Saltar al contenido

Descifrando Pasajes Difíciles: Hebreos 6: 4-6

marzo 1, 2008

Esta semana analizaremos uno de los pasajes más controversiales del Nuevo Testamento. Para los arminianos, esta es la prueba de que la perseverancia de los santos no existe, y que por lo tanto, un cristiano puede rechazar a Cristo en algún punto de su vida. Para los calvinistas es la prueba de que un creyente no puede ser un apóstata, y que lo que presenta el autor del libro de Hebreos son personas que no son creyentes.

Los calvinistas están en lo correcto en afirmar que la Biblia enseña enfáticamente la preservación y la perseverancia de los santos. Cristo afirmó que sus ovejas ‘nunca perecerán’ (Juan 10: 28). Si la Biblia no se puede contradecir entonces el pasaje de Hebreos 6, no puede estar diciendo que un creyente puede rechazar la gracia y la fe que le fue otorgada por Dios (Efesios 2: 8). Si el apóstol Pablo, siendo llevado por el Espíritu Santo escribió que nada puede separar a un creyente del amor de Dios (Romanos 8: 35-39), entonces el pasaje de Hebreos tampoco puede afirmar lo contrario.

El pasaje de Hebreos 6 dice lo siguiente,

“Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.” Hebreos 6: 4-6

La dificultad principal está en saber si el pasaje está hablando de personas que han sido regeneradas o de personas no regeneradas? Lo que quiero que veamos es que este pasaje, como afirman los calvinistas, trata de personas que profesan ser creyentes sin serlo.

Lo primero que debemos saber es que la epístola fue escrita a cristianos judíos del primer siglo de esta era, quizás de Jerusalén o Roma [1]. En ningún lugar de la epístola aparece algo que nos indique que haya sido compuesta para gentiles. Esta iglesia conformada por judíos era un grupo heterogéneo, en donde muchos eran creyentes genuinos que necesitaban un estímulo para continuar en la verdad. Otros profesaban fe en Cristo, pero no había evidencia de ser regenerados. Esto es lo mismo que ocurre en nuestras iglesias hoy en día, en donde hay una mezcla de creyentes y flasos creyentes.

La epístola fue escrita debido a que muchos de los que eran parte de la iglesia querían volver al judaísmo que habían aprendido de sus padres, y rechazar la gracia de Dios. El autor los exhorta y les señala la superioridad de Cristo y las consecuencias de hacer esto.

En los capítulos 3 y 4, el autor usa un ejemplo de lo que le ocurrió a Israel en el desierto para prevenir a estos cristianos judíos a que no desechen la gracia de Dios a causa de un corazón incrédulo (Hebreos 3: 7-12, 15; 4:3-7). Además les insta a rechazar el reposo de Dios por esa misma incredulidad (Hebreos 3: 18; 4:6-11). El autor les dice,

“porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.” Hebreos 3:14

Cuando Israel estaba en Egipto, justo antes de salir, toda la nación había puesto la sangre del cordero sacrificado de la Pascua en los dinteles de sus casas; todos cruzaron el mar Rojo; todos tomaron del alimento espiritual, el maná y el agua de la roca; todos vivieron bajo la iluminación del pilar de fuego. Todos disfrutaron de los beneficios espirituales, pero la mayoría de ellos no eran salvos. En Su ira, Dios no les permitió entrar en Su reposo y los dejó en el desierto por 40 años hasta que otra generación pudiera entrar. A ellos les fue predicado el evangelio, pero no les sirvió de nada por su incredulidad y desobediencia (Hebreos 4: 2-6).

Al leer el pasaje del capítulo 6, nos damos cuenta que existe un paralelismo con lo que le sucedió a Israel en el desierto. El autor de Hebreos intenta entonces que estos lectores vean lo que le sucedió a Israel y que vayan “adelante a la perfección” (Hebreos 6:1), pero lo podrán hacer, “si Dios en verdad lo permite.” (Hebreos 6: 3).

Pero que está ocurriendo en los versos 4 al 5? Algunas personas están recibiendo grandes bendiciones y están teniendo experiencias maravillosas. Cuáles son esta bendiciones?

1. Algunos han sido iluminados
2. Fueron hechos partícipes del Espíritu Santo
3. Gustaron la buena palabra de Dios
4. Gustaron los poderes del mundo venidero

Iluminados

Cuando leemos algunos de los padtriarcas de la iglesia, notamos que para algunos de ellos el ser iluminados quería decir haber sido bautizados. Pero la palabra ‘photizo’ (φοτιςω) significa tener un entendimiento intelectual de las cosas de Dios [2] y [3]. En Hebreos 6:4 implica que algunos han sido instruídos en la doctrina del evangelio y la han comprendido. Un pasaje paralelo es Hebreos 10: 26 donde dice,

“Si pecamos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados”

Este conocimiento es sin embargo un conocimiento natural de las cosas espirituales, es decir que se ha adquirido por medio de escuchar, pero que no es una iluminación espiritual que transforma un corazón (2 Corintios 3:18). Un ejemplo de este tipo de entendimiento es el caso de Balaam. En Numeros 24 es claro que este falso profeta tenía un claro entendimiento de la verdad de Dios, pero nunca fue transfromado espiritualmente.

A pesar de que el conocimiento es un prerequisito para la fe, no es un indicador de que exista en el corazón de una persona la fe salvadora.

Partícipes

Ser partícipes del Espíritu Santo quiere decir que alguien comparte el Espíritu, quizás e relación con las bendiciones que habían sido manifestadas en la iglesia hebrea. La palabra griega para ‘partícipes’ es methochos (μετοχος), un adjetivo indica el que alguien sea compañero de otro [4]. La palabra aquí se refiere a algo que es externo más que interno. Quiere decir que algunas personas habían compartido el beneficio de la operación sobrenatural y las manifestaciones del Espíritu Santo.

La buena Palabra de Dios

Esto se refiere a las promesas de Dios para Su pueblo, especialmente en el evangelio. Esta misma experiencia, como dijimos al principio, la tuvo Israel durante el desierto. Ellos habían disfrutado de la promesa de Dios con respecto a la liberación del poder de Egipto, pero aún así muchos no tenían fe salvadora.

Los poders del mundo venidero

Estas personas descritas por el autor de Hebreos han gustado, visto, y algunos hasta realizado los milagros del Espíritu Santo, pero aún así no había fe en su corazón. Es posible realizar milagros y estar perdido espiritualmente. El ejemplo más claro lo tenemos en Judas, el apóstol escogido por Jesús (Lucas 6: 12-16). Jesús los envió de dos en dos, y les dio el poder para predicar, echar fuera demonios y hacer milagros (Lucas 9: 1-2). Todos los apóstoles hicieron esto, inclusive Judas, a pesar de que Cristo sabía desde el principio que era un traidor (Juan 6:64). Pero, fue Judas salvo? Juan nos dice que Satanás entró en Judás y luego entregó a Jesús en manos de los fariseos (Juan 13:27), y luego se suicidó.

Es más Cristo, en el sermón del Monte dice,

“Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” Entonces les declararé: “Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!” Mateo 7: 22-23

Muchas personas pueden hacer milagros y no conocer realmente a Cristo. Muchos harán milagros y no son realmente creyentes. Ahora, veamos el verso 6,

“y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndolo a la burla.”

Cuando dice ‘recayeron,’ la palabra utilizada en griego indica un abandono total. Es un rechazo voluntario a la verdad revelada por Dios y al evangelio. La palabra en griego ‘parapipto’ (παρπιπτο) describe a una persona que a pesar de haber comprendido intelectualmente el evangelio, haber visto y participado de milagros hechos por el Espíritu Santo nunca fueron traídos de tinieblas a luz (2 Corintios 4:6). Estas personas voluntariamente rechazan todos los principios del cristianismo para volverse al mundo.

Es importante entender lo que el autor quiere decir con ‘parapipto,’ ya que los verdaderos cristianos pueden caer en pecado. David cometió un pecado terrible al adulterar y asesinar a Urías. Inclusive Pedro negó a Cristo, pero aún así fue renovado, y traído al arrepentimiento. F. B. Meyer dice con respecto a esto,

“Recaer es volver de la profesión externa del cristianismo, no temporal, pero final; no como resultado de un pecado súbito, sino porque el primer estímulo externo se apagó, y no hay una verdadera vida latiendo en el corazón, para reparar o reenvigorar la devoción gastada de su vida. Es parecerse a esos planetas, que nunca brillan su propia luz, sino que reflejan la luz de algún sol central; pero que, siendo seoarados de su correa, se alejan más y más hacia la oscuridad, sin un rastro de vida o calor o luz. Es volver como el perro a su vómito, porque la reforma fue sólo externa y temporal, y al naturaleza nunca fue transformada por la gracia del trabajo del Espíritu Santo. Es convertirse en otro Judas; cometer el pecado contra el Espíritu Santo; perder todo sentimiento, deseo de cosas mejores; y convertirse en algo calloso y muerto.” [6]

Ahora, que quiere decir el apóstol con ‘ser renovados para arrepentimiento’? El arrepentimiento es un cambio de mentalidad (Mateo 21:29; Romanos 11:29). Pero, es más que un acto mental, pues la conciencia está activa para llevar a la persona a la auto-condenación, tristeza por los pecados cometidos. En las personas no regeneradas (no creyentes) esto ocurre naturalmente, pero en los creyentes, es producido por el Espíritu Santo. En unos es el regalo que da vida, pero en otros es la tristeza del mundo que lleva a la destrucción (2 Corintios 7:10). Por ejemplo, el caso de Judas, quien se arrepintió, devolvió el dinero, entendió que había pecado (Mateo 27:3), pero este arrepentimiento no lo salvó porque no fue producido por el Espíritu Santo. El desenlace de su vida lo demuestra.

Otro ejemplo es Simón el mago (Hechos 8: 9-24), quien conoció y entendió el evangelio, e inclusive fue bautizado, pero luego fue reprendido por Pedro por no arrepentirse totalmente . Él era un cautivo al pecado. Su repuesta muestra claramente que nunca tuvo verdadera fe salvadora (Hechos 8: 24).

Estas personas, que una vez conocieron las verdades de Dios, entendieron el evangelio, gustaron de las bendiciones del Espíritu Santo, vieron la transformación de las vidas de creyentes, pero aún así, voluntariamente, han rechazado estas doctrinas, es imposible que sean ‘anakainizo’ (renovados-restaurados). Porqué? La Biblia es clara en que hay cosas imposibles para Dios. Dios no puede mentir, o perdonar un pecado sin que este sea castigado. Esto es imposible por la misma naturaleza de Dios. Tampoco puede actuar en contra de Sus decretos, y uno de sus decretos es que para que haya fe debe haber predicación del evangelio (Romanos 10: 13-17).

Estas personas han escuchado el evangelio, y han presenciado las manifestaciones del poder del evangelio en la vida de otras personas a través del poder del Espíritu Santo. Si esto no pudo llevarlos al arrepentimiento, y a la transformación de sus vidas, entonces ya no hay manera de que sean renovados. Esto es lo que dice el autor de Hebreos. No hay otro evangelio que predicarles; no hay otros motivos para mostrarles. Les fue presentado a Cristo crucificado por sus pecados, pero rechazaron el mensaje y declararon a Cristo, usando las palabras de A. W Pink, como un ‘impostor’ [7]. Debido a que no hay otro nombre bajo el cielo porquien alguien pueda ser salvo, estas personas no pueden ser renovadas.

Luego el autor dice,

“crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndolo a la burla”

Cristo fue crucificado en Gólgota para raer un pueblo santo y puro. En el capítulo 13 de Hebreos dice, “Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta.” (Hebreos 13:12). Cuando una persona vuelve la espalda al evangelio, está poniendose de acuerdo con todo lo que llevóa Cristo a la cruz. Está de acuerdo con lo mundano, la impureza y la incredulidad que crucificaron a Cristo. Además cuando una persona habiendo conocido todas las benidicones que vienen del evangelio, prefiere el mundo, deja en claro que estas cosas son de más valor que Cristo, y se pone de acuerdo con todos aquellos que crucificaron a Cristo.

Un claro ejemplo de alguien que no puede ser renovado para arrepentimiento es el caso de Esaú. En este mismo libro leemos,

“Que no haya ningún fornicario o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. Ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no tuvo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.” Hebreos 12: 16-17

No creamos que Esaú se arrepintió de corazón. Dios no rechaza el verdadero arrepentimiento. La NIV lo traduce, “No se le dio lugar para el arrepentimiento, aunque con lágrimas buscó la bendición.” Es decir, Esaú no tuvo lugar para arrepentirse, su corazón estaba endurecido. Él deseaba cosas mejores, pero no quería someterse a la voluntad de Dios, pues él era ídólatra e inmoral (verso 16).

Para entender este pasaje, debemos leer la parábola que utiliza el autor en los versos siguientes, donde dice,

“La tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida y su fin es ser quemada.” Hebreos 6: 7-8

La lluvia corresponde a las bendiciones de los versos 4-5. Si la semilla de la palabra de Dios está verdaderamente presente en la tierra (los corazones de hombres y mujeres), esta lluvia causa que crezcan cosechas llenas de frutos. Pero cuando la palabra de Dios, a pesar de que haya sido escuchada, ha sido rechazada, la lluvia lo único que puede lograr es que crezcan las cosas que existen desde un principio en la tierra, es decir, espinos y abrojos. Si continúa lloviendo, estos espinos y abrojos seguirán creciendo, y haría de la tierra algo peor. Esta tierra merece entonces la maldición de Dios y será echada al fuego.

Cuatro razones por las cuales el autor del libro de Hebreos hace la advertencia:

1. Para advertirnos lo profundo que podemos ir en las cosas de lafe y no estar genuinamente convertidos. Todos debemos examinar nuestro corazón, el cual es “engañoso meas que todas las cosas, y perverso.” (Jeremías 17: 9). Debemos tener claro que existen muchos en nuestras iglesias que “Profesan conocer a Dios, pero con sus acciones lo niegan” (Tito 1:16).
2. Todos nosotros debemos preguntarnos que tipo de fruto estamos produciendo (Gálatas 5: 19-23).
3. El arrepentimiento no es algo que ocurra una vez en nuestras vidas, sino que es algo que caracteriza a un cristiano. En Europa del este le dicen a los cristianos, ‘los arrepentidores’ (repenters-inglés). El arrepentirse del pecado debe ser una marca del verdadero cristiano. Si estamos continuamente leyendo la Biblia, nos enfrentamos a cosas que nos condenan, y el arrepentimiento es la respuesta correcta. Pero el arrepentimiento sin un cambio de actitud y sin la producción de frutos no es verdadero arrepentimiento.
4. Una de las razones por las cuales el autor de este libro usa imágenes tan fuertes es para evitar que los corazones de las personas se vuelvan duros, y para evitar que aquellos que se han endrecido lo hagan más. Es una advertencia para aquellos que creen que son creyentes, pero que su vida demuestra lo contrario. Los verdaderos creyentes perseveran en su fe y diariamente son transformados a imagen de Cristo. En otras palabras, sólo hay un camino para los verdaderos creyentes, y ese es perseverar en la fe y en la obediencia a pesar de las pruebas y tribulaciones. Pablo le recuerda a los Filipenses, “Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá *perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.” (Filipenses 1:6). Y a los Romanos les asegura que los que Dios llamó, a estos glorificará (Romanos 8: 30).

Este pasaje muestra entonces a personas que han escuchado, comprendido y visto las manifestaciones del poder del evangelio (quizás algunos hasta hicieran milagros) pero que no habían nacido de nuevo, y que ultimadamente rechazaron a Cristo, prefirieron las cosas del mundo, y, “Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.” (1 Juan 2: 19).

_________________________________

[1] Louis Berkhof. Introduction to the New Testament. Página 166.

[2] Strong’s Greek Lexicon. Número 5457.

[3] Ver uso también en 1 Corintios 4:5, 2 Corintios 4: 4 y 2 Timoteo 1:10. La septuaginta la utiliza en Jueces 13:8; 2 Reyes 12: 2 y 17: 27.

[4] Strong’s Greek Lexicon. Número 3348.

[6] F. B. Meyer. Way into the Holiest. Chapter XIV.

[7] A. W. Pink. Apostasy. Commentary on Hebrews 6: 4-6.

sujetosalaroca.com
Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta.
Suscribete por email.
Suscribete al podcast por iTunes.
Apoya este sitio visitando los patrocinadores aquí.

About these ads
31 comentarios leave one →
  1. marzo 1, 2008 2:35 pm

    Excelente exposición del pasaje,sacará de dudas a los que aseguran que la savación se puede perder ycomunmente citan este y algunos pasajes más,que al estudiarlos seriamente se aclaran las dudas y se concluye que nuestra salvación es segura y eterna para los que se arrepintieron profundamente de sus pecados y no solo tuvieron un conocimiento intelectual.Gracias Eduardo, que Dios te siga usando para bendecir a la iglesia. ¿ Te puedo sugerir que trátaras Mr. 13:32? que los arrianos citan para negar la divinidad de Cristo, argumentando que Cristo al no saber la hora de su regreso , no era Dios.

  2. marzo 1, 2008 5:32 pm

    Chuy,

    Muchas gracias por el comentario. La Biblia es tan clara en todo lo que dice, pero la mente humana es tan corrupta que tuerce las verdades en ella expuestas. Muchas gracias por la sugerencia, y por supuesto lo haré. Gracias de nuevo y Bendiciones.

  3. pablo priego Enlace permanente
    marzo 3, 2008 10:56 pm

    Es increìble lo que guarda la Biblia respecto a los que les es dado por gracia los dones del Espiritù Santo y no saben aprovechar la riqueza de este don. El pasaje de Hebreros 6:1-12 es tremendo.

  4. marzo 4, 2008 4:49 am

    Pablo,

    Solo quiero decir acerca de tu comentario, que estas personas de las que habla este pasaje, no es que no sepan aprovechar las cosas del Espíritu Santo, sino que ellos mismos las rechazan. Estas personas no son verdaderos creyentes (y nunca lo fueron) y rechazan la clara evidencia que brinda el Espíritu Santo de Cristo en la iglesia.

  5. agosto 25, 2008 12:23 am

    Hola, tengo que busca el por que de las preguntas que Pablo hace en Romanos cap. 11. No las respuestas, sino el porque de la pregunta y no encuentro informacion. Me pueden ayudar?

  6. abril 23, 2009 1:14 am

    Hola querido Eduardo he estado leyendo un sermón de Spurgeon que habla sobre Hebreos 6:4-6. Aquí el explica de otra manera el mismo texto (diciendo que esas personas sí son hijos de Dios) pero igualmente llegan a la misma conclusión: “Es imposible perder la salvación”.

    Es imposible que cuando una persona (si es que pudiera suceder) cayera de la gracia sea renovado, pues ya no hay nada absolutamente ningún otro poder mayor que la obra de nuestro Señor Jesucristo en la cruz que nos pueda salvar (no hay otro salvador), por lo tanto ya si el Señor no nos pudo salvar nadie lo podrá hacer. Si (si es que pudiera suceder) caemos de la gracia quiere decir que la obra de nuestro Señor no sirve para algunas personas el poder de Dios no es suficiente y que su obra no es perfecta.

    Ahora entonces para que esta estó escritó:

    1 Está puesto allí para guardarte de que te apartes Dios preserva a sus hijos de que se aparten; pero Él los guarda utilizando medios; y uno de estos medios es: los terrores de la ley, mostrándoles lo que pasaría si se apartaran.

    Nuestro amigo nos quita la copa de arsénico y se deshace de ella; no quiere que lo tomemos, y dice: “si lo tomas, te matará.” ¿Acaso supone él por un momento que debemos tomarlo? No; nos comenta las consecuencias, y se asegura que no lo hagamos. Así Dios dice: “hijo mío, si te caes en ese precipicio, serás hecho pedazos.” ¿Qué hace entonces el hijo? Dice: “Padre, guárdame; sostenme y estaré seguro.” Lleva al creyente a una mayor dependencia de Dios, a un santo temor y precaución, porque sabe que si se apartara no podría ser renovado, y por lo tanto se coloca lejos de ese abismo, pues sabe que si se cayera en él, no habría salvación para él. Está calculado para excitar el temor; y este santo temor evita que el cristiano caiga.

    2 Gratitud: ej: tú le dices a tu hijito: “¿Sabes, Tomasito, que si no te diera tu comida y tu cena, te morirías? No hay nadie más que te dé tus alimentos.” ¿Qué pasa entonces? El niño no va a pensar que no le darás sus alimentos; él sabe que lo harás, y él está agradecido contigo por eso.

    Finalmente es una manera muy racional de hablar para mostrarnos cuán agradecidos debemos estar con Dios. Así dice el apóstol. ¡Cristiano!, si tú te apartaras, nunca podrías ser renovado otra vez para arrepentimiento. Agradece entonces a tu Señor porque Él te guarda para siempre.

    • abril 23, 2009 2:05 am

      Albert,

      Gracias por tu comentario. Yo no he leído ese sermón de Spurgeon, pero creo que no estoy de acuerdo. Hebreos 6 habla de los apóstatas, y creo que ese pasaje está puesto en la Biblia precisamente para aquellas personas que dicen ser creyentes pero no lo son. Personas que creen que Cristo ha muerto por sus pecados, pero que luego rechazan a Cristo, salen de la iglesia y se van al mundo. Creo que es por eso que el autor escribe que es imposible volver a crucificar a Cristo. El autor no está implicando que esto es posible, sino que para estos falsos creyentes, Cristo fue crucificado por ellos, pero al salir de la iglesia demuestran que no es así, y por ello no puede Cristo volver a sacrificarse. Al salir de la iglesia demuestran que nunca fueron verdaderos creyentes, y por lo tanto nunca fueron hijos de Dios.

  7. abril 23, 2009 10:34 am

    Eduardo:
    El arrepentirse del pecado debe ser una marca del verdadero cristiano

    Muy cierto, Jesús mismo dijo que cuando llegara el Espíritu Santo realizaría -entre otras cosas- la llamada Convicción de Pecado, es decir, abriría los ojos de la persona para darse cuanta de que sus costumbres, todos aquello que hasta entonces amaba era repulsivo a ojos de Dios, era pecado.

    El versículo que cito es Juan 16:8
    Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

    Al mismo tiempo, no es cierto que el Espíritu Santo igualmente nos une y sella a Jesús?

    Lo que Dios empieza lo acaba.

    Por tanto coincido con Eduardo cuando dice que en el fondo esas personas nunca fueron convertidas de verdad simple y llanamente porque es imposible haber recibido el Espíritu de Cristo y reincidir en el pecado.

  8. juan Manuel Enlace permanente
    mayo 5, 2009 12:08 am

    solo un verdadero creyente puede ser iluminado y gustar del don celestial (la salvacion por medio de Jesucristo), ser hecho partìcipe del Espìritu Santo al ser sellado con el bautismo del Espìritu al momento de la salvaciòn y gustar de la buena palabra (que es locura para los que se pierden)y los poderes del siglo venidero (todo lo heredado en Cristo Jesùs) solo los hijos pueden ser partìcipes.
    asì que se refiere a verdaderos creyentes que cayeron de la gracia de la ùnica forma que la biblia dice que puede suceder, blasfemando contra el Espìritu Santo (que es lo ùnico que no tiene perdon; y es atribuir al diablo por celos algo que se entiende claramente que es obra de Dios) Mt.12:24-32

    • mayo 6, 2009 12:53 am

      Juan Manuel,

      Tu error lo cometes porque haces eiségesis del pasaje. El texto NUNCA dice que estas personas han sido selladas por el Espíritu Santo, sino que han sido hechas partícipes. No es lo mismo. Lástimosamente tu interpretación va en contra de las Escrituras. Sólo unos pasajes para demostrarte que la salvación, que es obra entera de Dios no se puede perder,

      1. Filipenses 1: 6: “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”

      2. Romanos 8: 28-30: ” 28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ”

      3 Juan 6: 37-40: ” 37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera. 38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. 39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. 40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. ”

      4. Juan 10: 26-29: ” 26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. 27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. ”

      Estudia todo el Nuevo Testamento y verás que Dios lo que decreta hacer, lo hace, porque es el Todopoderoso.

  9. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 14, 2009 2:43 am

    Hola Eduardo
    Le respondes a Juan Manuel con versículos que confirman la perseverancia de los santos, pero debo decirte que esos versículos no confirman que tú sí estás haciendo exégesis y no eiségesis.
    Vuelvo a decirlo: esos versículos confirman la doctrina de la perseverancia de los santos, pero NO confirman tu interpretación de Hebreos 6:4-6. La cual, a mi modo de ver, es débil y forzada.

    Si bien mencionas un poco el contexto histórico de esta carta a los Hebreos, al leerla de corrido se puede ver claramente que en toda la epístola el escritor hace referencia a que se encontraban al borde de la apostasía.
    Gran parte de la carta y constantemente se trata de una exhortación a no apostatar. De hecho al final les dice: “Os ruego, hermanos, que soportéis la palabra de exhortación” (13:22).

    Para decir que se trata de una falsa profesión de fe habría que agregarle a este “engaño religioso” que el escritor los llama “hermanos santos” (3:1), que estos habían “recibido el conocimiento de la verdad” (10:26), que “en la sangre del pacto fueron santificados” (10:29), que nuevamente vuelve a decir que fueron “iluminados” (10:32), que el escritor les asegura su “perdurable herencia en los cielos” (10:34), que en su constante exhortación de no deslizarse, el escritor los insta diciendo: “retengamos nuestra profesión” (4:14). No les dice: “Hagan una verdadera profesión” o “conviertanse de verdad”. Sino “retengamos nuestra profesión”. Y luego vuelve a decir: “cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin” (6:11).

    ¿Son estos “hermanos santos” gente no nacida de nueva?
    ¿No será esto de que fueron “iluminados” la misma verdad que utiliza Pablo cuando dice que antes teníamos el “entendimiento entenebrecido” (Efesios 4:18) pero que ahora hemos pasado de las “tinieblas a la luz” y que el Señor ha “alumbrado los ojos de nuestro entendimiento” (Efesios 1:18)?. También es interesante como 2 Corintios 4:4 nos habla de que Satanás “cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la LUZ del evangelio de Cristo”.

    Vuelvo a decir que mi problema no es con la doctrina de la perseverancia, sino que esta no confirma tu interpretación de este pasaje bíblico.
    Cuando un pasaje no está del todo claro y no tenemos una rotunda y determinante interpretación ¿no sería mejor tener más cuidado de asegurar que la nuestra es la interpretación final y querer confirmarla con que nuestra interpretación está basada en una verdad doctrinal?

    O en otras palabras: Que no comprendamos bien un pasaje no niega una verdad doctrinal, pero tengamos cuidado de forzar rápidamente interpretaciones de ese pasaje que no comprendemos.

    Un abrazo

    • agosto 14, 2009 3:15 am

      Luis Rodas,

      Creo que te equivocas y déjame explicarte porqué. Al iniciar su epístola el autor de Hebreos se refiere a la iglesia y les explica y enseña cristología. Pero al llegar al capítulo 6 les hace una advertencia para aquellos que se encuntran en la iglesia, y que son contados como hermanos en la fe, para que no caigan en apostasía. Esto es un signo de que una persona es reprobada (Heb 6: 8). Esto es una advertencia como lo deja claro en el versículo 9. Habrán muchos en las iglesias que son considerados hermanos, pero que al final caen en apostasía, demostrando que son reprobados y que nunca fueron verdaderos creyentes, pues el verdadero creyente no pisotea la sangre que fue derramada por Cristo, no teniendo temor a Dios al vivir en pecado y justificando su vida con la excusa de que Cristo murió por sus pecados como si nada.

      Este es un pasaje que enseña la perseverancia de los santos, sino nada más tienes que continuar leyendo el capítulo 6 en donde leemos que los creyentes heredarán la promesa de vida eterna, no porque ellos hubieran hecho la promesa, sino porque Dios fue quien hizo el pacto y por lo tanto es una realidad (Heb 6: 12-20). Aquellos que tan solo han afirmado con la boca que son cryentes pero que pisotean la obra de Cristo, demuestran su reprobación. Para los verdaderos creyentes esto no ocurre, pues el pacto fue hecho por Dios, no por hombres.

      En todo el capítulo podemos ver la perseverancia de los santos en contra de los que no son verdaderos creyentes. No hay que forzar nada para que esto quede claro.

  10. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 14, 2009 3:36 am

    Eduardo
    Creo que sería muy largo el ida y vuelta sobre el tema, pero nuevamente veo que interpretas el pasaje condicionado por una doctrina (la cual creo correcta). Pero justamente eso es eiségesis. Me explicas el porqué de tu interpretación explicando la doctrina de la perseverancia.
    Como alguien muy bien dijo, Charles Spurgeon en su sermón “La perseverancia de los santos” queriendo confirmar la misma doctrina interpreta este pasaje diciendo lo exactamente contrario a lo que tú dices.

    La doctrina es correcta pero alguna de las dos interpretaciones están erradas. O aquí habla de cristianos o no.

    No solo un capítulo, sino que toda la carta les habla a gente al borde la apostasía: “Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos” (2:1); “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (2:3); “Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado” (3:12,13); “Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír” (5:11), y es allí donde viene, luego, el pasaje en cuestión.
    Luego continúa en la misma linea: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados” (10:26), “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?” (10:29), “Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;
    y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige” (12:4,5); “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados” (12:15); “Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros” (12:25), etc, etc, etc, etc……..

    Lee la carta de corrido y verás que toda habla a la misma gente que se encuentra al borde de apostatar y que llega a llamar “hermanos santos” (3:1).

    Con esto no estoy diciendo que un nacido de nuevo pueda apostatar. Vuelvo a decirlo: El problema está en hacer eiségesis influidos por querer confirmar una doctrina correcta.
    La respuesta de Spurgeon, a mi parecer, es más probable, pero ¿tenemos el derecho de decir: “esta es la interpretación correcta y exacta de este pasaje” cuando no está claro?.

    • agosto 14, 2009 4:05 am

      Luis,

      Por supuesto que les llama hermanos! La pregunta es: porqué? Porque están congregandose como iglesia y dicen ser creyentes. Lo que el autor de la epístola hace es una advertencia a aquellos que dicen ser verdaderos creyentes, con respecto al peligro de la apostasía. El que cae en apostasís, dice el autor, demuestra que es un reprobado. Pero, como son hermanos, les recuerda de las promesas que tienen por la promesa de Dios.

      Debemos ver que esto es una advertencia contra aquellos que caen o caerán en apostasía. Por un lado les advierte a aquellos que quieren renunciar a la fe por la persecución de lo que significa verdaderamente este acto, y por otro lado les enseña a los creyentes que no deben extrañarse y pensar que los verdaderos creyentes pueden caer, pues los que caen en apostasía son reprobados, no creyentes.

      Nunca he dicho que el autor afirme que los creyentes puedan caer en apostasía, sino que la advertencia se hace para advertir a los que quieren abandonar la fe, y para dejar una enseñanza a los verdadeross creyentes de porqué alguien que se ha congregado con ellos desecha su fe. No hay eiségesis en mi interpretación, pues claramente el pasaje habla de la preservación de los creyentes a causa de la promesa hecha por Dios mismo.

  11. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 14, 2009 8:57 am

    Eduardo

    Sin duda “es una advertencia”. De eso no cabe duda.
    Pero de ahí a afirmar con tanta seguridad otras cosas….

    Vuelvo a decirlo: Un pasaje dudoso no niega una doctrina verdadera y confirmada por muchos otros pasajes.
    Pero, y te lo digo con todo respeto, una interpretación forzada que se ejerce con firmeza como si fuese canónica no ayuda para defender la fe reformada.

    Qué bueno sería reconocer la dificultad de ciertos pasajes como este y no afirmar cosas que son fácilmente debatibles. Sería sano en nombre de la verdad.
    Ya que está en juego mucho más que nuestro honor a la hora de hacer exégesis. Estamos usando la Palabra de Dios y la estamos enseñando a los demás.
    Hecho por el que debemos temblar antes de afirmar algo con presteza.

    ¿Que podemos dar nuestra opinión en estos casos? Por supuesto. Pero de ahí a decir: “Esta es la correcta”. Cuando para defenderla ya tenemos que incluir conjeturas o suposiciones personales.

    Ejemplo: Tú al explicar el uso de la frase “hermanos santos” (3:1) simplemente te quedaste intencionadamente con la palabra “hermanos” y dijiste: “Por supuesto que les llama hermanos! La pregunta es: porqué? Porque están congregandose como iglesia y dicen ser creyentes”.

    Eduardo: la frase completa es “hermanos santos”. ¿El Espíritu Santo llamará “hermanos santos” a personas no nacidas de nuevo?. Sé que me dirás que le hablaba a hermanos autenticos y a los falsos. Y que justo en ese versículo se refería a los verdaderos. pero para eso ya debo usar suposiciones mías. ¿Qué prueba hay de ello?
    La correcta hermeneutica se basa en pruebas no en suposiciones personales sin pruebas reales y demostrables.

    Mi intención con todo esto es nuestra humildad a la hora de determinar interpretaciones de pasajes como este; que así como no nos gusta cuando ciertas personas fuerzan la interpretación de algún pasaje para apoyar algo, no es saludable que nosotros lo hagamos.

    Como sé que lo sabes perfectamente, la diferencia entre exégesis y eiségesis es que de una manera dejamos que sea la Palabra quien nos hable claramente, y de la otra hacemos que algo nos diga lo que queremos que diga.

    Claramente por el contexto y las palabras utilizadas por el autor en el pasaje en cuestión es imposible afirmar con temor de Dios que le está hablando “a aquellos que dicen ser verdaderos creyentes”.

    En ninguna parte de Hebreos dice tal cosa como para poder constatarlo y afirmarlo. Quita la fe reformada de tu mente por un momento y busca solo que el pasaje te hable y no podrás llegar a tal conjetura.

    ¿Estoy negando la perseverancia?. NO. Estoy diciendo que nada nos permite afirmar que la Palabra dice algo cuando no lo dice claramente.

    Lo veo más sano y humilde reconocer la dificultad y profundizar arduamente hasta llegar, si es posible, a una interpretación exégetica de lo que allí afirma.

    Los pasajes paralelos y la verdadera doctrina de la perseverancia nos llevarán a tener seguridad de que allí no puede estar afirmando que la salvación se pierde. Pero, vuelvo a decir, es erróneo forzar una interpretación por nuestra doctrina (aunque ya sé que volverás a decir que no has forzado la interpretación).
    Y yo volvería a decir que releas el pasaje y verás que con una sincera lectura verás que allí no afirma lo que dices en tu post. Que para llegar a esa conclusión ya debes agregar conjeturas y opiniones.

    Espero que tomes mi opinión comprendiendo el corazón de la misma.

    Un abrazo

    • agosto 14, 2009 12:28 pm

      Luis,

      Por supuesto que tomo a bien tu opinión, pero no concuerdo con ella. Te pongo este ejemplo:

      Yo conozco a mis hermanos en la iglesia. Creo que todos, por lo que he visto, son salvos y que su profesión de fe es verdadera. Pero un día puede que esté predicádoles acerca de la obra de Jesucristo y quizás al final del mensaje les haga la advertencia que les hace el autor de Hebreos: “Tengan cuidado hermanos de no rechazar la fe que tienen; pues si alguien aquí piensa que puede negar lo que Cristo hizo para volver al mundo y luego volver a la iglesia como si nada hubiera pasado, sepa que Dios no tiene espacio para tales hombres. Pero espero algo mejor de ustedes, pues Dios es quien hizo la promesa de que nos daría todas las bendiciones. No fueron ustedes, sino Dios mismo.”

      Esto mismo es lo que está haciendo el autor de Hebreos. Le hace una advertencia a personas que él conoce y trata como hermanos santos en la fe. Pero, cuando enseña acerca de la apostasía, les dice que si inclusive alguno de ellos cae en apostasís, debe saber que nunca fue un hermano, sino, como dice el versículo 8, siempre ha sido reprobado. La perseverancia de los santos la vemos en los siguientes versículos (12 -20) cuando el autor dice que la seguridad de que los creyentes obtengan las bendiciones prometidas a Abraham, no están en que este hombre hubiera hecho un pacto con Dios, sino en que Dios mismo hizo un pacto con Él mismo de salvar a un pueblo. La perseverancia de los santos es la doctrina de que el verdadero creyente perseverará en la fe hasta el final, obteniendo así la vida eterna. Pues, esto es lo que vemos en este pasaje.

      Te pregunto esto: Podía algún apóstol de Cristo luego de Su resurrección haber predicado un evangelio falso??? Era esto posible??? Por supuesto que no! Porqué? Porque sabemos que la Biblia dice que Cristo escogió a estos hombres para esparcir el mensaje verdadero de DIos para salvar a otros hombres (JUan 17) y que Cristo les entregó al Espíritu Santo para que hicieran esto. Pero, aún sabiendo esto, Pablo dice lo siguiente, “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.” (Gálatas 1:8). Esto es una advertencia para la iglesia en Galacia. Pablo quería que supieran que no debían aceptar ningún otro evangelio que no fuera el que ya habían recibido. Pero les hace la advertencia, si aún un apóstol de Cristo tajere otro evangelio, debían considerarlo como maldito.

      Qué debían pensar los gálatas? Que un apostol de Cristo podía traer un falso evangelio? Jamás, pues ellos sabían que Cristo había escogido a estos hombres precisamente para llevar el verdadero evangelio a todos los hombres. Eso no era posible, sin embargo la advertencia de Pablo cabe para enseñarle a esta iglesia la necesidad de seguir el verdadero evangelio y la consecuencia de seguir un falso evangelio.Es lo mismo que hace el autor de Hebreos para enseñar que si alguno de los que él mira como “hermano santo” algún día cae en apostasía, sepan que no debe ser considerado como un creyente que cae, sino como alguien que siempre fue un reprobado.

      Puedes leer comentarios de Calvino, Guzik, MacArthur, Meyer, Arthur Pink, e inclusive Spurgeon, quien dio un sermón de este pasaje llamado “Perseverancia Final.”

      No estoy diciendo que estos hombres estén de acuerdo conmigo, sino al revés. Te invito a leer estos escasos ejemplos para que veas que no cometí el error de eiségesis.

  12. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 14, 2009 2:02 pm

    Eduardo, volvemos a lo mismo.
    Tú vuelves a explicar la doctrina de la perseverancia (la cual creo) en vez de hacer exégesis del pasaje.
    Tú me vuelves a explicar esta doctrina y solo eso. No estás yendo al pasaje para INTERPRETAR LO QUE ALLI DICE. Y esto debido a su grado de complejidad.

    Justamente el caso que mencionas, el de Charles Spurgeon, como anteriormente te decía, en su sermón “La perseverancia de los santos” dice todo lo contrario a lo que tú dices. El dice que sin lugar a dudas se trata de cristianos. Que no hay manera de que se trate de gente no nacida de nuevo.
    Pero finalmente, gracias a la doctrina de la perseverancia, llega a la misma conclusión que tú (que no se puede perder la salvación).

    Lo que estamos hablando, vuelvo a decirlo, no es si la doctrina de la gracia es correcta o no (la cual en parte me volviste a explicar usando un pasaje de Hebreos).
    De lo que SÍ estamos hablando es puntualmente:

    -Este pasaje habla de No cristianos o de cristianos cuando habla de “iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero”.

    -¿En qué nos podemos basar para determinar esto?

    -Si habla de cristianos ¿por qué usa términos como si pudieran perder la salvación cuando el resto de la Palabra dice lo contrario (Spurgeon se dedica a explicar esto en el sermón antes citado)?.

    -Si habla de no nacidos de nuevo ¿por qué el escritor los llama “hermanos santos” (3:1), que estos habían “recibido el conocimiento de la verdad” (10:26), que “en la sangre del pacto fueron santificados” (10:29), que nuevamente vuelve a decir que fueron “iluminados” (10:32), que el escritor les asegura su “perdurable herencia en los cielos” (10:34), que en su constante exhortación de no deslizarse, el escritor los insta diciendo: “retengamos nuestra profesión” (4:14). No les dice: “Hagan una verdadera profesión” o “conviertanse de verdad”. Sino “retengamos nuestra profesión”. Y luego vuelve a decir: “cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin” (6:11)?. En tus últimos comentarios has querido explicar esto.

    -Ya sea para llegar a la conclusión clara de que se trata de nacidos de nuevo o no, las herramientas de la hermeneutica nos serán muy útiles (estas son las que veo que se violentan con el afán de confirmar una doctrina la cual ya dije que creo).

    -Si leemos toda la epístola a los Hebreos nos encontramos con que en su mayoría se les exhorta porque están al borde de la apostasía:
    “Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos” (2:1); “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (2:3); “Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado” (3:12,13); “Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír” (5:11), y es allí donde viene, luego, el pasaje en cuestión.
    Luego continúa en la misma linea: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados” (10:26), “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?” (10:29), “Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;
    y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige” (12:4,5); “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados” (12:15); “Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros” (12:25), etc, etc, etc, etc……..

    ¿No sería más fácil decirles: “Los predestinados perseverarán y los no predestinados no lo harán”? ¿Por qué reflejar tanto temor a la no perseverancia y llegar a decir “Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros” (12:25)? Mas bien sería: “Hermanos, los que perseveran son hijos de Dios y los que no, no lo son” (cosa que sí hace claramente Juan, por ejemplo en 1 Juan 3:9,10).

    Con respecto al ejemplo de Gálatas no es precisamente un buen ejemplo ya que Pablo en reiteradas veces usó la Palabra FALSOS apóstoles. Y no solo eso.
    ¿Un nacido de nuevo puede desviarse un tiempo y hacer o enseñar algo equivocado? ¿Acaso el mismo Pablo no reprendió a Pedro y quedo reflejado en la misma carta a los Gálatas?.

    Nos quejamos de la inseguridad constante de salvación que tienen los arminianos y nos llenamos la boca de nuestra seguridad de salvación. Pero luego una persona que ha sido “iluminada, ha gustado del don celestial, y fue hecho partícipe del Espíritu Santo, y asimismo gustó de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero”, y “en la sangre del pacto fue santificado” (10:29) ¿le decimos que aun puede no ser nacido de nuevo?.

    ¿Eso es seguridad de salvación? ¿Hasta el último latido del corazón la persona no puede saber si es salva si no llega a ver que ha perseverado? ¿Eso es seguridad de salvación?
    Vuelvo a decir que Spurgeon teniendo la misma fe reformada dice que estos de Hebreos eran nacidos de nuevo.

    Te pido que no me vuelvas a explicar la doctrina de la perseverancia de los santos usando este pasaje. Sino ¿en que basas que estos no eran cristianos? ¿En que los nacidos de nuevo no pueden apostatar o a través de alguna herramienta de la hermeneutica este pasaje lo refleja sin discusión?.

    • agosto 15, 2009 12:55 am

      Luis,

      Como lo expongo en mi entrada se está refiriendo a no cristianos. Lee la entrada y verás porque.

  13. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 15, 2009 4:32 pm

    Sí, Eduardo, he leído tu entrada. Y dicen que “para muestra basta un botón”.
    Cuando Hebreos dice que “fueron hechos partícipes del Espíritu Santo” tú expones:
    “La palabra griega para ‘partícipes’ es methochos (μετοχος),…. La palabra aquí se refiere a algo que es externo más que interno”.

    No solo tienes que tener cuidado cuando usas el Strong en inglés y luego lo trasladas al castellano (ya que la palabra en castellano se lee “métojos” no “methochos”) sino que en el mismo Strong, como describiste, lo explica como “asociado, compañero, partícipe”.
    Y el muy respetado diccionario BDAG nos dice que es la misma palabra que utiliza el autor de Hebreos para decir que “somos hechos PARTICIPANTES de Cristo” (3:14).

    ¿Se refiere el escritor de Hebreos a que “somos PARTICIPANTES de Cristo” como “algo que es externo más que interno”?.

    Y el “Thayer’s Greek-English Lexicon of the New Testament” usa la palabra “comunión” para describir “”métojos”.

    Eduardo, de ningún modo quiero pensar que amas más la doctrina que al Señor mismo. Pero ¿es agradable delante del Señor que corramos con las palabras raudamente para que encajen con la doctrina, aun sin detenernos a mirar con diligencia y honestidad si verdaderamente es lo que allí dice?
    ¿Amamos más la doctrina que defendemos que a Dios mismo?

    Mi intención en todo momento ha sido nuestra humildad en pasajes como este y nuestro temor a Dios ante Su Santa Palabra.

    ¿Ante una dificultad en la interpretación de Su Palabra es suficiente, delante del Señor, correr al libro de fulano y quedarnos tranquilos porque allí dice que el significado es tal y tal?

    ¿Es suficiente que tal hermano que respetamos mucho lo afirme para que al enseñarlo estemos seguros que no estamos enseñando un error que nos deja tranquilos porque apoya nuestra doctrina?

    Confirmo nuevamente que creo en la doctrina de la preservación de los santos, la cual amo defender pero no pagando el precio de quedarme tranquilo con una interpretación bíblica que si no estuviera obnubilada por una doctrina no estaría de acuerdo.
    Me imagino que tú tampoco, por lo que la intención de tanto comentario fue apelar a esto.

    Un abrazo

    • agosto 15, 2009 5:11 pm

      Luis,

      El hecho de que hayan sido participantes del Espíritu Santo no quiere decir que fueran poseedores del Espíritu Santo. Ellos participaron de las actividades del Espíritu Santo, por ejemplo, de sus milagros (Heb 2: 4); y en su iluminación del Dios verdadero. Esto no quiere decir que hayan sido participes de la salvación de Cristo, sino que vieron las cosas hechas por el Espiritu Santo y fueron participes de estas cosas. MacArthur lo explica muy bien.

      Ahora, si hay un pasaje difícil de interpretar, cuál debe ser el trabajo del estudiante de la Biblia? Saber que la Biblia interpreta la Biblia. Entonces, si creemos que este pasaje está enseñando que los cristianos pueden perder su salvación, debemos ir a la Biblia e investigar si esto es posible. Qué nos dice la Biblia? No! Un creyente nunca puede perder su salvación. Creo que la interpretación que he dado de este pasaje está de acuerdo con esta enseñanza y no creo haber forzado mis creencias, sino que he tratado de estudiar lo que el autor de la epístola quizo explicar a su audiencia original.

  14. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 15, 2009 5:49 pm

    Nada, querido Eduardo. Creeme que los comentarios fueron con la intención antes mencionada.

    ¿Existirá la posibilidad de que por momentos descuidemos la honestidad y fidelidad delante de Dios por amor a tal doctrina?
    Spurgeon y Calvino disienten en que uno dice que estos eran cristianos y el otro dice que no. Pero luego llegan a lo mismo: No se puede perder la salvación.
    La Biblia explica la Biblia. Sí. Pero con el ejemplo de estos dos hombres ves como uno interpretó mal. Los dos no pueden tener razón. Ahí es donde digo: “Amo defender la doctrina de ‘la perseverancia de los santos’ pero no pagando el precio de quedarme tranquilo con una interpretación bíblica que si no estuviera obnubilada por una doctrina no estaría de acuerdo”.

    ¿Existirá la posibilidad de que por momentos en vez de ir a él por la interpretación de la Palabra que inspiró confiemos más en fulano de tal?

    ¿Existirá la posibilidad de que por momentos creamos que con estar de acuerdo con la doctrina correcta es suficiente?

    ¿Existirá la posibilidad de que por momentos dejemos de depender con temor y temblor del Espíritu Santo para afirmar algo con absoluta certeza delante de los demás porque esto lo afirma Calvino, Pink, Tozer, Spurgeon o el que sea?
    ¿Le agradará esto a Dios?
    Por supuesto no digo que no aprendamos de ellos. Dios sabe cuanto le agradezco por permitirme conocer sus escritos.

    ¿Estamos obligados a tener respuestas absolutas del 100% de todo lo que dice la Palabra porque sino nuestra doctrina es incorrecta?

    Gracias por toda la conversación, un abrazo

  15. Luis Rodas Enlace permanente
    agosto 15, 2009 6:36 pm

    Cuando tengas tiempo visita la pagina de la Iglesia. Acepto gustoso correcciones de tu parte.
    Esta es la sección de predicaciones:
    http://www.casadeoracionmadrid.com/Predicaciones.html

    Bendiciones

  16. abril 27, 2011 10:35 pm

    Permitanme dar mi humilde opinión entre tantos erudicto aquí. Y veamos diferentes citas biblica que enuncian el perdon y la misericordias de Dios para todos, claro sin contradecir lo expuesto en tu post; más bien haciendo una aclaración según la palabra misma.
    Yo creo que Dios es un Dios de amor y misericordia, porque fijense cuando le dice a mas de una de las iglesias en apocalipsis arrepientete a pesar de tener una pocas cosas contra ellas cuando estas hacían muchas cosas agradables a Dios.

    Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.
    5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.
    Apocalipsis 2:4-5

    Y a esta otra iglesia tambien la manda a arrepentirse
    13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.
    14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.(A)
    15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.
    16 Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

    Miremos este otro ejemplo;
    2 Timoteo 2:24-26 (Reina-Valera 1960)
    24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;
    25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,
    26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

    Otro versiculo más donde Jesús dice todo pecado es perdonado menos la blasfemia contra el Espíritu Santo
    Mateo 12:31 (Reina-Valera 1960)
    31 Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.

    Y veamos lo que dice pablo a los galatas cuando alguien cae en pecado como debe restaurarsele.
    Gálatas 6:1 (Reina-Valera 1960)

    Gálatas 6
    1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.

    Pero le dice a timoteo q si se limpia de cosas mala será honra para Dios tambien
    2 Timoteo 2:20-21 (Reina-Valera 1960)
    20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles.
    21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

    o sea es una exhortación a apartarse de las cosas malas a las personas q la practican o sea el pecado. Que se arrepientan genuinamente no para salir del paso.

    Veamos este otro :
    1 Juan 2:1 (Reina-Valera 1960)
    1 Juan 2
    Cristo, nuestro abogado
    1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

    Dios les bendiga y saquen sus propias conclusiones guiados por el Espíritu Santo para el bien de todos.

  17. LUIS EDUARDO Enlace permanente
    junio 15, 2011 8:35 am

    QUERIDO EDUARDO, TE FELICITO EN EL NOMBRE DEL SENOR, PORQUE A TRAVEZ DE TODA LA CONVERSACION QUE HAS TENIDO CON EL TAL LUIS SE HA NOTADO TU FORMACION SANTA EN LA DOCTRINA DE DIOS Y TU HUMILDAD AL EXPLICAR SOBRE ESTOS VERSICULOS DE HEBREOS Y SE NOTO LA GUIA DEL ESPIRITU SANTO EN TODA TU EXPLICACION. MIENTRAS QUE EL TAL LUIS EN TODO MOMENTO HA DEMOSTRADO QUE LO UNICO QUE EL QUIERE Y QUERIA ERA DEMOSTRAR LO QUE EL SABE Y TODO LO QUE SEGUN EL, HA ESTUDIADO. CREYENDO SER SABIOS SE HICIERON NECIOS DICE LA PALABRA DE DIOS, Y ESO LO DIGO PORQUE EL ESPIRITU TE GUIA A TRAVEZ DE LO VERDADERO Y DE LO FALSO. Y LEYENDO TODO LO QUE EL ESCRIBE NO SE SIENTE EN LO MAS MINIMO EL AMOR SANTO PURO DE DIOS, SINO UN EGOCENTRISMO Y GANAS DE DEMOSTRAR SU SAPIENSA HUMANA SIN NINGUN INDICIO NI APEGO A LO SANTO, REFIRIENDOSE A LA PALABRA DE DIOS, PERO BUENO SOLO EL Y DIOS SABE SU CORAZON Y PUES QUIZA LO DICHO POR EL ESCRITOR DE HEBREOS EN ESTE PASAJE SEA EXACTAMENTE PARA EL, EL TAL LUIS, HAY UNA PALABRA CLAVE ALLI QUE NO TOMO EN CUENTA Y QUE QUIZA LE DE UN POCO DE LUZ PARA ENTENDER LO QUE TU ESTABAS EXPLICANDO, Y ESA PALABRA ES “HOY”. “MIRAD HERMANOS QUE NO HAYA EN NINGUNO DE VOSOTROS CORAZON MALO DE INCREDULIDAD…….ENTRETANTO QUE SE DICE “HOY” PORQUE LO DICE? PORQUE “HOY” ES EL DIA DE SALVACION, SI NO ERES SALVO “HOY” ES EL DIA DE SALVACION. BUENO DIOS TE BENDIGA EDUARDO Y SIGUE ASI QUE ERES DE MUCHA BENDICION PARA LOS QUE TE LEEN. Y OREMOS POR LUIS PARA QUE DIOS LE DE HUMILDAD Y NO SE BASE EN SUS ESTUDIOS Y PALABRAS DE DOMINGOS QUE PARA SER SALVOS NO SE NECESITA PALABRAS DOMINGUERAS NI ESPECIALES, DIOS NOS AMA POR LO QUE HAY EN NUESTRO CORAZON Y DICE SUS PALABRA QUE POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS. VERDAD QUE SI MI AMIGO LUIS?

  18. abril 2, 2012 11:39 pm

    El texto en griego, parece tener una traduccion distinta, y reina y valera, en la vulgata, transpazaron la mala traduccipn al resto de las traducciones.
    “La explicasion sin embargo, esta bien. El texto – al parecer queria decir que no exponieran al hermano caido a la verguenza publica, porque es imposible volver a crucificar a cristo.
    Latraduccipn completa sin embargo solo ambia el hecho de que no a.consejaba aplastar al hermano que renoega la fé

  19. octubre 22, 2012 3:44 pm

    mis dudas están claras la biblia no puede contradecirse Dios les guarde

  20. diciembre 18, 2013 9:49 pm

    Hermanos, Dios les bendiga, entendi la mayor parte del estudio pero aun no entiendo porque dice entonces en Apocalipsis 22:19 que “quitara su parte en el libro de la vida”

  21. Erick Mercado Enlace permanente
    enero 10, 2014 1:25 am

    BENDICIONES !! ESTE ES EL GRAN PROBLEMA CON ESTE PASAJE

    -unos quieren probar: que la salvación no se pierde porque de los que se habla no eran Cristianos-

    -unos dicen que que la salvación no se pierde porque de los que se hablan SI son cristianos y es imposible volverlos a renovar para ya fueron renovados

    -otros dicen que la salvación se pierde porque ellos eran cristianos y se apostaron

    -otros dicen que la salvación se pierde , y ya no se puede volver Arrepentirse

    estas 4 opiniones vienen de Calvinistas y Arminianos , y es aquí donde se hace el problema, porque son 4 diferentes puntos de vista por lo menos 2 opiniones de las de arriba surgen del mismo grupo de interpretación .

    pero quiero dar mi humilde opinion al respecto con respecto a la Salvacion

    1- la salvacion es Eterna
    2- la salvacion solo puede ser activada con la fe ( creyendo )
    3- la salvacion deja de ser efectiva en las personas , cuando la desactivan , y la única manera de desactivarla es , dejando de creer lo que un día creyeron ( la biblia llama a esto Apostacia)
    4- Sabiendo el punto #3 los términos , ganar o perder , no existen en la salvación , solamente Activando( fe) , y desactivando( apostacia)
    5- Cuando interpretamos estos pasajes las Escuelas de interpretación, Calvinistas y Arminianos se dejan a un lado , porque al fin y al cabo no es una escuela es el Evangelio.

    Nota: cuando también leemos la palabra no hay que pasar en alto la gramática del texto Primera personas y Terceras Personas por ejemplo :
    Heb 6:4 Porque es imposible que ( LOS ) (TERCERA PERSONA) que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo

    Heb 6:9 Pero en cuanto a (Vosotros,) ( primera personas , a los cuales estaba diciendo la carta) oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así.

    Hobiamente los del versiculo 6:4 no son los mismos que Los del 6:9

    habiendo dicho esto : si mi humilde opinion les sirve de algo para volver a leer el pasaje que el hermano Eduardo trajo como estudio , que por cierto es muy buen estudio. talves mi opinion sirva para su interpretación

Trackbacks

  1. Hebreos y la Seguridad de la Salvación « Ministerio Pasion Por Dios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.027 seguidores

%d personas les gusta esto: