Skip to content

Matrimonio: El Divorcio

junio 26, 2007

Esta es la última entrada de esta serie con respecto al tema del matrimonio. Volviendo un poco atrás, recordaremos que analizamos que Dios fue el que formó el matrimonio con un propósito. Dios junto a Adán y a Eva, con roles específicos dentro del matrimonio, con el fin de que desde un principio se viera reflejado Cristo y su relación con Su Iglesia. Vimos como en el matrimonio, el hombre asume un rol, el cual es otorgado por Dios, en el que es la cabeza del hogar, con una responsabilidad muy grande, y por el cual Dios mismo lo va a llamar a cuentas el día del juicio. Este rol además incluye el amar a su esposa, esa mujer que Dios le dio para que la amara, y hacerlo de la misma manera en que Cristo ama a Su Iglesia. Y or lo que vemos en la Biblia, Cristo dio su vida por la iglesia. Ese es el amor que debe tener un esposo por la esposa que Dios le dio. Por otro lado, la mujer tiene un rol de sumisión, aprendiendo de la sumisión que Cristo asume con el Padre. Cristo vino a la tierra a cumplir con la voluntad del Padre (Lucas 22: 42). Así mismo la mujer debe someterse a su marido, porque ese es el rol que Dios le dio a su mujer. Pero también hablamos que esa sumisión debe darse únicamente a un marido que es temeroso de Dios; a un marido que la ama como Cristo amó a su iglesia. Estos roles, como analizamos, son dados por Dios para nuestra santificación, y para eso pudimos leer como a Eva, Dios le dice en Génesis 3: 16:

A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Cuando analizamos cuidadosamente este pasaje, vemos algo muy importante, que nos queda más claro cuando vamos unos versos más atrás en Génesis 3: 2-6. Eva fue la que fue tentada por el diablo. Fue Eva la que dio del fruto a Adán. Fue por Eva que Adán pecó. No estoy diciendo que Adán no es culpable, ya que él mismo desobedeció con varios mandamientos de Dios, es decir, estar con su mujer siempre como esposo y luego comer del fruto. El pasaje de Génesis 3: 16 lo entendemos mejor si cambiamos una palabra, veamos:

A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, mas él se enseñoreará de ti.

La palabra que cambiamos, en hebreo puede significar y ó mas/pero. Si hacemos ese cambio, podemos ver más claramente que Dios le dice a la mujer que el deseo de ésta será gobernar a su marido, pero Dios pondrá al hombre a gobernar a su esposa. Porqué Dios hace esto? Miles de conclusiones podríamos sacar, pero mejor nos quedamos con el hecho de que Dios puso al hombre como cabeza del matrimonio, a pesar de que la mujer deseara estar sobre el marido. Dios entonces nos provee de roles específicos a cada uno de los miembros de la pareja, de acuerdo a su infinita sabiduría, y con el único fin de que Cristo sea representado fielmente. Y esto es clave para lo que vamos a discutir en esta entrada. Hoy vamos a analizar el pasaje que encontramos en Marcos 10. En este capítulo, podemos encontrar a unos fariseos que se acercan a Cristo, quien anda con sus discípulos. Los fariseos piensan tentarle, para ver en que pueden encontrar en error a Cristo para matarle. Los fariseos se acercan a Cristo con una pregunta muy interesante. Leamos:

Y se acercaron los fariseos y le preguntaron, para tentarle, si era lícito al marido repudiar a su mujer. El respondiendo, les dijo: Que os mandó Moisés? Ellos dijeron: Moisés permitió dar carta de divorcio, y repudiarla. Y respondiendo Jesús, les dijo: Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento; pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.” Marcos 10: 2-8

Los fariseos se acercan a Jesús pensando que pueden engañarle para que diga que es lícito para el marido repudiar a su esposa. Cristo, como vemos en el verso 3 les pregunta acerca de lo que escribió Moisés en Deuteronomio 24: 1-4. Pero Cristo va más allá, y les explica algo que Moisés también escribió en Génesis, acerca de lo que dijo Adán, en Génesis 2: 24. Jesús los regaña y les hace ver que lo que escribió Moisés en Deuteronomio se debió al pecado que había en el corazón del hombre y la mujer. Es decir, Dios dio el mandamiento del divorcio en respuesta al corazón malvado del hombre, que en su pecado repudiaba a su mujer, y la dejaba por otra. Pero Jesús continúa la respuesta con lo que dijo Adán, y que fue redactado por la mano de Moisés en Génesis 2: 24: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Cristo, entonces, les deja ver que el mandato de Dios sigue en pie. El hombre se unirá a su mujer; esa mujer que Dios le dio, para ser una sola carne y no separarse jamás. Cómo sabemos esto, por lo que Jesús dice en el verso 9:

Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.” Marcos 10: 9

Creen ustedes que este verso en poderoso? Debe temblar el hombre que piensa que puede separarse de su mujer, pues Dios fue quien unió al esposo con su esposa, y por lo tanto NINGUN hombre está en el derecho de romper ese vínculo. Debe temblar el hombre que promulga el divorcio? Debe temblar el hombre que se jacta en el divorcio? La respuesta es un rotundo sí.

y se sabe que es hombre y que no puede contender con Aquel que es más poderoso que él.” Eclesiástes 6: 10 Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y El hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: Qué haces?” Daniel 4: 35

Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.” Efesios 5: 6

La Biblia es clara de que aquellos que desobedecen las ordenanzas de Dios serán castigados. Por ello todos aquellos que han dejado a su esposa o a su marido, deben arrepentirse de todo corazón, ya que de lo contrario la ira de Dios está puesta sobre esas personas. Pero veamos que más le dice Jesús a sus apóstoles luego de dejar a los fariseos e irse a la casa a estar a solas con sus discípulos:

En casa volvieron los discípulos a preguntarle lo mismo, y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.” Marcos 10: 10-12

Por lo que vemos en este pasaje, aún los discípulos no entendían lo que Jesús le había respondido a los fariseos. Pero entonces Jesús les responde claramente: Aquel que deje a su esposa y se case con otra comete adulterio y eso es pecado, lo mismo para la mujer (parafrase personal). Claramente Jesús les enseña a los discípulos y a nosotros también que aquel que se divorcia comete pecado contra Dios. Pero en que se basa ese pecado? Creo que se basa en dos preceptos muy importantes. Primero, es una orden de Dios que el hombre se una a la mujer que El le dio y sean una sola carne para toda la vida (Génesis 2: 24). Nadie puede separar lo que Dios unió. Es importante ver que la mano de Dios se mueve en la vida de cada uno de nosotros, a pesar de que no veamos claramente la voluntad de Dios en nuestras vidas. Dios nos hizo con sus propias manos. Él nos conoce mejor que nosotros mismos. Él entonces, nos da una vida específica. Todo lo que ocurre en nuestras vidas es por la voluntad de Dios (Mateo 10: 29). Ppor lo tanto, Dios nos da una esposa, para que seamos con ella una sola carne. Y si Dios nos unió, que derecho tiene el hombre de separarlo? Segundo, y creo de igual relevancia, es que debido a que Dios creó el matrimonio para que representaramos la unión entre Cristo y Su Iglesia, entonces con el divorcio ensuciamos esa representación. Porqué? Porque Cristo murió por nosotros; dio su vida por aquellos quienes le entregó su Padre en su mano; por aquellos que nunca podrán ser arrebatados de su mano (Juan 10: 27-29; 6: 39). Es pecado separarse de la persona que Dios le puso como esposo(a) a una persona, ya que Cristo NUNCA repudia a Su Iglesia. Es pecado, porque Cristo NUNCA abandona a Su Iglesia. Es pecado porque Cristo NUNCA le es infiel a Su Iglesia. Cristo dice:

Todo lo que mi Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, NO le echo fuera.” Juan 6: 37

El que come de mi carne y bebe mi sangre, en mí PERMANECE, y yo en él. Juan 6: 56Si fuésemos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo. 2 Timoteo 2: 13

Esa es la promesa de Cristo para Su Iglesia: Sernos fiel hasta su segunda venida, cuando seremos resucitados y transformados y glorificados, con el propósito de entrar en el cielo y alabar y glorificar a Dios por toda la eternidad ( Juan 17: 3). Entonces, pueden ver la seriedad con la que debemos ver y entender el divorcio. Si nos divorciamos, quiere decir que desechamos las ordenes de Cristo, y el que le ama, sigue sus mandamientos (Juan 14: 15). Esa es la seriedad del divorcio: Ensuciar aquello que Dios creó para representar a Cristo y su amor por la Iglesia.De nuevo, aquellos que no se han arrepentido, deben pedirle a Dios que les regale el don del arrepentimiento por su pecado (Hechos 11:8; Romanos 2: 4; 2 Corintios 7: 9-10), pero sabiendo siempre que Cristo murió por nuestros pecados, para que fuesemos salvos a través de Él. Él nunca nos abandonará, si en realidad le hacemos el Señor de nuestra vida. Amén.

About these ads
8 comentarios leave one →
  1. AMRAFEL CISNEROS permalink
    abril 30, 2008 5:34 pm

    pues, que dire hermano yo hace 10 años he tenido problemas con mi esposa a veces he pensado divorciarme, ahorita estamos separados, y le pido perdon al señor asi mismo oro por la restauracion de mi hogar, pero esto es algo que debemos esforzarmos con todo nuestro corazon para poder encontra el amor de Cristo y asi poder amar a mi esposa, obedeciendo las Ordenes de Dios.

    gracias hermanos. he entrado en refelxion.

  2. maricarmen permalink
    mayo 15, 2012 7:06 am

    entonces que debo hacer esperar que mi esposo deje a la otra persona y algun dia regrese al hogar..y si nunca se arrepiente..ya tenemos 2 años y medio de separados..se que para el Señor no hay nada imposible..pero hasta cuando tendre que esperar?…y si nunca se arrepiente? estoy condenada a quedarme sola? desde que nos separamos jamas me ha enviado mensaje alguno..yo he intentado comunicarme con el..pero nunca me contesta ni siquiera el tel..como si yo hubiera sido la adultera…..

    • mayo 15, 2012 12:03 pm

      Maricarmen,

      Lee los dos escritos en los que has comentado. Claramente vemos en la Escritura que una de las causas permitidas para el divorcio es el adulterio y por lo tanto la victima si así lo siente podría divorciarse y volverse a casar. Esta era la manera del AT y lo mismo que Jesús enseñó. Bendiciones.

  3. maricarmen permalink
    mayo 16, 2012 3:32 am

    hola Eduardo..coincidentemente hoy mi pastor me envio un email. donde me dice que mi esposo fue a verlo para que intervenga sobre el divorcio..es decir ya no existe ninguna esperanza de reconciliacion…ni siquiera quiere verme cara a cara. eso le comento a mi pastor…pero a pesar de todo todavia duele un poco….pero creo que ya es tiempo de recuperar mi libertad y soltar lo que ya se rompio hace mucho..que opinas…gracias por tus respuestas. quiero decirte que tengo 50 años y por eso quiza me duele mucho…mi esposo tiene 60 y aun predica la palabra porque su pastor se lo permite……a veces he deseado ver la justicia de mi Señor…pero quiza esta es la oportunidad de mi Dios de continuar y sanar mi corazon totalmente. y dejar de esperar…

    • mayo 16, 2012 5:16 am

      maricarmen,

      Lo primero que debo decir es que tu esposo puede profesar ser cristiano y puede estar predicando en una iglesia, pero sus frutos demuestras claramente que no conoce a Cristo. Ningún cristiano podría violentar el mandamiento de “no disolver lo que Dios ha unido,” tan fríamente. Y es peor para el pastor que le ha permitido predicar a un hombre que debería haber sido puesto en disciplina eclesiástica y si no hay arrepentimiento entonces haber sido echado fuera de la iglesia y tratado como a un gentil. Lo que debes tener claro es que el Señor está con los que le buscan. Él no desampara a la víctima, especialmente si esa persona es un hijo Suyo. Él vengará! Y hay de aquel que haya osado maltratar a uno de los Suyos. Según Cristo, tú tienes el derecho de divorciarte de él y de volverte a casar. Esta nunca es la opción que buscamos, pues siempre se busca la restauración del matrimonio, pero cuando no es posible, la víctima debe saber que no hay pecado en divorciarse por causa de adulterio y además que tiene el derecho divino de volverse a casar.

  4. maricarmen permalink
    mayo 16, 2012 5:09 am

    yo creo firmemente siempre que el divorcio es abominacion a Jehova. lo dice en malaquias…y es por ello que yo me aferre a esa palabra…que debo hacer..la carne se revela el se va a poder casar con otra mujer…yyo? si tu me preguntaras te quieres divorciar yo te diria que no…
    deseo con todo mi ser hacer la voluntad de Dios..pero siempre tuve miedo acabar mis dias en esta tierra de peregrinar sola….en verdad esa sera la voluntad de Dios?. tu que piensas…
    me duele todo esto….pero con todo mi corazon deseo tener aun la gracia y el favor de mi Señor..tener paz y gozo con todo esto..que el Señor interviniera…ya mis hijos son mayores y yo vivo sola y aunque estoy tomada de El. confienzo que tengo un poco de temor..todo este tiempo he vivido en santidad..he esperado.al principio de la separacion ingrese a un insituto biblico (ESTANDARTE DE LAS NACIONES) para poder superar el dolor de la perdida y vivir creyendo en su promesas y conocerle mas a El, de sus bondades y misericorcias..ha veces he esperado una señal de mi Señor de cual debe ser mi proceder. divorciarme o no.y seguir casada como lo dice el Señor para toda la vida…lo que Dios unio el hombre no desune….pero? lo debo permitir? debo firmar?

    • mayo 16, 2012 5:17 am

      maricarmen,

      De nuevo te insto a volver a leer las entradas para que entiendas que Cristo da el permiso para divorciarse por causa de adulterio.

      • maricarmen permalink
        mayo 16, 2012 5:22 am

        gracias Eduardo…creo firmemente que el Señor ya ha contestado..y a pesar de que yo le he pedido que pase esta copa amarga delante de mi…se hara su voluntad no la mia…y solo me resta esperar en el..te agradezco infinitamente tu atencion….Dios te bendiga al ciento por uno..abundantemente. un abrazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.083 seguidores

%d personas les gusta esto: