan permalink
      mayo 8, 2009 12:46 am

      Alx, te voy a contar un chiste.

      Va un hombre al psicólogo y le dice: – Doctor, tengo doble personalidad.

      El Doctor responde: – No se preocupen, siéntense en el sillón y así charlamos los cuatro.

      Es un chiste gracioso y también sarcástico. Espero que lo hayas entendido porque aparte de Renton yo no veo a más nadie que defienda su postura.

  33. mayo 7, 2009 9:03 pm

    Muchos?? Donde estan??

    Sobre todo argumentos biblicos??

  34. Renton permalink
    mayo 7, 2009 10:28 pm

    Juan:
    En este comentario afirmas que Cristo no estaba entregando la Ley de Dios a Moisés y hablas de la Ley de Cristo como algo nuevo que aparece en el nuevo pacto presentándolo incluso como algo opuesto

    No Juan, lo que digo es que la Ley de Cristo es eterna y anterior a la mosaica la cual es un vano reflejo de aquella.

    Por eso los dos mayores mandamientos según Cristo no se encuentran en el Decálogo.

    • mayo 7, 2009 11:19 pm

      Renton,

      Le dices a Juan “Por eso los dos mayores mandamientos según Cristo no se encuentran en el Decálogo.” No solo es esa afirmación falsa, sino que es una pesima interpretacion de las palabras de Jesus. Toda la ley se basa en el amor, como ya te lo he dicho, los primeros mandamientos tratan de como amar a Dios por sobre todas las cosas y los ultimos sobre como amar al projiimo como a si mismo. Estas equivocado porque ni siquiera sabes lo que dice la ley mosaica.

  35. Renton permalink
    mayo 7, 2009 10:38 pm

    Eduardo:
    Te di mi respuesta… de donde destaco lo siguiente:

    observad un pasaje que trata el mismo tema y veréis qué quiero decir, me refiero a Mateo 19 3-8 donde Jesús habla de nuevo del tema del divorcio:

    3 Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?

    4 Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo

    5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?

    6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

    Esta es la Ley de Dios, la de Cristo, la Ley eterna que siempre ha sido y que después de la redención se vuelve a establecer.

    Pero veamos qué pasa después:

    7 Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?

    Los fariseos sacan a colación la Ley mosaica, argumenta lógicamente, que Moisés -a instancias de Dios- les dio una regulación diferente al respecto.

    Pero qué dice Jesús?

    8 El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así.

    En efecto, he aquí una clara distinción entre la Ley eterna de Dios, la primera y la que se restaura tras Jesús y la Ley temporal y circunstancial de Moisés.

    Por otro lado, la Ley mosaica NO será aquello por lo que serán juzgados los hombres eso es algo que cae por su propio peso.

    • mayo 7, 2009 11:28 pm

      Renton,

      Una pregunta: La ley de Cristo no aprueba el divorcio? Responde esa pregunta para poder hacer el análisis del pasaje de Jesus y el divorcio.

      • Renton permalink
        mayo 8, 2009 3:27 am

        Respóndeme antes -porque te lo he preguntado en más de una ocasión- por qué el último comentario es siempre el del 2 de mayo…?

        :|

      • mayo 8, 2009 3:33 am

        Renton,

        Todos tus comentarios han sido publicados en las entradas en las que has comentado. Espero la respuesta a mi pregunta.

      • Renton permalink
        mayo 8, 2009 3:36 am

        Cuando me respondas tú a la mía por favor.

        Y mi pregunta es: Por qué siempre queda en último lugar un comentario del 2 de mayo?

      • mayo 8, 2009 3:38 am

        Renton,

        No entiendo. En último lugar? No tengo ni idea.

      • Edinson Leon permalink
        mayo 9, 2009 8:48 pm

        hermano, aunque soy dispensacionalista en mi teología, reconozco que has expuesto muy bien este tema de la ley. Discrepo mucho de otros dispensacionalistas radicales que desechan los 5 primeros libros de la Biblia, inclusive las bienaveunturanzas de Mateo 5, en fin totalmente de acuerdo contigo en este unto de vista. Bendiciones

      • Juan permalink
        mayo 10, 2009 12:15 pm

        Edinson

        El problema no está tanto en la teología sino en la actitud con que nos acercamos a las Escrituras.

        Hay personas que cuando hacen comentarios solo quieren ganar una discusión para exaltar su ego, mientras que otros se informan y contrastan las cosas como es tu caso. Los primeros solo se pueden gloriar en sí mismos creyendo ser grandes maestros pero los segundos crecen en sabiduría y espiritualidad.

        Sigue estudiando hermano y no pongas límites a Dios, tus cotas de conocimiento y espiritualidad pueden seguir aumentando más aún.

        Un abrazo

  36. Ricardobeta permalink
    mayo 8, 2009 2:42 am

    El fin de todo el discurso oído es este: Teme á Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.
    (Ecl 12:13)

  37. Renton permalink
    mayo 8, 2009 3:44 am

    Jejeje, la has quitado… muchas gracias.

    Y ahora te respondo.

    No, Jesús no enseñó la validez del divorcio.
    (seguro que tampoco te gusta mi respuesta…)

    • mayo 8, 2009 3:58 am

      Renton,

      El problema no está en si me gusta o no tu respuesta, sino en si está de acuerdo a la Biblia. En MAteo 19 Jesús dice,

      “Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación (porneia), y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.” Mateo 19: 9

      Dios permitió el divorcio en el AT y Cristo también. Porqué? Porque Cristo y el Padre son uno. Esa unidad lo es en Su voluntad, en Su propósito, etc. Todo lo que el Padre decreta, el Hijo lo hace y lo acepta, porque viene del Padre. Cristo vino a la tierra a hacer la voluntad del Padre. La voluntad del Padre es que el hombre sea perfecto y santo. La voluntad del Padre es que los hombres sean perfectos en sus caminos. Cómo ocurre esto? Andando en la Ley de Jehová (Salmo 119: 1).

  38. mayo 8, 2009 5:19 am

    ¿podrá un hombre por mucho que se afane añadir un codo a su estatura?

  39. Renton permalink
    mayo 8, 2009 11:34 am

    Eduardo:
    “Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación (porneia), y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.” Mateo 19: 9

    Dios permitió el divorcio en el AT y Cristo también

    No Eduardo, no ves que es al revés?

    Observa los versículos 5 y 6:

    5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?

    6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

    En tu versículo, Jesús está hablando de qué pecado comete el hombre que repudia a su mujer y se casa con otra: adulterio.

    Por qué?

    Porque lo que Dios ha unido no lo puede separar el hombre.

    Este pasaje se repite casi de modo calcado en Marcos 10:2-12 y en Lucas 16:18 en él no se menciona lo que según tú da pie al divorcio.

    Por qué?

    Porque repudiar no es lo mismo que separarse.

    Me permito la libertad de adjuntar un texto que desarrolla el tema de porneia porque yo no sé de tantos matices:

    Aquí está el problema. Mt 19,9: Salvo en caso de adulterio (mé epì porneía); Mt 5,32: excepto en caso de fornicación (parectós logou porneías. El núcleo del problema consiste, en realidad, en la interpretación correcta de las dos expresiones griegas.

    Antes de presentar las distintas opiniones al respecto, hay una cosa que es clara y no puede discutirse y es la lógica que debe guardar el pensamiento de Cristo; no puede darse una interpretación que ‘fracture’ psicológicamente el razonamiento de Jesús.
    Ahora bien, Cristo, a esta altura de su discusión, ya ha indicado: primero, que ‘al principio’ (es decir en la Creación) la situación del matrimonio no fue la que se dio en tiempos de Moisés; segundo, que Moisés concedió el repudio no como un progreso espiritual sino como un retroceso debido a la dureza del corazón de su pueblo; tercero, que Él (Jesús) pretende volver a la situación del Génesis (todo esto en Mt 19); cuarto, que su legislación se opone a lo que se enseñó a los antiguos (esto en Mt 5).

    Pero si la controvertida expresión pudiese entenderse literalmente ‘salvo en caso de adulterio’, Cristo no habría salido del marco mosaico; estaría todavía en él, encuadrado en la posición de Shammai. Por tanto, después de anunciar una derogación de la dispensa, no tendríamos más que la consagración de una de las interpretaciones de la dispensa. En el razonamiento de Cristo habríamos encontrado una fractura lógica o un echarse atrás frente a la objeción de sus adversarios. Esta dificultad fue notada desde mucho tiempo atrás, razón por la cual algunos neoprotestantes y modernistas quisieron explicar las excepciones de Cristo como una interpolación redaccional: alguien añadió esta expresión al texto original (así dice, por ejemplo, Loisy). Esta explicación no hace otra cosa que eludir el problema.

    La tradición ha buscado, en cambio, explicar el pensamiento de Cristo por dos vías: ya sea interpretando de otro modo las partículas mé, y parectós, o bien estudiando más a fondo el concepto de porneía. Las principales son las siguientes:

    1) Para algunos la expresión debe entenderse como se la traduce generalmente (‘salvo en caso de adulterio o fornicación’) pero lo que permite aquí Cristo es sólo el ‘divorcio incompleto’, es decir, la separación de los cuerpos (dejar de convivir) por motivos graves, y no equivale a un permiso para volverse a casar (así lo entendía, por ejemplo, San Jerónimo). Esta interpretación es indudablemente ortodoxa pero no soluciona el problema, simplemente lo esquiva.

    2) Para otros los términos ‘excepto’ y ‘salvo’ querrían indicar en boca de Cristo que Él no desea tocar, por el momento, ese caso particular (el del adulterio o fornicación); por tanto, no se expide. El texto debería, pues, entenderse: ‘… salvo el caso de adulterio, del que no quiero hablar ahora…’ (así proponía, por ejemplo, San Agustín). Ahora bien, es precisamente este caso, el del adulterio, el que los adversarios de Cristo querían tratar (porque era la interpretación de Shammai); no tiene por tanto ningún sentido evitarlo.

    3) Otros han explicado el problema analizando más detenidamente el verdadero sentido o los posibles significados de las preposiciones mé y parectós. A simple vista mé parece indicar excepción, pero gramaticalmente admite tanto el sentido de excepción cuanto el de negación prohibitiva (al igual que la preposición praeter con la cual es traducido este versículo al latín). Debería, por tanto, entenderse así: ‘ni siquiera en caso de adulterio’. Lo mismo valdría para parectós que junto al significado de ‘excepto’ o ‘fuera de’ también admite (aunque raramente) el de ‘además’, ‘aun en caso de’[10]. Es una interpretación admisible pero discutible. Es la explicación que da la Biblia de Nacar-Colunga en las notas a estos pasajes, a pesar de traducirlas en el otro sentido.

    4) Finalmente otros autores apuntan a interpretar más correctamente la expresión porneía. Ésta no sería simple fornicación ni adulterio, sino propiamente el estado de concubinato.
    El término rabínico empleado por Cristo habría sido zenut, que designa la unión ilegítima de concubinato; el griego carece, en cambio, de un nombre específico para designar a la ‘esposa’, razón por la cual, se habría recurrido al término porneía.
    En tal caso, es evidente que no sólo es lícito la separación, sino obligatoria, puesto que no hay matrimonio sino unión ilegal. Esta explicación se refuerza tomando en cuenta que San Pablo, en su carta a los Corintios, califica la unión estable incestuosa del que se había casado con su madrasta como porneía[12]. A esto mismo haría referencia el Concilio de Jerusalén al exigir que los fieles se abstengan de porneía, o sea de las uniones ilegales aunque estables. Esta última es, tal vez, la más plausible de las interpretaciones y la sostuvieron autores como Cornely, Prat, Borsirven, Danieli, McKenzie; también algunas versiones de la Biblia.

    2. Los textos de San Lucas y San Marcos.

    Entendidas las dificultades como acabamos de exponer, se comprende que sean totalmente equivalentes con las de San Lucas y San Marcos, los cuales mencionan la sentencia de Cristo sin las cláusulas problemáticas:

    1) San Lucas (16,18): Todo el que repudia a su mujer es adúltero; y el que se casa con la repudiada por su marido, es adúltero. Aquí, queda en claro que el vínculo permanece en quien fue repudiada y en el repudiador; no hay por tanto, disolubilidad. Y no aparece la aparente excepción.

    2) San Marcos (10,11): El que repudia a su mujer y se casa con otra, adultera contra aquélla, y si la mujer repudia al marido y se casa con otro, comete adulterio. Por más repudio mosaico que se practique, el nuevo matrimonio de la repudiada o del repudiador constituye adulterio.

    Es evidente que si hubiera una diferencia moral tan radical entre el caso del repudio por motivos de adulterio (siendo lícito como quería Shammai) y los demás casos de repudio (que serían ilícitos), tanto Cristo como sus evangelistas deberían haberlo indicado en todos los lugares en que se haga referencia al divorcio. Por el contrario, en estos lugares Cristo no deja lugar ni para la única excepción que proponía el rabí Shammai.

    Me parece un análisis perfecto.

    • mayo 8, 2009 12:27 pm

      Renton,

      De nuevo estás equivocado, y de quien tomas ese copy/paste también. Porqué? Porque repudio es lo mismo que divorcio. Mira tus incongruencias:

      1. Tu dices que Moisés permitió el divorcio, y lo tomas del versículo 3 de Mateo 19, en donde leemos, “Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? ” En ese versículo sí interpretas para tu posición que repudiar es divorcio, pero luego cuando se utiliza en la frase “salvo por causa de fornicación” no es válido. Qué clase de exégesis es esa?

      2. La palabra apolou en griego, en ese contexto quiere decir “divorcio.” Significa lo mismo en el verso 3 como en el 9. Todo el contexto del pasaje en Mateo 19 es el divorcio, no la separación corporal. Es por eso que se hace alusión a Génesis y a la intención de Dios hacia el hombre y la mujer.

      3. El análisis no es perfecto. No sé de quien habrás tomado esto pero la exégesis es pésima. No hay congruencia entre versos ni hay un análisis del contexto de Mateo 19:9. Pésimo! Por supuesto, tenía que venir de la teología católica. Por favor, Renton seamos serios cuando análizamos la Biblia. No puedes pensar que un católico haga una correcta exégesis de un pasaje. Me parece increíble que en lugar de buscar comentarios de protestantes, busques comentarios de un católico. De nuevo, pésima exégesis.

  40. Diego Román permalink
    mayo 8, 2009 1:49 pm

    La paz del Señor.
    La ley de Moisés permitía el divorcio por hallar “alguna cosa indecente” (ervá; desnudez, figurativamente desgracia, defecto: confusión; inmundicia o vergüenza).
    Esto podría ser fornicación y en esto coincidirían; pero hay una variante considerable.
    La ley mosaica permitía, además, el nuevo matrimonio posterior al divorcio:

    Deuteronomio 24
    1 Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa.
    2 Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre.
    3 Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, 4 no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová, y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad.

    Jesús reitera, da el motivo y confirma la diferencia entre la ley de Dios eterna (al principio) y la ley de Moisés.

    Mateo 19:8
    El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así.

    Y declara su ley (yo os digo, ley de Cristo) en la que no permite el nuevo matrimonio posterior al divorcio.

    Mateo 5:32
    Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio.
    Mateo 19:9
    Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.

    Y reitera que ambos adulterarían en tal caso:

    Lucas 16:18
    [ Jesús enseña sobre el divorcio ] [ (Mt. 19.1-12; Mr. 10.1-12) ] Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera.

    Que Jehová Dios nos de sabiduría y ciencia.

    • mayo 8, 2009 7:58 pm

      Diego,

      Creo que cometes otro error exegetico. Jesus si permite el divorcio y el re-matrimonio (por asi decirlo) en caso de fornicacion. La persona afectada puede volverse a casar. Eso es justamente lo que Jesus dice. Si el hombre comete fornicacion la mujer puede divorciarse, y si la mujer fornica, su marido la puede repudiar.

      Lucas 16: 18 se refiere a; que se casa cn una mujer que se ha divorciado por otra causa aparte de fornicacion. Es decir, si una pareja se separa porque “ya no se aman” entonces si el hombre se casa, adultera, y si la mujer se casa con otro hombre tambien adultera, pues ese divorcio no cuenta, ya que no fue por causa de fornicacion.

      Estas equivocado en tu interpretacion. La ley de Cristo es lamisma ley mosaica en cuanto al divorcio.

  41. elunicodiosverdadero permalink
    mayo 8, 2009 8:23 pm

    ¡¡¡Ahora entiendo por qué hay tantas denominaciones y tantas interpretaciones del mismo pasaje!!!

    Jesús si permitió el divorcio en caso EXCLUSIVAMENTE de fornicación o infidelidad.

    Pero el divorcio en cualquier otro contexto, ¡NO!

    El mandamiento “no es” NO TE DIVORCIARÁS, el mandamiento “es” NO COMETERÁS ADULTERIO.

    El decálogo no habla del divorcio, sino de la forncación extramarital.

    Los dispensacionalistas son muy complicados en su teología. Dios es UNO y su UNIDAD se refleja en toda la Biblia.

  42. Juan permalink
    mayo 8, 2009 9:45 pm

    Cuando un hombre o una mujer comete inmoralidad sexual (gr. porneia)siendo infiel a su cónyuge ya ha dejado de ser uno con el/ella para ser uno con otra persona, por tanto la unión queda completamente rota.

    La parte ofensora, al igual que en el tiempo de Moisés, ha endurecido su corazón contra Dios y contra su cónyuge y por tanto la parte inocente tiene licencia para solicitar el divorcio pues la persona que cometió el pecado es como si hubiera muerto.

    La parte inocente queda entonces libre para casarse con quien quiera y si es cristiano/a debe ser en el Señor.

    ¿O es que quieren promover la poligamia? El lecho sea sin mancilla hermanos. La parte inocente no tiene obligación de volver a juntarse en una sola carne con la persona que viene de la calle y de estar fornicando como hienas ¡Eso si que es un pecado! Buaggggg

  43. Renton permalink
    mayo 8, 2009 10:18 pm

    Diego Román:
    Jesús reitera, da el motivo y confirma la diferencia entre la Ley de Dios eterna (al principio) y la ley de Moisés

    No será usted católico verdad? :D

    Gracias hermano por destacar lo evidente.

    • mayo 9, 2009 12:05 am

      Renton,

      Diego no ha demostrado ninguna diferencia. La correcta exégesis del pasaje confirma lo contrario.

  44. Renton permalink
    mayo 8, 2009 10:31 pm

    Eduardo:
    No sé de quien habrás tomado esto pero la exégesis es pésima

    Siento volver a disentir contigo.

    En cuatro pasajes distintos de los Evangelios, Jesús deroga claramente la dispensa que se reguló en el Antiguo Testamento (Mt 19:3-9, Mc 10:2-12 y Lc 16,:18), no obstante, tú apoyas tus argumentos en base a un pasaje cuya lectura es ambigua en su interpretación (no hay consenso claro sobre la palabra Porneia).

    Como comprenderás, no es un disparate pensar que Jesús igual que “al principio” cuando no fue así… rechazaba el divorcio.

    Por qué esa diferencia entre Jesús y aquello estipulado en la Ley mosaica?

    Porque se trata de leyes distintas.

    Una eterna y otra temporal y circunscrita a un período concreto.

    Eduardo, déjame pedirte un favor, intenta expresarte de un modo menos asertivo; ya sé que no es tu intención, pero la letra escrita es muy traicionera y muchas veces das la impresión de agresividad.

    Estas equivocado en tu interpretacion. La ley de Cristo es lamisma ley mosaica en cuanto al divorcio

    Como dijo Paul Washer en una ocasión: No he interpretado el texto, lo he leído
    Jesús dice claramente pero no fue así al principio.

    • mayo 9, 2009 12:19 am

      Renton,

      La ley mosaica dice lo mismo. El propósito de Dios es que un hombre se case y permanezca casado con una mujer por toda su vida. Dios proveyó una medida para proteger a las mujeres. De la misma manera y tan claro como está en Mateo 19, pues no es nada ambiguo ese pasaje, Cristo protege a aquel contra quien peca la pareja con fornicación. Cristo le permite divorciarse y casarse de nuevo. No hay ambigüedades en ese pasaje, a pesar de que tu así lo quieras.

      De nuevo, no hay diferencias entre la ley de Cristo y la ley de Dios.

  45. Renton permalink
    mayo 9, 2009 2:50 am

    Eduardo:
    La ley mosaica dice lo mismo [...] Dios proveyó una medida para proteger a las mujeres

    Eduardo, Jesús dice claramente lo siguiente:

    El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así

    Mas al principio no fue así… ahora bien, como es verdad que puedo estar equivocado porque nunca se sabe, explícame por favor tu opinión al respecto.

    Qué crees que quiso decir Jesús con mas al principio no fue así?
    Porque es a todas luces evidente que Jesús hace una clara distinción entre dos leyes/etapas bien diferenciadas.

    Cuáles?

    A mi modo de ver entre la Ley eterna de Dios, -la primera y la que se restaura de nuevo tras Jesús- y la Ley temporal de Moisés.

    En efecto, lo que tú sostienes plantea más problemas que otra cosa porque si la Ley ha sido siempre la misma, eterna e inalterable, por qué diría Jesús dicha frase?

    No cuadra.

    • mayo 9, 2009 3:04 am

      Renton,

      Jesus se está refiriendo al principio cuando Dios creó al hombre y a la mujer. Dios los creó para que vivieran en matrimonio. Pero luego por causa del pecado permitió el divorcio al igual que lo hizo Cristo en el caso de fornicación. Ya te demostré que la ley mosaica permite el divorcio y Jesús tambien, aunque al principio no fue así. Pero Jesús si lo permitió.

  46. Renton permalink
    mayo 9, 2009 3:12 am

    Eduardo:
    Jesus se está refiriendo al principio cuando Dios creó al hombre y a la mujer. Dios los creó para que vivieran en matrimonio. Pero luego por causa del pecado permitió el divorcio

    Por consiguiente, según tú la Ley de Dios no es eterna e inalterable si no sujeta a cambios… defiendes una contradicción Eduardo.

    • mayo 9, 2009 11:59 am

      Renton,

      Porque tu no entiendas algo no quiere decir que sea una contradicción. Ya te has leído el Salmo 119 como te aconsejé? En el encontrarás cosas como esta,

      “Guardaré tu ley siempre, Para siempre y eternamente.” Salmo 119: 44

  47. Renton permalink
    mayo 9, 2009 12:14 pm

    Eduardo:
    Jesus se está refiriendo al principio cuando Dios creó al hombre y a la mujer. Dios los creó para que vivieran en matrimonio. Pero luego por causa del pecado permitió el divorcio

    Rebajas los atributos de Dios Eduardo, no te das cuenta?
    Dios ES y su Ley es eterna e inalterable.

    En otras palabras, Dios no cambia sus leyes en relación a la actitud de sus criaturas.

    Tu posición es un tanto incomprensible y contradictoria porque adjuntas pasajes bíblicos que demuestran la eternidad y perfección de la Ley de Dios (lo cual no discuto) pero al mismo tiempo admites que ha habido cambios en ella.

    Eso es a todas luces contradictorio.

    Ya te has leído el Salmo 119 como te aconsejé? En el encontrarás cosas como esta,

    “Guardaré tu ley siempre, Para siempre y eternamente.” Salmo 119: 44

    No discuto eso, el asunto es ver que se refiere a la Ley eterna de Dios/Cristo, no a la mosaica.

    Te vuelvo a rogar que adjuntes pasajes bíblicos neotestamentarios que justifiquen la eternidad de unas leyes mosaicas y la caducidad de otras porque encaso contrario todo creyetne tiene derecho de hacer oidos sordos a todo lo que no esté refrendado por la Bíblia.

    • mayo 9, 2009 12:31 pm

      Renton,

      Te pongo un problema: Tu dices que, “Dios no cambia sus leyes en relación a la actitud de sus criaturas.” Sin embrago Dios en ocasiones se arrepintió de hacer ciertas cosas a los hombres.” Yo no creo que Dios haya cambiado sus planes, pero lo creo porque entiendo el contexto en el que ocurren las cosas.

      Sin embargo tu no entiendes lo que significa, “al principio” y lo asumes como si Dios hubiera entonces cambiado Su ley. Eso es lo que dices tu, yo nunca he dicho eso. El plan de Dios para la humanidad fue que no pecaran, sin embargo pecaron. o le dijo Dios a Adán que no comiera del árbol de la ciencia del bien y del mal? Obedecieron? No! Dios entonces tuvo que cambiar de planes? Jamás! En su soberanía Dios sabía todo lo que iba a suceder, inclusive el pecado.

      Pero tu no comprendes ciertas cosas. Dios fijó una ley acerca de como debía ser el matrimonio, pero a causa de la dureza del corazón de los hombres, es decir a causa del pecado, en su soberanía, ya conociendo lo que iba a hacer el hombre, da una ley en la cual se permite el divorcio para proteger a la parte afectada. No se permitía el divorcio por cualquier cosa. Lo mismo hace Cristo, debido al pecado del hombre, permite el divorcio sólo en caso de que la pareja de una persona cometa fornicación.

      Es lo mismo! Dios no cambia, ni Su ley. SU ley es que el hombre debe estar casado con una mujer el resto de su vida, pero el hombre en su pecado decide ignorar esas ordenes. Por ello Dios en Su misericordia decidió proteger a la parte afectada, de la misma manera que lo hizo Cristo. Eso es una provisión a Su ley. Entiendes la diferencia entre provisión y una ley? Si comprendes eso entonces comprenderas porque Moisés y Jesús hacen y enseñan lo que enseñan.

      Con respecto a los pasaje neotestamentarios. Ya te demostré que Santiago y Pablo admiten que ellos están ligados a la ley mosaica (decálogo). No leíste las entradas? Pero también puedes leer en tus propios comentarios como las leyes ceremoniales ha caducado, como el sacerdocio y los sacrificios. Qué más deseas? Ya hemos visto como el NT enseña que las leyes ceremoniales han caducado, pero que la ley moral de Dios, según Pablo y Sabtiago, está vigente para el creyente.

  48. Renton permalink
    mayo 9, 2009 12:54 pm

    Eduardo:
    Sin embrago Dios en ocasiones se arrepintió de hacer ciertas cosas a los hombres

    Por supuesto Eduardo, no obstante, sus leyes son eternas.

    Por algo es la Roca.

    no entiendes lo que significa, “al principio” y lo asumes como si Dios hubiera entonces cambiado Su ley

    Jesús dijo Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así, no estoy malinterpretando nada, estoy constatando el hecho de que Jesús establece una distinción entre la Ley mosaica y aquello establecido por Dios al principio para la Humanidad.

    Por tanto no, el no cambia su Ley, su Ley es eterna, lo cual demuestra la temporalidad y circunstancialidad de la mosaica.

    Con respecto a los pasaje neotestamentarios. Ya te demostré que Santiago y Pablo admiten que ellos están ligados a la ley mosaica (decálogo)

    Los dos mandamientos de Jesús contemplan el decálogo, eso no demuestra nada.

    No te olvides tampoco de un hecho importantísimo: amarás al prójimo como a ti mismo aparece en Levítico, no en el Decálogo y no obstante, Jesús lo cita como el segundo mandamiento en importancia.

    Ya hemos visto como el NT enseña que las leyes ceremoniales han caducado, pero que la ley moral de Dios, según Pablo y Santiago, está vigente para el creyente

    Exacto, pero entonces incurrimos en una contradicción.

    Si sabemos que quien vulnera un punto vulnera toda la Ley, que no hay nada en la Bíblia que nos lleve a pensar que la Ley mosaica es exclusivamente el Decálogo, que el segundo mandamiento en importancia según Dios aparece en el Levítico, que la Ley de Dios es eterna y que los apóstoles y el mismo Dios han declarado obsoletos algunas leyes entregadas por Dios a Moisés en el Sinaí… no podemos deducir que la Ley de Cristo y la mosaica son la misma.

    La Ley de Cristo contempla el Decálogo y lo supera en exigencias:

    Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo

    • mayo 9, 2009 1:34 pm

      Renton,

      Santiago está hablando de la ley moral, no de la ley ceremonial. Quien viola un mandamiento de la ley moral de Dios viola toda la ley. Santiago no se está refiriendo a las leyes cermemoniales. Eso queda claro del contexto.

      No has demostrado que la ley de Cristo sea diferente a la ley mosaica. De donde sacas esas cosas. La ley de Cristo es la ley del amor y la ley mosaica también. Dios y el Padre son uno y por lo tanto sus leyes no pueden ser diferentes. Esa es la doctrina de la Trinidad.

      Dices que amar al prójimo como a ti mismo no está en el decálogo? Que ignorancia y que obstinación. No ves que si uno no roba, ni mata al prójimo lo hace porque le ama. Y no sólo eso, el decálogo nos llama a preservar la vida del prójimo y a proteger sus pertenencias. Hay preceptos negativos y positivos en el decálogo.

      Entonces, tu no debes seguir el decálogo, pero Santiago y Pablo sí? Así es la cosa? Los apostoles escribieron que el creyente está ligado al decálogo pero tú dices que no. A quien le creo? Por supuesto que a Cristo, de quien fueron las palabras escritas por los apóstoles.

      He demostrad que tanto Dios como Cristo permitieron el divorcio. Pero dices aún que sus leyes son diferentes?

      Tu dices, “Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así, no estoy malinterpretando nada, estoy constatando el hecho de que Jesús establece una distinción entre la Ley mosaica y aquello establecido por Dios al principio para la Humanidad.” Dios dijo que Adán no debía comer del árbol prohibido. Violó Adán el mandamiento de Dios establecido perpetuamente? Por supuesto que sí! Eso no implica que Su ley haya sido diferente, sino que Dios conociendo el corzon del hombre hace provisiones en Su ley para proteger a los más débiles del pecado de los demás. En este caso el divorcio. No entiendes que Cristo permitió el divorcio también. Qué diferencia hay entre ambas leyes? Ninguna.

      Tus argumentos no han demostrado n ada porque ni siquiera conoces lo que la ley de Dios refleja.

  49. Renton permalink
    mayo 10, 2009 7:31 pm

    Juan:
    Hay personas que cuando hacen comentarios solo quieren ganar una discusión para exaltar su ego, mientras que otros se informan y contrastan las cosas como es tu caso

    Este comentario -al ser tremendamente injusto- actúa más en tu contra que otra cosa, piensa en ello…

  50. Renton permalink
    mayo 23, 2009 3:05 am

    En la entrada del 21 de marzo del 2008 de este blog leo:

    Cristianos y la Ley

    Con la muerte de Cristo, se rasgó el velo del templo que estaba frente al santuario interior (Mateo 27:51), indicando que Cristo había abierto el acceso a Dios (Hebreos 10:20).
    Por lo tanto, el creyente es libre de la ley.

    Eso suena terriblemente antinominiano…

    • mayo 23, 2009 3:16 am

      Renton,

      Se nota que todavía no has entendido nada. En esa serie se estaba tratando los pactos bíblicos. La frase que citas es lo mismo que dice Pablo con respecto a la justificación. Una vez que Cristo murió y entró de una vez por todas al Lugar Santísimo, la justificación para los creyentes fue una realidad. No por sus propios méritos, sino por los de Cristo. La ley que maldecía a esos pecadores por los que murió Cristo ya había muerto. Dejas claro que no entiendes aún la justificación ni la regeneración de los creyentes.

      En ningún lugar de esa entrada se está tratando a la Ley mosaica como parte de la regeneración o del nuevo nacimiento de cada creyente, como lo hemos analizado ya en Jeremías y Ezequiel.

      Suena antinomiano para el que no sepa leer en contexto opara el que no tenga idea de la doctrina de la justificación.

  51. Renton permalink
    mayo 23, 2009 3:23 am

    Eduardo:
    En ningún lugar de esa entrada se está tratando a la Ley mosaica como parte de la regeneración o del nuevo nacimiento de cada creyente

    No he dicho lo contrario no obstante, qué quieres decir entonces con que el creyente está libre de la ley…?

    Por decir que el creyente debe observar la Ley de Cristo y no la mosaica me has acusado en varias ocasiones de antinominiano lo cual es absurdo, por tanto, de qué ley está libre el creyente?

    • mayo 23, 2009 2:08 pm

      Renton,

      El creyente esta libre de la ley como aquella que le causaba condenación, y como aquella forma que el hombre natural usa para sentirse justificado. Una vez nacidos de nuevo, la ley se utiliza de la manera en la que Dios lo requería.

  52. Renton permalink
    mayo 23, 2009 2:33 pm

    Eduardo:
    Hasta cuándo vas a seguir alterando el orden de los comentarios?

    Yo NUNCA utilizo el recurso de “Responder”, por tanto, te rogaría que el último comentario cronológicamente hablando fuera el último comentario que aparece por favor.

    Eduardo:
    El creyente esta libre de la ley como aquella que le causaba condenación, y como aquella forma que el hombre natural usa para sentirse justificado. Una vez nacidos de nuevo, la ley se utiliza de la manera en la que Dios lo requería.

    Por decir mucho menos que eso me has acusado -a mí y a otros- de antinominianos, recuerdas?

    Ahora bien, no me has respondido la pregunta que te planteé en relación a tu entrada del 21 de marzo del 2008.

    De qué Ley está libre el cristiano?

    Querría recordar qué dices en la susodicha entrada:

    Con la muerte de Cristo, se rasgó el velo del templo que estaba frente al santuario interior (Mateo 27:51), indicando que Cristo había abierto el acceso a Dios (Hebreos 10:20).
    Por lo tanto, el creyente es libre de la ley.

    Es el creyente libre de la Ley?

    • mayo 23, 2009 3:00 pm

      Renton,

      Yo no he alterado ningun orden. Yo te respondo a ti. El orden permanece según wordpress.com.

      Ya te la respondí. De la única ley que existe: la ley de Dios. La misma de la que habla Pablo cuando dice que estamos muertos a la ley. Esa ley que condenaba a los pecadores que Dios había elegido desde antes de la fundación del mundo para ser salvos por medio de la fe. Esa ley que antes nos mataba, y que ahora por fe hemos sido liberados, no de ella, sino de su poder condenatorio. Para que hemos sido libertados? Como el mismo Pablo deja claro, hemos sido libertados para que ahora, por medio del Espíritu Santo podamos cumplirla por amor. Amor a quien? Amor a Dios. El amor de Dios lo expresamos siguiendo Sus mandamientos, es decir, Su ley. Esa ley que Él le dio a Israel por manos de Moisés. Esa misma ley moral.

      En la carne la ley de Dios nos mata, pero en el espíritu nos vivifica y nos santifica. Porqué? Porque la ley es espiritual y fue dada para que fuera obedecida por hombres regenerados. Esto es lo que enseña la Biblia. Pero, sigues sin entenderlo.

      El creyente es libre de la condenación de la ley, como bien dice el contexto de esa entrada que leíste. Esa entrada trata de los pactos de Dios para la salvación de Su pueblo. La ley mosaica condenaba a todos aquellos que estaban en la carne. Pero con Cristo, esa condenación de la ley ha sido quitada, y ahora en el espíritu, el creyente vive para satisfacer y obedecer esa ley moral de Dios.

      La ley ceremonial acusaba de maldad a los hombres? No! Es la ley moral. De esa ely es la que estamos hablando, así que tu suposición con respecto a que si una ley cae, toda cae, es un completo error teológico. Cualquier libro de teología, y principalmente la Biblia te lo pueden enseñar.

Trackbacks

  1. Creyó Pablo Deber Observar la Ley Mosaica? « sujetosalaRoca
  2. La Ley de Dios y la Vida Santificada « sujetosalaRoca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.060 seguidores

%d personas les gusta esto: